La voz del Evangelio en la posmodernidad

Escribe: Carlos Arturo Moreno De la Rosa

imagen de decualquiermodocaeradepie.blogspot.com

imagen de decualquiermodocaeradepie.blogspot.com

.

“Discernimos que al bárbaro le resulta fácil ser sano; para el hombre de cultura, es una tarea dura.” (Sigmund Freud)

.

Hace tiempo escuché a un cura en su sermón señalando que hacía falta que los padres de familia voltearan a ver sus hijos, que los descubran, que les inculquen valores, que les enseñen el respeto al prójimo; que por eso la sociedad está en un bache, la sociedad se desmorona; en un “atolladero”.  La estructura primigenia de la sociedad que es la familia está produciendo sujetos sin ley, que se les hace fácil delinquir; ¿por qué? porque en su familia no se les inculcaron los valores; el amor, el respeto, la gratitud, el esfuerzo, la disciplina, la tolerancia la paciencia, el compartir; todos estos valores con los que la cultura se afianzó y se logró conquistar la civilización.

La cuestión es la siguiente: ¿Cómo enseñar en la familia los valores como lo son la tolerancia, el respeto, la disciplina, cuando la sociedad en la  que estamos inmersos lo que nos dicta son otros valores como la competitividad, el individualismo, el consumismo, el materialismo, el hedonismo, la cosificación? ¿Cómo educar a nuestros hijos con valores de fraternidad cuando vemos que el que tiene éxito en la vida es precisamente por lo contrario? ¿Cómo educar a nuestros hijos en base a que lo bueno cuesta cuando vemos que los que se hacen millonarios lo hacen acosta del dinero fácil?

Resulta interesante la propuesta. De un tiempo para acá la Iglesia está tomando la palabra, está hablando fuerte; sabedora de que en la actualidad las Instituciones como la educativa, la institución política o la ciencia no están respondiendo a la exigencia ética. La Iglesia quiere asumir ese rol, y por eso en la actualidad propone, y nosotros lo que deberíamos hacer es analizar el mensaje y no tanto al mensajero.

Sé que dentro de la Iglesia pudiera existir motivos fehacientes que hacen desmotivar al feligrés, sabemos que la Iglesia está pasando por un mal momento; pero nosotros como sociedad debemos rescatar el mensaje del Evangelio que no es más que otra cosa que el Amor, vivir con Amor y eso a nadie, hasta hoy, le ha hecho daño.

A la iglesia se le puede criticar, por sus frutos, por sus actos, por su pasado, por sus representantes, por sus dogmas, por su metafísica, pero ¿qué ganaríamos con seguir criticando a los prelados? nada, mejor escuchemos sus preceptos, mantengámonos abiertos a sus posturas, escuchemos y analicemos con un sentido crítico y tolerante su visión de la existencia.

 

Anuncios

Un pensamiento en “La voz del Evangelio en la posmodernidad

  1. y es que esta tan claro, “hagan lo que los maestros de la ley les indican que hagan , mas no se comporten ni practiquen lo que ellos hacen” mas como lo enunciaste la base del bienestar común y general es el amor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s