¿Por qué ganó Enrique Peña Nieto?

Escrito por: Carlos A. Moreno De la Rosa

imagen tomada de deccanchronicle.com

.

“Los ciudadanos que dan su voto al poder corruptor
son pobres almas atribuladas que anhelan el maltrato”
Leonardo Da Jandra

.

Claro que Enrique Peña Nieto ganó las elecciones. Claro que por supuesto que el PRI con su maquinaria de marketing instaló en el inconsciente colectivo la necesidad de ser gobernado por un sujeto hueco, por un sujeto vacío, sin propuestas, títere de unos cuantos que quieren seguir moviendo los hilos de la Nación. El pueblo tiene el gobernante que se merece.

El Partido Revolucionario Institucional ganó el derecho de “servir” al pueblo de México porque un importante sector de la población es indiferente al llamado que hace la democracia. Ganó el PRI por las ya consabidas artimañas del carrusel, o el pagar por el voto con una fotografía de por medio. O simplemente ganó Peña Nieto porque los mexicanos tomamos decisiones trascendentales partiendo de lo que nos diga la televisión.

El candidato Enrique Peña Nieto ganó por la simple y sencilla razón de que vivimos en un país tercermundista.

Peña Nieto ganó las elecciones por que aún somos un país que vive de pan y circo.

Si en las evaluaciones que lleva a cabo la OCDE en el rubro de la Educación obtuviéramos los primeros lugares, otra cosa sería, pero ¿cuál es la realidad? poseemos los últimos lugares, somos un país sin juicio, carecemos de razonamiento, la Lógica aún no se manifiesta, poseemos pensamiento concreto, carecemos de memoria a largo plazo y sobre todas las cosas somos fanáticos a la televisión; bueno, esto último quizá no tiene mucho de virulento, pero lo “malo” es que consumimos de la televisión programas chatarra.

El sr. Enrique Peña Nieto llegará a la silla presidencial porque vivimos en una “República bananera”, porque siguen existiendo los acarreados, los votos cambiados por despensa, o simplemente porque el candidato estaba  muy guapo y camina delante de una estrella de las telenovelas.

Ganó Enrique Peña Nieto simplemente por que en México las bibliotecas siempre están vacías y los casinos siempre lucen repletos. Ganó Enrique porque el mexicano prefiere cotorrear, porque el mexicano no hace un acto de introspección necesario para reflexionar su voto; se deja llevar por la parafernalia de los medios de comunicación. El voto insulso, el voto mediocre, el voto del infeliz. El voto corporativo, el voto clientelar. El voto en masa.

El voto en las elecciones de este año para la Presidencia de la República eran todo un acertijo, no había a cuál irle: de entrada el PRI y el PAN representaban y siguen representando más de lo mismo, el poder anquilosado, el poder que nos ha mantenido sometidos. El “PRIAN”, han sentenciado los eruditos de la materia.

El PRD representa aún la propuesta novedosa, quizá un “cambio verdadero” pero la personalidad de Andrés Manuel distrae mucho del objetivo, quiso convencernos con su “República amorosa” y estuvo a punto de hacerlo, pero repentinamente cambió de decisión y volvió a sus andadas, en lugar de proponer se dedicó a denunciar los males de la Nación, y peor aún, su propuesta económica dista mucho de lo que en la actualidad se requiere. Su nacionalismo trasnochado alejaría la inversión extranjera. Estaríamos aislados dentro de un mercado globalizado. Lástima de Gabinetazo, nos hubiera gustado ver en acción a ese grupo de ínclitos mexicanos. Quizá dentro de seis años, en el 2018 sí gane la izquierda, representada por Mancera o por Ebrard.

De Gabriel Quadri pues ni para qué; sus propuestas fueron muy ambiciosas, si por él fuera desterraría a los más pobres del país, si por él fuera se encargaría de privatizar el sector Salud, Educación y Pemex, a leguas se ve que su ideología comulgaba con el fascismo.

Volveremos a las andadas. Nos volverá a gobernar el Partido Revolucionario Institucional. Resignación y Aceptación. Tendremos seis años de más de lo mismo. México no podrá avanzar, México seguirá estancado. Ganó el político de relumbrón. El PRI se instalará otra vez en Los Pinos gracias a los habitantes de un país desmemoriado.

Enrique Peña Nieto será presidente gracias a un país en donde el ciudadano prefiere a Espinoza Paz por encima de Octavio Paz.

Adiós al Circo de las cuatro Pistas.

@CarlosLector

Lo siniestro y lo ominoso, de la familia política mexicana

Autor: Dr. José Antonio Lara Peinado

imagen tomada de lascosasquenuncaexistieron.com

.

Ya desde el libro Psicoanálisis del Poder en México (1), se rastreaba el origen del Político Mexicano, por ejemplo: Hernán Cortés, sujeto Paranoico y asesino aparece en la escena Psíquica de varios políticos actuales, hemos de recordar que Cortés utilizaba el miedo como una estrategia de guerra y control social, lo mismo que ahora lo utiliza Calderón, de la misma manera en que Díaz Ordaz, Echeverría, y Enrique Peña Nieto por ejemplo, utilizó en Atenco.

Cuando hablo de la familia en este artículo, me refiero al vínculo siniestro que establecen ciertos actores políticos en el país y cuando hablo de lo siniestro parto de 4 manifestaciones descritas por Freud (1919): lo inanimado, las amputaciones, lo maléfico y lo fantástico.

Este es el marco conceptual de este artículo que intenta develar como es que hay un lazo filial Psíquico en muchos políticos Mexicanos independientemente de los lazos partidistas que tengan, ese lazo filial siniestro los une como familia más allá de sus aparentes diferencias, comparten lo ominoso y lo grotesco como parte de su distorsionado lazo filial.

Un ejemplo muy cercano lo tenemos en el caso Atenco, Vicente Fox comparte con Peña Nieto, lo inanimado (es decir la muerte), comparten también, las amputaciones provocadas en los cortes que policías estatales y federales infligieron con golpes y violaciones a hombres y mujeres de la comunidad, ambos sujetos, como Padre e Hijo, comparten la fantasía de que lo que hicieron y permitieron fue apegado a derecho, habría que aclarar que fue apegado a su derecho, un derecho siniestro, y maléfico que al día de hoy los tiene juntos buscando la presidencia de la república.

Hay en la familia Política Mexicana, una revoltura filial Psíquica, que bien explica el por qué tanta suciedad y desequilibrio, tenemos por ejemplo una madre castrante y poderosa (Elba Esther Gordillo) casada con un padre castrado (Salinas de Gortari) una hija que intenta ser como su madre castrada (Josefina Vázquez Mota) una hermana que compite por parecerse al padre castrado (Rosario Robles) un demente que estimula la locuacidad familiar (Vicente Fox), con un hijo agresivo  (Calderón), el árbol genealógico no para ahí, el padre castrado tuvo hijos políticos fuera del matrimonio (Arturo Montiel), éste a su vez procrea otro hijo (Peña Nieto), la madre castrante no se queda atrás y en aparente rompimiento da a luz a un hijo bastardo psíquicamente que la representa (Quadri), en toda familia, hay miembros que rompen con la estructura familiar, sujetos que no comparten la patología y deciden escapar de ese lazo filial, ahí es donde aparece AMLO, por eso a últimas fechas hemos observado como toda la familia desequilibrada, explota contra AMLO en tanto él les representa el rompimiento y la renuncia, de un sujeto que no quiere ser como ellos.

Lo siniestro dice Freud, causa angustia y miedo, la sangre que circula por las venas de esta familia desequilibrada, tiene que ver con el horror, por eso es fácil ver en el rostro de JVM a Gordillo, es muy claro, ver en el rostro y el discurso de Peña Nieto, a Salinas, Gordillo, Echeverría, Fox, Montiel, Calderón, no es gratis que Rosario Robles, apoye a EPN, la familia es familia, la sangre es sangre, estos sujetos han llevado al extremo estos principios míticos de la estructura familiar, al estar constituidos desde lo ominoso y lo siniestro, comparten delirio y alucinación pero sobre todo comparten el sadismo, en esas condiciones, cualquier persona que atente contra su muy particular familia, será visto como un enemigo que hay que desaparecer, lo hicieron en el 68, en el Halconazo, en Aguas Blancas, en Acteal, en Atenco, en la presente guerra contra el narco que ha costado más de 60 mil muertos.

Esta familia, tiene una estructura tal cual la tienen lo Zetas, los caballeros templarios, los Maras, los Cárteles de las drogas, al igual que estos grupos suscriben pactos, convenios, ritos de iniciación, delirio y alucinación, son grupos que de ninguna manera pueden tener conciencia y reflexión, sus actos devienen de lo siniestro, en donde su fantasía les bloquea la realidad, en estas circunstancias hay que decir que en este país nunca ha existido la alternancia, estamos ante el umbral de esa posibilidad, pero también estamos a expensas de una familia patológica que como si fuera una película de horror, se ha reunido en torno a uno de sus hijos (EPN) para imponerlo, lo preocupante es que este hijo, no solo comparte el vínculo sádico, amén de todo eso, tiene un vacío cognitivo tal, que bastaría preguntarnos ¿qué pasaría si un sujeto cognitivamente deficiente de pronto se llena de poder? Las consecuencias ya las hemos padecido…

Autor.

Dr. Psicoanalista

José Antonio Lara Peinado.

Autor de los libros: “Psicoanálisis del poder en México” (1) “El mal-estar docente en México” “A. La mujer sin habla, el tratamiento Psicoanalítico de una esquizofrenia” “Titular de la investigación: El tratamiento Psicoanalítico de la esquizofrenia y La Pedagogía de los nadie” Conferencista magistral en congresos nacionales e internacionales en temas de Psicoanálisis, Salud mental y Educación.

Una escucha del debate

 Escrito por: Dr. Psicoanalista José Antonio Lara Peinado

.

Es fundamental tener una lectura diferente acerca del debate, una escucha distinta que nos posibilite tener elementos diferentes de análisis que nos permitan reflexionar el voto para las elecciones venideras.

Peña Nieto, se vio en el debate como un sujeto acartonado, tenso, con un parpadeo de ojos constante, manoteo y rostro desencajado, lleno de lapsus y errores en el habla, con una dislexia cognitiva no atendida, conteniendo su ira y su agresividad, sin embargo manifestando su misoginia,  lastimado en su narcisismo, con una marcada impostación de voz, el público pudo dar cuenta como un sujeto que choca con un escenario no controlado tiende a disociarse de la imagen que siempre ha presentado.

Quadri, Un sujeto desbocado, con un discurso contradictorio, incongruente, sujeto que representa la corrupción de una lideresa y que habla de honestidad, cual niño con juguete nuevo, despierta un histrionismo que deja ver que al sujeto lo único que le interesa es darle culto a su imagen, inicia presumiendo sus estudios como una forma de defenderse de sus propios impulsos de inseguridad y frustración, sujeto que se burla del pueblo al quererse presentar como diferente como si el pueblo no supiera a quien en verdad representa.

JVM maquillada para fiesta, discurso plano, carente de emotividad, rostro tenso apretado, inexpresivo, con lapsus al hablar, sumisa, contenida, exageradamente entrenada para el debate, tanto, que dejó de ser ella,  obediente, sin romper lo planeado, sin capacidad de improvisar, la postura de JVM nos muestra una vez más, esa sumisión a los hombres de su partido, parecía que en ella hablaba el jefe Diego y en ciertos lapsus Calderón, hubiese sido interesante escucharla a ella.

AMLO por su parte por fin regresa a su estructura, a su discurso, recurre a citas históricas, para tratar de provocar a la reflexión, sin embargo, ¿se puede provocar a la reflexión a personas que no tienen elementos de saber histórico?, no presentó tics nerviosos, no se le veía acartonado ni con impostaciones de voz,  aumentó considerablemente sus procesos de reflexión para improvisar y salir avante en los momentos difíciles del debate.

El equilibrio entre el Intelecto el afecto y la voluntad, serían los elementos a tomar en cuenta en los candidatos, si partimos de ese presupuesto, quedaría claro que AMLO al menos fue congruente con lo que siempre ha sido.

Dr. José Antonio Lara Peinado

Autor de los libros “Psicoanálisis del poder en México” y “El Mal-Estar Docente”

Debate 2012

Escrito por: Carlos Arturo Moreno De la Rosa

,

¿De qué te ríes Lupita, de qué te ríes?

México agoniza, México está sumergido en la pobreza, cuatro envalentonados quieren guiar el derrotero de la Nación. Uno llamado Enrique Peña Nieto le queda pequeño a su Partido, acostumbrados a ver dentro del Partido de la Revolución Institucional a monstruos de mil cabezas, ver a Peña Nieto causa ternura, no cabe duda que la estrategia del Partido es mediática, saben que los ciudadanos están hartos de politiquería, al pueblo pan y circo, se les ocurrió mandar al escaparate a un chico guapo con buenas intenciones acompañado de una linda mujer. Peña Nieto quiso hacerse la víctima de los certeros disparos salidos de los improperios de sus rivales en turno.

Josefina Vázquez Mota, todos ponían atención para ver el momento exacto de su desmayo, nos la debe, quizá para la próxima, cuando algún candidato rival logre tocar las fibras de la emotividad, quizá Josefina haga su truco, se desmalle y distraiga la atención de lo que realmente importa, que, como bien lo dijo Gabriel Quadri De la Torre, estos políticos ensimismados en su solipsismo; más de lo mismo.

Andrés Manuel López Obrador nos quedó a deber, hico mucha alharaca, cacareó mucho el debate, todos creímos que ahora si, que era el turno de la izquierda, que su experiencia se iba a imponer, que nos iba a señalar las directrices para conquistar ese cambio verdadero, pero no, se enfrascó en el mismo discurso populista y ahora aderezado con diatribas e improperios hacia el puntero. Andrés Manuel andaba distraído, dicen algunos enterados que era por el ruido estrepitoso que se escuchaba tras bambalinas de los fanáticos que siguen al PRI y al PAN. Josefina y Andrés parecían dos pequeños párvulos tratando de hacer enojar al chico de secundaria, pero éste, ecuánime, estoico, logró esquivar cada golpe, cada gracejada. Así no se vale, no hay nivel, no hay propuestas, todo es más de lo mismo.

El único que descolló fue Gabriel Quadri De la Torre, el candidato ciudadano, el que no tiene cola que le pise, el que desgraciadamente carga con el mote de ser “el empleado de Elba Esther”. Gabriel Quadri sabe la solución de los problemas que aquejan a la Nación, sabe que la vía regia para salir del bache en el que estamos es la privatización de todo lo que se ponga en frente, Gabriel Quadri sabe que el conocimiento es pilar supremo para llegar a ser un país de primer mundo, sabe que la inversión en la ciencia y la tecnología es el camino para llegar a buen puerto. Pero desgraciadamente eso no va a suceder, quizá dentro de treinta años nuestro país lo vuelva a re-pensar, esperemos que no sea demasiado tarde.

Mientras Lupita sigue esbozando una leve sonrisa. ¿Qué le causa hilaridad a Guadalupe? ¿Por qué se ríe señora? ¿Por qué se ríe?

@CarlosLector

Me gusta Josefina

Escrito por: Carlos Arturo Moreno De la Rosa

.

Me gusta Josefina porque a pesar de todo sigue en lo suyo.

Me gusta Josefina porque a pesar de las adversidades no se amedrenta, no se hace pequeña, al contrario, intenta persuadir al que la hostiga, intenta convencer de que ella anda bien, que su salud está bien, que es partidaria de la vigorexia.

Me gusta Josefina Vázquez Mota porque despierta en el ser humano los más profundos deseos inconscientes de rechazo hacia el otro. Al contrario del Rey Midas que todo lo que tocaba lo convertía en oro, Josefina al ser humano que lo contacta lo convierte en un misántropo.

Primero fue en el Estadio Azul, la vieron llegar y pues como ya tenían su despensa decidieron irse después de cuatro horas de espera. Luego fue en las quesadillas, la vieron llegar e hicieron que ella misma se fuera.

A Josefina Vázquez Mota bien le podrían dar el apodo de “La solecito”: nadie la quiere, todos le sacan la vuelta, hasta su propio equipo de trabajo.

Dicen que su equipo de trabajo como coloquialmente se dice en el futbol le están “tendiendo la cama”, que su equipo de logística está haciéndola quedar mal con el único propósito de que ella desista, de que diga parafraseando a Enrique Garay: “Se acabó para siempre, así no”.

Los errores de logística de sus “amigos” de campaña lo están haciendo a propósito para que ella tire la toalla, pero estoy seguro que Josefina no lo hará, ella convence con su palabra y con sus hechos, a pesar de que no pueda terminar un discurso porque le gane la temblorosa, ella está allí presente.

Por eso me gusta Josefina, por aguerrida, por tenaz, por constante, por necia. A pesar de que nadie la quiere, ella está allí, cree que al haber ganado las elecciones internas de su Partido contra el también in-querible Cordero creyó que eso le bastaría, pero se dio cuenta de que no, que no podrá llegar a la Silla Presidencial sin el apoyo de los indecisos, pero a como va su campaña política entre temblores, desmayos, lapsus, incoherencias y desamores, no se le ve futuro a Josefina.

Me gusta Josefina por testaruda pero eso no le va a alcanzar. Es cierto que a México le hace falta que lo gobierne una Mujer, pero esa mujer definitivamente en el 2012 no va a ser Josefina Vázquez Mota.

Twitter: @CarlosLector

Una primera escucha Psicoanalítica de Josefina Vázquez Mota

Escrito por: Dr José Antonio Lara Peinado

.

.

Hablar sobre la personalidad conlleva una serie de cuestiones un tanto complicadas aún para el campo Psicoanalítico, partimos en esta primera mirada del lenguaje y de los escritos de Vázquez Mota para apuntar una opinión sobre la personalidad de esta candidata al gobierno de México que nos permita construir pensamientos críticos en torno a quienes desean ostentar el poder presidencial.

Vázquez Mota es lo que Gordillo al SNTE, sin el poder que tiene Gordillo aún, pero en camino al menos de buscarlo, para nadie es un secreto las diferencias que en su momento se manifestaban entre Josefina y Gordillo, en términos estrictamente Psicoanalíticos no me refiero a las diferencias en torno a la SEP, me refiero a que lo que no le gusta de Gordillo a Josefina, es porque ella a su vez lo tiene, los procesos proyectivos entre Gordillo y Vázquez Mota, nos hacen pensar en una madre castrante y una hija que castrada que quiere tener el falo del poder que le permita asumirse como completa.

El falo de Gordillo tiene que ver con el poder y el control, y lo que ahora ha hecho ganar a Josefina en las internas del PAN es justo el poder y el control. Tenemos ante nuestros ojos el drama patológico infantil de madre contra hija, lo preocupante del asunto es que en la infancia la hija renuncia a su madre para no ser como ella, en este caso, Josefina no busca renunciar, por el contrario, aspira a ser como aquella que no acepta.

El libro de Josefina “Dios mío hazme viuda por favor” refiere a los clásicos textos de autoayuda, sin embargo para el Psicoanálisis lo que se escribe también es simbólico, es decir, adquiere un cariz significante. Una mujer le solicita a un hombre que no es cualquier hombre (dios) que sea partícipe de una muerte” el libro no habla de esto, aclaro, pero el título en sí mismo si lo hace, ¿Por qué Josefina que enarbola un discurso de empoderamiento de la mujer, le ruega a un hombre que la haga viuda?, la respuesta la dejo para otra ocasión. Sin embargo el título mismo de su escrito, demuestra su eterna sumisión al macho, su discurso a favor de las mujeres no es sino parte de su campaña, igual que Gordillo habla de la educación, Josefina habla de la mujeres, ambos discursos son solo slogans de campaña, en el fondo ambas representan no a las mujeres de este país, no a las indígenas de xojep, no a las mamás que perdieron a sus hijas o hijos, ambas representan le necesidad del poder y el control, como necesidad patológica para asumirse por encima de los otros, por eso Josefina invita a un hombre para que se haga cargo de su publicidad en campaña, al español Antonio Sola, un ejemplo más de como una mujer que se asume incompleta y sin identidad se entrega a los brazos nuevamente de un Español, repitiendo ante la saciedad el drama de la conquista y de la sumisión de la mujer.

Del “dios mío hazme viuda por favor” Vázquez Mota pasa al “Hombre hazme tuya por favor” la necesidad de un Español para completar su campaña, aún a sabiendas de que este Español hizo mucho daño a México hace 6 años, no es sino la presentificación de como una mujer es sumisa y controlada por el Macho.

 Autor Dr. Psicoanalista José Antonio Lara Peinado

Autor de los libros “El Mal-estar docente” y “Psicoanálisis del poder en México”

www.joseantoniolara.blogspot.com

Jose Antonio Lara

Jose Antonio Lara

México
La idea de estar en contacto es seguir en la construcción de un pensamiento crítico en torno a los desequilibrios de la gente en el poder http://www.joseantoniolara.blogspot.com

México al diván

Escrito por: Carlos Arturo Moreno De la Rosa

.

Yo canto para ti, para ti
Porque eres el pueblo mas bonito que hizo Dios
Porque lo veo reir, hay reir
Esa y tantas cosas que nos han hecho sufrir
Conjunto PRImavera

 .

México. ¿Qué se puede esperar de un país como México? ¿Estaremos condenados al ostracismo? El país vecino, esa gran potencia, cada vez nos ve más feo, nos mira con desprecio, nos observa con recelo, les dice a sus habitantes que ni por error se les ocurra visitar nuestro país. Los europeos comparten esa idea, desconfían del país denominado México. Diagnóstico: México está enfermo, México está desahuciado. México agoniza.

¿Por qué estamos como estamos? ¿Por qué somos un país tercermundista? ¿Por qué impera la corrupción? ¿Por qué las Instituciones están putrefactas? ¿Por qué denigramos al hermano y rendimos pleitesía al extranjero?

México era uno. México, el de antaño, el prehispánico, tenía una identidad, una idiosincrasia, una cultura, una civilización, toda una cosmología, tenía sus dioses y sus demonios, había maíz y había oro. México, el de antes, era dominado y sometido por los Aztecas, llegaron los españoles y se aliaron con los Tlaxcaltecas para derrocar al Imperio, comenzó el período de inculturación, se impusieron otros usos y costumbres muy diferentes a los acostumbrados, la Conquista trajo consigo la peste, de nueve millones de indígenas en poco tiempo los exterminaron y solo quedó un millón de ellos. El 13 de agosto de 1521 como fecha apoteósica del sometimiento, y como todavía había algunos indígenas contestatarios, los españoles crearon las condiciones necesarias para la aparición de la Virgen de Guadalupe diez años después, en 1531, y con eso el indígena indómito se apaciguó. Perdieron la guerra, con eso se dieron cuenta quién era el verdadero Dios, ya que sus dioses los habían traicionado, se habían ido, había ganado el extranjero.

Pasaron muchos años; a ese período se le conoce como “La Época de la Colonia” en donde se reproducían las formas de gobierno monárquico español, “300 años de esclavos” canta Gabino Palomares. Hubo un personaje que un día del año de 1810 lanzó un grito estentóreo, dijo “No más”, y se levantó en armas. Inició la emancipación de los mexicanos, fue la génesis de un país libre y soberano. Once años duró la lucha (1821), no hubo grandes cambios en cuanto al manejo del poder. Hubo alguien de nombre Benito y de apellido Juárez que convocó una Reforma (1857-1861), pero la disputa interna entre liberales y conservadores no permitía llevar a cabo un Plan Nacional de Desarrollo, la pobreza seguía, la desigualdad se imponía.

Hubo un héroe de mil batallas, se enquistó en el Poder, quería cambiar el derrotero de la Nación, como todo dictador al principio tenía ideas buenas, pero, como todo dictador, se enamoró del poder, no lo quiso soltar, hizo caso a su apellido y duró días y días y días en el poder, Porfirio Díaz se llamaba; llegó un Madero que quiso despertar la conciencia adormilada del mexicano, convocó a unas elecciones, las perdió; no desistió del cambio; en 1910 inicia el período del Cambio, de la Revolución Mexicana, Revolución que duraría siete años y que terminaría precisamente con la instauración de nuestra Constitución que actualmente rige las leyes de la Nación (1917).

La Revolución se institucionalizó, paradoja tremenda que solo en México se podría dar, institucionalizar la Revolución, encasillara, privatizarla. Tuvo mucho éxito, Mario Vargas Llosa la denominó la “Dictadura perfecta”, setenta años de sometimiento, nada nuevo si volteamos a ver nuestra breve historia.

México recientemente padeció 70 años de represión, 70 años de represión es mucho, 70 años reprimiendo las pulsiones, 70 años reprimiendo sus instintos, y es por eso precisamente que en el año 2000 gana Vicente Fox, es por eso que el mexicano votó por el Señor Fox, cansados de tanta represión decidieron optar por seis años de hilaridad, por seis años de locura; después de 70 años de represión justo era tener seis años de psicosis, seis años de irrealidad, seis años de líricas carcajadas, de bohemia, de pachanga, de poca seriedad, seis años de declaraciones jocosas por parte del Sr. Vicente Fox. Pero como todo, eso también tuvo sus consecuencias.

70 años de represión, luego seis años de locura, nos trajo como consecuencia seis años de perversión. 70 años de represión, seis años de locura desenfrenada (con Vicente Fox) y luego seis años de perversión (con Calderón). Vivimos los seis años más sangrientos de la historia del México contemporáneo. El México perverso que goza con el sufrimiento del otro.

¿Qué sigue? 70 años de represión pulsional, seis años de hilaridad, seis años de perversión, lo que sigue son seis años de duelo nacional, y qué mejor que hacer el duelo en el hombro de una mujer, en el hombro de Josefina Vázquez Mota, pero como nuestra historia se precia de ser ilógica, optaremos por seis años más de represión, volveremos a reprimir nuestras pulsiones, optaremos por el Partido que antaño pactaba con el mal, que le indicaba la ruta correcta del trasiego. Ganará el PRI. No estamos preparados aún para esa “República Amorosa”, no es el momento, no es el tiempo, aún estamos sufriendo, necesitamos seis años más para digerir este sexenio que está terminando, un sexenio del miedo, un sexenio dirigido por Calderón que resultó ser “Un peligro para México”. Aún no estamos preparados para sanar, necesitamos estos seis años para volvernos a estructurar y quizá, y solo quizá, en el 2018 estemos ya preparados para esa propuesta, para vivir en una “República Amorosa”.

Carlos Arturo

Monclova
Psicólogo y Psicoterapeuta. Miembro de APPCAC. Catedrático Universitario.