La verdad nos hará libres

Escribe: Adolfo Huerta Alemán

.

imagen de artistasdelatierra.com

imagen de artistasdelatierra.com

 .

“Los  seres humanos  reaccionan  no  frente  a  la  realidad, 
sino  frente  a  las  ideas  que  tienen  en  su  mente”
<<Anthony  de  Mello: sacerdote  jesuita  hindú>>

 .

Es  bastante  curioso,  aún  más  misterioso  del  cómo  los  seres humanos se  la  pasan  buscando  la  verdad.

Tal vez,  teniendo  la  certeza  que  solamente  en  la  verdad  encontrarán  liberación,  vivir  en  plenitud  y  trascender.

Tienen  sed  de la  verdad,  pero  lo  que  me  causa  asombro  y  seguirá  siendo  un  misterio,  es  cuando  logran  estar  frente  a  la  verdad,  sus  reacciones  son  muy  contradictorias,  veo  actitudes  de  rechazo,  de  hostilidad  y  de  desconfianza ¡Le  tienen  miedo  a  la  verdad!

Alguien  dirá ¿Para  qué  quiero  la  verdad? ¿Hacia  dónde  nos  lleva  la  verdad? ¿Sirve  de  algo  la  verdad?

Lo  que  he  vivido  en  mi corta  experiencia,  es  que  la  verdad  te  lleva  a  tu  corazón  de  tu  ser,  a  lo  más  hondo  de  tu  conciencia,  a  tus  motivaciones  y  convicciones,  éstas  últimas  son  las  que  guiarán  tu  vida.

Te  lleva  a  descubrirte  a  ti mismo,  aceptarte  tal  cual  eres,  sin  estar  obligado  de  vivir  bajo  un  patrón  de  conducta  exclusivo  de  alguien   que  esté  arriba  de  ti,  no  tienes  por qué  vivir  y  hacer  de   tu  tiempo  por  desgastarte  por  ser  una  copia  de  algún  modelo  que  te  quieran  imponer.

La  verdad  (y  no la  de  los  discursos  de  los  políticos  o  de  algunos  que  pregonan  ser  religiosos) te  lleva  a  estar  en  armonía  contigo  mismo  y  con  el  toque  divino  que  hay  en  ti,  independientemente  seas  ateo  o  creyente.

Todo  esto  te  lleva  a  saborear  tu  existencia  y  la  del  otro.

Mientras  no  te  atrevas  a  vivir  tu  proceso,  para  asumir  la  búsqueda  de la  verdad  en  ti,   estarás  extraviado   a  lo  largo  de  tu  vida,  peor  aún,  los  que  guiarán  tu  existencia  serán  tus  prejuicios  y  tus  <<jaulas  mentales>>  esto  no  te  permitirá   vivir  feliz,  en  lo  que  te  resta  de  tiempo  por  estar  en  este  mundo.

Cualquier  gurú  farsante   te  venderá  cenizas  por  verdad  y  morirás  ignorando  el  verdadero  significado  de  tu  vida.

Hoy  sobran  individuos  que  pregonan  la  verdad,  que  pretenden  vendernos  desilusiones  por  sueños,  nos  han  engañado que  no  podemos   cambiar  el  rumbo  de  nuestra  Historia,  nos  han  hecho olvidar  que  cada  una – uno  de  nosotros  somos  arquitectos  de nuestro propio destino,  y   que  somos  constructores  de  nuestra  propia  Historia.

Nos  han  domado  para  comportarnos  como  autómatas   para  seguir  sus  preceptos  y  leyes, solamente  para  conseguir   que  se  sigan  imponiendo  sus  intereses.

Han  ahogado    lo  divino  que  hay  en  cada  una – uno  de  nosotros,  todos  nacemos  águilas,  pero  éstos   gurús (sacerdotes, papás,  profesores  y  políticos),  han   buscado  por  todos  los  medios  darnos  la idea  de  que  somos  gallinas   y  como  tales  estamos  obligados  a  comportarnos,  para  resguardar  el  orden  económico  y  del poder  que  reina  en esta  época.

No  tengas  miedo  a  la  verdad,  no  temas  a  descubrir lo divino  que  duerme  en  ti ¡Es  hora  de  despertarlo!  Tienes  la  libertad  de  ser  tú,  así  sin  más.

La  verdad  comienza cuando  la   buscas  tú  mismo  y  no  sigues  parámetros  de  otros.

Nos  tienen   tan  acostumbrados  a  sus  rutinas  y  prejuicios que  ya  no  eres  capaz  de  distinguir  entre  la  realidad  y  las “pseudoverdades”  que  te  venden  a  diario  por  todos  los  medios  que  tengan  a  su  alcance.

La  verdad  inicia  cuando  te  atreves  a  ser  tú  mismo  y  te  reivindicas  en  tu  conocimiento  de  ti  mismo,  cuando  dejas  libre  tu  conciencia  y  eres  capaz  de  trascender  tus  jaulas  mentales,  que  te  tienen   esclavizado  en  los  prejuicios  y  en  la  oscuridad  de  la  indiferencia  de  tu  entorno  histórico.

Que  la  verdad  en  más  de  una  ocasión  pasa  frente  a  ti:   está  en  las   risas  de  una  reunión  improvisada,  en  el  beso  de la  amada,   en  una  llamada  inesperada  de  un  viejo  amigo,  en  los  sabores  y  colores  de  tu  cultura, en  las  ganas  de  hacer  algo  diferente,  en  la  música  que  te  pone  a  bailar  como  nada  existiera  a  tu  alrededor,  cuando  te  atreves   a  romper  tus  jaulas  mentales,  en  el  canto  nocturno  del  grillo,  en la  mirada  de  tus  padres,  en  el  abrazo  de  fortaleza  cuando  crees  estar  solo, cuando  logras  reírte  de  ti  mismo,  cuando  estás  en  armonía  con  <<tu  instinto  creador>>.

La  elección  es  tuya,  decide  si  vas  a  vivir  para  ganarte  la  vida  o,   vas  aprender  a  vivir  de  aquí  en  adelante.

“Las  personas  no  necesitan  que  les  enseñen  a  mirar.  Necesitan  tan  sólo  que  las  libren  de  las  escuelas  que  las  ciegan”

<<Anthony  de  Mello S. J.>>

 

Facebook  Adolfo  Huerta  Alemán

gofoman@hotmail.com

Twitter @GofoAutor          

 

¡Zocalazo!

Escribe: Adolfo Huerta Alemán

.

 

imagenes de zocalo.com.mx

imagenes de zocalo.com.mx

.

Zocalazo: cuando eres presa del pseudoperiodismo amarillista  y  distractor de la publicación del Zócalo.

 

“La vida ha dejado de ser vivida para ser sólo representada. El consumidor real se torna un consumidor de ilusiones”.

Mario Vargas Llosa <<La civilización del espectáculo>>.

Nos advierte Mario Vargas Llosa, en su libro <<La civilización del espectáculo>> Editado por Alfaguara 2012. Estamos viviendo la banalización de las artes, de la literatura, el triunfo del periodismo amarillista y la frivolidad de la política, son síntomas de un mal mayor, que se vislumbra: el de la estupidez humana.

La cultura es el vehículo de la conciencia que impide dar la espalda a la realidad.  La  verdadera cultura nos lleva  al  otro  y  a  su  realidad.

La confusión  y  la  desinformación nos  lleva a la indiferencia de nuestro contexto;  la  verdadera cultura nos  lleva a la trascendencia, nos lleva a crecer  como humanidad  y no como la que propone el PRI–PAN–PRD; Televisa; TVAzteca; RCG  o  el  pseudoperiodismo amarillista  que promueve el Zócalo.

Nos alerta Vargas Llosa que estamos ante el mecanismo más poderoso, aún más efectivo que el mismo terrorismo: el mecanismo de la <<distracción  y  entretenimiento>>.

Fundamento con esta pequeña introducción,  lo que pasa en Saltillo Coahuila, México, que  no es  exclusiva  de  nuestro  país,  también porque lo  viví  y  tal vez lo siga  viviendo.

Se me pide retirarme públicamente por 6 meses y concluir con un retiro de un mes en Puente Grande  Jalisco, con los Jesuitas, una experiencia inolvidable, enriquecedora  y  demás bondadosa.

Todo a raíz de una “supuesta entrevista” y digo “supuesta entrevista”, pues en ningún momento se me informó que la subirían a la Revista PROCESO en línea por internet.  Respeto mucho y leo la publicación de PROCESO, no lo he dejado de hacer y no por un colaborador de su equipo, que no sé cuál fue su motivación  o  móvil para poner la “supuesta entrevista”.  Lo que sí hubo fue una charla amena, desahogada, de sobremesa, después de comer con el colaborador, después de presentar un libro de su autoría.

Está el Zócalo, publicación que no descansa en estar publicando, según ellos, lo que digo, lo que he dicho  o  hago en mi vida pública  o  privada.  No  descansan  en estar publicando sobre mi figura. ¿Qué los motiva? ¿Qué intereses hay detrás de todo esto? ¿Para qué lo hacen?

Últimamente publicaron, según ellos, una entrevista concedida a Rebelde Radio; de Zapopán, Jalisco; dicha entrevista dura casi 4 horas,  solamente sacaron algunas líneas fuera de su  contexto,  de una respuesta que dura más de 40 minutos,  además, la entrevista se la concedí a Rebelde Radio  y  no  a  ellos.  También violaron  toda  ética  profesional  del  periodismo  serio  y  comprometido con la verdad.

¿Qué  descubrimos  de  todo  éste  escándalo?

La  figura  del  <<Padre Gofo>> en más de una ocasión es utilizada para alimentar el morbo de una sociedad sedienta de espectáculos que sigan alimentando su indiferencia  y  su <<no  compromiso>> con nuestra responsabilidad histórica.  Es usada para distraer de los verdaderos problemas de nuestra gente ¿Y,  la  MEGADEuDA Rubén Moreira Valdez – PRI? Para alimentar más la desinformación que se vive hoy en día.

<<La  distracción>> es  desviar las miradas  sobre la realidad,  hace pasar la realidad por el filtro del maquillaje,  o  las  oculta  y  las  tergiversa  para  silenciar  aquello  que  no  gusta,  que  no conviene que  se sepa  la  sociedad, por  parte  de  los  poderosos.

Nunca  como  ahora  ha  sido  tan  necesario  mentir,  la  mentira  constituye  la  esencia  de  la  vida  de  la  política  mexicana;  nos  lo  restriega  en nuestro rostro  Sara Sefchovich   en  su  libro <<País  de  mentiras>> Editado  por  OCEANO 2012.

La  distracción  hoy en día  se  está  absolutizando  como  espectáculo.  La  política  como  nuestra  fe;  son  banales  espectáculos,  que  sirven  a  los  intereses  de  los  que  ostentan  el  poder  en  nuestras  instituciones  gubernamentales  y  eclesiales – religiosas.

La  distracción  en  nuestra  sociedad  tiene  muchas  máscaras: promesas,  creación  de  nuevas  comisiones,  inventar  nuevas  leyes  y  reformas,  usar  números  y  estadísticas,  alardear  de  honestidad  y  de estar comprometidos  con  el  pueblo, minimizar  la  real  problemática  de  nuestra  sociedad,  descalificar  y  condenar  lo  nuevo  y  lo  diferente,  hablar  demasiado  sin  decir  nada, enredar  con  discursos  falsos, tergiversar  la  realidad  por  medio de  telenovelas  y  futbol,  no dar verdadera información,  decir verdades a  medias,  dar  versiones diferentes para confundir,  no  llamar  a  las  cosas  por  su  nombre,  cambiar  el  verdadero  significado de las palabras,  ponerle  nombres  nuevos  a  lo  viejo (El ¿nuevo PRI?),  abusar  de  las  palabras,  soltar  chismes  y  rumores  para  destruir,  usar  doble  discurso,  guardar  silencio…  no  ver  ni  oír.  Negar  las  evidencias,  diluir  la  responsabilidad. Echar  la  culpa  a  otros,  apostar  al  olvido.  Cinismo  de  la  mentira  abierta,  manipular  discursos,  entrevistas,  e  imágenes. Más  de  lo  mismo.

Ya  lo  sentenció  el  filósofo  italiano Gianni  Vattimo: “Estamos  ante  la  Babel  de la  desinformación”.

“La civilización del espectáculo es convertir esa natural propensión a pasarla bien en un valor supremo que tiene consecuencias inesperadas: la banalización de la cultura, la generalización de la frivolidad  y, en el  campo de la información que prolifere el periodismo irresponsable de la  chismografía  y  el  escándalo”.

Mario Vargas Llosa <<La civilización del espectáculo>>.    

 .

Facebook  Adolfo Huerta Alemán

Twitter @GofoAutor

gofo007@hotmail.com

El primer Papa Jesuita

Escrito por: Carlos Arturo Moreno De la Rosa

logo-jesuitas

Ad Maiorem Dei Gloriam
«Nunca hemos entendido la unidad como uniformidad. Hay diferencias culturales muy importantes. La Compañía nace con la apertura a un mundo nuevo: Asia, África, América Latina… Siempre ha habido jesuitas científicos, intelectuales dedicados a la teología, misioneros… Nunca hemos tenido una sola tarea y, gracias al espíritu, eso no nos ha disgregado. Aprovechamos la riqueza de la diversidad para construir unidad». (Daniel Izuzquiza S.J.)

En la mañana del día de hoy miércoles 13 de marzo de 2013, supe que la Iglesia católica ya contaba con un nuevo Pontífice, soy honesto, cuando supe la noticia no me causó ni la más mínima emoción, ni asombro, ni gusto, ni coraje, nada. Pero por tarde, cuando llegué a mi trabajo vespertino, comentábamos que ya había nuevo Papa, una compañera del trabajo me dijo que era argentino, abrimos Internet y lo primero que vi es que era el primer Papa jesuita. Fue muy grande mi asombro, yo siempre he tenido una preferencia por la Compañía de Jesús, por la ideología de los jesuitas, por la mística de Ignacio de Loyola y el humanismo de sus universidades.

Mi atracción hacia los Jesuitas inició cuando estudiaba en el Curso Introductorio en el Seminario Diocesano de Saltillo, en dicho seminario estudié dos años, decidí dejar los estudios eclesiásticos por el deseo de estudiar la Licenciatura en Psicología. Dentro del Seminario pude conocer algunos libros de Jesuitas que tenían estudios de psicología como Anthony De Mello, John Powell, Teilhard de Chardin entre muchos otros. Eso me atrajo y mi idea sería estudiar psicología y posteriormente postular mi ingreso a la Compañía de Jesús.

En el transcurso de los cinco años de la carrera de Psicología en la Facultad de Psicología de la Universidad Autónoma de Nuevo León no dejaba de pensar que al egresar me iría con los Jesuitas, conocí a varios Jesuitas que acudían a impartir cursos en el Centro Cultural Loyola, posteriormente hubo algunos que se quedaron a radicar en la ciudad, solicité acompañamiento con uno de ellos, era un acompañamiento confrontante, cuestionaba mi fe, mi deseo de ser Jesuita, mi proyecto de vida. Acudí a ejercicios espirituales en Puente Grande, Jalisco, allí el padre que dirigía los ejercicios espirituales me dijo que mejor pensara en otra opción.

Casi al egresar de la carrera acudí en semana santa a Totolimispa, Jalisco, a una misión de la Compañía, el Padre Jesuita que nos acompañó me dio otra visión de las cosas, me apoyó en mi deseo de ingresar a la Compañía, me hizo acordar de otro Padre Jesuita que conocí en Parras De la Fuente, Coahuila, que cuando le expuse mis dudas alcanzó a decirme: “hazle caso a tu corazón”.

Cuando egresé de la carrera de Psicología me regresé a mi ciudad natal, Monclova, Coahuila. Por esas fechas iba a acudir a la ciudad de Guadalajara para una serie de entrevistas con los de la Compañía de Jesús, ya estaba todo listo, salía de mi casa cuando recibí una llamada, era el padre Jesuita que se disculpaba porque no podía atenderme, lo habían cambiado de servicio. Ese fue mi último intento de ingresar a la Compañía de Jesús.

Mi atracción hacia la Compañía de Jesús fue por sus logros en la ciencia, el poder compaginar la ciencia con la religión, sus apostolados con los campesinos, con los obreros, en las cárceles, pero sobre todo su dedicación a los estudios.

Recuerdo también que me llamaba mucho la atención cuando la Iglesia Católica estuvo a punto de desaparecer en los días de la Reforma, cuando Martín Lutero en el siglo XVI propone sus 95 Tesis, surge Ignacio de Loyola con la Contra-Reforma y salva a la Iglesia. En ese años se da un parte aguas, la Iglesia se renueva, surgen los Jesuitas y lo que ya todos conocemos de su gran obra.

Ahora, muchos años después, llega el primer Papa Jesuita. ¿También tendrá la misma misión de Ignacio de Loyola? ¿Venir a salvar a la Iglesia de los lobos vestidos de corderos? Grandes cosas vendrán para la Iglesia Católica. Qué bueno que un Jesuita toma las riendas.