El verdadero rostro de la y del mexicano

 Escrito por: Adolfo Huerta Alemán

 .

.

“El  cielo  está  lleno  de  mentiras”. (Carlos  Fuentes).

.

¿De  qué  nos  sentimos  orgullosos  las  y  los  mexicanos?  ¿De  los  colores  de  nuestras  fiestas  patrias  y  religiosas?  ¿De  la  fe  de  nuestro   pueblo? ¿De  la  alegría  que  expresamos  en  nuestras  relaciones  humanas? ¿De  nuestra  diversidad  cultural?  ¿De  nuestra  tenacidad  y  espontaneidad  para  sacar  adelante  nuestros  retos?  No  dudo  que  motivos  nos  sobran  para  estar  orgullosos  de  haber  nacido  en  México.

Pero,  si  somos  sinceros  y  observamos,  la  realidad  es   otra,   somos  testigos  desde  hace  mucho  tiempo  atrás,  de  algo  que  no  es  para  estar  de  fiesta,  mucho  menos  orgullos  de  nosotros.

Ya  nos  habían  advertido  Samuel  Ramos;  Octavio  Paz;  Leopoldo  Zea;  José  Gutiérrez Vivó;  Rodolfo  Usigli;  Jorge  Castañeda;  Agustín  Basave;  Denise  Dresser;  Sara  Sefchovich,  la  lista  es  larga,  éstos  son,  sólo  algunos  de  los  más  representativos.

Rubén  Moreira  Valdez – PRI  habla  de  un  Coahuila,  que  es  referencia  de  justicia  y  transparencia ¿A  partir  de  cuándo,  si  su  hermano  Humberto  deja  una  mega deuda? Y  sigue  prófugo  de  la  justicia del  pueblo y  disfrutando  de  sus  “ahorros”  en  Barcelona;  se  dice  que  “¿estudiando?”… ¿Justicia,  cuál?  No  se  han  resuelto   los  casos  de  nuestros  desaparecidos.

Hace  poco,  celebraba  misa  en  un  barrio  de  la  parroquia,  se  acerco  una  familia  llorando,  me  informan  de  la  desaparición de  su  hijo, desde  hace  dos  años, lo  levantaron  policías   y  estos  lo  entregan  a  otro  grupo  de  dudosa  procedencia,  es  lo  que  me  dice  la  familia  golpeada  por  la  violencia,  digo  con  esto,   cada  vez  me  doy  cuenta  de  más  gente  desaparecida  en  mi  ciudad.

¿No  está  Rubén  Moreira  Valdez – PRI  inventando  una  realidad  a  la  medida  de  sus  deseos  y  mentiras? ¿nos  las  presenta  como  si  fuera  la  verdad   más  verdadera?  Ésta  realidad  no  es  exclusiva  de  Coahuila,  sino de  todo  el  país.

Veo  a  mi  Saltillo  donde  sus  calles  de  sus  colonias  hay  mucha  basura,  bastante  mierda  de  perros,  envases  de  cerveza,  bolsas  de  comida  chatarra,  el  pasto  de  los  parques  seco  y  abandonados,  autos  estacionados  en  doble  fila,  pasándose  la  luz  roja,  baches  por  doquier.

En   nuestra   cultura,  los  que  vemos  esta  realidad,  nos  llaman  “aguafiestas”  porque  no  optamos  por  maquillar  la  realidad:  que  no  queremos  a  México  porque  no  suavizamos  la  verdad. ¿No  será   que  no  silenciamos  aquello que  no  nos  gusta?  Lo  que  quiere  más  de  un  poderoso  es  que  seamos  como  niños  estólidos  comiendo  una  paleta,  elogiando  su  supuesto  “trabajo”  y  que  los  alabemos  cual  si  fueran  cuasi dioses.

¿Qué  nos  rige  verdaderamente  a  las  y  a  los  mexicanos?  Católicos,  cristianos,  ateos,  priístas,  perredistas,  panistas, políticos,  profesores,  homosexuales;  sea  cual  sea  nuestra  preferencia  sexual,  nuestro  estado  de  vida, nuestro  papel  en la  sociedad,  nuestra  ideología,  nuestra  religión,  nuestros  gustos.

Descubrimos   mentiras  en  el  discurso  público,  sea  de  quien  venga,  de  nuestro  presidente,  gobernadores,  alcaldes,  de  nuestros  profesores,  de  nuestros  adultos,  de  nuestros  pastores,  de  nuestros  sacerdotes;  la  mentira  nos  rige  desde  tiempos  inmemorables,  desde  la  Colonia  se  dice.

Es  la  mentira  el  verdadero  rostro  de  las  y  los  mexicanos,  todas  y  todos  son  cómplices de  un  sistema  que  consciente  la  mentira: pan  nuestro  de  cada  día.  Aunque  pasen  las  horas,  los  días,  los  años  y  con  ellos  las  ideologías,  las  creencias,  las  tradiciones,  el  cambio  de  los  partidos  políticos  en  el  poder,  nuestros  políticos  en  el  gobierno,  a  las  y  los  ciudadanos  nos  mienten  una  y  otra  vez:  profesores,  políticos,  religiosos,  la  mentira  no  ve  clase  social,  ni  cargo  público  que  no se  apodere  de  ellos.  Y  lo  que  es  peor,  nos  han  mentido  siempre.

La  mentira  se  ha  convertido  en  la  única  forma  de  gobernar.  La  mentira  detrás  de  nuestras  leyes;  de  nuestras  creencias;  es  parte  de  nuestras  costumbres;  de  nuestros  gobiernos;  de  nuestras  instituciones  eclesiales.

La  mentira  es  esencia  de  la  vida  política  mexicana,  nunca  como  hasta  ahora  ha  sido  tan  necesario  mentir,  ante  la  desilusión   que  provocan  todas  nuestras  instituciones nos  han  ocultado  la  verdad  y   ocultan  los  verdaderos  problemas  que  realmente  nos  afectan.

La  clase  política  y  la  poderosa  no  podrían  mentir si no  fuera  un  código  y   una  práctica  socialmente  aceptada  y  compartida  por  todas  y  todos;  son  cómplices  todas  y   todos  al  no  poner  un  alto para  enfrentar  la  realidad  y  vivir  en  la  libertad  de la  verdad.

Esta  pequeña  reflexión  sólo  trata  de  ser  honrado,  comenzando  por  quien  lo  escribe,  trata  de  abrir  una  perspectiva  para  comprender,  para  reflexionar  y  debatir  el  México  actual  que  estamos  viviendo.

Trata  de  despertar  la  sensibilidad  y  la  responsabilidad  ciudadana  de  todas  y  todos,  para  vivir  en  la  indignación  permanente;  criticando,  denunciando,  levantando  la  voz,  sacudir  a  más  de  una  conciencia,  dejar  de  ser  tan  agachones  y  mediocres,  para  desterrar  la  mentira  de  nuestro  entorno  social,  cultural, político,  eclesial,  familiar.

“La  verdad  los  hará  libres,  pero  primero  los  hará  encabronar”.

Dicho  por  @PeterSGaytan

 

@GofoAutor

 

gofo_04@hotmail.com

Facebook  Adolfo  Huerta  Aleman.           

Anuncios

9 pensamientos en “El verdadero rostro de la y del mexicano

  1. así es padre vivimos de falsas promesas, con eslogan de la sonrisa, de la nueva forma de gobernar y la cruzada vs el hambre, lo mas triste de todo es que se aprovechen de la gente mas nesecitada. saludos

  2. Bien Padre¡, hasta me hizo recordar cuando hace poco tiempo aun oficiaba misa en Sta Cecilia, coincido siempre con usted, mucha suerte!

  3. Buenas tardes, muy triste es el saber que los Mexicanos tengamos ese rostro, los “políticos” tratan siempre de perjudicar a quien les dice sus verdades y de favorecer a quienes adulan su mentiras

    • Marcelo, pues nosotros que somos capaces de ver, ésta otra realidad, tratemos de seguir propagando y despertando la conciencia de los demás, y seguir formandonos nosotros que tenemos éstos medios u otros, gracias por tu aportación, y por darte tiempo para leer: )

  4. Vivimos en la mentira por miedo a ver la triste realidad, debemos despertar de esta mediocridad y luchar por ser libres primero de nosotros mismos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s