Si te pega es porque te ama

Escribe: Carlos A. Moreno De la R.

Veinticuatro años tiene Berenice. Berenice está muy enamorada, no sabemos el nombre de su novio, ella siempre nos platica de él, dice que dentro de poco él le propondrá matrimonio y vivirá la vida que siempre soñó.

Berenice ese día se puso su minifalda, festejaban algo, no nos quiso decir, se peinó, maquillaje a discreción, todo estaba listo para esa “noche de pasión” que tendría con su amado, no sería la primera vez, pero para ella cada entrega era como si fuese su primera vez, quién sabe si también para él.

La última vez que se les vio fue caminado de la mano por las calles del centro de la ciudad. Entre beso y beso, platicando, tomados de la mano. De repente él se puso como energúmeno, la agarró a golpes, uno, dos, tres, cuatro, “n” golpes, pudieron haber sido mas, pero los transeúntes entraron a defenderla. Él corrió. Su amado corrió. El “príncipe azul” en quien tenía puestas todas sus esperanzas allí la dejó, sola, triste, llorando, sufriendo. Llegó la ambulancia para darle primeros auxilios, los testigos le sugirieron que levantara una denuncia, ella dijo que lo iba a pensar.

Dicen los vecinos que ahora se les ve, de nuevo, tomados de la mano, por las calles de la colonia “Tierra y Libertad” de la ciudad de Monclova, Coahuila, ella aún trae un ojo morado y un moretón en el brazo derecho, pero su corazón le dicta que cuando se casen todo va a cambiar, que su matrimonio va a funcionar y que él la dejará de golpear, “que al cabo si me pega es porque me quiere”…

Como Berenice, a sus 24 años hay muchas, escondidas, ilusionadas, no conocen otro tipo de relación, “los golpes ingren” dice el dicho. Como Berenice hay muchas, muchas otras más…

Del carajo

Escribe: Carlos A. Moreno De la R.

“El origen de todo” by Adolfo Payés

 
Creer en el sentido común es la primer falta de sentido común.
Eugene O’Neill

Un mozalbete se pelea en un campo de futbol, pierde el pelito, se va a su casa, regresa con un cuchillo, apuñala a su contrincante, por escasos milímetros y esa puñalada hubiera sido mortal, estuvo cerca de la yugular.

Una madre de familia de 29 años, con seis hijos, los deja encerrados, cuatro días; un niño presenta una descalabrada, otra presenta desnutrición, otra un cuadro diarreico, la mamá enfurecida llega reclamando sus hijos, dice que los dejó poco tiempo, que solo fue a trabajar, cuatro días. El papá vive el Torreón, no sabía de los sinsabores existenciales que a tan corta edad esos infantes ya experimentaban.

“Taxistas disputan a golpes pasajero”. Dice la nota.

Me comenta una maestra que si no supe del sujeto de 18 años que golpeó a su mamá, le digo que no, no sabía, pero yo le comento del sujeto adolescente de 13 años que le aventó un bloc en la frente a su papá.

El presidente de Ecuador Rafael Correa afirma que el narco domina el territorio mexicano, cada vez son más los que brincan el charco, en USA los hispanos son más de 50 millones, cuántos de ellos no serán mexicanos, 230 mil en México huyen por violencia desde el 2006, asesinan a “La Gata”, conductor de televisión que salía con Oscar Burgos, balacera en San Buenaventura provoca “psicosis colectiva”, encuentran verdura contaminada por radiación, la anorexia vuelve a cobrar importancia, en Chihuahua registran rebrote de influenza… y Anahi operándose la cara… Cosas de la Vida.

Poco a poco, lentamente la humanidad está, (como dijera un alumno de educación especial) del “carajo”, violencia por doquier, hacia donde volteemos nos encontramos con la máxima representación del Tánatos, la muerte, la destrucción, golpes, salvajadas, poca civilización, ¿hacia dónde vamos como humanidad? Es la pregunta retórica que constantemente me hago. ¿el amor? ¿qué es eso? ¿con qué se come? ¿cuánto se paga por eso?

Nos hace falta educación en el amor. Recientemente en mi trabajo impartimos unas charlas para padres en donde abordamos el tema de la “autoestima” y concluíamos que el sustento, el pilar, el cimiento es el amor, una educación basada en el amor. También nos pusimos de acuerdo en que a los padres de ahora nos hace mucha falta la paciencia en el proceso de educación a nuestros hijos. Paciencia, tiempo de calidad y cantidad, comunicación, trabajar en equipo, educar con el ejemplo y un proyecto de vida eran los temas recurrentes durante la charla.

¿qué nos queda? ¿todo está perdido?

La muerte y el sentido de la vida

Escribe: Carlos A. Moreno De la R.

¿En qué momento perdimos la esencia de la vida? ¿en qué momento dejamos de disfrutar la existencia?

Creo que hemos perdido el rumbo. La Existencia es una oportunidad de ser feliz, aunque esta palabra está demasiado trillada. O mejor digamos: “vivir sin la miseria neurótica”.

La vida es tan efímera, en cualquier momento cerramos los ojos y dejamos de existir, como dijera el poeta coahuilense Manuel Acuña: “Y en medio de esos cambios interiores tu cráneo, lleno de una nueva vida en vez de pensamientos dará flores.”

Muy diferente sería nuestra vida si desde pequeños nos comentaran que somos finitos, que un día habremos de morir, que hay que disfrutar cada día que estamos. Un poco de Tanatología no nos vendría mal. Sabernos finitos para experimentar este viaje con mayor pasión, con más garra y menos ideas irracionales, con mayor actitud y menor frustración.

Estar conscientes de que el Amor es lo único que nos salvará. ¿De qué? De una vida sin sentido. Pero saber que el Amor, como dijera Erich Fromm, el Amor es una disciplina, es un Arte, valores que la posmodernidad no los lleva prefigurados.

Vivimos en la cultura del menor esfuerzo, eso nos lleva a no valorar lo que somos, a no valorar a las personas que nos rodean y hacen de nuestra vida una estancia más placentera. Siempre estamos deseosos de algo más, de algo que llene nuestro hueco, el vacío existencial, la falla, la falta, la carencia.

Seguimos creyendo en un ser externo a nosotros que guía nuestra vida o en un ser maligno que nos pone tentaciones y cuando nos va mal es que “metió su cola”. ¿Hasta cuando vamos a hacernos responsables de nuestro destino? Un destino manifiesto, muchas de las veces cruel por nuestra misma decisión.

Lo bueno es que existen los niños; inquietos, llenos de vida, mis hijos, los tuyos, que viven bajo su propia realidad, su propia concepción del mundo, con sus prioridades más sinceras, sin falsedades, sin andar ocultando sus emociones, se presentan tal cual son. Habrá que replantearnos la vida misma, vivimos muy apurados, y ya cuando queremos voltear a ver si ha valido la pena, como dijera Martin Heidegger, ya va a ser muy tarde, demasiado tarde.

@CarlosMorenoMx

De-generación en generación

Escribe: Adolfo Huerta Alemán

.

imagen de artistasdelatierra.com

imagen de artistasdelatierra.com

 

 

“De  loco  me   salgo  de  la  casa  de  mis  papás. . .

Una  vez  titulado,  con  maestría  y  un  súper trabajo,  probablemente  me  salga”.

<<Ricardo;  estudiante  nacido  en  1985. 

Algarabía  tópicos  Las  generaciones  julio – agosto 2011>> 

 

La  generación  que  nos  sigue, puede presumir  de  muchas  cosas,  que   tiene  mucha información  a  su  alcance  y  que la  consigue  en  un  minutos,  que  las   niñas  y   los niños  pueden  con facilidad  manejar  un  celular   o  la computadora,   hay   mucho  y  tanto  de  todo.

En  toda  época  hay  grupos   sociales,  que  con  el  paso  del   tiempo  van  formando  su  identidad,   por  lo  tanto,  se  van  identificando  con  sus  valores   e   ideales.

Esto  los  hace  únicos  y  van  marcando  el  rumbo  de la Historia,  pues   aportan   una  forma  novedosa   de  ver  y   hacer  las  cosas.

Por  consiguiente,  las  generaciones  se  convierten  en  una óptica,  para   interpretar  la  existencia   y  tener  criterios   para   actuar  frente a la  realidad  que nos  toca  vivir .

El concepto  de  generación,  lo  podemos ver  como  un  término útil  que  nos  contextualiza, la  personalidad   colectiva  socio histórica   de  una   época  en  curso.

Las   directrices  de acción  y  los patrones  de conducta,  que  nos  lleva  a tener  actitudes sociales  del   tránsito  de la  Historia,  nos  ayuda  a conocernos  a nosotros  mismos,  y  tal vez,  sin  ser pretenciosos,  poder  descifrar   un  pronóstico  de lo  que nos  espera  en  el  futuro.

Una generación   pude   estar   compuesta  por   recuerdos,  usos  de  lenguaje,  costumbres,   creencias,  ideologías  y  lecciones  de   vida.

Mi   generación,  tendrá   de  vida  ¿unos  30  años  de  vida?  Años   más,  años  menos,  lo  que  sí  es  verdad,  es  que  vamos  a  morir  y  vamos  a  desaparecer,   especulación  que  me  tiene  sin  cuidado,  ya  vamos  de  salida  los  cuarentones  de  ésta   época  ¿Qué  hicimos? ¿Qué  aportamos? ¿Hacia  dónde  nos  dirigimos? ¿Dónde  estamos?

Empero,   los  que  siguen  de  nosotros  ¿Qué  los  unifica? ¿Qué  es  lo  que  quieren? ¿Hacia  dónde  quieren  llegar?

¿De  verdad  podemos  descubrir   que  cada  generación  sabe  lo  que  quiere?

Que  nos  resta  a   ésta  generación  que  ya  vamos  a  la  tumba ¿Qué  no  pasó  nada? ¿Qué  sólo  mantuvimos  el  sistema  que  nos  teledirige?  ¿Cuánto  tiempo  resistirá  el  estilo  de  vida  que  llevamos?

No  hay  respuestas,  no  hay   horizontes ¿Sabremos  canalizar  las  cuestiones? ¿Estaremos  preparados  para  las  respuestas?

Tal vez,  como  afirmó  Albert  Anaya,  si  hay  algo   que  unifica  a  la  generación  que  nos  sigue,  y  es  ésta:  la  de  trabajar  para  tener  dinero  y  gastarlo  en  celulares  más  inteligentes  que  ellos.

“A  los  días  le  dijo:  hijo,  debes  buscar  un  oficio  Pol  le  contestó:  tengo  uno,  pertenezco  a  una  banda. . .

Por  ti,  muchas  lenguas  hablaron  una  sola.  Revolución  de  su   generación;  sonido  de  libertad  y  rebelión”.

<<Albert  Anaya  de  su  libro  Los Beatos Camino  a  la  Abadía  Ed. Trafford  2011>>   

Prosa perdida

Escribe: Adolfo Huerta Alemán

imagen tomada de es.pinterest.com

imagen tomada de es.pinterest.com

 

“Cuando  esté  en  las  puertas  del  cielo.

Esto  formará  parte  de  mi  videotape”.

<<Radiohead  de  su  rola: Videotape>>

 

Ya  no  sé  dónde  vivo,  pero  bastó  un   beso  tuyo  para  desencadenar  toda  la  furia  de  mi  vientre   reprimida,  que   tu  sexo   liberó.

No  digo  que  hayas  sido  el  único,  ni  el   último,  soy   una  creyente  de  los  instantes,  mi  existencia   está  hecha  de  trozos,  de  sobras,  no  tengo   tiempo   para  creer  en  Dios,  y   no   puedo   darme  el  lujo   de  creer  en  la  eternidad,  esas  banalidades  son  para  los  demás,  no  para  ti,  o  para  mí.

La  muerte  siempre  va  conmigo,  aunque  todavía  no  se  atreva  abrazarme,  pero  aquí  está  en  este  instante,  siempre   me  acompaña   cuando  tú no  estás  a  mi  lado.

¿A   quién  jodidos  le  importa  la  verdad   en  este  momento?

¿Qué  es  más  real,  la  verdad  o,  el amor?  Sólo   tengo   la  certeza,  de  que  te  tuve  entre  mis  piernas,  esa  es  la  única  realidad.

Ahora  mi  memoria  anda  deambulando  entre  las  sombras   de  tus  recuerdos,  que  con  el  paso  del  tiempo,  serán  reliquias   de  la  santificación  de  alguna  vez  probamos  la  juventud.

No   suelo  ser  de  esas  mujeres  que  viven  con  miedo,  sin  embargo,  ahora   tu  sola   mirada  me  llena  de  temores,  que  basta   uno  de  ellos  para  sentirme  viva,  el  volverte  a  mirar  a   tus   ojos.

Me  siento  atrapada  como  en  aquella  novela  de   Benedetti,  con   la  necia  ilusión  de  hacer  una  tregua  con  Dios.

Una  tregua  donde   no  sienta  la  necesidad  de   creer  en  ti,  como  con  ese  Dios:  que  no   crea  en  mí  y  no  creer  en  Él,  solo  dejarnos  en  paz,  ni  Él  ni  yo,  solo  creer  en  tus  besos,  aunque  hayan  sido  besos   fariseos.

Ya  no  me  reconozco,  me  he  convertido  en  una   ficción  nauseabunda,  en  una  historia  más   que  extraña,  cada   día   que  pasa  frente  a  mí,  me  convenzo   que  todo  lo  hemos  hecho  mal,  o   hemos  creído  equivocadamente.

El   rompimiento  de  la  memoria  tendrá   sentido,  para  alguien  que  no  sea   la    historia   que  he  sido  hasta  éste  instante ¡malditos   instantes!

Despertarás   en  algún  abril   y   darte  cuenta  que  estás  viva,  que   tal vez,  tomaste  la  vuelta  de  la  esquina  equivocada  ¿jodidamente  cómo  saber  que  estás  equivocada?

En  más  de  una  ocasión  luché   por  tu  sonrisa  escasa,  ahora  me  voy   al  exilio  de  la  patria  de  tu  cuerpo,  ya  no  recorreré  los  mapas  de  aquel  cuerpo  que  me  llevo  a  sentirme  viva,  más  que   viva,  tal  vez,  nunca  te  des  cuenta  lo  que  un beso   tuyo  despertaba  a  media  noche.

Contigo  no  existía  la  normalidad,  eres  un  caos,  ese  orden  que   casi   medio  mundo  le  tiene  miedo,  ahora  la  gris  rutina   ha   vuelto,  y  de  verdad   que  es  una  asesina.

Tu   llegada  era   como  una  bomba  lanzada  como  un  golpe  de  Estado,  desestabilizabas   todo.

Mis   sueños  ahora  son   espesos,  como  aquellos  cuando  duermes  despierta,  siempre  me  persigue  la  duda.   La  duda  si  fuiste  real,  o   fuiste  un  personaje  que  me  inventé  para  no  sentirme  sola.

Quisiera  desaparecerme  como   tú  lo  haces  ahora,   ser   como  aquellas  estrellas  fugaces,  o   simplemente   ser  como  los  besos  de  los  marineros  que  desaparecen   en  cada   puerto  que  visitan   y  se  van  desdibujando   entre  la  mar.

Tu   ausencia   es  como la  explosión  de  una  granada  de  fragmentos,  que  me  deja   toda   aturdida,  al  no  escuchar  tus  pasos  y  juntos   con  ellos  verte  llegar,  solo  está   ese  zumbido   en  los   oídos  que  te  desesperan  y   creer  que  está   cerca  la  muerte,  pero  no  llega.

Ahora   escribir  me  resulta  sospechoso  y  clandestino,  no   porque  infrinja  alguna  ley,  sino,  porque  nunca  supe  ser  la  revolución  que  necesitabas.

Nuestros  enemigos  no  lo  son  el  tiempo,  las  distancias,  la  vejez,  los  dogmas  o,  las   reglas  morales,  somos  nosotros  mismos ¿estaremos  vivos   para  nuestro  encuentro?

Vivir  en  la  clandestinidad  de  tu  amor,  es  una  postura  ante  la  realidad  que  nos  pintan.  La  lectura  de  tus   escasos  mensajes  se  han  vuelto  un  combate  ante  la  desmemoria.

No  se  puede  quedar  así  una,  tiene  que  vaciarse  toda  de  ti  hasta  la  más  mínima   gota  de  tu  saliva  en  mi  cuerpo  reseco  como  el  desierto,  por la  falta  de   tus  manos  recorriendo  éste  cuerpo.

La  esperanza,  ese  error  humano  y  de la  imaginación,  llega  a  decirme  que  al  fin  al cabo,  lo   único  real  es  la  muerte.

Me  aferraré  a  la  existencia,  hasta   sobrevivir  en  tu  memoria,  será  acaso  lo  único  que  sobrevivirá  después  de la  muerte,  no  creo  que  sobreviva  algo  de  nuestra  existencia  cuando  llegue  la  muerte.

“Esta  es  mi  manera  de  decir  adiós. . .

Porque  sé  que  hoy  es  el  día  más  perfecto  que  jamás  he  visto”.

<<Radiohead: Videotape>>

Facebook  Adolfo Huerta Alemán

gofoman@hotmail.com

@GofoAutor

El hombre que fue Dios

Escribe: Carlos Arturo Moreno De la Rosa

.

imagen de artbible.info

imagen de artbible.info

.

“De poco sirve defender doctrinas sublimes sobre Él si no caminamos tras sus pasos”

José Antonio Pagola

.

No es que Jesús haya sido realmente Dios. Jesús, con sus actos, con su vida, con sus hechos, se hizo Dios.

Jesús hizo realidad el amor encarnado, el amor en la tierra, y eso precisamente es Dios. Algo similar sucede cuando los papás hacen realidad a “Santa Claus”; los niños creen en su existencia pero tiene que haber alguien que haga realidad el acto. Con Dios pasa lo mismo, el ser humano cree en Él pero es necesario que otros humanos hagan realidad en concreto lo que se cree en abstracto. La oración tendría que cambiar, no se trata de pedir a Dios, se trata de colaborar con Él. (A Dios orando y con el mazo dando).

Existe gente que por cuestiones de inseguridad manifiesta su intolerancia; personas que no son capaces de escuchar otro discurso en torno a Dios. No toleran y reaccionan con enojo cuando se les comunica la hipótesis de que Jesús de Nazaret era un loco, que no era Dios, que murió por revoltoso y otras interpretaciones más. Precisamente algún sector de dicha población (gente creyente) reacciona de una manera desmedida porque toca fibras sensibles, fibras superpuestas que no tienen un fundamento, un sustento, son endebles y ante el temor de la destrucción, no les queda otro remedio que reaccionar de manera violenta; no vaya a ser que el mito se destruya.

Con el transcurso del tiempo se ha perdido la esencia de la propuesta del Nazareno: Jesús es un manual de vida y no tanto un sujeto digno de adoración. La vida de Jesús es un “imperativo categórico” de cómo el ser humano debe de proceder en su vida, amando, viviendo con Justicia, optando por una vida digna y plena, sublimando, creando cultura y civilización.

Es muy frecuente distraerse con el mensajero para desatender el mensaje. Es más fácil ir a rezar, hincarse, ir a misa, comulgar, dar la paz en abstracto que comprometerse a una vida como la que llevó Jesús. Resulta más fácil adorar a Cristo que poner en práctica lo que él practicó hace ya más de dos mil años.

Me gusta pensar en ese “amén” que dicen los que creen cuando terminan alguna oración o una frase mística. Me gusta pensarlo y cambiar el acento de lugar, que en lugar de que ese “amén” fuera palabra aguda, fuera palabra grave: “amen”. Esa fue la enseñanza del Nazareno, sólo que fue más fácil cambiar el “amen” por el “amén”; cambiar el compromiso de amar por el ritual “amén” que sepultó la idea original.

 

La voz del Evangelio en la posmodernidad

Escribe: Carlos Arturo Moreno De la Rosa

imagen de decualquiermodocaeradepie.blogspot.com

imagen de decualquiermodocaeradepie.blogspot.com

.

“Discernimos que al bárbaro le resulta fácil ser sano; para el hombre de cultura, es una tarea dura.” (Sigmund Freud)

.

Hace tiempo escuché a un cura en su sermón señalando que hacía falta que los padres de familia voltearan a ver sus hijos, que los descubran, que les inculquen valores, que les enseñen el respeto al prójimo; que por eso la sociedad está en un bache, la sociedad se desmorona; en un “atolladero”.  La estructura primigenia de la sociedad que es la familia está produciendo sujetos sin ley, que se les hace fácil delinquir; ¿por qué? porque en su familia no se les inculcaron los valores; el amor, el respeto, la gratitud, el esfuerzo, la disciplina, la tolerancia la paciencia, el compartir; todos estos valores con los que la cultura se afianzó y se logró conquistar la civilización.

La cuestión es la siguiente: ¿Cómo enseñar en la familia los valores como lo son la tolerancia, el respeto, la disciplina, cuando la sociedad en la  que estamos inmersos lo que nos dicta son otros valores como la competitividad, el individualismo, el consumismo, el materialismo, el hedonismo, la cosificación? ¿Cómo educar a nuestros hijos con valores de fraternidad cuando vemos que el que tiene éxito en la vida es precisamente por lo contrario? ¿Cómo educar a nuestros hijos en base a que lo bueno cuesta cuando vemos que los que se hacen millonarios lo hacen acosta del dinero fácil?

Resulta interesante la propuesta. De un tiempo para acá la Iglesia está tomando la palabra, está hablando fuerte; sabedora de que en la actualidad las Instituciones como la educativa, la institución política o la ciencia no están respondiendo a la exigencia ética. La Iglesia quiere asumir ese rol, y por eso en la actualidad propone, y nosotros lo que deberíamos hacer es analizar el mensaje y no tanto al mensajero.

Sé que dentro de la Iglesia pudiera existir motivos fehacientes que hacen desmotivar al feligrés, sabemos que la Iglesia está pasando por un mal momento; pero nosotros como sociedad debemos rescatar el mensaje del Evangelio que no es más que otra cosa que el Amor, vivir con Amor y eso a nadie, hasta hoy, le ha hecho daño.

A la iglesia se le puede criticar, por sus frutos, por sus actos, por su pasado, por sus representantes, por sus dogmas, por su metafísica, pero ¿qué ganaríamos con seguir criticando a los prelados? nada, mejor escuchemos sus preceptos, mantengámonos abiertos a sus posturas, escuchemos y analicemos con un sentido crítico y tolerante su visión de la existencia.

 

Año 2049

 Escribe Adolfo Huerta Alemán

.

imagen de edutop.mx

imagen de edutop.mx

.

“La  muerte  es  una  oscuridad  terca  que  nos  convierte  en  carroña. . . La  muerte  hace  perder  hasta  las  creencias. No  se  duda  cuando  una  está  en la  oscuridad,  nada  más  no  se  cree  en  nada  ni  en  nadie. . .”

De  Marina  Herrera <<El  cuerpo  incorrupto>> Ed. La Fragua 2007.

No  recuerdo  la  última  vez  que  suspire  así,  fue  hace  26 años, será  de  eso,  tampoco  olvido   cuando  me  llamo  desgraciada  y,  sin  embargo,  aquí  estoy,  más  de  una  pensará  que  soy  una  tonta.

Nadie  sabe,  al  menos  el  velador  y  personal  que  trabaja  aquí,  que  vengo  cada  semana.

El  próximo  año   cumplirá  73  años,  odio  los  días  festivos,  y  más  la  cursilería  que  despiertan  los  treinta y unos  de  diciembres.

No sé  qué  le  hizo  perder  su  memoria,  el  hecho  de  que  no  pudo  escribir  algo  que  trascendiera  su  propio  olvido,  algún   poema  que  leyeran  las  cuarentonas  a  sus  nietas,  o. . .  fue  cuando  le  propuse   vivir  una  vida  conmigo,  antes  de  que  la  muerte  nos  alcanzara,  y  aquí  estamos  una  vez  más, como  dos  completos  desconocidos.

Al  menos,  al  término  de  éste  maldito  año me  vuelvo  a  sentir  como  una  quince añera,  bieeen  alucinada   de  amor,  he  recibido  algo  muy  especial  de  sus  labios,  esos  labios  que  no  han  envejecido.

Hoy   puedo  ufanarme  que  este  31  de  diciembre  es  único  y  especial,  pues  desde   hace  9 años  que  tengo  viniendo  todos  los  lunes  de  cada  semana  a  darle  de  comer,  a  bañarlo,  lavarle  su  ropa  y  a  leerle,  me  volvió  a  llamar  como  solía  hacerlo.

Dama  dragón,  así  me  gusta  que  me  diga,  él  me  comentaba  siempre,  que  cuando  una  persona  le  pone  un  sobrenombre  a  otra  persona,  se  adueña  de  ella  para  siempre,  fue  cuando  descubrí  en  su  mirada,  por  un  instante,  al  hombre  que  despertó   los   suspiros  que  me  hacen  sentir  viva,  única  para  él,   esos  suspiros  que  me  susurran  que  estoy  enamorada.

Después  de  todo,  lo  único  que vale  la  pena  en  esta  existencia,  es  sentirse   amada  y  amar.

“Las  letras  se  desangraron,  empaparon  la  hoja  y  el  sobre.  Le  amé  mucho,  en  algún  tiempo”.

Marina  Herrera <<El   cuerpo  incorrupto>>.

 

Facebook  Adolfo Huerta Alemán

gofoman@hotmail.com

Twitter  @GofoAutor   

La experiencia analítica

Escribe: Carlos Arturo Moreno De la Rosa

.

imagen de cosimodemonroy.com

imagen de cosimodemonroy.com

.

“No hay relación más íntima que la del analizante con el analista”
Jacques-Alain Miller

 .

Cada ser humano tiene una historia de vida que contar, una “novela familiar” diría Sigmund Freud. Cada uno de nosotros posee una verdad oculta, una verdad que siempre estará intentando salir a la luz, ser revelada, ya sea a través de un sueño, un error, un lapsus, un acto fallido, una relación sexual.

Sigmund Freud se dio cuenta de eso; se dio cuenta de que el malestar en la cultura o lo que es lo mismo, el malestar en el sujeto tiene mucho que ver con esa “verdad no revelada”, con esa verdad no esclarecida, con ese secreto de familia. El paciente al hacer consciencia de eso que ha quedado reprimido ha dado el primer paso que lo encaminará al sendero del inconsciente y es precisamente allí, en el inconsciente en donde se ha gestado la verdad y parafraseando la enseñanza milenaria: “La verdad nos hará libres”; es decir, el acceso a ese material inconsciente, reprimido, al simbolismo y sus manifestaciones, podremos acercarnos a una existencia más llevadera en donde no sea necesario el síntoma, la angustia, la depresión para callar eso que incomoda, eso que molesta.

La experiencia analítica es una experiencia entre el paciente y su psicoanalista, en donde el paciente dejará paulatinamente de ser “paciente” (padeciente) para dar paso a ser “analizante” es decir un sujeto activo que está allí en el consultorio apostándolo todo por desear saber eso no dicho; “el saber no sabido”.

¿Cómo es eso que solamente con la palabra el paciente se cura (si llegara a haber una “cura”)? Efectivamente la propuesta del psicoanálisis es “la cura por la palabra” en donde el paciente (de ahora en adelante analizante) habla de todo cuanto se le ocurra, de todo cuanto aparezca en ese preciso momento que está sentado frente a su psicoanalista. De esa manera, a través de la asociación libre, el paciente hará un recorrido a través de su propio discurso, de su propia palabra, un recorrido por todos los recovecos que existiesen en su pensamiento, en su alma, en su inconsciente.

El psicoanálisis como esa propuesta que invita a “mejor vivir, mejor amar, mejor trabajar, mejor disfrutar” como bien dijera Marie Langer. El psicoanálisis como el dispositivo básico inventado por Sigmund Freud para que el ser humano se topara con su deseo, para que hiciera un recuento de esa vida a través del recuerdo, de las imagos, de los fantasmas; el psicoanálisis como el lugar idóneo para que el ser humano se re-encuentre consigo mismo, se reconcilie, le dé un sentido a su propia vida, re-signifique su propia existencia y comience a construir la vida que desea vivir.

Un proceso analítico es costoso, implica tiempo, dinero, esfuerzo, dedicación, constancia, tenacidad, pero ¿qué cambio duradero no lo implica? Además es un compromiso que se lleva a cabo con uno mismo, un acto de amor hacia sí mismo, un espacio en donde una vez a la semana durante una hora va y se piensa en voz alta, con honestidad, sinceridad, y lo que es mejor, en donde se es escuchado y lo que es aún mejor, se es escuchado sin ser juzgado.

La experiencia analítica implica un grado de responsabilidad muy grande por parte del analizante (antes paciente) ya que los cambios deseados, la vida deseada se da a través de la propia palabra, del propio análisis del analizante, acá no se viene a escuchar una receta, un consejo, un sermón, al contrario, se viene uno mismo a escucharse y en ese escucharse a sí mismo uno va encontrando los hilos de la madeja. Acá la función del psicoanalista es una escucha flotante, una escucha atenta, pero sobre todas las cosas el responsable de su propio análisis es la persona que acude al consultorio porque se queja de algo, porque sufre, se acongoja, se deprime. Pero poco a poco, lentamente, a través de su propio análisis, el ser humano va re-surgiendo a través de su propia palabra, a través de ese re-encuentro con los fantasmas del pasado, los recuerdos de la infancia que atormentan, que no dejan andar, que paralizan.

A fin de cuentas, la experiencia analítica es un gesto de amor, una apuesta por la escucha y qué mejor que optar por esta propuesta estando en una etapa de nuestra existencia en donde la paciencia y la escucha están muy poco valoradas. La invitación allí está, si se desea vivir la experiencia analítica, cada quién tiene un lugar reservado allí, en donde tendrá un encuentro muy íntimo con sus propios demonios pero también un encuentro muy íntimo con su propia alma.

 .

Carlos Arturo Moreno De la Rosa
Psicólogo Y Psicoterapeuta
Miembro de APPCAC y SMP
Consulta privada en Monclova, Coah. Mx.
psicologocarlosmoreno@gmail.com

Vientos de cambio

Escribe: Adolfo Huerta Alemán

imagen de anclajedeluz-rayma.blogspot.com

imagen de anclajedeluz-rayma.blogspot.com

 

“Nos  enfrentamos  a  un  fenómeno  que la  jerarquía  católica  no  quiere  ver,  ni  aceptar:  la  no – transmisión   de la  fe  de  una  generación  a  otra”.

<<Bernard  Sesboüé  sacerdote  y  teólogo contemporáneo francés>>

 

Desde  la  llegada  del  Papa  Francisco  a  dirigir  la  Iglesia  católica,  han  circulado  por  las  redes  sociales,  pensamientos  y  noticias  que  supuestamente  ha  dicho  el  Buen Francisco,  a  lo  que  después  el  portal  del  Vaticano  las  ha  desmentido.

Haciendo  a  un  lado  el  efecto  mediático  que   puede  provocar  dichas “afirmaciones”  sean   ciertas,  o  sean  falsas,  en  el  fondo  descubrimos   una  <<sed  de  cambio>>  de  un  sector  de la  humanidad  y  que  en  más,  de  un  católico  se  respira ¿Se  avecina  un  cambio  de  paradigmas? El  mismo  evangelio  lo  es,  en  una  sociedad  que  se  derrumba  ante  la  corrupción  de  nuestros  políticos  y  una  economía  que  cada  vez  vela  menos  por  los  más  pobres.

Ante  este  panorama  me  surgen  inquietudes,  que  tenemos  la  obligación  de  hacernos  y  de  responder  también.

¿Qué  ministerios  necesita  la  Iglesia  de  hoy,  para  ser  la  Iglesia  del  mañana? ¿Por qué  se  sigue  teniendo  miedo  abrir  más  ministerios  a  las y  a  los  bautizados? ¿Por qué no abrir  el  sacerdocio  a la  mujer?

Nuestras  laicas  y  laicos  tienen  un  papel  efectivo  y  palpable  en  nuestra  Iglesia  católica.

No  podemos  negar  que  ellas  y  ellos,  son  los que  llevan  a  cabo  la  responsabilidad  pastoral  de nuestras  comunidades.

Si  queremos  ver  sobrevivir   a  la  Iglesia  en  el  día del  mañana ¿No  deberíamos  de  hablar  hoy  en  día  de <<ordenación para  el  ministerio  pastoral>> para  nuestras  bautizadas  y  bautizados?

No  es  noticia  nueva  ya,  hoy  en  día  que  no  bastan  los  presbíteros  para  todo  lo  que espera el  pueblo  de  Dios  de ellos  y que  no  se  alcanza  atender  a  la  población  designada  por  el  obispo  de  cada  diócesis.

Por  lo  tanto,  ¿qué  hacer  entonces  en  una  Iglesia  que  no  puede  prescindir  de la  eucaristía?

La  tarea  urgente  que  tenemos  ante  nosotros  es  hablar  y  abrir  en  nuestra  Iglesia  católica  la <<ordenación  para  el  ministerio  pastoral>> a  nuestras  laicas  y  laicos.

Es   triste  ver  como  nuestras  comunidades  cristianas,  cada  vez  se  debilitan  más,  por  la  falta  de  atención  pastoral.  Eso,  sin  mencionar  la  gran  falta  en  la  educación  de la  fe  de  los  feligreses,  muchas  y  muchos  de  ellos  tienen  una  fe  infantil,  o  que  se  quedó  con  lo  que  le  dieron  en  el  catecismo,  si  es  que  asistió.

Es  inevitable  hoy  en  día,  no  delegar  más  responsabilidades  a  las  y  a  los  feligreses,  ellos  mismos  forman  el  grueso  de  las  Iglesias.

No  olvidemos,  que  lo  esencial  es  llevar  a cabo  la  propuesta  de  Jesucristo,  que  es  el  Reino  de  Dios  y  su  justicia,  y  no  la  institucionalidad,  para  privilegiar  un  sector  de  la  jerarquía  católica,  no  nos  debe  de  preocupar  esto  último,  sino,  simplemente  seríamos <<Funcionarios  sacramentalistas>>  y  lo  que  deberíamos   y  estamos  llamados  a  ser  y  a  formar,  es  apóstoles  y  testigos  del  amor  de  Dios  y  de  su  evangelio.

Si  leemos  <<los  signos  de  los  tiempos>>  no  podemos  tapar  nuestros  ojos  ante  una  realidad  que  se  vive  en  nuestras  comunidades,  vemos   que  algo  ya  viejo  y  anticuado  está  muriendo  en  nuestra  Iglesia,  pero,  por  otro  lado  también  descubrimos  que  surge  germinaciones  nuevas, esto  nos  da  esperanza.  Esto  hay  que  ponerlo en  relación;  las  sombras   y  las  luces,  para  poder  comprender  la  mutación  que  vive  hoy   la  Iglesia,  en  este  nuevo  vislumbrar  de  siglo, aunque  más  de  uno,  no  le  interese  y  se  quede  cruzados  de  brazos,  no  podrán  detener  los  cambios  que  necesita  nuestra  Iglesia  católica  hoy.

No  olvidemos  que  el  ministerio  ordenado  y  la  comunidad  eclesial,  son  vías   de  comunicación  del  Reino  y  de  la  Misericordia  de  Dios,  no  son  el  fin  absoluto,  solamente  son  herramientas  que  fueron  creadas  para  comunicar   un  proyecto.  Por lo tanto,  estamos  llamadas  y  llamados,  para  abrirnos  y  aceptar  los  cambios  que  sean  necesarios,  para  llevar  a cabo la <<ordenación  para  el  ministerio  pastoral>>  a  más  bautizadas  y  bautizados.  En  la  práctica  diaria  de  nuestras  comunidades,  son  ellas  y  ellos,   los  que  forman  el  cuerpo  pastoral  y  son  los  que  dirigen   a  los  diferentes  grupos  apostólicos  y  los  diferentes  carismas  de  nuestras  parroquias.

No  se  trata  de  clericalizar  a la  laica  y  al  laico,  pues  esto  no  resuelva  nada  y  se  cometerían  los  mismos  errores  que  hemos  cometidos  nosotros,  la  tarea  es  abrir  más,  las  responsabilidades  y  delegar  a  las  y  a  los  bautizados  más  comprometidos  y  formados  en  la  fe.

Hago  eco,  a las mismas  palabras de  Jesús,  que  nos  recuerda  el  evangelio  San  Mateo 14, 27-:”¡Ánimo!  Que  soy  yo,  no   tengan  miedo”.  No  tengamos  miedo  a  dejar  los  esquemas  anticuados  y  viejas  formas  de  ser  Iglesia,  y  ¡Lancémonos  a  nuevas  formas  de  ser  Iglesia  en  nuestra  época  contemporánea!.

“La  palabra  de  la  Iglesia  sólo  será  creíble,  por  el  testimonio  de  sus  comunidades  y  por  la  calidad  de  su  acción”.

<<Bernard  Sesboüé>>

 

Facebook  Adolfo Huerta Alemán

gofoman@hotmail.com

Twitter  @GofoAutor       

 

Cielo con brazos humanos

Escribe: Adolfo Huerta Alemán 

.

imagen de es.aliexpress.com

imagen de es.aliexpress.com

 

Mamá Rosa, la mafia Moreira Valdez,

¿el  nuevo  PRI? megadeudas absueltas,

PEMEX, las leyes de Reforma.

 

Marcial Maciel y los millonarios de Cristo,

marcos  legales,  Estado  de  Derecho,

Estado fallido, más impuestos.

 

Míreles encarcelado, EPN,

conciencias  podridas, la  ley  bala,

¿Juan Pablo II santo? ¿Israel, el  pueblo  elegido  por  Dios?

 

Todo  se  va  a  la  mierda.

 

Me  mantiene  en  pie  de  lucha

cuando  logro  voltear

al  cielo,  tú.

 

En  cada  instante  que  logro

estar  contigo

ser  extraterrestre (serás  humana).

 

Cuando menos,  eres  más  real

que  el  cielo  que  promete  la  Iglesia

y  tu  aliento  da  más  vida,  que  cualquier  dogma  de  fe.

 

Eres  un  cielo

con  brazos  humanos

que  da  ternura  y  amor,  sin  pedir  nada  a  cambio.

 

Son  tus  besos  los  que  salvan

de  toda  esta  indiferencia

y  desmadre  que  se  vive.

 

Descansar  en  tu  pecho

y  en  tu  vientre

para  escuchar  latir  tu  corazón  sediento  de  vivir.

 

Un  corazón  con  ganas  de  libertad

sin  prejuicios  políticos  y  religiosos

sin  credos  e  himnos  nacionales.

 

Eres  mí  Cielo

donde  soy  el que  soy

un  mortal  que  ama  y  se  siente  libre.

 

Resucito  cada  vez  que  mis  labios  pronuncian

mí  Cielo  y  veo

en  tus  ojos  la  eternidad.

 

Por  alguna  razón  dijo  Ernesto  Cardenal.

Estas  palabras: <<Los  rostros  de las  muchachas  tienen  un  reflejo  del  cielo,  y  por  eso  son  tan fascinadores  para  nosotros,  porque  nosotros  hemos  sido  creados  para  el  cielo>>.

 

Facebook  Adolfo  Huerta  Alemán

 

gofoman@hotmail.com

 

Twitter  @GofoAutor

Terrorismo religioso

Escribe: Adolfo Huerta Alemán

.

imagen de lupaprotestante.com

imagen de lupaprotestante.com

 .

“¿Qué  es  el  cristianismo?”

<<Adolfo  Harnack (Teólogo 1851 – 1930):  inaugurando  el  siglo  XX  teológico,  en  alguna  aula  de la  Universidad  de  Berlín>>

 .

En  más  de  una  ocasión,  hemos  escuchado  frases  como  estas:”¡No  eres  salvo!” “No  tienes  a  Cristo” “Si no  nos  ayudas  en  este  retiro  espiritual,  le  estás  fallando  a  Dios” “Si no  estás  con  nosotros  y  haces  lo  que  nosotros,  te  vas  a  ir  al  infierno” “Jesús  te  ha  dado  mucho,  ahora  te  toca  dar  a  ti” “¿No  te  quieres  salvar  verdad?” “Si  eres  de  Cristo  te  va  a  ir  muy  bien,  él  es  la  solución  a  tus  problemas”.

Van  más  de  2000  años  que  ha  nacido  el  cristianismo,  y  algunas – algunos  de  sus  supuestos  seguidores,  nomás  no  agarran la  onda,  no  comprenden  y  mucho  menos  viven  aquella  tarea  que  nos  deja  Jesucristo,  que  da  testimonio  el  Evangelio  según  San  Mateo: vayan  pues,  a   aprender  qué  significa  aquello  de:  Misericordia  quiero  y  no  sacrificiosPorque  no  he  venido  a  llamar  a  justos,  sino  a  pecadores <<Mt 9, 13-.>> Biblia  de  Jerusalén.

Hay   católicos  y  cristianos  que  solo  buscan  hacer,  hacer  y  hacer (caen  en  un   activismo  que  sólo  los  llevará  al  vacío,  y  olvidan  sus   tareas  primordiales,  como  el  estar  con  su  familia  y  disfrutarla,  ya  no  se  diga  de  sus  tareas  ciudadanas).

Entre  más  retiros  hagan,  serán  según  ellos  más  felices  y   creen  ingenuamente  cumplir  con  la  verdadera  propuesta  del  Reino  y  su  Justicia.

Caen  en  un  sentimentalismo  excesivo,  cuando  se  emocionan   por  abarrotar  las  casas  de  retiros  con  40; 60; 90  ó  más  individuos  para “convertirlos  y  hacerlos  salvos”.

Estos  cristianos  y  católicos  conforme  va  avanzando  su  fanatismo,  se  convierten en  <<nómadas  religiosos>>,  pues  van  de    iglesia  en  iglesia,  de  parroquia  en  parroquia  buscando  donde  se  sientan  a  gusto  y  cómodos,  o   buscando  un  pastor/párroco   a  la  medida  de  su  cristianismo  light   o/a  su  confort  cristiano.

Ya  no  se  nota  diferencia   alguna  del  proselitismo  político al  proselitismo  religioso,  en  ambos  parece  ser  que  sólo  les  importa acarrear  más  ganado  a  sus  rediles,  y  no  buscan  una  verdadera  evangelización  o  educación  de  la  fe,  para  formar  verdaderos  seguidores  de  Cristo.

Les  recuerdo  a  lo  que  nos  invita  el  Papa  Francisco  en  su  exhortación   Evangelii  Gaudium  en el número 14: La  Iglesia  no  crece  por  proselitismo   sino  por  atracción.

Estos  católicos  y  cristianos  en  lugar  de  sumar,  restan,  pues  parecen  más   <<kamikazes  religiosos>>,  dispuestos  aniquilar  cualquier  diferencia  dentro  de  sus  comunidades,  y  van  con  todo  su  <<neofariseísmo  absolutista>> a  convertirse  en  una  dictadura,  que  ahoga  toda  libertad  de  creencias  y  las  maneras  diferentes  en  que  se  puede  creer  y  vivir.  Están  dispuestos  asesinar  la  dignidad  de  las  personas  y  su  libertad  de  vivir  sus  procesos,  matan  psicológicamente  a  todo  aquel  que  está  fuera  de  su  “fe  o  movimiento”.

También  vemos,  como  estos  movimientos  fundamentalistas,  con mentalidad  <<cuasi militar>>  con  el  paso  del  tiempo,  se  convierten  en  recaudadores  de  dinero  para  sus  intereses  o  para  su  párroco/pastor,  por  lo  tanto,  el   bien  de  la  comunidad  pasa  a  un  segundo  término,  o  simplemente,  ya  no  importa.

En  lugar  de  ayudarles  a  sus  contemporáneos   a  descubrir  su  grandeza  de  ser  personas,  las  hacen  sentir  como  viles  instrumentos,  que  solamente  les  hablan  cuando  necesitan  de  ayuda,  para  hacer  una  actividad  económica,  o  para  sus  “retiros  espiritualoides”.

Eso  sin  dejar  la  lucha  incansable  de  sus  “egos”  que  van  provocando   entre  sus  propias  comunidades,  claro,  que  esto  no  es  exclusivo  de  nuestras  comunidades,  pero   estamos  llamados  hacer  la  diferencia.

Estos  movimientos   con   mentalidad   militar  y  de  dictadura,  se  la  pasan  condenando  a  toda  persona  que  difiere  de  su  visión  de la  realidad  y  condenan  al  mundo  y   todo  lo  bello  que  hay  en  él,  se  les  olvida  aquello  que  dejó   bien  claro  Jesucristo  en  el  Evangelio  según  San  Juan: Porque  Dios  no  ha  enviado  a  su Hijo  al  mundo  para  condenarlo,  sino  para  que  el  mundo  se  salve (tenga  vida  en  abundancia  y  en  plenitud)  <<Jn 2, 17-.>>  Biblia  Latinoamericana.

Si  seguimos  fomentado  este  tipo  de  espiritualidades  en  nuestras  comunidades, sólo  lograremos  espiritualidades   fanáticas  y   supersticiosas,  que  no   respondan  a  las  exigencias  de  nuestra  época  y  de  nuestros  contemporáneos.

Con  esas  espiritualidades  falsas  vamos  acabando  con  la  libre  espontaneidad   del  Espíritu,  que  nos  invita  a  buscar  nuevas  alternativas,  que   lleven  a  ese  Dios  Vivo  revelado  por  Jesucristo,  para  que  la  mujer  y   el  hombre  de  cualquier  época,  encuentre  en la  propuesta  cristiana   el  significado  de  su  Historia.

Una  verdadera  evangelización  nos  lleva  a  lo  que  el  Buen  Papa  Francisco   nos  propone  en  su  exhortación  Evangelii  Gaudium,  en  su  número  183: Una  auténtica  fe –  nunca  es  cómoda  e  individualista – siempre  implica   un  profundo  deseo  de  cambiar  el  mundo,  de  transformar  valores – de  dejar  algo  mejor  detrás  de  nuestro  paso  por  la  tierra.

Estoy  convencido  que  cualquier  creyente  de  cualquier  denominación  religiosa,  si  queremos  hacer  creíble  nuestra  fe,  tenemos  que  estar  abiertos  a  la  gran  pluralidad  de  mentalidades  y  personas  que  forman  nuestras  comunidades,  y  provocar  un  verdadero  diálogo  con  nuestra  cultura  de  nuestra  época  y  respetar  nuestras  diferencias,  pues  ellas  son  las  que  nos  harán  crecer  y  nos  complementarán  para  lograr  verdaderas  comunidades  maduras  y  protagonistas  de  nuestra  Historia.

“La  gloria  de  Dios  es  el  ser humano  vivo”.

<<San  Ireneo  del  siglo II>>

 

Facebook  Adolfo  Huerta  Alemán

gofoman@hotmail.com

Twitter  @GofoAutor            

Volver a nacer

Escribe: Carlos Arturo Moreno De la Rosa

.

imagen tomada de secretosparaunavidamejor.blogspot.com

imagen tomada de secretosparaunavidamejor.blogspot.com

.

El ser humano atraviesa la vida experimentando situaciones cotidianas, del trabajo al hogar, horas incontables de estudio, diversión, comer, dormir, ritos sociales y un cúmulo de actividades más que hacen de la vida algo llevadero, algo soportable.

La vida del ser humano adquiere sentido cuando se topa con lo que los psicoterapeutas humanistas han denominado “experiencias cumbre” es decir, acontecimientos en la vida fuera de lo ordinario que a la postre dan un giro a la existencia del humano. Como experiencias cumbre por antonomasia están las que se rigen por el acontecimiento de la vida y el suceso de la muerte. Cuando nace un hijo o cuando muere un ser amado. Esas dos experiencias definen la existencia del sujeto.

Vida y muerte; Eros y Tánatos siempre presentes en la existencia del ser humano. Manifestaciones de vida como el amor, la amistad, el compañerismo, el compromiso, la familia, la construcción de una vida con sentido. Manifestaciones de muerte como la destrucción, el odio, la muerte misma, el suicidio, el homicidio, la violación, el secuestro, el robo, el acoso, la amenaza.

Ante un acontecimiento emanado de la representación simbólica del Eros (vida-amor) no hay mucho que re-plantearse, pero ¿qué hacer cuando se sufre la manifestación de la pulsión de muerte, ya sea la propia o ya sea la del “Otro”? La propuesta de la psicoterapia es muy clara: re-significar la existencia a partir de dicho acontecimiento, no sabemos si eso que sucedió es bueno o malo sino a partir de las consecuencias y la capacidad de re-significar la vida, a través de la resiliencia.

Un paciente sufre un robo en el cual comenta que su vida corrió peligro, en donde los ladrones pudieron golpearlo, secuestrarlo. Víctima del terror el paciente en cuestión agradece haber salido con vida de esa experiencia; re-significa su existencia a raíz de lo allí vivido, pone en una balanza su proceder y comienza a vivir una existencia nueva sabiendo la fragilidad de su paso por este mundo o citando a Milan Kundera: “La insoportable levedad del ser”.

El paciente en cuestión ha abandonado el síntoma que lo mantenía maniatado, ha re-valorado su existencia, piensa la vida desde otra perspectiva, claro que siente odio hacia sus agresores pero también se siente agradecido con la vida (o con Dios, que lo protegió con su “manto sagrado” en propias palabras del paciente) y pudo salir adelante después de ese trago amargo que le suscitó dicha experiencia. Tomó el teléfono público para avisar a sus seres queridos que todo estaba bien. Cuando tomó el teléfono público señala que fue como si hubiese cerrado una etapa de su vida, algo que había quedado abierto precisamente con una llamada de teléfono hace más de quince años.

La vida, Dios, el destino, la oración de la madre, la enseñanza del padre, todo se conjuga para que el ser humano pueda acceder a una vida con sentido. Es a partir de una “experiencia cumbre” que en su momento no sabemos si es “buena” o “mala” como la anécdota del padre de familia que tenía un hijo que fue atravesando diversas situaciones de la vida a las cuales el padre solo respondía: “esto es bueno, esto es malo, quién sabe”.

Re-significar la existencia a raíz de un acontecimiento que cimbra la consciencia, re-plantearse el lugar que se tiene en el mundo, saber valorar la vida y comenzar a vivir una vida con sentido. No quedarse en el discurso de “¿por qué me pasó esto a mí?” sino a partir de eso re-plantear las prioridades, saber qué es eso que constantemente se está repitiendo y que no deja avanzar, ese síntoma que entorpece y no deja vivir una existencia plena.

Me quedo pensando en eso que comenta el paciente: en esa experiencia en la que estuvo su vida en peligro. Quizá Dios estira las orejas de manera drástica a sus hijos que requieren de medidas extremas para tomar consciencia de su vida (“tocar fondo” dirán algunos). Dios, el destino, la vida misma, la consecuencia de sus actos, serendipia, cualquier cosa, lo importante es lo que se va a hacer a partir de eso, la vida que desea vivir siendo un hombre nuevo. En esta ocasión fueron unos ladrones, para otras personas el llamado a la vida puede ser a través de acontecimientos trágicos como una violación, un secuestro, la muerte de un ser querido. Vivir el duelo correspondiente y acompañado de un proceso de psicoterapia poder salir adelante; re-significar el acontecimiento y no quedarse en la posición de víctima, preguntarse qué es lo que se está haciendo mal y comenzar a re-plantearse su lugar, su ser-en-el-mundo. El replanteamiento de la existencia puede ser a través de dichos acontecimientos (que cualquiera quisiera estar exento de eso) pero también la vida llama con susurros al oído; a través del acompañamiento amoroso de la pareja, del cuidado amoroso de los padres, de la amistad brindada, un encuentro con Dios (de acuerdo a la creencia del sujeto) o también se puede re-significar la existencia precisamente a través de un proceso de psicoterapia, un proceso de análisis en donde el ser humano va y se escucha y logra saber eso que tanto le viene perjudicando la existencia sin necesidad de exponer su vida. Más vale un buen análisis a tiempo que lamentarse por las consecuencias de ese síntoma que no se quiso escuchar.

 

Sor Gofina

Escribe: Adolfo Huerta Alemán

.

"Sor Gofina"

“Sor Gofina”

.

“Lo  importante  es  conseguir  que  el  niño (a)  olvide  lo  que  es, 
para  que  se  vuelva  lo  que  tú  quieras  que  sea”.
Prem Dayal de su libro <<¡Me  vale  madres! Mantras mexicanos para la liberación del espíritu>> Editorial  Grijalbo 11ª Reimpresión 2013.

 .

Nacida un 27 de septiembre  del año de 1976, en Saltillo Coahuila;  proveniente  de  una  familia ultraconservadora  y  tradicionalista.

Sus   fieles  seguidoras  comparten  que   fue  formada  por  los  Millonarios  de  Cristo (una congregación  de  reciente  nacimiento  del  siglo  XX proveniente de MissMex),  bajo  la  óptica  estrictamente  cerrada   y  dogmática.

En  junio  del  año  2013,  el  sector  conservador  de  Saltillo,  comienza  su  proclamación  de  su  beatificación,  estando  aún  ella  viva  hasta  el  día  de  hoy,  su  fama  de  santa,  comenzó  a  recorrer  por  toda  la  ciudad.

Comenzaron  a  crecer  sus  seguidoras  y   seguidores,  estos  comenzaron  a  difundir  su  mensaje  por  todas  las  plazas   y  calles.

Fue   cuando  Sor Gofina,  se  anima  abrir  una  congregación:  que  se  hace  llamar <<Las  Persignadas  de  las  rodillas  ensangrentadas>>.

Visión 1 (fragmentos).

Tuve  una  visión  y  me  preocupa en demasía,  pues  me  he  enterado  por  algunas  de  ustedes, que  anda  por  allí  un  pseudosacerdote  que  lo  apodan  el  “Padre Gofo”,  que  viste  de  negro  y  escucha  rock,  otras  barbaridades  y  herejías  que  no  quiero  nombrar,  pues  me  dan  nauseas.

Les  comparto  que  en  la  visión  divina  hijitas  e  hijitos  me  dice  que  les  advierta,  que  no  le  hagan  caso,  pues  él,  es  el  mismísimo  Lucifer.

Además  de  que  el  pseudocurita  no  sabe  usar  las  <<Redes  Sociales>>,  como  ustedes   saben  mis  fervientes  seguidoras,   él  crítica  mucho  a  una  santa  familia,  que  en  los   últimos  10 años  ha  mantenido  el  poder  aquí  en  nuestra  entidad  norteña.

Esta  santa  familia  son  nuestros  más  preciados  benefactores  y  bienhechores,  además  de  que  son  muy   honestos  y  ayudan  mucho  a  la  gente.

Hace  poco  nos  construyeron    nuestro  gran  y  santo  convento;  el  cual  tiene  más  de  100  habitaciones,  que  arropan  a  nuestras   novicias,  que  serán  las  futuras  gofianas.

Ya  he  enviado  una  carta  a  nuestro  Prelado,  para   proclamar  la   beatificación  de  uno  de  ellos,  pues   fue   gobernador  y  demostró  a  flor  de  piel  su  santidad  y  transparencia,  me  llena  de  gozo  y  paz  saber  que  será  proclamado  como  el <<Santo  y  protector  de  los  Políticos>>.  No  olvidemos  que  él  bailaba  como  el  Rey  David.

Se  de  buena  fuente  que  también  el  pseudocurita  escribe,  bueno,  si  a  eso  le  podemos  llamar  escritura:  hijitas  e  hijitos,  no  lean  sus  escritos,   pues  abrirán  sus  ojos  como  Adán  y  Eva  y  serán   condenados  y  vivirán  la  misma  suerte.  Toda  y  todo  aquel  que  lean  sus  publicaciones  serán  reos  de  excomunión.

No  se  les  olvide  que   ustedes  cuando llegaron  al  mundo,  nacieron  siendo  oro,  y  Yo  y  los  demás (Profesores,   políticos  y  sacerdotes)  nos  encargamos  de  convertirlos  en  plomo.

Nuestra  misión  es  convertirlos  de  bellas  personas  libres   y   creativas,  en  fenómenos   de  circo  como  animalitos  dóciles,  para  manejarlos  a  nuestro  antojo  y  hacer  de  todas  y   todos  ustedes  lo  que  queramos,  para  mantenernos en el poder  hasta  el  día  de  hoy.

No  olviden  que  no  hay  mayor  virtud  que  la  obedecer  sin  cuestionar;  creer  sin  pensar   y  actuar  como   zombies  bajo  nuestras  leyes   y  mandamientos.

No  olvido  como  en  la  visión  vi   al  pseudocurita,  se  rostizaba   como  carnitas  al  <<estilo  Michoacán>>,  en  el  mismo  infierno   y  escuchaba  sus   gritos  donde  me  pedía  piedad,  todavía  resuena  en  mí  interior  sus  gritos: “¡no  dejen  de  pedir  por  mí  con  sus  rezos  y  ruegos,  sálvame  Sor Gofinaaa!”.

Que  quede  en  su  memoria,  eso  les  pasará  a las  y  a los  que  se  salgan  de  nuestro  redil,  a  los  que  rompan  nuestros  mapas  conceptuales  y  esquemas;  a  los  que  se  atrevan   a  pensar  por  sí mismos;  a  los  que  sean  ellos  mismos;  a  los  que  cuestionen  nuestras  tradiciones  y  enseñanzas  que  hemos  enseñado  por  los  siglos  de  los  siglos,  en  fin,  a los  que  enseñen  a  pensar libremente.

A  continuación  les  comparto  lo  que  la  visión   divina  me  dejó   como  un  plan  de  vida  para  todas   y  todos  ustedes,  serían  así   como  nuestras  normas  y  mandamientos  para  ser  felices  y  ser  parte  de  nuestra  gran  congregación:

–          No  pienses.

–          No  leas.

–          No  escuches  música.

–          No  critiques,  ni  alces  la  voz  para  proclamar  justicia.

–          No  denuncies  la  complicidad  y  el  secretismo.

–          No  te  organices,  ni  vayas  a  manifestaciones.

–          Mantén  tu  autoestima  baja,  vive  bajo  supersticiones  y  miedos.

–          A  todo  di  que  sí, de  lo  que  venga  de  papá gobierno  y  de  mamá iglesia,  con  la  ayuda  de  nuestra  mejor  adiestradora  que  es  nuestra  educación.

–          No  escuches,  no  hables,  no  pienses,  no  actúes  por  ti  mismo.

Si  hacen  esto,  serán  parte  de  mi  congregación  y  serán  muy  felices.  Mejor  sigue  viendo   televisión,  periódicos  de  chismes,  sigue  de  indiferente  y  pasivo  como  hasta  el  día  de  hoy  lo  haz  hecho  y  te  aseguro,  que  serás  parte  de  mí  reino  de  tu  más   humilde  servidora  Sor Gofina.  Amén.

“Los  verdaderos  místicos  van  siempre  contra  tendencia;  son  siempre  críticos  hacia  la  sociedad”.

Prem Dayal <<¡Me vale madres! Mantras mexicanos para la liberación de espíritu>> Ed. Grijalbo 11ª Reimpresión 2013.

 

Facebook  Adolfo  Huerta  Alemán.

gofoman@hotmail.com

Twitter  @GofoAutor  

Mi esencia en el diván

Escribe: Adolfo Huerta Alemán

.

imagen tomada de mx.fotolog.com/

imagen tomada de mx.fotolog.com

 .

Fui  el  que  alguna  vez  piensa  en  ti

el  que  se  aventuró  como  Indiana  Jones

a  dedicarte  una  canción de  amor.

 

El  que  no  cierra  los  ojos

sin  antes  romper  la  virginidad  de  estas  páginas

con  el  semen  negro  de  la  tinta que forman palabras que van  a  ti.

 

El  que  sueña  contigo  y,

dirá  mañana no  extrañarte

como  el  niño  dice  no  echar  de  menos  la  hora  de  recreo.

 

Moriré   imaginando  la  utopía

de  que  algún  día  este  pueblo  se  revelará

como  el  día  que  resucitó  el  viejo  PRI.

 

El  que  atraviesa  las  tripas  de  esta  ciudad

sólo  para  verte  un  instante

detrás  de  ese  vidrio  en  tu  trabajo.

 

El  que  busca  tu  sonrisa

como  un  cachito  de  cielo  y,

tener  la  certeza  de  que  la  eternidad  existe.

 

El  que  duerme  contigo  y,

mañana  no  estará  como  los  besos  de  los  marineros

pero,  alerta  a  que  la  existencia  nos  regale  otro  encuentro.

 

Aquél  que  regresará  a  tu  lecho  de  tu  vientre

fiel  y  devoto  como  un  monje

como  el  leproso  que  regresó  de  los  10  que  eran.

 

Llegar  a la  conclusión  de  que  me  amas

como  Friedrich  Nietzsche   llegó  a  descubrir

de  que  el  hombre  había  matado  a  Dios.

 

Ese  fui

el  que  una  vez  al  día

se  enamora  más  de  ti.

 

Desvanecer…

 

Facebook  Adolfo  Huerta  Alemán

 

Twitter  @GofoAutor

 

gofo007@hotmail.com