La muerte del cura (capítulo 2)

Escribe: Adolfo Huerta Alemán

 

“No  cometerás  actos  impuros  nunca  más ¿correcto? ¿correcto,  inmundo  pedazo  de  mierda, correcto? . . .

Quedaba  claro  que  aquél  era  un  caso  muy  especial,  y  la  identidad  del muerto  debía  seguir  siendo  un  secreto.

Por el  bien  de   todos”.

Juan  Gómez  Jurado <<El  espía  de  Dios>> Ed. ROCA 2006.

 

En  la  oscuridad  se  escuchaba  el  Pace  pace   de  Verdi  y  no  se  cansaba  de  ver  una  foto  de  una  joven,  tenía  menos  de  un  año  que  no  sabía  de  ella,  y  hasta  ahora  no  sabía  nada  de  ella,  pero  ahora  no  se  aburría  de  ver  su  foto.  Era  una  foto  reciente,  del  mes  pasado.

Dejó  de  ver  la  foto,  pues  eso  lo  distraía  de  los  pensamientos  que  últimamente  le  ocupaban.

Le  gusta  escuchar  ópera,  para  concentrarse  eso  le  ayudaba,  se  imaginaba  que  andaba  en  Italia,  no  le  gustaba  viajar,  pero  el  cine,  la  literatura  y  la  música  eran  sus  boletos  para   viajar,  sin  la  necesidad  de  moverse  de  su  casa.

Habían  transcurrido  varias  semanas  de  la  muerte  del  cura.

Su  muerte  pasó  como  una  cucaracha  en  busca  de  un  pedazo  de  mierda,  como  algo  normal,  no  provocó  lo  que  se  esperaba  en  la  opinión  pública,  ni  siquiera  se  abrió  una  línea  de  investigación.

Evangelio  según  San  Lucas  17, 36 -. “Y  le  dijeron: ¿dónde  está  Maestro? Él  les  contestó:  donde  esté  el  cuerpo,  allí  se  reunirán  los  buitres”. 

Volvió  a  ocurrir.

Otro  asesinato,  de  igual  manera  y  también  la  víctima,  una  vez  más,  era  un  sacerdote.

Así  fueron  apareciendo,  más  sacerdotes  muertos,  el  tiempo  entre  uno  y  otro  era  de  un  mes,  en  dos   ocasiones  fue  de  dos  meses.  Hasta  la  fecha  suman  ya  7  víctimas.

Los  medios  comprados  decían  la  misma  mentira,  no  fue  hasta  que  otros  medios  de  comunicación  foráneos,  manejaban  otra  versión  a  la  oficialista;  hablaban  de  asesinatos  y  no  de  muertes  por  enfermedades,  se  decía   que  el  Vaticano  tenía  puestos  sus  ojos  en  la  diócesis.

Comenzaban  los  rumores  entre  las  calles  de la  ciudad  y  en  las  redes  sociales  corrían  un  sin  fin  de  hipótesis,  los  rumores  corrieron  como  una  epidemia,  ya  era  imposible  detenerlos.

Se  abre  una  investigación,  el  obispo  no  tenía   opción,  tuvo  que  hablar  de  las  muertes  recientes  de  sus  curas,  que  ya  no  era  uno,  sino  7.

En  la  ciudad  se  comenzaba  a  respirar  un  clima de  miedo,  de  confusión  y  más  que  de  terror.

Los  mediocres  investigadores,  solamente  se  entretenían   y  se  burlaban.

Pero,  entre  la  inmundicia   y  la  mediocridad   también  surge  la  radicalidad  y  la  responsabilidad.

Él,  sí  que  era  un   inepto,  al  menos  esa  era  imagen  que  tenían  sus  compañeros  y  su  jefe,  más  bien  dicho,  él  creía  en la  verdad  y  en la  justicia,  solamente  se  esforzaba  en  hacer  con  totalidad  su  trabajo,  eso  lo  llevaba  a  ser  incómodo  ante  la  corrupción  que  se  vive  a  diario  en  la  ciudad.

Como  una  hormiga,  lleva  el  recuento  de  los  asesinatos  y  bien  detalladamente  las  investigaciones,  no   creía  en  Dios,  pero  esos  asesinatos   le  llevó  a  creer  que  para  eso  había  nacido,  para  resolverlos,  se  lo  tomó con  el  celo  de  un  monje  de  la  edad  media, casi  como  una  misión  divina.

Hasta  ahora  suman  7  víctimas   de  asesinato  brutales  y  que  sobrepasan  toda  nuestra  imaginación.

El  móvil  es  el  mismo,  estamos  ante  un  asesino  serial,  algo  nuevo  en  la  ciudad.

Las  víctimas  son  7  hombres  de  las  edades  de  entre  los  40  a  60  años.

A   todos  se  les  torturo  de  diferente  manera, pero  a  todos  sin  excepción  se  les  cortó  los  testículos  y  el  pene,   se  los  metieron  en  su  boca  y  en  su  ano.

No  hay  evidencia  de  que  el  asesino  o  asesina,  no  hay  que  descartar  que  pueda  ser  una  mujer  la  asesina,  no  hay  pista  de  que  haya  entrado  por  la  fuerza,  pues  hasta  ahora  no  se  ha  encontrada  violentada  las  entradas  de las  casas.  Queda  descartado  que  haya  sido  el  narcotráfico.

Todos  fueron  por  la  noche  entre  las  21: 00  y  00: 00  horas.

A  todos  se  les  descubrió  por  la  mañana  antes  del  mediodía,  más  tardar.

Los  rumores: ¡están  matando  sacerdotes! ¡es el   juicio  final!

Lo  que  le seguía  cuestionando   eran  las  víctimas,  recabando  información  entre  la  gente  de  las  parroquias  y  la  curia,  se  decía  de  ellos,  sin  excepción  que  eran  buenos,  demasiado  buenos.

Investigando  sus  computadoras,  móviles,  correos,  llamadas,  su  vida  íntima  no  veía  nada  que  estuviera  fuera  de  lugar,  todos  eran   hombres  heterosexuales,  sin  vida  sexual  activa,  ni  siquiera  en  sus  computadoras  había  registro  que  fueran  aficionados  a  la  pornografía,   no  tenían  amante,  ni   hijos,  no  tenían  deudas  económicas. Llevaban  una  vida  muy  tranquila  y   muy  acorde  a  su  ministerio,  se  veía  a  leguas  que  eran  fieles   y  responsables  ante  su  investidura  y  misión.

La  primera  impresión  que  daban   los  asesinatos  eran  de  venganza,  por  su  forma  tan  cruel  y  bizarra  de  llevarlos  a cabo,  pero  las  víctimas  no  encajaban.  Era  claro  que  la  asesina  o  el  asesino  no  lo  motivaba  la  venganza  o  el  ajuste  de  cuentas,   cada  vez  que  se adentraba  en  la  profundidad  de  esas  muertes,  se  convencía  que  el  serial   estaba  mandando  un  mensaje,  pero  ¿qué  nos  quiere  decir?  Y  ¿quién  o/a  quiénes?

Saboreando  un  whisky  en  las  rocas  el  gobernador  y  el  obispo  mantienen  una  conversación  de  hastío.

  • Monseñor  te  están  asesinando  a  tus  curas.
  • Ya  lo  sé,  no  necesitas  traérmelo  a  la  mente.
  • Estos  asesinatos  nos  caen  como  oro,  la  gente  se  está  distrayendo  en  eso,  no  hablan  de  otra  cosa  que  la  muerte  del  cura.  (Ha, haa, haaa)  Hasta  hablan  del  juicio  final.  Se  olvidan  de  los  fraudes,  de  nuestros  robos,  y   de  los  desaparecidos  y  de  la  problemática  del  estado. Oye  y  tú  crees  en  Dios  monseñor  y  en  esas  cosas  que  dices  los  domingos  en la  catedral. . .

De  verdad ¿Tú  no  estás  detrás  de  todo  esto  monseñor?

  • La  misma  pregunta  te  hago  a  ti.

Continuará. . .

“Pero ¿por qué? ¿para torturarlo?  No  creo  que  lleguemos  jamás  a  saberlo.  Nunca  sabremos  quién  fue,  ni  por qué,  ni  qué  ocurrió  en  aquella  casa  aquella  noche”.

Truman  Capote <<A  sangre  fría>> Ed. DEBOLSiLLO  2015. 

Facebook  Adolfo Huerta Alemán

gofoman@hotmail.com

Twitter @GofoAutor

Anuncios

De-generación en generación

Escribe: Adolfo Huerta Alemán

.

imagen de artistasdelatierra.com

imagen de artistasdelatierra.com

 

 

“De  loco  me   salgo  de  la  casa  de  mis  papás. . .

Una  vez  titulado,  con  maestría  y  un  súper trabajo,  probablemente  me  salga”.

<<Ricardo;  estudiante  nacido  en  1985. 

Algarabía  tópicos  Las  generaciones  julio – agosto 2011>> 

 

La  generación  que  nos  sigue, puede presumir  de  muchas  cosas,  que   tiene  mucha información  a  su  alcance  y  que la  consigue  en  un  minutos,  que  las   niñas  y   los niños  pueden  con facilidad  manejar  un  celular   o  la computadora,   hay   mucho  y  tanto  de  todo.

En  toda  época  hay  grupos   sociales,  que  con  el  paso  del   tiempo  van  formando  su  identidad,   por  lo  tanto,  se  van  identificando  con  sus  valores   e   ideales.

Esto  los  hace  únicos  y  van  marcando  el  rumbo  de la Historia,  pues   aportan   una  forma  novedosa   de  ver  y   hacer  las  cosas.

Por  consiguiente,  las  generaciones  se  convierten  en  una óptica,  para   interpretar  la  existencia   y  tener  criterios   para   actuar  frente a la  realidad  que nos  toca  vivir .

El concepto  de  generación,  lo  podemos ver  como  un  término útil  que  nos  contextualiza, la  personalidad   colectiva  socio histórica   de  una   época  en  curso.

Las   directrices  de acción  y  los patrones  de conducta,  que  nos  lleva  a tener  actitudes sociales  del   tránsito  de la  Historia,  nos  ayuda  a conocernos  a nosotros  mismos,  y  tal vez,  sin  ser pretenciosos,  poder  descifrar   un  pronóstico  de lo  que nos  espera  en  el  futuro.

Una generación   pude   estar   compuesta  por   recuerdos,  usos  de  lenguaje,  costumbres,   creencias,  ideologías  y  lecciones  de   vida.

Mi   generación,  tendrá   de  vida  ¿unos  30  años  de  vida?  Años   más,  años  menos,  lo  que  sí  es  verdad,  es  que  vamos  a  morir  y  vamos  a  desaparecer,   especulación  que  me  tiene  sin  cuidado,  ya  vamos  de  salida  los  cuarentones  de  ésta   época  ¿Qué  hicimos? ¿Qué  aportamos? ¿Hacia  dónde  nos  dirigimos? ¿Dónde  estamos?

Empero,   los  que  siguen  de  nosotros  ¿Qué  los  unifica? ¿Qué  es  lo  que  quieren? ¿Hacia  dónde  quieren  llegar?

¿De  verdad  podemos  descubrir   que  cada  generación  sabe  lo  que  quiere?

Que  nos  resta  a   ésta  generación  que  ya  vamos  a  la  tumba ¿Qué  no  pasó  nada? ¿Qué  sólo  mantuvimos  el  sistema  que  nos  teledirige?  ¿Cuánto  tiempo  resistirá  el  estilo  de  vida  que  llevamos?

No  hay  respuestas,  no  hay   horizontes ¿Sabremos  canalizar  las  cuestiones? ¿Estaremos  preparados  para  las  respuestas?

Tal vez,  como  afirmó  Albert  Anaya,  si  hay  algo   que  unifica  a  la  generación  que  nos  sigue,  y  es  ésta:  la  de  trabajar  para  tener  dinero  y  gastarlo  en  celulares  más  inteligentes  que  ellos.

“A  los  días  le  dijo:  hijo,  debes  buscar  un  oficio  Pol  le  contestó:  tengo  uno,  pertenezco  a  una  banda. . .

Por  ti,  muchas  lenguas  hablaron  una  sola.  Revolución  de  su   generación;  sonido  de  libertad  y  rebelión”.

<<Albert  Anaya  de  su  libro  Los Beatos Camino  a  la  Abadía  Ed. Trafford  2011>>   

Sobre las visiones de Sor Gofina II

 Escribe: Adolfo Huerta Alemán

.

"Gofina" (imagen enviada por el autor del texto)

“Gofina” (imagen enviada por el autor del texto)

.

No  dejo  de  rezar  por  todos  ustedes  ateos,  paganos,  sexosos  y  pecadores,  ya  mis  rodillas  están  ensangrentadas  de  tanto  pedir  por  su  conversión.

Mi  pobreza  y  humildad  no  me  permiten  decir   todos  los  sacrificios  que  hago  por  todos  ustedes  penitentes.

Empero,  deberían  de  agradecerme,  en  los  últimos  días  he  dado  dirección  espiritual  a  sus  autoridades  eclesiásticas  y  gubernamentales,  gracias  a  ello, logré  que  les  regalarán  pantallas,  para  que  sigan  alimentándose   del   bien  de  las   telenovelas,  la  rosa  de  Guadalupe  y  cada  quien  su  santo.

Gracias  a  mis  ayunos  logré   que  desaparecieran   a  esos  revoltosos  de los  normalistas  rurales ¡Ya  vamos  logrando  más  victorias! Pues,  antes  había   49   normales  rurales,  ahora  sólo  quedan  17   por  cerrar.

Mi  padrino  el  profe   me  pidió  mi  bendición,  pues  piensa  regresar  a  un  cargo  público,  de  hecho  le  recomendé   que  se  lanzara  a  la  grande  para  el  2018 ¡Ahora  si  gana!

Les  vuelvo  a  pedir  que  me  hagan  la  caridad  cristiana,  de  que  no  hagan  caso  de  ciertas  voces  que   tratan  de  confundirlos  y  engañar   con  el  sofisma  de  que  deben  luchar  por  una  ciudadanía  adulta,  participativa  y  crítica,  por lo  tanto,  de  que  nuestro  México   creyente  necesita  de  un   cambio.

De  eso  nos  encargamos  nosotros,  mis   fieles  seguidoras,  mis  compinches  sacerdotes  y   toda  la  clase  política   y demás  colados  en  el  poder  corrupto.   Trabajamos  unidos   por   todos  ustedes  y  su  bienestar,  para  eso  estamos “De  la  seguridad  me  encargo  yo”  y  mis  rezos,  para  que  las  reformas  se  lleven  a cabo,  en  santa  paz.

Me  despido  de  ustedes  mis fieles  seguidoras  y  seguidores,  no  sin  antes  recordarles  que  no  dejen  de  ser  caritativos,  pues  no  olviden: “El  que  da  con  alegría,  Dios  lo  ama”.  Hagan  caso  omiso  de  ciertas  voces  que  dicen  que  yo  y  mi  congregación  <<Las  persignadas  de  las  rodillas  ensangrentadas>> vivimos  con  lujos  ¡eso no  es  verdad! No  son  lujos,  son  necesidades  espirituales,  para  seguir  evangelizando  y  llevar  mí  mensaje  de  resignación  a  todos,  de  hecho,  les  adelanto  una  buena  noticia, ya  pronto  publicarán  mi  libro,  donde  podrán  leer   y  alimentarse  espiritualmente  de  mis visiones  y  mensajes,  sólo  constará  la  pequeña  cantidad  de $3000. oo pesitos,  es  una  pequeña  cuota  de  recuperación,  lo  que  se  recaude,  será   utilizado   para construir  una casa  de  descanso  espiritual   para  nuestros  políticos   y  servidores  públicos cansados  de  tanto  trabajar  por  nuestro  México.

No  dejen  de  encomendarse   a  nuestro  padre  inspirador  Papá  Maciel  y   a  nuestra  beata   Chavelita  del   Chorro  Parado,  ya  mero   será  beatificada  orgullosamente  de  nuestra  congragación,  nada  más  no  dejen  de  dar  su  cooperación  económica,  pues  necesitamos  más   dinero  para  que  sea  llevada  a  los  altares.

Si  necesitan  una  oración de  su  pobre  servidora   para  ustedes,  con  intención  especial,  no  dejen  de  enviar  su  dinero   a   nuestra  cuenta   bancaria   901 575 666.  Las  oraciones  especiales   cuestan  $5000.oo (cinco mil pesos).   Ustedes  tengan  fe  que  su  dinero  se  convertirá  en  esa  bendición  que  tanto  necesitas.

Por  último,  no  lean   Letras Del Norte,  eso  no  es  de  Diosito,  ese  blog  es  del  diablo,  y  sus  colaboradores  son  unos  herejes,   amancebados  y  unos  furcios;  ellos   y  los  que  lo   lean  se  irán  al  infierno.

Paz  y bien   para  toda   tu  familia.

Facobook  Adolfo  Huerta  Alemán

gofoman@hotmail.com

Twitter  @GofoAutor