Creatividad revolucionaria

Escribe: Adolfo Huerta Alemán

imagen de revistaemica.blogspot.com

imagen de revistaemica.blogspot.com

.

“Nunca  se ha de pensar  en  toda  la  calle  de  una  vez ¿entiendes? Sólo  hay  que  pensar  en  el  paso  siguiente,  en la  inspiración  siguiente,  en la  siguiente  barrida.  Nunca  nada  más  que  en  la  siguiente”.

<<Michel  Ende  de  su  maravillosa  novela  Momo.  Ed. Alfaguara 2001>>

 

Estamos  viviendo  días  donde  hay  pruebas  de sobra,  donde  mujeres  y  hombres  que  están  a  cargo  de  las  instituciones  que  nos  dirigen   y   trabajan  por  el  bien  común  de  nuestra  sociedad,  no  están  cumpliendo  para  lo  que  fueron  elegidos  y  no  olvidemos  que   no,  nos  están  haciendo  un  favor,  pues  se  les  paga  y  reciben  unos  salarios   bien  altos,  que  rayan  en la  grosería,  frente  a  salarios  de la  clase  trabajadora.

Mucha  gente  se  queja,  pero  en el  clóset,  no  hay   propuestas  ni  mucho  menos  participación  por  parte  de  las  y  de los  que  se  quejan  a  escondidas.

No  descartamos  que  también  hay  mujeres  y  hombres  con  otro  grado  de  conciencia  y  de  participación  ciudadana  y  en  los  movimientos  sociales,  están  haciendo  algo  y  están  proponiendo.

Todavía  son  demasiadas  las  y  los  que  no  se  quieren  convencer,  de que  no  necesitamos  un  mesías,  o  algún  santo  para  salvar  a  nuestro  país.   Simplemente  necesitamos  seres humanos,  nos  necesitamos  unos  a  otros  y  trabajar  en  equipo,  lo  que  nos  debe  de  unir  a  las  y  a  los  mexicanos  en  éste  momento  histórico,  no  es  el  fútbol,  o  alguna  religión,  mucho  menos  un  partido  político.

Sino,  la  de  velar  por  la  vida  en  común  y  una  vida  con  dignidad,  éste  es  el  proyecto  en  común,  que  a   todas  y  a  todos  nos  debe  de  unir  en  éste  instante.

Hasta  el  día  de  hoy  nos  cuesta  a  las  y  a  los  mexicanos  trabajar  en  común,  por un  verdadero proyecto  que  salve   nuestro  México,  de  individuos  sin  escrúpulos   que  sólo  velan  por  su   poder  y  seguir  robando.

Hoy  estamos  llamadas  y  llamados  a  superar  nuestras  envidias  y  diferencias,  nos  comportamos  como  niñas  y  niños  mimados,  donde  cualquier  pendejada  nos  divide,  sino  es  el fútbol,  es  la  religión  católica  y  todas  sus  sucursales  donde  está  en  oferta  la  fe  milagrera  y  de paso  está  la  política  partidista,  todos éstos  factores  y  más,  nos  dividen  y  nos  polarizan,  lo peor,  nos  distraen,  con  esquemas  e  historias  repetidas,  en  cada  sexenio.

Habrá  muchos  elementos  en  contra  de  nuestra  gente:  jornadas  de  más  8  horas  de  trabajo,  telebasura  que  teledirige   y  baja  el  autoestima  de la  gente  ingenua,  terror  en  la  calles  para  seguir  manteniéndonos  paralizados,  todo  esto  y  más, provoca  en  nuestra  gente  <<La  flojera  mental  e,  intelectual>>  es  esto  lo  que  más  nos  hace  daño,  y  creo  que  es  la  raíz  de  todos  nuestros  males.

La  flojera  mental  e,  intelectual  es  la  que  ha   permitido  la corrupción  que  vivimos,  y  ha  creado  el  infierno  que  nosotros  mismos  hemos  creado  con  nuestras  propias  manos  e,  indiferencia.

La  flojera  mental  e,  intelectual  de  no  querer  pensar,  la  de  no  analizar,  la de  no  reflexionar,  la  de  no  informarnos,  la  de  no  ser  críticos  ante  nuestra  realidad  y  por  lo  tanto,  esta  flojera  mental  e,  intelectual  nos  ha  llevado  a  no  actuar.

Hoy  estamos  obligadas  y  obligados  a  dejar  nuestra  flojera mental  e,  intelectual,  para  pensar  juntos,  para  activar  nuestra  imaginación  y  creatividad,  es  lo  único  que  necesitamos  en  estos  momentos.

No  necesitamos   de  individuos  que  sólo  velan  por  su  status quo,  éstos  nos  han  domesticado   a  creer  que  no  hay  ningún  beneficio  económico,  cuando  nos  ponemos  a  pensar  en  comunidad, comenzado  en  nuestros  hogares  y  barrios.

No  todo tiene  que  tener  una  retribución  económica,  tenemos  que  volver  a  recuperar  la  gratuidad  que  está  en  cada  una – uno  de  nosotros.

No  perdamos  la  capacidad  de  pensar  y  más,  la  de  pensar  juntos,  se  está  haciendo  realidad  aquella  novela  de  corte  juvenil  de  Michel  Ende <<La  Historia  Sin Fin>>  donde  nos  advertía  lo  peligroso  que  puede  ser,  la  de  dejar  de  soñar,  la  de  imaginar  otros  mundos  posibles,  hasta  parece  que  esa  novela es  una  profecía,  donde  en  nuestros  días,  se  está   haciendo  realidad.

¡Es  hora  de  pensar!  De  volver  a  confiar  en  nuestra  imaginación,  para  provocar  y  despertar  nuestra  creatividad,   y  así  llegar  a  una  <<creatividad  revolucionaria>>  donde  volvamos  a  recuperar  nuestros  espacios  gratuitos  y  públicos,  donde  volvamos a  ser,  seres humanos.

Nuestra  creatividad  nos  llevará  a las ideas  que  nos  muevan  actuar  en  común,  donde   todas  y  todos  colaboremos,  para  recuperar  la vida  y  una  vida  con  dignidad.

Nuestros  líderes  políticos,  magisteriales   y  religiosos,  no  están  trabajando  a  nuestro  favor  y  mucho  menos,  para  pensar  por  nosotros  mismos,  quieren  que  sigamos  siendo  sus  marionetas, para  seguir  manejándonos  a  su  antojo  y  para  sus  intereses.

¡Hoy  en  día  no  estamos obligados  a seguir  sus  preceptos  y  normas  ideológicas,  religiosas  y  morales!  Estos  se  han  convertido    en   cadenas  mentales  y  espirituales,  que  lo  único  que  hacen  es  que  nos  comportemos  como  sus  fenómenos  para  su  circo  mediático.

¡Rompamos  con  esto!  Que se ha  convertido  en  usos  y  costumbres  de  nuestra  vida  cotidiana ¡Dejemos  volar  a  nuestra  imaginación  y  creatividad! Nos  han  engañado  de  que  siendo  flojos  mentales  e,  intelectuales,  así  viviremos  felices.

Está  en  el  poder  de  nuestra  voluntad  de  pensar  para  actuar,  no  necesitamos  de  individuos  que  sólo  roban  y  pisotean  nuestros  derechos  humanos  más  esenciales,  ahora  corresponde  a  las  y  los  ciudadanos  de  a  pie,  usar  nuestra  imaginación  y  creatividad  para  despertar  la  participación  de  más   mujeres  y  hombres, para  vivir  con  libertad   y  dignidad.

¡Hagamos  la  revolución  de  pensar  juntos,  con  las   dos  únicas  armas  que  necesitamos  en  éstos  momentos! La  imaginación  y  la  creatividad.

“Míralos, lo que  parecen  los  que  han  vendido  la  vida  y  el  alma  por  un  poco  de  bienestar. . . Se  trataba  de  una  conquista  callada  e  insensible,  que  avanzaba  día  a  día,  y  contra  la  que  nadie  se  resistía,  porque  nadie  conseguía  darse  cuenta  de  ella.  Y  los  conquistadores ¿quiénes  eran?”.

<<Michel  Ende  en  Momo. Ed. Alfaguara 2001>>

 Facebook  Adolfo Huerta Alemán

gofoman@hotmail.com

Twitter  @GofoAutor  

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s