Amor en la posmodernidad

Escribe: Carlos A. Moreno De la Rosa

Homúnculo by Leonardo Da Vinci

.

¿Qué es el amor?

Hay una canción que la Radio se ha encargado de impregnarla en el inconsciente colectivo, la busqué en Youtube y ahora se que la canta “Tito el Bambino”, muchos de Ustedes la conocen, inicia afirmando: “El Amor es una magia, una simple fantasía, es como un sueño que al fin lo encontré”.

Mucho se ha escrito sobre el Amor, desde tiempos inmemorables, desde que el Ser humano se precia de serlo ha dedicado líneas de pensamiento a eso que llamamos Amor.

Últimamente teóricos del pensamiento humano se han puesto de acuerdo y han catalogado al Amor como el sentido de nuestras vidas, el Amor y sus diversas manifestaciones, como dijera Erich Fromm, amor a Dios, a uno mismo, a la pareja, a los padres, a los hijos.

Más que un simple efecto químico en el Cerebro, el Amor es un Arte, por lo tanto requiere destreza, constancia, el Amor es una disciplina, término muy alejado de nosotros y nuestro diario vivir.

El punto álgido que hoy comparto es una palabra que define el acto de amar: una sola palabra: Amar es DESPRENDERSE; en la clase de Psicología evolutiva estamos tocando el tema de la fecundación y nos percatamos de que el espermatozoide tiene que desprenderse de su cuerpo para poder entrar al óvulo, para poder fusionarse, para ser uno solo, dejar de ser, dejar de pensar en el yo para comenzar una nueva vida, una nueva creación.

Desprenderse quizá es el acto de amor más grande, olvidarse de uno mismo, claro que no va en contra de aquel adagio “nadie da lo que no tiene” es cierto, hay que amarse uno mismo, para saber amar al otro, pero el darnos cuenta de cómo inicia la vida, la existencia humana, con un acto de desprendimiento, de humildad, de amor incondicional, nos enseña mucho sobre el sentido del compartir, del vivir juntos.

El Budismo Zen nos ha compartido que la magia de vivir se da mediante el desapego, que nuestro corazón no esté enraizado en lo material, en lo pasajero, en lo contingente, “Ligero de equipaje”. Sé que nos hace falta a nosotros como seres occidentales eso que se llama “Meditación” “Reflexión” “Introspección”, somos seres nacidos bajo el yugo de la posmodernidad y sus valores

Amar en tiempos de la posmodernidad implica esa eterna lucha entre el Romanticismo (en todo el sentido estricto de su significado) y los valores propios del contexto socio-histórico-cultural en el que vivimos como el Hedonismo, el Consumismo, el Materialismo, el Individualismo.

Es un Reto. Amar es un reto, implica sacrificio, implica no obedecer los mandamientos imperantes de la axiología en turno, implica ser auténtico, implica pensar, ser creativo. En resumidas cuentas Amar implica Desprenderse…

Twitter: @CarlosMorenoMx

Facebook: psicologocarlosmoreno

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s