Lecturas pendientes

 Escribe: Adolfo Huerta Alemán 

.

imagen de eoloceramica.com

imagen de eoloceramica.com

.

“¿La  lectura  queda  finalmente  como  un  acto  de  rebeldía?

Siempre  lo  ha  sido”.

<<Alberto  Manguel>>

 .

Escribir  nos  hace  probar,  tal  vez,  la  única  posibilidad  de  eternidad  que  exista,  escribir  para   ser  eternos ¡bellísima  ilusión! Empero,  el  escribir  va  de la  mano  el  leer.  Leer  para  rozar  con  la  eternidad,  para  tocar  la  belleza,  para  vivir  muchas  vidas,  que  nuestra  corta  existencia  no  nos  permite  vivir.

Darle  tiempo  a  la  lectura  nos  recrea, nos reinventa  nuestros  mundos,  muchas  veces  mecanizados  por  los  prejuicios  religiosos   y  políticos,  la  lectura  nos  libera  de  nuestras  esclavitudes  mentales,  muchas  veces  impuestas  por  otros  no  con  buenas  intenciones.

Para   aquellas  y  aquellos  que  pregonan  los  dogmas,  las  leyes  y  los  mandamientos “divinos”   como  única  vía  para  comportarnos,  deberían  de  incluir  un  mandamiento  más.

  • Que el  tiempo  que  estés   en  éste  mundo formes  una  biblioteca  personal  o,  ir  a  bibliotecas   y  verlas  como  tu  hogar ¡la  biblioteca  como  nuestro  hogar!

Antes  de  que  te  encuentres  con  la  muerte  cara  a  cara,  debería  de  ser  tu  tarea,  la  de  construir  una  biblioteca,  con  aquellos  libros  que  vayas  leyendo  a  lo  largo  de  tu  vida.

  • Nuestro segundo  mandamiento  debería  de  ser  éste:  despertar   el  amor  al  libro  y  a  la

Los   libros  con  sus  magníficos  autores   que  nos  regalan  sus  historias   y  las  historias  que  rodean  en  cada  libro   escrito compartido,  nos  llevan  a  la  necesidad  de  encontrar  un  sentido  a  nuestra  pobre  existencia  aunque,  tal vez,  nunca  encontraremos  un   sentido  absoluto,  he  aquí  lo  fascinante  de  leer,   por  ejemplo,  nunca  me  canso  de  leer  y  releer  a  Kafka   y  su  libro  de <<La  metamorfosis>>,   me  voy  a  morir  y  nunca  sabré  ¿En  qué  insecto  amaneció  convertido   Gregorio  Samsa?  ¿Era  una  cucaracha  o,  un  tipo  de  escarabajo? Tal  vez  me  muera  mañana  mismo  y  nunca  sabré  en  qué  se  convirtió  Gregorio  Samsa,  aquí  reside  la  importancia  de  la  verdadera  y  auténtica  literatura  y  de  darle  tiempo  a  la  lectura,  la  de  llevarnos  al  encuentro  con  nosotros  mismos,  para  saber  quiénes  somos  y  en  qué  nos  podemos  convertir,  si  perdemos  lo  auténtico  de   cada  uno  de  nosotros   y  nos  dejamos  llevar  por  el  vacío  que  se  vive  en  estos  días,  que  parece  que  lo  único  que  importa  es  ganar  dinero  por  el   dinero.

Las  lecturas  de  nuestros  actos,  las  lecturas  de  éstos  tiempos  que   vivimos  y  las  lecturas  de los  libros  que  elegimos,  éstos  últimos,  mucha  gente  no  gusta  elegir  y  mucho  menos  leer,  tal vez,  porque  les  llevará  al  saber,  de  que  este  mundo  no  tiene  ningún  sentido,  mucho  menos  sus  fundamentalismos  religiosos  y  políticos.

Tienen  mucho  miedo  a  darse  cuenta  que  nuestro  mundo  tal vez,  no   tiene  ningún  sentido  y  no  vamos  a  ningún  lugar,  aquí   está  lo  eterno  de  la  auténtica  literatura,  pues  nos  lleva  a  la  eterna   y  perenne  pregunta ¿El  porqué  de  las  cosas?  El  ser humano  es  la  única   bestia  que  nunca  se  cansa  de  cuestionarse  de  todo.  Aquí  está  la  razón  del  por qué  no  me  canso  de  leer  y  de  releer  algunas  obras  clásicas.

Nuestra  sociedad  se  derrumba  ante  un  capitalismo  salvaje  con  su  economía  como  dios  y  su  cómplice   la  tecnología,  esto  no  permite  tener  tiempo  de  ocio  en  mucha  gente,  hoy  en  día  le  tienen   miedo  a  la  lentitud,  muy  necesaria  para  darle  tiempo  a  la  lectura,  o  para  ir   a  una  librería   y  pasarse  allí   horas  en  elegir  un  libro  que  se  nos   antoje  comprar,  para  después  leerlo   en  alguna  alameda  o,  en  casa.

El  escribir   y   leer  requiere  tiempo  y  lentitud,  para  reflexionar  lo  escrito   o,  lo  leído,  y  la  lentitud  no  es  muy  bien  vista  en  estos  días,  se  ve  el  tiempo   invertido  en algo  que  no  te  retribuye   económicamente,  se  ve  como   algo  perdido.

¡Hasta  soy  víctima  de  la  gente!  Cuando  me  buscan,  se  dicen  entre  ellos,  el  padrecito  no  está  haciendo  nada,  eso  lo  dicen  cuando  me  ven  leyendo.

Más  que  misioneros  de  alguna  religión  o,  ser  paleros  de  algún  partido político,  estamos  llamados  a  ser  misioneros  a  promover  la  lectura,  pues   los  libros  y  la  lectura,  nos  regala  lo  más  esencial   que  puede  proporcionar  esta  existencia,  que  es  la  de  ponernos   a  pensar,  un  libro  siempre  nos  deja  pensando,  por  ejemplo  siempre  estoy  pensando ¿Quién  es  más  real  de  los  personajes  de  Borges,  si  él,  o  el  que  lo  está  leyendo?

Leyendo  aprendemos  a  pensar,  y  hoy  en  día  no  hay  más  peligroso  para  los  poderosos  ya  sean  políticos  o  religiosos,  que  un  pueblo  pensante,  aunque  esto  no  es  nada  nuevo,  los  libros   y  sus  lecturas  siempre  han  sido  perseguidas  y  va  de  la   mano  de  la  censura.

Esto  es  sentido  común,  pues  para  un  político  o/un  religioso  fanático  su  tarea  resulta  más  fácil  para  manipular  a  un  pueblo  idiota  y  supersticioso.

Hoy   nos  están  conduciendo  a la  estupidez,  nos  están  quitando  los  buenos  libros,  aunque  ahora  la  censura  no  viene   de  una  dictadura  y  de la  “santa  inquisición”,  sino  de  los  editores  que  eligen  a  puros  autores  que  les  garanticen  ventas  en  miles  de  pesos,  editan  obras  de  moda,  su  lema  es: <<sino  vende,  no  se  publica>>.

Por lo tanto, ¿Quieres  ser  un  verdadero  revolucionario?  ¿De  verdad  quieres  ser  un  verdadero  rebelde?

¡Entonces  ponte  a  leer! Hoy  en  día,  ser  revolucionario  y   rebelde,  es  sinónimo  de  ser lector.

¡La  lectura  es  un  acto  de  rebeldía!  Lo  es,  lo  ha  sido  y  siempre  lo  será,  pues  una  lectura  bien  elegida  siempre  nos  pondrá  a  pensar,  siempre  nos  llevará  a  la  reflexión,  nos  llevará  por  el  camino  de  la  liberación,  y  esto  es  muy  peligroso,  porque  a través  de  la  lectura  empezamos  a  conocer  quiénes  somos  y  cuando  sabemos  quiénes  somos,  es  más  difícil  para  los  políticos  y  los  religiosos  que  nos  manipulen   y  hagan  lo  que  quieren  que  seamos  para  ellos,  una   manada  de  corderos  dispuestos  a  sacrificarse  por  ellos.

Hoy  en  día  la  lectura  es  un  acto  de  rebeldía,  pues  hoy  el  leer  es  un  acto  de  supervivencia,  pues  si  las  lectoras   y  los  lectores  nos  resignamos  a  que   nos  impidan  a  leer  auténtica  y  buena  literatura,  vamos   a  ser  testigos  de  nuestra  propia  condena,  poco  a  poco  dejaremos  de  ser,  seres humanos,  estamos  destruyendo  el  mundo  natural,  ahora  estamos  destruyendo  el  mundo  intelectual.

Se  dice  por  allí  que  Nietzsche  mató  a  Dios,  que  Foucault  mató  al  Hombre,  entonces  hoy  TELEViSATV AztecaRCG (Y  todos  sus  compinches  Laura BozoChavana, etc.) terminarán  por  matar  el  intelecto  de  las  y  los  mexicanos.

Tengo  la  esperanza  en  cada  una – uno  de  nosotros  hay  un  libro  que  nos  espera  en  una  librería,  en  algún  lugar  de  una  biblioteca  hay  una  página   que  ha  sido  escrita  para  ti  y  te  está  esperando.  Por  eso  ha  llegado  el  ¡Tiempo  para  leer!

“Los  libros  nunca  se  han  llevado  bien  con  el  poder”.

<<Alberto  Manguel>>  

 

Facebook  Adolfo  Huerta  Alemán

gofoman@hotmail.com

Twitter  @GofoAutor                

La Résistance

Escribe: Adolfo Huerta Alemán 

imagen de iamfebres.deviantart.com

imagen de iamfebres.deviantart.com

 

“No  he  sufrido  nunca  una  pena,  que  una  hora  de  lectura  no  me  haya  quitado”

<<Charles L. De Montesquieu>>

 

Fueron  instantes  y  no  con  ello,  estoy  cometiendo  injusticia,  pues  nuestra  existencia  está  lleno  de  ellos,  y  ella  no  fue  la  excepción.

La  ausencia  está  presente,  pero  no  del  todo  es  mala,  ella  misma  me  lleva  a  convivir  para  tolerarme   a  mí   y  toda  mí  humanidad.

No  la  olvidaré,  la  seguiré  amando,  me  hizo  sentir  amado  y  esto  es  lo  que  vale  la  pena  en  esta  existencia,  a  veces  absurda,  ella  me  despertó  y  me  doy  cuenta  que  estoy  vivo.

Espero  haber  sido  un  instante  en  su  vida,  no  pido  más  y  no  pude  dar  más.

En  estos  días  lluviosos  me  hacen  suspirar,   deseo  que  en  un  suspiro,  se  me  vaya  la  existencia,  o  cuando  menos,  llegue  como  un  susurro  a  tu  oído.

Lo  bueno  es,  que  la  vida  se  me  va  como  el  humo  de  mi  cigarrillo,  se  pierde  en  el  aire,  para  que  tu  olfato  me  lleve  a  tu  memoria.

¡Qué  la  vida  es  un  instante  y  la  muerte  una  dicha! Esto  me  hace  sentir  el  hombre  más  afortunado,  o  cuando  menos  así  lo  creo.

¡A  mis  casi  40  años,  todavía  tengo  miedo  a la  existencia! Pero,  allí,  habías  llegado  tú.

Fue  cuando  comencé  a  creer  en  la  eternidad  y  en  la  resistencia ¿Qué  es  un  beso  tuyo?  Sino,  un  grito  de  resistencia  que  crea  la  eternidad  de  un  instante  que  nos  salva,  de  la  asfixia  de  ésta  existencia.

Esto  es  la  literatura  y  más,  ella  necesita  de  la  palabra  y  nosotros  de  ella.  El  verbo  se  hizo  carne,  hasta  Dios  necesitó  de  ella.

¿Cuándo   fue  que  el  ser humano  toma  conciencia  de  sí  mismo?  Se descubrió  a sí mismo,  cuando  vio  al  Otro,  semejante  a  él.

Fue  cuando  nos  dimos  cuenta,  que  seríamos  seres necesitados,  cuando  tomamos  conciencia  de  la  necesidad  de  comunicarnos.

La  literatura  forma  parte  de  todo  esta  belleza,  es  cuando  más  nos  asemejamos  y  nos  conectamos  a la  creación,  cuando  creamos  la  palabra  por  escrito.

La  misma  esencia  de la  literatura  es    resistencia,  es  rebeldía,  es  lucha,  es  revolución,  pues  con  ella  no  hay  muerte,  simplemente  nos  enfrentaremos  a  otros  caminos  por  recorrer.

La  literatura  es  resistencia: porque  vive  al  pasar  del  tiempo  que nos  marchita,  a la monotonía  y  aburrimiento, al  engaño  y  simulación,  a las dictaduras  y  gobiernos  totalitaristas,  a la imposición  de  dogmas  y  fundamentalismos  religiosos,  ante  la  colectivización  y  masificación  de  la  gente.

No  podemos  separar  la  resistencia  de la  literatura,  van  de la  mano,  la   literatura  es  resistencia  y  la  resistencia  de la  literatura  es  la  que  nos  enseña,  que  el  fin  de la  Historia,  está  por  escribirse.

“Toma  mí  mano,  que  juntas  recorremos  el  laberinto  de las  pasiones  que  envuelve  esta  locura  de  amor”

<<El  callejón  de  las  Vírgenes  de  Safo>> Susana  Quiroz  e  Inés  Morales Ed. Muerteculta 2002.

 

Facebook  Adolfo  Huerta  Alemán

gofoman@hotmail.com

Twitter  @GofoAutor

 

 

Las imprescindibles del Gofo

Escrito por: Adolfo Huerta Alemán

libros muchos

 –

 

“Todo  mundo  está influenciado” diría  Fernando  Delgadillo  en  uno  de  sus  preámbulos  de  sus  canciones, en la de <<En  tu  cumpleaños>> de su  disco grabado  en vivo de  Febrero  13  de  1999. 

 –

No  podemos  negar  nuestras  influencias,  las  primeras  tal  vez,  son  impuestas  de  buena  voluntad  por  parte  de  nuestros  papás,  después  viene  la  escuela,  el  catecismo,  la  sociedad.  Empero,  cuando  empezamos a  usar  nuestra  razón,  tenemos  la  libertad  de  elegir  nuestras  influencias.

Hemos  llegado  al  número  100  de  escritos  compartidos   con  todas  y  todos ustedes  lectores  de  Letras  Del  Norte.  Hemos  compartido  crónicas,  ensayos,  cuentos,  poesía,  sobretodo;  el  punto  de  vista  alternativo  de  nuestra  realidad,  que  eso  es:  un  punto  de  vista  que  quiere  ser  compartido  y  complementado  con  tu  experiencia,  en  ningún  momento  son  la  verdad,  y  mucho  menos,  tratan  de  imponer  o  absolutizar  una  perspectiva  del  que  los  escribe.

Como  nos  lo  recuerda  el  creador  de  Letras  Del  Norte: “Por  el  simple  placer  de  compartir”.  El  gran  amigo  Carlos  Arturo,  que  me  invitó  desde  el  2011  a  ésta  aventura  de  escribir.

Escribo  como  ya  lo  dije,  en  el  artículo <<¿Por qué  escribir?>> Escribo  por qué  no sé,  escribo  para  aprender,  para  conocerme  mejor  a  mí  mismo  y  crecer  como  ser  humano.

Retomo  sus  palabras,  por  el  simple  placer  de compartir  con  todas  y  todos  ustedes,  pues,  si no nos  leyeran,  no  estaría  escribiendo  en  este  momento.

Gracias  a   todas  y  todos  los  lectores,  al  equipo  de  colaboradores  de  Letras  del  Norte,  pues  este  espacio  postmoderno  me  ha  abierto  muchas  puertas;  como  la  de  escribir  para  ESPACiO 4,  y  ahora  en  El  Guardián  del  Pueblo.

Sin  tanto preámbulo,  como  dice  Fernando  Delgadillo,  les  presento  mis  influencias,  que  desde  mi  adolescencia,  tengo  la  dicha  de  empezar  a  utilizar  mi  libertad  para  elegir,  espero  que  no  se  molesten  mis  otros  muchos  autores.

Cuando  fui  a  echarle  un  vistazo  a  mi  biblioteca,  me  di  cuenta  que  tengo  edificios  de  libros,  son  muchas  las  autoras  –  autores,  que  han  compartido  conmigo  mis  noches  de  desvelo,  con  tanto  libro  y  lectura  se  va  la  tristeza,  la  soledad  se  marcha  por  la ventana.

Mis  lecturas  son  muchas  y  muy  variadas,  pero  me  esforcé  por  presentar  las  más  esenciales  o,  las  que  más  cariño  les  tengo,  o  como  lo  comparto  con  ustedes,  son  las  que  más  me  han  influenciado,  esa  sensación  de  terminar  un  libro  y  decir: ¡Quiero escribir  como  ellos!

El  orden  que  presento,  no  fue  como  los  leí,  sino,  trato  de  dar  la  importancia  para  éste  simple  mortal  que  disfruta  de  la  lectura.

1.-     La  metamorfosis  de  Franz  Kafka.

2.-     La  noche  de  Tlatelolco  de  Elena  Poniantowska.

3.-     El  llano  en  llamas  de  Juan  Rulfo.

4.-     El  luto  humano  de  José  Revueltas.

5.-     Los  miserables  de  Víctor  Hugo.

6.-     La  tregua  de  Mario  Benedetti.

7.-     Antología  poética  de  Ernesto  Cardenal.

8.-     Plenamente  humano  plenamente  vivo  de  John  Powell S. J.

9.-     Una espiritualidad  liberadora  de  Leonardo  Boff.

10.-   Don  Quijote  de la  Mancha  de  Miguel  de  Cervantes.

11.-   La región  más  transparente  de  Carlos  Fuentes.

12.-   Luchar  y  amar;  cómo  el  hombre  se  encuentra  a  sí  mismo  de  Alsem  Grüm.

13.-   Una  fe  más  allá  del  resentimiento;  fragmentos  católicos  en  clave  gay  de  James  Alison.

14.-   Escritos  de  un  viejo  indecente de  Charles  Bukowski. *

15.-   Imágenes  del  Espíritu  en  el  cine  de  Luis  García  Orso  S. J.

16.-   Cuentos  de  Eva  Luna  de  Isabel  Allende.

17.-   Cuentos  de  terror antología  ed. Alfaguara.

18.-   Cuentos de ciencia  ficción  antología  ed. Alfaguara.

19.-   Poesía  de  fiesta  y  lucha  de  Víctor  M. Arbeloa S. J.

20.-   El perfil del Hombre  y  la cultura  en  México  de  Samuel  Ramos. *

21.-   El  positivismo  en  México  de  Leopoldo  Zea.

22.-   Cipré  de  Hombre  poesía  de  García  Salve S. J.

23.-   Hamlet  de  William  Shakespeare.

24.-   La  mujer  rota  de  Simone  de  Beauvoir.

25.-   La  casa  de  los  muertos  de  Fedor  Dostoyevski.

26.-   Rayuela  de  Julio  Cortázar. *

27.-   Ómnibus  de  poesía  mexicana  compilador  Gabriel  Zaid.

28.-   El  libro  de  arena  de  Jorge  Luis  Borges.

29.-   Historia  de  la  sexualidad  de  Michel  Foucault. *

30.-   Ulises  Criollo  de  José  Vasconcelos.

31.-   El  anticristo  de  Friedrich  Nietzsche. ***

32.-   La  locura  a través  de los  siglos  de  Michele  Ristid  de  Groote.

33.-   El  extranjero  de  Albert  Camus.

34.-   Libertad  bajo  protesta  de  Heberto  Castillo.

35.-   Hacia  una  pedagogía  popular  de  Célestina  Freinet.

36.-   Las  venas  abiertas  de  América  Latina  de  Eduardo  Galeano. *

37.-   Cien  años  de  soledad  de  Gabriel  García  Márquez.

38.-   Los  rituales  del  caos  de  Carlos  Monsiváis.

39.-   Poesía  en  movimiento  mexicana  de  1915 – 1968.

40.-   El  laberinto  de la  soledad  de  Octavio  Paz.

41.-   El  Diablo  orígenes  de  un  mito  de  Enrique  Maza  S. J. *

42.-   El  discurso  del  método  de  René  Descartes. *

43.-   El  país  de  octubre colección  de  cuentos  de  terror  de  Ray  Bradbury.

44.-   La  plaza  de  Luis  Spota.

45.-   Ernesto  Guevara  también  conocido  como  el  Che  de  Paco I. Taibo II.

46.-   La  rebelión  de  los  colgados  de  B. Traven.

47.-   Franz  Kafka  tratado  sobre  su  vida   y  obra. *

48.-   Cuentos  de  terror  de  Edgar  Allan  Poe.

49.-   Meditaciones  de  y  sobre  Franz  Kafka. *

50.-   Antología  poética  de la  generación  maldita  Beat.

51.-   Universidad  Universo,  vida  de  Adrián  Rodríguez  García  de  Ángel  Sánchez. *

52.-   Teología  y  pornografía  de  Juan  García  Ponce.

53.-   Cuentos  inolvidables  según  Julio  Cortázar.

54.-   La  reforma  de  la  filosofía  de  Eduardo  Nicol. *

55.-   Mexicanidad  y  esquizofrenia:  los  dos  rostros  del  mexijano  de  Agustín  Basave. *

56.-   El  final  de  la  imaginación  de  Arundhati  Roy.

57.-   El  principito  de  A. De  Saint – Exupéry.

58.-   Antología  de  relatos  de  misterio  y  terror  ed. Andrés  Bello.

59.-   El  llanto  de  los  niños  muertos  de  Bernardo  Fernández.

60.- Poesía  testimonial  latinoamericana  coordinadores  Saúl  Ibargoyen  y  Jorge  Boccanera.

61.-  Ciberficción  antología  de  cuentos  de  fantasía  y  ciencia  ficción  coordinador  Ricardo  Bernal.

62.-  Fabricantes  de  miseria  coordinadores  Álvaro  Vargas  Llosa; Carlo A. Montaner  y  Plinio  Apuleyo  Mendoza.

63.-   No logo  de  Naomi  Klein. *

64.-   El  fuego  y  la  palabra 20 y 10 años del EZLN de Gloria Muñoz.

65.-   1984  de  George  Orwell. *

66.-   Un  mundo  feliz  de  Aldous  Huxley. *

67.-   El  sexenio  de  Televisa  de  Jenaro  Villamil.

68.-   Madame  Bovary  de  Gusteve  Flaubert.

69.-   Justine  del  Marqués  de  Sade. *

70.-   Ensayo  sobre  la  ceguera  de  José  Saramago. *

71.-   Blade  Runner  de  Philp K. Dick. *

72.-   Puedo  explicarlo  todo  de  Xavier  Velasco.

73.-   El  fin  de  la  locura  de  Jorge  Volpi.

74.-   Antología  de  poesía  completa  de  Pablo  Neruda.

75.-   Noticias  del  Imperio  de  Fernando  del  Paso.

76.-   La  máquina  del  tiempo  de  H. George  Wells.

77.-   Desde  las  montañas  del  sureste  mexicano  del  Subcomandante  Marcos EZLN. *

78.-   Momo  de  Michael  Ende. *

79.-   Cristología  feminista  crítica  de  Elizabeth  Schüssler  Fiorenza. *

80.-   Cuentos  de  terror  de  H. Phillips  Lovecraft.

81.-   Clérigos  de  Eugen  Drewermann. ***

82.-   Mysterium  liberationis  compiladores  I. Ellacuría  y  J. Sobrino. *

83.-   Antología  de  cuentos  de  misterio  y  terror  ed.  Porrúa.

84.-   Ulises  de  James  Joyce.

85.-   Los  excluidos  de  Elfriede  Jelinek.

86.-   Los  de  hasta  abajo  Pareyón.

87.-   1Q84  de  Haruki  Murakami.

88.-   Filosofía  de  la  liberación  coordinador  H. Cerutti  Guldberg. *

89.-   Teología  de  la  liberación  de  Gustavo  Gutiérrez. *

90.-   El  retrato  de  Dorian  Gray  de  Oscar  Wilde.

91.-   Los  demasiados  libros  de  Gabriel  Zaid.

92.-   ¡Indígnate!  De  Stéphane  Hessel. *

93.-   Luz  en  la  oscuridad;  crónica  del  cine  mexicano  de  1896 – 2002  de  Francisco  Sánchez.

94.-   El  multiculturalismo  de  León  Olivé.

95.-   Antología  de  poesía  hispanoamericana  de  ed.  Porrúa.

96.-   La  aventura  de  pensar  de  Fernando  Savater. *

97.-   México  y  su  miseria  coordinador  Wilfrido  Perea   del  IMDOSOC. *

98.-   Déjame  entrar  de  John  Ajvide  Lindquist.

99.-   La  taberna  de  Emilie  Zola.

100.- Elogio  de la  locura  de  Erasmo  de  Rotterdam. *

@GofoAutor

gofo_04@hotmail.com

Facebook  Adolfo  Huerta  Aleman.

Me declaro Homosexual; les Amo a Ellos.

 Escrito por: Adolfo Huerta Alemán

 .

"El lector" by Luis Fernando Acosta (2004)

 .

¿Quiénes  son  ellos?

¡Ah! Los  libros.

Mis  mejores  maestros: no te exigen que acabes con ellos.

No  te  encargan tareas  necias.

No  te  fastidian con cuestiones fútiles,

mucho menos,  te dejan en ridículo ante los demás.

No  son  celosos.

 

Nunca  te  reprobarán.

Mucho  menos  te  aburrirán,

son  humildes  y  aceptan  sus  limitaciones.

 

Empero,  no tienen  más  limitaciones  que  una  computadora,

no  necesitan  que  lo   recargues,

no  necesitan  de  una  actualización de  Windows ultímate 7,

no  necesitan  de  una  cuenta  por  internet,

siguen  funcionando  a pesar  de  la  caída  de  algún  sistema.

 

Echan  a  volar  tu   imaginación,  sin  la  necesidad  de  fumar  mariguana,

abren  tu  mente  a  conocimientos  nuevos,

sin  llenarte  de  ellos,  nunca  serán   suficientes, ellos  sí  que  son  infinitos  y  eternos,  no  como  Dios.

Ellos  sí  que te  transmiten  muchas  maneras  de ver  la  Verdad,

los  otros,  sólo  son  discursos  falsos  y  distorsionados.

 

Son  los  mejores  compañeros,

en  el   transporte  colectivo  apestoso  a  cola  rancia

en  tu  brazo

en  las  noches  de  desvelo  y  soledad,

con  ellos  se  esfuma  la  soledad  y  llega  todo  un  mundo  nuevo  todavía   por  descubrir,

no  hablan,  eso  es  lo  mejor,   no  hablan  del  clima.

En  compañía  con  ellos  el   viaje  recto  es  corto,

el   aburrimiento  no  se  queda  en  tu   habitación,  menos  la  rutina.

 

¡Ah!  Los  libros.

¿Quiénes  son  ellos?

Las  mejores  prostitutas

se  dan  por  unos  billetes

se  abren  con  cualquiera  que  les  llegue  al  precio,

no  miran  preferencia  sexual,  ni  edad,  mucho  menos  religión,

ni  clase  social,  ni  partido  político.

 

Son  abnegados,  no  dicen  nada

porque   los  rayas  con  el color  que  más  te  gusta,

si  los   tiras  o  regalas

si  los  menosprecias  por  su   portada,

si  los  olvidas  o  dejaste  algún  pendiente,  y

nunca  volviste  a  leerle.

 

Esto  te  lo  puedo  asegurar

son  mejores  que  TELEVISA; TV Azteca  y  RCG  juntos.

 

Pueden  traspasar  fronteras

de  los  países  más   resguardados,

y   provocar  una   revolución,  sin  ser  sospechosos,

pero  si,   subversivos  ante  el  fanatismo  y  la  ceguera  mental,

son  ellos  los  que  nos  traen  ideas

que  han  pasado  la  prueba   del   tiempo.

 

Los  libros  me  han  llevado  a  la  libertad

son  capaces  de  tumbar  hasta  el  muro  más   aguerrido,

te  llevarán   hasta  donde  tu  creatividad  sea  capaz  de  liberarte.

 

Pasaría  la  noche  y  otra,  otra,  describiendo

lo  que  son   los  libros  para  mí,   y

no  acabaría  de  describirlos,

sin  embargo,  de  lo  que  sí  estoy  seguro  es:

si  nunca  has   abierto  uno  y  te  has  atrevido  a  leerlo,

nunca  sabrás  lo  que  eres

la  alteridad  del   Otro

lo  que  es  el  mundo,  de  lo  que  espera  de  ti

nunca  habrás   soñado  despierto

nunca  llegarás  a  saber  quién  eres  en  verdad,

mucho  menos,  sabrás  lo  que  es  el  amor.

 

@GofoAutor

 

gofo_04@hotmail.com

 

Facebook  Adolfo  Huerta  Alemán.