México Esquizoide

Escribe: Carlos Arturo Moreno De la Rosa

 

“Un sujeto esquizoide no desea ni disfruta de las relaciones personales, (incluido el formar parte de una familia), escoge actividades solitarias, no confía en los demás, muestra aplanamiento de la afectividad”. (DSM IV)

Suena el teléfono y decido no contestar,  no vaya ser otra vez el extorsionador que habla siempre a esta misma hora.

México mutilado, México secuestrado, México torturado. Me duele México, titulé alguna vez un ensayo. México maniatado, México dividido. México bipolar. México esquizoide, México paranoico, México infeliz.

Pero también está el otro México, el México rosa, el México en donde no pasa nada, el México de la fachada, el México de ornamento, el México superficial, El México de Galilea Montijo y de Ninel Conde, el México del “Sabadazo”, el México de los narco-corridos que solo presentan lo bonito de pertenecer, el México que quiere atraer turistas pero ellos no vienen porque ya conocen al otro México, al indómito, al salvaje, al México bestial.

Tal pareciera que en México existen dos grupos o más bien dos versiones de lo que es México y de lo que aquí sucede.

Por un lado tenemos al grupo de ciudadanos que se mantienen informados gracias a Televisa y Tv Azteca, se convencen de que en México no pasa nada, de que el Gobierno está haciendo bien su trabajo, de que no existe mala leche, se lo creen todo, adoran ver esas series apologéticas como lo fue en su momento “El Equipo” y como lo quiere ser ahora “La Teniente”.

El otro grupo de personas prefiere ver el Canal Once o el Canal 22, se informa por lo que acontece en el devenir de la República gracias a las redes sociales, van construyendo su propia versión a través de las lecturas, de los discursos no oficiales, leen el periódico pero no se dejan engañar por notas tendenciosas, van directo al análisis, al pensamiento crítico, a la reflexión, comparan lo leído con los hechos de la vida cotidiana.

En el México en donde no pasa nada el futbol es la mejor opción, el deporte como antídoto, como anestesia, como tranquilizante. En el otro México, en donde si ocurren cosas y bien gachas nos damos cuenta de que esto no está bien, es el México vituperado por la guerra contra el narco, y últimamente le tenemos que añadir sucesos terroríficos que ya todos conocemos.

“Si no pueden, renuncien” nos recuerda hace poco Jorge Fernández Menéndez.

La gente que se ha levantado a decir “ya basta” es gente que le han matado a sus seres queridos; ¿esa es la única vía para poder terminar con este manicomio?

“El pecho a tierra como nueva postura de protección civil” escribe Julio Hernández.

Actualmente los “malos” son minoría… no quiero ni pensar cuando sean la gran mayoría…

“Es cierto lo que dice Poiré: México no es violento. Es extremadamente violento” (Carlos Humberto Toledo)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s