Un Nuevo Espíritu recorre el Mundo

Escrito por: Adolfo Huerta Alemán

 

 

“Nunca  dudes  que  un  pequeño  grupo  de  ciudadanos  pensantes  y  comprometidos  puede  cambiar  al  mundo.  Es  la  única  cosa  que  lo  ha  hecho”.
Margaret  Mead. 
 
 “Reclutaré  a  mí  familia,  a  mis   amigos,  a  mis   colegas  para  que  participen   en  una  causa.  Iré  a   una  marcha”.
Denise  Dresser.
 
“La  libertad  en  el  arte  era  una  manera  de  resistirse   a  todas  las   formas  de  autoridad”
Carlos  Granés. 

.

Todo  el  siglo  XX,   estuvo  plagado  de  grupos   revolucionarios  y  movimientos   sociales: Lenin;  Che Guevara; el  año  del  1968;  el  dadaísmo; el  futurismo;  la  caída  del  muro  de  Berlín;  el  colapso  de  la  Unión  Soviética; la  irrupción  de  Marinetti;  la  liberación  femenina,  el  hipismo,  la  música  como  la  de  los  Sex   Pistols,  hasta  el  día  de  hoy,  en  el  vislumbrar  del  siglo  XXI  con   los   jóvenes  indignados de  España.

Todos  proponen  transformar  la  sociedad,  la  economía  y  la  política;  alteran  las  mentes,  las  costumbres,  los  valores  y  la  forma  de   vivir   de las  personas,  a  pesar  de  lo   paradójico,  estas   batallas   utópicas,  muchas  de  ellas   fueron  vanguardia   en  muchas  partes,  pero  no  fueron   exentas  de  acabar  algunas  de   ellas  en  derrotas,   otras   con  sus  acciones  lograron  imponerse  y   ganar   adeptos.

Aquí  el  arte  juega  un   papel  muy  importante,  pues  hasta  el  día  de  hoy  no  ha  dejado  de  ser  el  vehículo  privilegiado  para  transmitir  estos  ideales,  revoluciones  y  cambios  culturales.

Los  movimientos  sociales  y  la  revoluciones  culturales,   tienen un  mayor  impacto,  pues  éstas   están  dispuestas  a   transformar   las  mentes,  las  costumbres,  los  valores  y  la  forma  de  vivir  de  las  personas,  por  lo tanto,  de  las  sociedades,  el  cambio  es  más   profundo,  pues  este  va  dirigido  a  la  conciencia  humana.

El  año  del  2011;  ha   sido   una  explosión   de   esperanza  y   de  libertad,  esto  sea  resultado  de   una  maduración   y  del   despertar  de   una  conciencia  colectiva,  partiendo  claro,  de   una  conciencia  mejor   formada   y   más  informada,  por  consecuencia   más  libre.

Las   revueltas   surgidas   en  el   2011:  la   primavera   árabe,  el   movimiento  de  los   indignados  iniciado    en  España   un   15  de   mayo,  y  que  se  extendió   a  más   de   40   países  del   mundo,  además  de  las   movilizaciones  de  los  estudiantes  en  Latinoamérica  como  las  de  Chile;  Colombia;  aquí   en  México  con  el  movimiento  #132.  El  de  Ocupy   en  Estados  Unidos.

Aquí   en  Coahuila  la  indignación  ha  despertado  con  la  megadueda  fraudulenta,  que  nos  deja   un  ex gobernador   priísta,  que  no   tuvo   ética  en  dejarla  a  cada  uno  de  los   ciudadanos,  que  en  su   lucha   por  la  transparencia  y  justicia,  han  perseverado   Ciudadanos  por  Coahuila.

Todo  estos  movimientos,  no  hacen   otra   cosa  que   hablarnos  de  la  esperanza  de  que  algo  ha  cambiado  en  nuestro  mundo  y  que las  consecuencias   son   irreversibles.   Y  de  cómo  la   inconformidad,  la   rabia,  el  coraje,   el  encabronarse    y   la   indignación,  cuando  se   transforman   en   iniciativas,  participación   ciudadana,  en   informarnos,  en  utilizar  las  redes   sociales,  en   organizarnos,   se  puede   lograr   una   lucha  sin  recurrir  a  la   violencia.   Por  lo  tanto,  iniciar    procesos  reales   de   vivir   una  democracia   real.

Siempre   habrá   quien  encienda  la  mecha,  recordemos  que   estas  protestas  se   iniciaron  con la  emergencia   de la  primavera   árabe.

Terminaba  el   año  2010   cuando   Mohamed   Bouzizi,  joven  de  26   años,  decide   prenderse  fuego   frente  al  ayuntamiento    de   Sidi  Bouzid,  su   inmolación   no   quedó   impune.  Resurgieron   protestas  y  se  inundó   todo   Túnez  con  el  reclamo  central   con  el   grito  de   libertad  y   fin  de la  dictadura.

Este  grito   rápidamente  se  extiende  a  Egipto;  Marruecos;  Argelia;  Siria;  Yemen;  Libia;  en  España;  Grecia;  Gran  Bretaña;  Italia;  Israel;  EUA  en  septiembre  en  Wall Street;  en  México  con  el  Movimiento  de  Javier  Sicilia  exigiendo   paz   y  dignidad;  el  de  la  indignación  en  Coahuila  tiene  un  poco  más   de  un  año  y  que  no  se  pierde  la  esperanza   de  que   otros   estados  de  México  sigan  su  ejemplo,  comiencen  de  pasar  de  la  indignación  a la  acción,  pues  bien  sabemos,  que  Coahuila  no  es  el  único   estado  endeudado.

El  más   reciente  movimiento  estudiantil   #132,  que  nadie  se  imaginaría  que  comenzaría  en  el  Universidad  Iberoamericana,  con  la  visita  de  Enrique  Peña Nieto,   que  a  partir  de  allí   su   imagen   ha  estado   más  que   abollada  y  se  ha  ido  de    pique.

¿De  verdad  vivimos  una  democracia?  ¿Estamos  en  un  Estado  de  derecho? ¿Todos   y  todas  tenemos  las  mismas  oportunidades? ¿Hay  justicia  y  paz  en  nuestro  entorno?

Todas   estas  preguntas  nos  vienen  a  la   cabeza  cuando  vemos  manifestaciones  casi   por  todas  partes,  la   indignación   no  es  por  generación  espontanea.

La   indignación    nace  de  nuestra    conciencia  de  ser  libres  y  de  un  compromiso   con   nuestra   Historia.  Nace  de  la  resistencia   contra  la   injusticia  que   pisotea   nuestra   dignidad  y  de  que  no  se  nos  trate  como  lo  que  somos:  personas.   Es   indignarse  y   resistir  contra   todo  aquello  que  es  inaceptable   que   atenta  a   nuestra  conciencia  y   dignidad.

Todos  estos   movimientos,   no  olvidemos  una  de  su   principal  característica, es  de  que  son  completamente   ciudadano,  apartidista,  mucho  menos  son  proselitistas  a  una   religión.  Nos   recuerdan    que  hay   una  manera  de  contribuir    a  la  supervivencia   de  nuestra  especie  humana,  y  es  la  de  no   resignarse,  no  mirar   con  indiferencia.

Lo  que  nos  une  hoy  en  día   y  nos  hace,  más   ser,  seres  humanos  es  la  de   compartir  con  el  rostro  del  Otro  su  sufrimiento,  si  nos  duele  sin  vivir  lo  que   vive  el   Otro,  podremos  decir  que   soy  ser  humano  y  me  hermana  con   él  mí  indignación,  lo   que  hoy  nos  va  unir,   unos   con   otros,  no  serán  los  partidos  políticos,  las   religiones  tampoco,  será  la   búsqueda   de  la   justicia  y  paz,  el  hermanarnos  desde  nuestra   indignación.

Todo  esto  demuestra  que  vale  la  pena  vivir,  que  existe   otro  mundo  posible   y  que  está   dentro  de  cada  una – uno  de  nosotros.

Está  en  juego   nuestro   futuro   y  la  fe,  y  no  me  refiero  a  la  fe  a  una  religión,    a  un  Dios,  a  algún  partido   político,  o  alguien  que  se  presenta  como  mesías  para  solucionar  toda  nuestra  problemática,  sino  a  la  fe  como   la  fuerza  que   todas   y  todos  tenemos  que  nos  motiva  a  seguir   buscando  un   significado  a  nuestra   Historia.

Todo  este   parto  de    de  manifestaciones  callejeras,  es  símbolo  de  no   perder  la  fe    en  cada  una – uno  de  nosotros.

Perder  la  fe  en  el  ser  humano,   esto  sí,  que  sería  una   tragedia  que  nos  llevará  a  nuestra   propia  aniquilación.

.

“¡Ésta  es  el  arma  de  nuestra  generación!”.
Patti  Smith,  empuñando  una   guitarra  eléctrica  el  20  de  julio  de  2010  en  Madrid. 
 
“Preguntarme  a  qué   generación   pertenezco  es,  en  un  nivel  más   profundo,  preguntarme  quién  Soy  Yo”.
Julián  Marías  filósofo   español. 

 

“Hay  una  generación  entera  con  una  nueva  explicación.  Gente  en  movimiento”.
Scott  McKenzie.

 

“Elige  la  vida,  elige  un  empleo,  elige  una  carrera,  elige   una  familia,  elige  una   pinche  televisión  enorme…  elige  tu   futuro. . .  Pero, ¿por qué  quería  hacer  semejante   cosa?”
Mark  Renton   en  Trainspotting (1996).
 

@GofoAutor

gofo_04@hotmail.com

Facebook  Adolfo  Huerta  Alemán.

Democracia en movimiento

Escrito por: José Jorge Hernández Briones

imagen tomada de blog.cuadrivio.net

.

Con admiración para el padre Gofo…

Un grato sabor de boca me está dejando el movimiento #YOSOY132, los jóvenes que resurgen de un pueblo golpeado y vapuleado por los políticos que prometen bienestar para la sociedad y que al final de su mandato saquean a quienes les regalaron su voto.

El grupo que apenas tiene dos semanas ya tiene/obtuvo logros importantes al hacerse escuchar y a nosotros solo nos queda apoyar con hechos o desde nuestra trinchera al movimiento que está cambiando a México.

«Estamos completamente convencidos de que la vía de transformación de este País es la vía electoral, lo que se impulsa es un voto consciente, un voto razonado, un voto que conozca las propuestas de los candidatos», aseguró Rodrigo Callado, alumno de Artes Plásticas de la UNAM.

«Estamos innovando, desde ir a salonear, desde ir a repartir un periódico, desde ir a tocar a una casa, desde utilizar las redes sociales: los medios de comunicación alternos. «Es un nuevo despertar», Yocelyn Gutiérrez, de 21 años, dijo la estudiante de Biología en la UNAM.

Este fin de semana, varios periodistas reconocidos a nivel nacional analizaron, hablaron y escribieron sobre la primavera o el nuevo despertar de los jóvenes que a base de marchas y empuje salieron a las calles a exigir que no se manosee por televisoras la política mexicana.

El historiador y escritor Enrique Krauze, asegura en su colaboración del domingo para el periódico El Norte, que no son los mismos tiempos que se vivieron en 1885, en donde nació el primer movimiento de jóvenes, tampoco en 1911, cuando hubo otro y menos el de 1929 en que cuando nació el primer grupo de jóvenes que protestaron con el objetivo de derrotar en las urnas a los generales sonorenses y llevar al poder a un caudillo cultural, el educador y filósofo José Vasconcelos. Al final el movimiento quedó en pura intención.

Luego, el escritor afirma que en 1968 hubo otro movimiento, cuando gobernaba Díaz Ordaz y era un gobierno con un poderoso sistema político en donde no había nada de redes sociales (Twitter ni Facebook) y no se podía protestar abiertamente, hoy sí se puede.

El historiador asegura que las circunstancias actuales son muy distintas. A diferencia de 1929 y 1968, México es ya -con todos sus grandes defectos- una democracia, y los jóvenes deben ser los primeros garantes de que el orden democrático se consolide en un clima político de civilidad y tolerancia, escribe.

Por otra parte, el periodistas Raymundo Riva Palacio, escribe también que el PRI (principalmente Joaquín Coldwell, su dirigente) quien fue un excelente político en los 80´s y 90´s no supo lidiar con el problema de Peña Nieto en la Ibero y simplemente le prendió fuego a la hierba seca, hecho que derivó el movimiento de los jóvenes.

Asegura Riva Palacio que otra cosa hubiera sido si el político entendiera mejor los tiempos modernos. Ahora el mal ya está hecho y el PRI es odiado y cuestionado porque nadie le cree. De hecho el manifiesto de los jóvenes que acaban de definir el pasado sábado dice que no quieren que las televisoras impongan candidatos, también llaman a votar.

Mientras que Javier Sicilia, aprobó y dijo gustoso que los jóvenes de habían tardado en protestar que ya los estaban esperando y son quienes pueden cambiar el rumbo del país, o también evaluar y presionar a los políticos y ya lo lograron al presionar a Televisa, desde que la empresa hizo cambios en su noticieros y hasta se abrió voluntariamente al segundo debate, es decir, va por cadena nacional. ¡Hay resultados!

Por otra parte, Alejandro Páez Varela, quien escribe para SinEmbargoMx, un portal electrónico de noticias, felicita a los jóvenes y hace referencia a una foto una muchacha que lleva una pancarta “Bonita pero no pendeja #Anti-PRI” y culmina su colaboración así: “He visto los albores de una revuelta inteligente contra un régimen que no los representa. He visto el futuro, serio, formal. Y es un futuro bonito, y nada pendejo”.

Lo mismo manifiesta Juan Ramón De la Fuente, el exrector de la UNAM quien asegura “Yo Soy 132” es la prueba fehaciente de que en México hay un germen de insatisfacción con el estado de cosas que están pasando”.

Entonces concluyo que vivimos si en un México con una Democracia en Movimiento, no debe haber violencia, porque no vivimos en el México del pasado y todos de alguna manera luchamos por tener un mejor País.

Entonces desde lo que leo, veo, conozco y percibo, no creo que haya tanto problema de represión por los tiempos que vivimos y si lo hay quien lo haga se atendrá a las consecuencias.

@JorgeEditor


Votaría si en la casilla estuviera Julia Orayen

Escrito por: Carlos Arturo Moreno De la Rosa

No iré a votar…

Porque es domingo, porque nadie me dio lonche, porque invadieron twitter con tanta bazofia, porque el IFE nos sumergió en un una depresión provocada por los insultantes y reiterativos spots, no voy a votar por que se que esos cargos no están para servir a la gente sino para servirse a sí mismos y si bien les va para ayudar a sus más allegados. No salgo a votar porque me da hueva y ni por error quiero que me digan: “disculpe, no está en el padrón”.

No voy a ir a votar por que en un principio me habían dicho que no podría votar con terminación 03 y luego salen con que sí, no quiero ser parte de ese juego perverso.

No salgo a votar y tampoco saldré a anular mi voto, pueden hacer de él lo que gusten. No salgo a votar por que de antemano se que en eso no consiste la tan mentada “democracia”, porque estoy harto de los partidos políticos, de su mugrero, de sus alianzas, de sus arreglos bajo la mesa, de sus gastos estúpidos, de que se burlen en nuestra cara.

No salgo a votar y no voy a anular mi voto por la simple y sencilla razón ya mencionada líneas arriba, me cagaron las bolas los spots de “este domingo sal a votar”, para que vean que invitar a la ciudadanía de la manera que lo hicieron no es la más idónea, no saldré a votar, no haré caso a esos anuncios reiterativos. Exceso de ruido, exceso de contaminación. Y no me salgan con la jalada de “y después no te quejes” ¿por qué chingados no? Pago impuestos, soy mexicano, independientemente de seguir esa estúpida simulación dominguera. No saldré a votar, respeto al que sale a votar, ignoro sus motivos, espero que sea un fin razonado y no un voto movido por el fanatismo o lo que es peor, un voto condicionado.

Además es domingo, cuando muevan las elecciones a un día laboral, en donde se nos de permiso de ejercer nuestro derecho, entonces lo pensaré, mientras no, es domingo, día del señor… del señor de la casa.

Estado fallido, ¿Tal vez Iglesia fallida? ¿Será la Familia fallida? O mejor dicho Mexicanos y Mexicanas fallidos.

Escrito por: Adolfo Huerta Alemán 

«El poder necesita de muchos imbéciles porque está casi siempre al servicio de la imbecilidad».
De Xavier  Velasco en <<Puedo  explicarlo  todo>>.


Allí está el  televisor, como un  testigo idiota y mudo, transmitiendo  imágenes  que  parecen  del  Medio  Oriente,  pero  no,  son  nada menos  que  de  nuestro  país.   Ante el atentado más ruín de la  Historia del norte del país; el narcoterrorismo invade nuestra intimidad  y  nuestra  paz.
Era  aquel  jueves  25  de  agosto del año  2011,  un día  común  y  corriente,  no,  pues  quedaría  en  nuestra  memoria  colectiva,  como  un  día  maldito  y  desgraciado.
Maldito  y  maldecido  por  unos  cuantos  que  se  creen  los  amos  y  señores  de  nuestro  país.  El  ataque  al  Casino  Royal,  en  el  centro  de  Monterrey,  terminó  por  crear  el  narcotráfico  en  terrorismo  en  México.

Resuena  el  reclamo: «¡Yá  estamos  hasta  la  madre!».  Grito que  ya  hizo  famoso  el  poeta  Javier  Sicilia  y  la  Caravana  del  Consuelo

Todavía  se  aferra  a  nuestra  memoria  la  Tragedia  de  Juárez,  que  entre el  1 de  enero de  1993  al  30  de  junio  de 2010 se  contabiliza un  total  de  887  víctimas de  mujeres,  la  mayoría  de  ellos  cométidos  en  el  centro  histórico  de  ciudad  Juárez.

Los  salarios  de  nuestros  obreros que  cada  año  sólo  se  les  aumenta  el 1%,  que  no  se  comparan  con  los  estrámboticos  salarios  y  prestaciones  que  reciben  los  parásitos  de  nuestros  políticos  y  servidores  públicos. 

Eso  sin  contar  con  la  pasividad  y  mediocridad  de  nuestro  magisterio  comandado  por  la  Gordillo.

Los  suicidios  de  soldados,  que  desde  el  inicio  de  la  guerra  de  Felipe  Calderón  contra  el  narcotráfico;  van  82  efectivos  y  14  de la  Marina.  Estudios  especializados  señalan  que  los  factores  que  exponen  a  los   militares  a  quitarse  la  vida  son   las  presiones  de la  violencia  y  la  incertidumbre   que  experimentan  ante  la  supuesta  guerra  contra  el  narco.

Las  víctimas  del   fuego  mediático  de  la  ya  famosa  y  desgastada  guerra  contra  el  narcotráfico.

Más,  los  12  millones  de  mexicanas  y  mexicanos  con  hambre  y  que  viven  en  pobreza  extrema.
La  lista  es  larga  de  las  tareas  que  todas  y   todos  tenemos  ante  nuestro  país  y  de  nuestra  responsabilidad  histórica.

Ante  todos  éstos  hechos  fraudulentos  y  horrendos,  se  habla  de  un  Estado  fallido;  y  de  dos  presidentes  panistas fallidos (¿Dónde  quedaron  los  otros  70  años  priístas  de  gobiernos  fallidos?. Que yá están desesperados por regresar a los  Pinos).  ¿Y  el  PRD  también  será  fallido?.

No podemos  negar  que  estamos  ante  un  país  con  un  panorama  derrotista,  ésto  es lo  que  nos  hace  más  daño  que  tener  un  Estado  fallido  en  todos  sus  niveles: Federal;  Estatal  y  Municipal. 


No  dudo  de la  gran  capacidad  y  voluntad  de  todas  y  todos  nosotros,  no  eximio  de  culpabilidad  al  Estado,  pero  el  problema  más  grave  es  que  casi  todas  las  Instituciones  están  fallidas  hoy  en  día  y  no  quiero  ser  simplón  al   buscar  culpables,  sino  la  reflexión  nos  lleve  a  los  errores  y  poder  enmendarles  de  alguna  forma   creativa;  participativa  e  inclusiva.

Por  que  en  todo  caso,  también  estaría  hablando  de  una  Iglesia  fallida,  pues  ¿La  Iglesia  qué  tipo  de  católicas  y  católicos  está  formando? ¿Católicos  y  católicas  fallidas? ¿Evangelización  fallida? ¿Sacramentalidad  fallida? ¿Vida  de  Fe  fallida? ¿Clericalismo fallido  y  caduco? Digo,  por que  la  Iglesia  no  está  en  Marte,  está  en  el  mundo,  está  aquí  en  la  Tierra,  en  México.  Muchos  de  nuestros  políticos(as)  estudiaron  en  colegios   católicos;  muchos  de  nuestros  maestros(as) también,  y  no  se  diga  de  nuestros  dirigentes  religiosos – nuestros  sacerdotes,  pues  está  demás  decirlo,  estudiaron  en   un  seminario  católico.

¿Qué  nos  corresponde  a  nosotros(as) los  creyentes ante  el  paisaje  que  vive  nuestro  entorno  histórico? Seguir  de  mediocres  y  conformistas,  de  contentarnos  con  la  homilía  del  sacerdote,  que  tal  vez,  en  más  de  una  ocasión  no  prepara,  porque  ingenuamente imagina  que  su  pueblo  no  piensa  y  que  jamás  entenderá  su  teología. Seguir  humillándoles,  que  se  les   siga  tratando  como   niños(as) tarados(as)  y  obtusos(as)  a  nuestros  fieles.  O  la  alternativa,  es  optar  por  confiar  más  en  el  pueblo  y  delegar  más  responsabilidad,  por  lo  tanto   más  poder  de  decisión  y  de  actuar.


¿Hasta  cuándo  nuestros  creyentes  y  católicos  seguirán  conformándose?  Hasta  cuándo  nos  atreveremos  a  formar  verdaderos  y  reales  católicas  y  católicos,  comenzando   con  ellos(as) mismos, se  atrevan  a   pedir  una  verdadera  formación  en  nuestras   comunidades,  y  no  contentarse  con  una  oracioncita  y   tomar  el   chocolate  con  el  pan  dulce de  la  tarde.  Tenemos  que  provocar  reales  procesos  de  formación  y  de  estudio,  mientras  sigamos  sin  leer  y  que  esas  ideas  no  lleguen  al  pueblo,  no  nos  convenceremos  a  nosotros  mismos(as),  que  el  leer  y  propagar  ideas  nos  mueven,  no  podremos  hacer  nada  nuevo,  seguiremos  allí conformándonos  con  la  mierda  que  nos  da  Televisa TV Azteca  y  de  paso  RCG.

¡Basta Ya!  De  seguir  alimentando  la  ignorancia  y  la  pasividad,  dejemos  de  ser  una  Iglesia  fallida,  he  aquí  la  tarea pendiente.  

¿Y,  la  familia,  también  es  fallida?.  Pues,  es  en  la  familia  donde  se  forman  las  personas  libres  y   conscientes  de  su  dignidad  y  de  su  inteligencia. 
No  me  equívoco  al  afirmar,  que  antes  de  hablar  de  un  Estado   fallido,  o   de  una  Iglesia  fallida,  tal  vez,  la  familia  es  la  fallida;  las  de  los   papás  y  mamás,  pues  en  ellos  recae  la  responsabilidad  de  formar  personas.  Antes  de  ser  ciudadanos,  creyentes;  estamos  llamados  por  naturaleza  a  ser  personas. 
Si  hay  corrupción,  violencia,  pasividad  en  nuestras   comunidades,  éstas  no  nacieron  solas,  las  provocaron  y  las alimentan  personas  mal  formadas,  que  no  tienen  sentido  común,  que  no   tienen  valores,  que  no  tuvieron  el  ambiente  adecuado  para  formarse  como  personas  libres;  inteligentes;  y  con   voluntad  de  vivir  en  plenitud.
Por  lo  tanto,  al  hablar  de  un  Estado  fallido,  lo  más  correcto  no  sería  hablar  de  mexicanos  y  mexicanas  fallidas,  antes  de  juzgar  al  Estado  y  de  apuntarle  con  nuestro  dedo,  recuerda  que  hay  otros  cuatro  dedos  señalándonos  a  cada  uno  de  nosotros(as).  
«Dios,  por  principio,  es  un  irresponsable.  Sólo  a  ÉL  se  le  ocurre  poner  una   cabeza  sobre  los  hombros  de  cualquier  pendejo».
De  Xavier  Velasco  en<<Puedo  explicarlo  todo>>.
Ed. Alfaguara  2010.
Adolfo Huerta Alemán

Saltillo, Coahuila
La Locura sin Mí, , , no tiene Vida! ! !http://youtu.be/N-ymxJDeG8o https://letrasdelnorte.wordpress.com
Facebook  Adolfo  Huerta  Alemán