No al Fracking

Escribe: Adolfo Huerta Alemán

 

imagen de totamor.blogspot.com

imagen de totamor.blogspot.com

.

“Creo  que  el  mejor  pedo,  que  se  ha  echado  el  hombre,  es  Dios”.

<<Charles  Bukowski>> 

 

Cuando  la  tuvieron  en  sus  brazos,  sabían  ya,  cuál  era  su  destino,  o  al  menos  se  imaginaron  que  la  perseguiría  la  estigmatización   y  la  burla  de la  gente.

No  encontraban  explicación  alguna  ¿por qué  su  hija  había  nacido  con  esa  anomalía? La  madre  le  echaba  la  culpa  al  papá:  esto   viene  de  tu  familia  y  en  especial  de  ti,  por  las  noches  casi  no  puedo  dormir  por   tu   culpa.

Ahora  la  niña  sufría   en  apariencia  esa  herencia  maldita  o,  un  poco  incómoda  y  se  dice  en  apariencia,  pues ¿incómoda  para  quién?  Si  eso,  es  muy  natural,  decía  la  abuela  paterna.

La  niña  fue  creciendo,  pero  también  su  autoestima  iba  bajando  conforme  iba  entrando  en la  adolescencia,  mientras  las  niñas  de  su  edad  jugaban  y  brincaban  cual  si  fueran  querubines  en  primavera,  ella  se  alejaba  y  se  escondía.

Lo  que  ella  no  imaginaba,  que  esa  “anomalía  de la  naturaleza”  la  hacía  especial  y  única,  a la vez  no  sabía  aún,  que  por  ese  defecto  pasaría  a  ser  inmortal  o,  cuando  menos   pasaría  a la  Historia,  como  alguien  no  desapercibido,  sino  como  alguien  especial,  cuando  menos,  lo  era  para  una  persona,  y  con  eso  basta  para  haber  venido  a  esta  existencia  absurda,  saber  que  eres  el  mundo  entero  para  alguien,  lo  eres  todo  para  alguien,  tener  la  certeza  que  alguien  se  duerme  pensando  en  ti,  o   sueña  contigo  cada  noche.

La  burlas  comenzaron  desde  el  kínder,  se   fueron  haciendo  cada  vez  más  frecuentes  y  en  algunas  ocasiones  hasta  más  extremas.

Como  aquella  ocasión  que  pusieron  el  micrófono  en  su  trasero,  en  pleno  saludo  a  la  bandera,  la  escuela  escucho  resonar  más  que  el  Himno  Nacional,  sus  flatulencias  más  sonoras  que  cualquier  afición  de  futbol  encabronada  por  un  penalti  marcado  injustamente ¡Hasta  se  le  hubiera  despeinado  el  copete  al  espurio  del  presidente,  si  hubiera  estado  cerca!

Con esa  situación  Jordane,  le  era  difícil   encontrar,  tan  siquiera  una  amiga  verdadera  y  que  la  aceptara  tal  como  era  ella.

Al  paso  del  tiempo  aprendió  a  controlar  sus  pedos,  pero  era  complicado,  pues  sus  flatulencias  eran  expresión  de  sus  sentimientos,  de  sus  pasiones,  cuando  el  poeta  lo  expresaba  con  bellas  rimas  a  la  amada,  Jordane   lo  expresaba  con  sus  grandes  pedos.  A  veces  eran  inofensivos,  pero  muy  sonoros,  en  otras   circunstancias   eran  silenciosos,  pero   muy  hediondos   y   apestosos  en  demasía,  éstos   últimos  sentías  como  pasaban  de  tu  olfato  a la  garganta   y  sentías  lo  ácido  de  su  olor  en   tu  boca,  te  hacían  hasta  llorar  de  su  fuerte   pestilencia.

Su  fama  fue  inevitable,  llegó  hasta  China,  vinieron  a  proponerle  a  dar  una  gira  a  su  país,  pues   logro  interpretar  con  sus  pedos  la  9ª  Sinfonía  de  Beethoven,  después  de  todo  su “defecto”  o,  como  lo  veían  los  demás,  lo  que  para  unos  era  una  vergüenza,  para  otros  era  algo  extraordinario  y  único.

Esa  gira  le  abrió  las  puertas  de  varias  universidades  a   Jordane,  decidió  entrar  a  una  de  ellas.

En  una  tarde,  estaba  echándose  unas  flatulencias  en  los  jardines  de la  universidad,  acompañadas  de  su  lectura.

Cuando  vio  aquel chico,  le  gusto,  fue  inevitable   enamorarse.  Pero,  cada  vez  que  intentaba  acercase  a  él,  era  cuando   más  gases  salían  de  su  bello  trasero,  pues  Jordane,  era  bella  y  escultural,  que  parecía  que  el  mismo  Dios  hubiera  deseado  ser  hombre,  para  enamorarla.

Su  conquista  era  el  chico  ni  más  ni  menos,  un  representante  de  los  estudiantes,  pues,  en esos  días  había  huelga, el  gobierno  en  turno  del  Estado,  quería  desaparecer  Filosofía  y  Letras  de  la  Facultad  de la  Universidad.

Esa  tarde  había  un  mitin,  pues  el  gobernador  visitaba  la  Facultad  que  quería  desaparecer,  era  para  argumentar  o,  para  justificar  su  represión.

Jordane,  estaba  frente  a  un  dilema,  de  esos  que  te  invitan  a  sobrepasar  tus  propios  límites  y  prejuicios, así  que  se  lanzó.

Cuando  el  gobernador  se  hacía  oír,  ante  la  rechifla  de  las  y  los  jóvenes  universitarios,  Jordane  que  era  imposible  no  percibir  su  presencia  por  su  bella  figura,  los  guaruras  del  gobernador  se  imaginaron  que  era  una  edecán,  no  repararon  en  dejarla  pasar,   ya  estando  cerca  del  gobernador,  le  lanzó  gas  ¡un  pedo!  ¡Una  flatulencia  de  las  más  poderosas!  Que  mató  al  gobernador.

Después  del  sonido  de  su  pedo  heroico,  las  y  los  jóvenes  explotaron  en  gritos  y  aplausos ¡Jordane  nuestra  heroína!

En  ese   instante,  el  chico  la  volteo  a  ver  y  no  le  retiro la  mirada,  mucho  menos  su  corazón,   pues  hasta  el  día  de  hoy,  sigue  en   juicio  el  caso  de  Jordane,  pues  el   gobierno   bastardo  la  acusa   de asesinato   y  la  parte  defensora,  solo  dice  que  fue  algo  muy  natural,  desde  ese  día   mucha  gente  apoya  a  Jordane,  ya  no  se  burlan  de  ella,  al  contrario,  hay  gente  que  lleva  leyendas  en  sus  playeras “Yo  me  echo  pedos  como  Jordane”.

Y  el  chico,  ahora  es  su  enamorado,  no  deja  de  protestar  afuera  de  los  tribunales,  cada  día  se  suma  más  gente  a  la  manifestación,  que  pide  su  liberación.

Facebook  Adolfo Huerta Alemán

gofoman@hotmail.com

Twitter  @GofoAutor

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s