Una escucha del debate

 Escrito por: Dr. Psicoanalista José Antonio Lara Peinado

.

Es fundamental tener una lectura diferente acerca del debate, una escucha distinta que nos posibilite tener elementos diferentes de análisis que nos permitan reflexionar el voto para las elecciones venideras.

Peña Nieto, se vio en el debate como un sujeto acartonado, tenso, con un parpadeo de ojos constante, manoteo y rostro desencajado, lleno de lapsus y errores en el habla, con una dislexia cognitiva no atendida, conteniendo su ira y su agresividad, sin embargo manifestando su misoginia,  lastimado en su narcisismo, con una marcada impostación de voz, el público pudo dar cuenta como un sujeto que choca con un escenario no controlado tiende a disociarse de la imagen que siempre ha presentado.

Quadri, Un sujeto desbocado, con un discurso contradictorio, incongruente, sujeto que representa la corrupción de una lideresa y que habla de honestidad, cual niño con juguete nuevo, despierta un histrionismo que deja ver que al sujeto lo único que le interesa es darle culto a su imagen, inicia presumiendo sus estudios como una forma de defenderse de sus propios impulsos de inseguridad y frustración, sujeto que se burla del pueblo al quererse presentar como diferente como si el pueblo no supiera a quien en verdad representa.

JVM maquillada para fiesta, discurso plano, carente de emotividad, rostro tenso apretado, inexpresivo, con lapsus al hablar, sumisa, contenida, exageradamente entrenada para el debate, tanto, que dejó de ser ella,  obediente, sin romper lo planeado, sin capacidad de improvisar, la postura de JVM nos muestra una vez más, esa sumisión a los hombres de su partido, parecía que en ella hablaba el jefe Diego y en ciertos lapsus Calderón, hubiese sido interesante escucharla a ella.

AMLO por su parte por fin regresa a su estructura, a su discurso, recurre a citas históricas, para tratar de provocar a la reflexión, sin embargo, ¿se puede provocar a la reflexión a personas que no tienen elementos de saber histórico?, no presentó tics nerviosos, no se le veía acartonado ni con impostaciones de voz,  aumentó considerablemente sus procesos de reflexión para improvisar y salir avante en los momentos difíciles del debate.

El equilibrio entre el Intelecto el afecto y la voluntad, serían los elementos a tomar en cuenta en los candidatos, si partimos de ese presupuesto, quedaría claro que AMLO al menos fue congruente con lo que siempre ha sido.

Dr. José Antonio Lara Peinado

Autor de los libros “Psicoanálisis del poder en México” y “El Mal-Estar Docente”