X 3

Escribe: Adolfo Huerta Alemán

 

<<Los robots son estúpidos – dijo sin contemplaciones>>

Philp K. Dick en ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?

Novela que sirvió de inspiración para la película BladeRunner.

 

Por mí mente, sólo cruzaba lo absurdo de este juicio, el cual era parte de mi rutina de trabajo, había entrado hace más de un año.

No tengo mucho como secretaria del Tribunal Eclesiástico, soy una más de las trabajadoras del obispado.

 

La jerarquía católica era la única estructura que se aferra a no contratar robots, para el trabajo de oficina de las parroquias y de la diócesis. Seguía contratando humanos, pues su discurso teológico es:“que eran los únicos que todavía creían en sus fieles”.

 

Me arrojaron a la existencia, según dicen; un 29 de abril del año 2020, crecí rodeada de tecnología y en medio de un desastre ambiental irreversible.

Cada cierta distancia si vas a pie, necesitas de los respiradores que el gobierno junto con las corporaciones ha puesto, para purificarte los pulmones, pues casi siempre hay lluvia ácida y pareciera que siempre está nublado, pero es la contaminación.

De uso diario nos ponemos unos trajes que parecen espaciales, nos asemejamos astronautas en nuestro propio planeta, para poder sobrevivir al aire contaminado.

 

Soy la responsable de trascribir  los juicios eclesiásticos, que se llevan a cabo por transgredir algún canon del Derecho Canónico de la Iglesia Católica, que no se ha reformado desde 1986, según me han platicado.

Dichos juicios, son contra los sacerdotes que se les acusa de haber faltado algún canon.

 

Aquí me encuentro callada y observando, muchos juicios se llevaban a cabo con argumentos que la mayoría de las veces son chismorreos, o comentarios sin reales fundamentos.

Todo era bajo un sigilo que parecía de la época que describe esa novela italiana <<El nombre de la rosa>>. Se llevaban a cabo bajo un estricto secretismo ocultista medieval, no había ningún respeto por los derechos humanos de sus propios sacerdotes.

 

Cuando llegaba la hora de trascribir los juicios, por mí mente surgían preguntas: ¿cómo era posible que la iglesia hace este tipo de cosas en pleno 2049?

Cuando nuestra sociedad se incendia cada vez más, junto con manifestaciones de los humanos contra los robots.

Ahora la gente está destruyendo robots como si fueran moscas, los acusan  que les hayan quitado sus empleos y que hayan quitado el toque humano al trabajo ¡Cómo si los humanos se comportaran como tales!

Si hay un alarmante desempleo, estamos viviendo en carne propia un terremoto social, por el acelerado proceso de automatización de los trabajos.

 

Mi abuela solía contarme, que habían desaparecido más de la mitad de los trabajos que ella conoció cuando era joven y que no llegué a conocer.

Me decía cuando la visitaba: esos trabajos los hacíamos nosotros y compartía con cierta nostalgia fatalista, que antes se acompañaban los seres humanos unos a otros, y no una máquina llenaba tu vacío existencial y afectivo.

 

Hay más desigualdad social y el aislamiento, es algo que se ve  normal hoy en nuestros días.

Hay una gran masa de marginados desesperanzados, muchos de ellos se suicidan con los paquetes subsidiados por el gobierno, otros tantos pasan buena parte de su tiempo mirando sus celulares con  aplicaciones de realidad virtual, y los que no tienen esa tecnología se la pasan drogados.  Y  unos no menos, son terreno fértil para movimientos radicales contra los robots.

 

Es como si la inteligencia artificial, haya tomado conciencia de sí misma y se dio cuenta que es mejor que su creador.

 

La sociedad se va al carajo y la iglesia católica pareciera que vive en otra época, en otra dimensión, en otro universo, a veces creo que se creen sus propias falacias.

 

Ahora mismo me encuentro transcribiendo el juicio número 73: contra el sacerdote Raúl Menchaca Díaz; con 43 años, nacido en esta ciudad y que labora para esta diócesis.

Siendo el 27 de septiembre del año 2049.

Se le acusa de haber violado el celibato con una robot X 3.

 

¿Se viola el celibato por acostarse con una robot? Me imaginaba que sólo era delito, si se acostaban con humanas.

 

Los jueces llevan varios días con este juicio, no se ponende acuerdo para tomar una decisión, el argumento de ellos: buscar dañar lo menos posible la “santa” imagen de la iglesia. De lo que sí están seguros, es que le van a quitar el ministerio sacerdotal y lo van a rebajar al “estado” laical.

Es  asombroso como la jerarquía católica en pleno siglo XXI, siga teniendo este tipo de comportamiento y más, para con sus propios colaboradores.  El  cómo se sigue guiando por prejuicios que no tienen ningún fundamento con la realidad humana.

Sólo falta, que también se les ocurra mandar a traer la robot X 3 para que  declare en contra del sacerdote.

 

Lo que no me deja de cuestionar es ¿quién lo denuncio? ¿por qué? Me impacta, cómo los que se hacen llamar creyentes se destruyen entre ellos mismos.

¿En qué les afecta, un solitario sacerdote tenga actos sexuales con una robot?

 

Aquí entre los pasillos del obispado, se cuenta que hace décadas la iglesia, por mucho tiempo no acepto el abuso a menores de edad, por parte de algunos de sus sacerdotes y hasta la fecha niega el boom del clero homosexual tomo el poder para dirigir la iglesia, de hecho algunos compañeros me comentan, que es el clero homosexual los grandes defensores del celibato y  que son los más moralistas, puritanos y conservadores.

Qué absurdo que la jerarquía siga siendo tan castrante y moralina, cuando hay más cosas urgentes que enfrentar en la sociedad y por cambiar en la iglesia.

 

No sé, cuál sea el veredicto final contra el sacerdote, pero si lo “rebajan al estado” laical no estaría mal conocerlo, hasta me animaría proponerle una cita para salir con él, y si hay tiempo, le propondría vivir juntos, pues a mí no me gustaría hacer el amor con un robot, me siguen gustando los humanos.

 

<<No queremos cambiar el futuro. Nosotros no pertenecemos a este mundo del pasado>>

RayBradbury en El ruido de un trueno.

 

Facebook Adolfo Huerta Alemán

 

Twitter @GofoAutor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s