¿Cuántos  Denegri  conoces?

Escribe Adolfo Huerta Alemán

 

<<La Historia dice “así fue”; la novela propone “así pudo ser”. El historiador  aspira  a la verdad objetiva, aunque nunca  pueda alcanzarla plenamente, porque hasta el más imparcial lleva agua a  su molino ideológico.  Historiador  de la vida privada de las naciones, cómo lo llamó Balzac,el novelista no  aporta pruebas de las verdades que intuye (sólo percibe su reflejo en otra conciencia), pero la ficción le da mejores armas para entender el destino individual con el colectivo>>.

Enrique  Serna.

 

Cuando te adentras a la aventura de las lecturas, definitivamente unas te llevaran a otras.

 

He leído <<El vendedor de silencio>>(tan recomendable está la novela, que la leí en 2 días) esta buena lectura me reafirma otra lectura del científico argentino Marcelino Cereijido de su libro: <<Hacia una teoría general sobre los hijos de puta>> Editorial TUSQUETS 2011: <<De que la humanidad está llena de hijos de puta y que el sufrimiento infligido  a ella por estos es muchísimo más grave que los desconsuelos ocasionados por el cáncer, la lepra y el Alzheimer juntos.

Un hijo de puta es un ser perverso; aquel que perjudica  en forma gravea un tercero.

Se aprovecha de su posición y de las circunstancias para perjudicar al otro>>.

 

Me imagino que todo país tiene sus propios hijos de puta, aquí en México el equivalente a esa expresión sería: <<Culero>>¡Qué  culero  eres! ¡Hijo  de  la  chingada!

 

Bien, en México también tenemos nuestros propios hijos de puta, comenzando por nuestro estado del norte, aquí tenemos los hijos de puta de la mafia Moreira Valdez – PRI, por citar algunos, nada más.

 

Y  otro  hijo de puta es Carlos Denegri.

 

No había escuchado hablar de éste espécimen de manufactura mexicana, no fue hasta que leí <<El vendedor de silencio de Enrique Serna>>. Editorial Alfaguara 2019.

 

Adentrarse al vendedor de silencio es estar frente a Carlos Denegri “líder de opinión” más “influyente” del México, de a mediados del siglo XX; mimado por el poder por ser columnista político y social del periódicoExcélsior.

A  Denegri le podemos dar el título de ser el <<Papá de los chayoteros>> o, el que industrializó el “periodismo” mercenario = chantajista. Aquí en Coahuila sobran varios con ese título, tanto en el medio televiso, radiofónico e impresos.

 

Con la lectura del vendedor de silencio uno comprende, del porqué de la vileza y podredumbre del periodismo mexicano, claro con algunas excepciones  de verdaderos periodistas mujeres – hombres que hacen la diferencia y rescatan la verdadera vocación del periodismo.

 

La novela histórica de Enrique Serna, nos llevara por un viaje del México de las décadas 40´s, 50’s y 60’s.

Es un vistazo al México postrevolucionario  despuésde Venustiano Carranza a Luis Echeverría.

Es mimetizarse  en la mirada  de un personaje abyecto y ruin como lo fue Carlos Denegri, pero él no se creó de la nada; él es creación de una forma de hacer política, como lo hizo el PRI a lo largo de más 70 años, y que algunos estados todavía sobrevive.

 

Mirar desde la perspectiva de Carlos Denegri es ver a México como un botín, como un pastel a repartirse entre los pocos invitados del festín de la voracidad de la oligarquía mexicana, que hasta el día de hoy, esa sed de corromperse y de robar nos sigue asechando.

 

Serna nos presenta la autopsia de Denegri  y nos lleva a su vida íntima, para entender su vida pública, para comprender los móviles de éste personaje misógino.

 

A  Denegri se le adjudica ésta frase: <<ganamos dinero por decir verdades, pero  ganamos más dinero, por no decirlas>>.

 

Leyendo el vendedor de silencio comprendo los resabios que todavía subsisten de hacer ciertos periodismos en nuestro país.

De los que se creen “vacas sagradas” = “líderes de opinión” que mejor llamaría lectores de una agenda desinformativa impuesta por los poderes empresariales  y  políticos del momento.

Aliados al poder de paso de cada sexenio, gozar de impunidad y  de ciertos privilegios a la manera más vieja y anquilosada del viejo PRI.

 

Enrique Serna nace en la ciudad de México; un 11 de enero del año 1959.

Estudió Letras Hispánicas en la UNAM; ha sido publicista de cine; argumentista de telenovelas; biógrafo de ídolos populares.

Otra novela histórica de  Serna que vale la pena leer: <<El seductor de la patria>>.

 

<<El  presidente  me  respalda,  y  estando bien con Dios, los  santos  me la persignan>>.

El vendedor de silencio de Enrique Serna. Ed. Alfaguara 2019.

 

Adolfo  Huerta  Alemán.

 

gofoman@hotmail.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s