Limitado, pero animado

  • Escrito por: José Jorge Hernández Briones

    .

    imagen de vidasanaweb.com.ar

    imagen de vidasanaweb.com.ar

    .

    “Nuestra recompensa se encuentra en el esfuerzo y no en el resultado.
    Un esfuerzo total es una victoria completa”,
    Mahatma Gandhi.

    .

    Las experiencias en la vida me han enseñado que habemos personas destinadas a realizar actividades intensas, es decir, por mucho tiempo y a veces ni nos damos cuenta de las potencialidades que tenemos.

    A mis 44 años alcanzo a percibir que soy una persona más allá de lo normal, de hecho, muy limitada y ordinaria, eso me motiva a luchar todos los días paran alcanzar metas y tener logros, aunque estos no vengan en un papel, la satisfacción alcanzada no tiene precio.

    He realizado muchas actividades, pero no me había dado cuenta de que tal vez sea una persona con un umbral de resistencia un poco larga, o bien, la vida me he preparado para eso.

    Por ejemplo, cuando estaba en el Seminario (en 1996), corría 10 kilómetros, cinco días a la semana, luego hice otras actividades y dejé de correr; llegué a pensar que nunca lo volvería a lograr.

    Fue  allá por el año 2001, cuando ya trabajaba en el periódico que duré seis meses sin descansar y nunca me sentí aburrido, cansado o sin ganas de ir a trabajar, al contrario, mi motivación era tanta que quería seguir trabajando.

    En julio de 2009, nuevamente volví a la carga con el trote e inicié caminando, para agosto ya corría entre 5 y 7 kilómetros diarios, así duré hasta septiembre de 2010 que por motivos que no recuerdo dejé de correr.

    Para mayo de 2010 regresé a correr y también me motivé con una actividad extra: la lectura, así que combine las dos y para el mes de julio ya estaba corriendo entre 10 y 11 kilómetros diarios, a veces 12 o 13, por eso tiempo también leía unos cuantos libros.

    En diciembre de ese año me lesioné y luego tardé en recuperarme como siete meses, pues la lesión no se quería ir, siento que los músculos lloraban, gritaban y se quejaban demasiado, así que ante la inactividad opté por dedicarme de lleno a la lectura, y en el año 2011, leí 17 libros y me propuse que el siguiente año serían 20 y ¡lo logré!

    Aunque de haber leído todos los meses, creó que deberían haber sido el doble, pero así leo, por etapas, a veces hasta cinco libros al mes o también caculo entre 2000 y 3000 páginas en el mismo tiempo.

    He tenido otros “récords” recientes, como el pedalear 30 kilómetros diarios y luego llegar y correr de 5 a 7 kilómetros más, la actividad aunque hace sentir bien físicamente requiere mucha energía ya que no solo realizo dicha actividad, también tengo labores cotidianas por hacer, hecho por que me limite, pero me doy por bien servido con lo que me alcanza.

    Otros logros recientes son al trabajar, por ejemplo, hoy 13 de junio, cumplí dos meses sin descansar y no tengo fecha de hacerlo, mentiría si dijera que todos los días voy contento al trabajo, pero no, en ese tiempo han sido dos o tres días que de plano no he querido al periódico, aunque eso es mental y en minutos cambio el chip y deseo que el turno no se termine.

    Pero aunque hoy por razones personales no he podido correr, saco a mi bebé a pasear en su carriola y en dos etapas camino de seis a siete kilómetros diarios; busco siempre darme mis habilidades y disfrutar lo poco que pueda hacer y si no se puede hacer nada, no pasa nada.

    Hoy, al finalizar de leer “De qué Hablo Cuando Hablo de Correr”, de Haruki Murakami, reflexioné sobre mis limitaciones y logros, así que hice cuentas de lo que he leído y lo que he corrido, pues desde 2010 apunto en un cuaderno lo que pedaleo, corro y leo.

    Desde mayo de 2010 a la fecha, he devorado al menos 53 libros de todos los colores, tamaños y sabores, no sé si sean muchos o pocos, lo cierto es que estos me han mejorado la ortografía y eso ya es bastante.

    Y de lo que he corrido son miles de kilómetros, pues a veces corría de 300 a 350 kilómetros por mes, pero la cuenta exacta no la tengo, tampoco de la pedaleada, aunque todo está registrado en mi cuaderno-diario.

    No, no escribí esto para presumir, sino para compartir que todos tenemos fortalezas de las que podemos sacar provecho, en mi caso, son pasatiempos que me han hecho uno de los hombres más felices de la tierra y de pasada me han enseñado que cuando uno hace lo que le gusta, disfruta la vida al máximo.

    “El progreso es la habilidad del hombre para hacer complejo lo que es sencillo”, Thor Heyerdhal, explorador noruego.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s