Es tiempo de cambiar

Escribe: Adolfo Huerta Alemán

 

imagen de artistasdelatierra.com

imagen de artistasdelatierra.com

 .

“Les  pido  que  acepten  la  responsabilidad  de  construir  un   equipo  y  reconocer  que  tienen  una  gran  potencia  para  construir  el  país  que  desean”.
<<Julián  Lebarón en: el  México  indignado,  coordinadores Ricardo Raphael  y  Antonio Cervantes>> Ed. DESTiNO 2011.

 .

En  México  parece  que  día  con  día  se  quiere  imponer “el  mundo  del  revés”  o nos  quieren  hacer  creer  esto:  donde  los  políticos  corruptos  junto  con sus  partidos   son  intocables  y  no  son  cuestionados  por  su  enriquecimiento  ilícito  a  cuestas  de  los   impuestos  de  la  gente  que  de  verdad  trabaja.

Nuestros  políticos  se  han  ido  formando  una  aureola  que  los  protege,  ejemplos  nos  sobran  en  nuestro  país:  la  tragedia  de la  guardería  en  Sonora;  Atenco;  Oaxaca;  el  Moreirazo  en  Coahuila, ningún  político  que  participo  en  estos  genocidios  han  sido  castigados  o  llamados  a  dar  cuentas  de  sus  acciones  torcidas.

Donde  el  narcotraficante  es  ensalzado  cual  si  fuera  un  papa  de  la  beatificación  de la  violencia   absurda,  acompañada  de  corridos  estúpidos,  a  coro  por  sus  seguidores  que  se  creen   sus  compinches.

El  actor – actriz   productos  manufacturados  de  las  televisoras  a  su  antojo   y  placer,   es  el  portavoz  de  lo  que  tienen  que  hacer  las  y  los  mexicanos.

Los  medios   de  comunicación  van  creando  más “jaulas  mentales”  de las  cuales  sirven  para  masificar  el  intento  de pensar,  o  peor  aún,   acabar   con  la  capacidad  de  pensar  de  la  gente.

Ahora,  resulta  que  los  verdaderos  héroes  son  los  futbolistas  y  el  futbol  es  un  pretexto  más,  para  alimentar  nuestra  irresponsabilidad.

Habrá   brotes   de  un   verdadero   protagonismo  por  parte  de  algunas  y  algunos  ciudadanos,  donde  no  hay  otra  motivación  que  la  de  servir  honestamente  a  su  sociedad.

Sin  embargo,  la  y  el  ciudadano  que  se  atreva  a  participar  más  allá  de  su  conformismo  y   letargo,   será  cuestionado  hasta  sus  últimos  rincones  de  su  vida,  por  lo tanto,  será  perseguido  y   criminalizado  hasta  el  hartazgo.

Le  impondrán  candados  y  más  leyes  absurdas  para  desanimar  su  participación  para algún  cargo  público,  el  cual  los   que  están  actualmente  no  se  lo  merecen,  ni  tampoco  lo  usan  para  nuestro  bien  común.

No  digo,  que  no se  le  cuestione  y  se  le  revise,  pero,  que  no  debemos  de  tener  la  misma  actitud  frente  a  nuestros  servidores  públicos,  ante  los  partidos  políticos,  en  nuestras  iglesias,  parece  ser  que  nos  hemos  acostumbrado  a  no  decirles  nada  a  estos  que  están  frente  a  nuestra  instituciones,  sean  gubernamentales  o   eclesiales.

La  justicia  se  exige  para  todas  y  todos,  que  realmente  pase  por  el  filtro  de la  transparencia,  no  nada más  hacia  alguien  que  pretenda  algún  cargo  público  y  que  éste,  por  no  pertenecer  a  alguna  institución  o  plataforma  oficial,  le  caiga  todo  el  peso  de la “ley”.

Sus  discursos  son   los  mismos,  que  ellos (los  partidos  políticos) son  los  que  mejor  pueden  llevar  a cabo  la “democracia”,  ahora  ellos  son  los  paladines  de la  transparencia,  de  los  que  van  a  crear  leyes  que  estén  a  nuestro  favor ¿será?

No  caigamos  en las  trampas  de  los  que  ostentan  el   poder,  así  como  se  exige  transparencia  a  cualquiera  de  nosotros,  también  estamos  llamados  a  exigirla  a  nuestros   gobernantes.

Para  eso  es  necesario  y  es  una  tarea  esencial  hoy  en  día,  no  dejar  de  micro-organizarnos,  no  desanimarnos  si  somos  2  o  3,  no  dejemos  de  perseverar, esto  es  una  lucha  de  seguir  hasta  donde  podamos.

No  tener  miedo  de  derrumbarles  sus  farsas  a  nuestras  autoridades,  de  quitarles  el  fuero  que  los  protege  de  sus  corruptelas,  de  confrontarles  cara  a  cara ¡No  tenemos  por qué  tener  miedo  frente  a  quienes  nos  tienen  así!

¿Por  qué  hemos  llegado  a  ésta  situación  y  no  hacemos  nada? ¿Qué  nos  falta  para  actuar?

Quien  alimenta  mí  esperanza  eres  tú  lectora  y  lector,  y  pensar  que  puedo  soñar,  en  que  uno  a  una   seremos  más,  las   y  los  que  nos  sumamos  a  provocar  ese  cambio  que  necesita  nuestro  México,  nuestro  estado,  nuestra  ciudad,  nuestro  entorno  y  nuestro  momento  histórico.

“y  otra  vez  levanté  la  voz  y  acudieron  a  mí  quienes  debieron  llegar  al  encuentro  de la  aventura  para  cambiar  al  mundo”.

<<Lydia  Cacho  en: el  México  indignado>>

Facebook  Adolfo  Huerta  Alemán

gofoman@hotmail.com

Twitter @GofoAutor

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s