Conflicto Magisterial, Psicoanálisis y la horda primitiva Nuño-Peña

Escribe: José A. Lara Peinado

El odio desatado contra los maestros va mucho más allá de lo que ilusoriamente Peña Nieto y Aurelio Nuño llaman ley, mucho menos les interesa el tema de lo educativo, si de verdad les interesara se hubiese construido en conjunto con los profesionales de la educación que son los Docentes una verdadera Reforma Pedagógica, sin embargo su Megalomanía no les permitió partir de un principio de Realidad, bien por el contrario, desde sus más primitivas fantasías de poder, elaboraron un mediocre documento Administrativo Empresarial que nada tiene que ver con las diversas realidades de las Escuelas de Educación Básica en el país.

Cuando Refiero que Peña y su alter ego Aurelio Nuño tienen de entrada un serio conflicto con la realidad aderezado con delirios de grandeza bastante patológicos me refiero básicamente a que estos sujetos no dicen nada acerca del estado material que guardan miles de escuelas de este país, tampoco del por qué se gastan 6 veces más en evaluar a los maestros que en formarlos, y que quien realiza las evaluación es una empresa particular llamada CENEVAL, la misma que aplica los exámenes a la policía, lo peor del caso es que nadie evalúa a los evaluadores, tampoco se refieren a que el Estado se gasta 30 pesos al día por alumno normalista rural, mientras el ejército se gasta 200 pesos para comida y limpieza de un caballo, hablan de que quieren maestros bien preparados en el tema educativo, pero el Secretario de Educación en su vida a dado clases y carece del perfil Pedagógico, critican la asignación de plazas pero los Secretarios de Educación son elegidos por dedazo, no hablan por ejemplo en ninguna parte de su documento administrativo que ellos llaman Reforma Educativa de ninguna teoría Pedagógica, son tan cínicos que en su documento refieren textualmente que quieren que los niños en este país ADQUIERAN EL CONOCIMIENTO, HABILIDADADES Y DESTREZAS, que traducido a la luz de lo cognitivo-constructivista, representa un retraso brutal en el desarrollo del pensamiento complejo, en términos más claros, los niños y los jóvenes tendrán la habilidad y la destreza de conducir una moto para entregar una pizza en 30 minutos, sin embargo carecerán de elementos cognitivos para producir conocimiento y crear tecnología, en tanto la habilidad y la destreza son de las competencias más silvestres en el ser humano, de eso y mil cosas más no hablan, y es aquí en donde recordamos los textos de Freud en relación a aquello que en su momento llamó renegación, sobre todo en la estructura del Perverso.

El asunto se complica todavía más, tenemos a sujetos con delirios de grandeza, sostenidos desde principios de fantasía y que una y otra vez reniegan de la ley, se burlan de ella, la usan desde su perversión para matar, encarcelar, reprimir, humillar, sodomizan todo lo que tocan, por eso hablan tanto de la ley, sus discursos en cadena nacional nos hacen recordar los discursos de Hitler, Stalin, Pinochet, Ordaz, entre otros, estos sujetos hablaban de legalidad y en nombre de eso violaban, asesinaban, sin embargo no eran razones legales o de justicia las que motivaban su perverso deseo, lo hacían simplemente porque les gustaba matar, las pulsiones más primitivas afloraban, se desataba en ellos su verdadero deseo reprimido que encontró en el poder la posibilidad de expresarse. Lacan lo dijo mejor: es el deseo el que precede al objeto, estos sujetos como ya se había advertido en artículos anteriores guardan un siniestro deseo de matar, de sangre, de provocar dolor.

Lo que le están haciendo a los docentes del país, es una forma de asesinato en lo simbólico y en lo real, en lo simbólico los medios se han encargado de funcionar como espejos delirantes de los desequilibrios de aquellos que aprobaron esta Reforma, es decir, linchan mediáticamente las 24 hrs del día a los docentes, los descuartizan con sus comentarios, burlas y sarcasmos, en lo Real la triada Peña-Nuño-Chong, no tiene el más mínimo pudor de mostrarse, por eso mandan tanquetas, policías, golpeadores, infiltrados, a matar, humillar y reprimir a los maestros, cada maestro golpeado, asesinado o humillado es para Nuño-Peña una especie de trofeo, del mismo modo que el falo era un símbolo de poder del hombre pre-histórico; un ejemplo, son los Psicópatas, no matan por matar, asesinan a quienes consideran representaciones del poder, en este caso a los maestros.

Por eso la situación es grave, no es asunto de Educación y legalidad, como lo plantean Nuño-Peña es un asunto de sujetos que han involucionado Psíquicamente, sujetos que han regresado a la horda primitiva y están dispuestos a devorar y a descuartizar a todos aquellos que atenten contra su delirio, a todos aquellos que sanamente quieran escapar de su patológica influencia, llámense maestros, estudiantes normalistas, médicos, obreros, ingenieros, niños, niñas, madres de familia, como dice Freud, estamos como el gusano de seda en su capullo y dios sabe que bestia pueda salir de ahí, la bestia ya salió y es claro qué clase de bestia es.

  1. Psicoanalista José Antonio Lara Peinado.

larainvestigador@hotmail.com

Ha trabajado los últimos 7 años atendiendo a pacientes esquizofrénicos graves en diversas instancias, autor de los libros y las investigaciones, “Psicoanálisis del poder en México”, “El Mal-Estar Docente”, “Cómo trabajar con niños agresivos inmersos en la Violencia”, “La farsa de la Reforma Educativa en México”, “El tratamiento Psicoanalítico de la esquizofrenia”, etc.

 

Anuncios

Dios ha muerto

Escribe: Carlos A. Moreno De la R.

.

imagen de ultradownloads.com.br

imagen de ultradownloads.com.br

.

Dios ha muerto ¿Cuáles son las implicaciones en la subjetividad del ser humano de esta frase de Federico Nietzsche? ¿Qué repercusiones tiene ese grito nietzscheano en las interacciones del sujeto con el otro?

El sujeto se detenía ante la sentencia: “Pórtate bien sino Dios te castiga” o “Si te portas bien tendrás un lugar asegurado en el Reino de los cielos”.

Dios ha muerto y con ello su temor. Dicen que ya no existe el temor de Dios y lo que eso implica. Ahora la ley la impone el ser humano. El psicópata es el que irónicamente impone la ley, irónicamente porque se supone que el psicópata es un sujeto sin ley, un sujeto sin Padre; pero ahora, en tiempos de la “hiper-modernidad”, en donde “todo vale” en donde la relatividad de los valores, el consumismo, el materialismo, el dinero, la perversión, se han convertido en los bienes supremos; ¿y quién tiene acceso a eso? Precisamente los psicópatas, lo perversos; los psicópatas que al no ajustarse a las normas en turno imponen las suyas, una ley del más fuerte, la ley del fusil, la ley de la tortura, de la amenaza, del castigo; la ley de la muerte, la ley del exceso; el mandamiento del goce.

Dios ha muerto y vivimos como si en realidad esto fuera cierto. El ser humano en su intento de vivir al extremo (goce) ha llevado su existencia al ocaso; un caos multitudinario; requiere del exceso para poder sentir, para saberse vivo.

El exceso como la norma: “Nada con medida, todo con exceso” es el mandamiento del superyó lacaniano, y precisamente en una recién entrevista a Eric Laurent, menciona que el psicoanálisis “protege al sujeto del exceso”. ¿En qué se ha convertido el psicoanálisis? ¿El psicoanalista como el portador del “Ethos” en turno?

El psicoanálisis al descubrir que el sujeto tiende al goce con su síntoma, viene a desmitificar lo que anteriormente se creía de la propuesta freudiana.

Antiguamente al psicoanálisis se le concebía como ese dispositivo que emancipaba al sujeto de un superyó  castrante, punitivo, un superyó concebido por Freud que tendía a reprimir al sujeto, que lo hacía infeliz, que le imponía una vida bajo el principio del deber. Ahora las cosas han permutado, el sujeto se encuentra atravesado por la cultura, y la cultura de hoy es muy diferente a la cultura que imperaba en la época de Freud, aquella Viena mojigata en donde la sexualidad era un tema tabú, en donde la represión era el fenómeno a desentrañar; ahora la cosa es diferente, la queja, la demanda es del padre de familia que acude con el especialista de la “salud mental” para que silencie al sujeto, para que no sea él, para que no desee, para que le ayude a imponerle normas, reglas, límites, jerarquías (como si de una psicoterapia estructural de Minuchin se tratara).

El psicoanálisis en la actualidad sabe que el sujeto es atravesado por un superyó perverso bajo el imperativo del goce; a vivir en el exceso, a poner al cuerpo en el límite del acto, inyectarlo, perforarlo, manipularlo, destruirlo, aniquilarlo.

Nietzsche se ha convertido en el mensajero, en el “ángel” que avisa la muerte del último Dios que nos había acompañado en este caminar; Nietzsche con su mirada oteadora proclamó la muerte de Dios y la posmodernidad vino a darle cristiana sepultura. Dios ha muerto y con él el “Último-Gran-Relato”. Ahora el ser humano se encuentra solo, inmensamente solo, sin Dios y sin diablo, abandonado a su suerte.

Paradojas de la posmodernidad: Ahora que Dios ha muerto, ¿quién impondrá la ley? El nombre del padre, el gran otro. El perverso impone la ley; manda, exige el goce. Ronda por las calles. No nos queda de otra más que quedarnos en casa ante este toque de queda no impuesto por la autoridad competente sino impuesto por el demonio que acecha, que intenta ingerir al sujeto.

Hombre posmoderno, hombre estructurado en los límites de la híper-modernidad. Y para muestra basta con salir a la calle: el sociópata se ha apoderado de la ciudad. En un pueblo sin Dios el loco es el rey.

@CarlosMorenoMx

Psicoanálisis, Televisa y TV Azteca

Escrito por:   Dr. Psicoanalista José Antonio Lara Peinado

.

Conferencia y Taller en Oaxaca

.

En los trabajos clínicos con pacientes que presentan estructuras criminales, encontramos que dentro de ellos habitan tendencias a destrozar, cortar, quemar, descuartizar.

Dentro de estos sujetos existen fantasías megalomaniácas que se expresan en sus actos despiadados, profundamente fuera de la realidad aunque ilusoriamente viven en ella, no pueden vivir sin entregarse de manera compulsiva a esas tendencias.

Estas tendencias y actos criminales se encuentran expresados en las dos principales televisoras del país, en su programación, en sus espacios de supuesto análisis, telenovelas, caricaturas, etc. Tanto en televisa como en TV azteca, se cortan, manipulan y descuartizan, actores, personajes críticos, políticos indeseables, y programas que no estén acordes a sus tendencias criminales.

Estas tendencias se expresan vía su lenguaje y sus acciones, sin embargo, no solo promueven las tendencias criminales, su compulsión a destrozar alcanza a niños indefensos que utilizados de manera indiscriminada son exhibidos para sacar dinero o para juntar juguetes, vía el poder que tienen, ambas televisoras pueden armar escenarios virtuales para erigirse de manera por demás psicótica como reyes, o dioses, su famosa iniciativa México es un escaparate delirante donde ambos dueños se colocan en pedestales megalomaniácos.

De manera por demás compulsiva las televisoras a la usanza de la vieja canción de Cri-Cri (el rey de chocolate) utilizan a pajes para que los limpien con la lengua, los espacios noticiosos, y de análisis, carecen de una mínima autocrítica, y abundan de poses, y chistes de pacotilla, en donde el segmento cómico, substituye la tragedia cotidiana.

Sus campañas en torno a los valores, solo son comparadas, con el discurso de un asesino que después de matar, se convierte a cualquier religión, para internamente tratar de calmar el goce que le provoca su asesinato.

UN ABRAZO ESTIMADOS AMIGOS.

Dr. Psicoanalista José Antonio Lara Peinado

www.joseantoniolara.blogspot.com

Autor del Libro “Psicoanálisis del Poder en México” y “El Mal-estar docente”