Una tarde con Juan Rulfo

Escrito por: Adolfo Huerta Alemán

.

imagen de bibliotecaspublicas.es

imagen de bibliotecaspublicas.es

 .

“Rulfo  nos  refleja  en  toda  su  obra, 
no  es  sino  el  fiel  espejo  de  la  realidad  del  campo  mexicano”.
Raúl  Espinoza,  crítico  literario. 

 .

Era  el año  de  1995, cuando  llegó  a  mis  manos,  un  libro  pequeño,  pero  sus  letras  guardaban  algo  que  la  palabra  grandeza,  no  alcanza  a  describir.  Lo  que  esos  cuentos,  nos  descubrían,  era  mantener  viva  la  memoria  histórica  de  un   pueblo  olvidado.

<<El  llano  en  llamas>> (1953) del gran  maestro  Juan   Rulfo,  un  libro  fundamental  para  la  literatura,  que  nos  habla  de  antepasados  “del  olvido  al no  me  acuerdo”  para  entender  al  México   cristero,  postrevolucionario,  al  país   rural  siempre  ninguneado  por  los  poderosos.

El  libro  que  nos  da  el  autor,  descubrimos  al  hombre – escritor,  es  feliz  en  la  soledad,  nos  comparte  sus  fantasmas,   que  siguen   viviendo  entre  nosotros.

Recrea  el  México   rural,  con  personajes  inolvidables,  como  Macario,  durmiendo  entre  alacranes  y  costales,  pero, saboreando  la  leche  de  Felipa.   Con  personajes,  si  te  has  dado  cuenta,  al  acércate  a  ellas  y  a  ellos,  no   tienen   rostro,  pues,  son  gente  común  y   corriente,   pero  que  nos  recuerdan  la   contradicción  de  nuestra  especie.

¿Cómo  lograste  escribir  estas  dos  obras,  tan  significantes  maestro  Rulfo?  Obras  no  muy   extensas,  por  cierto,  aún  más  atractivas.

Esas  historias   me  las  contaba  la   gente  que  conocían  y  que  eran  contemporáneos  a  mis  padres,   podría   decir  que   ya  estaban  en  mí  mente,  ya  estaban  escritas,  solamente  las  pase  al  papel  y  las  compartí  con  ustedes  mis   lectores.

Con  Juan  Rulfo  y  su  obra,  vislumbras  al   escritor   y  su  misión,  es   la  de  plantear   los  problemas   sociales   y   hacer  una  obra  de  arte.    Acercándote  a  los   relatos  rulfianos,   descubres   los  problemas  sociales,  se  plantean   desde  una  perspectiva  artística;  el  arte  como  arma  de  denuncia   social,   como  memoria  colectiva,  exigiendo  justicia  añeja  no  cumplida  por  nuestras  instituciones.

Maestro  y  amigo ¿Qué  nos  regalas  con  tu  obra?  Escribí  para  hacerme  compañero  de  la  depresión,  en  compañía  de  la  soledad,  escribo  para  tolerar  la  existencia  y  la  realidad,  soy   escritor  como  quien  busca   su  infancia  y  trata  de  recuperar  sus  mejores  días.  Y  en  esa  búsqueda  no  encuentra,  sino  decepción  y  desengaño,  al   final  se   derrumba  la  esperanza,  como  un  montón  de  piedras.

Juan  Rulfo;  jalisciense  como  Yáñez  y  Arreola.   Es  creador  de  dos  libros  esenciales:  El  llano  en  llamas (1953)  y  Pedro  Páramo (1955).   El  mundo  de  Rulfo  es  el  México  rural  desgastado  por  la  supuesta  Revolución  y  por  la  guerra  absurda  cristera,  palabras  de  él  mismo.

El  reconocimiento  mundial  que  ha logrado  Rulfo,  con  una  obra  tan  breve,  se  explica  por  la  visión  mágica  de   la  realidad  en  su   verdad  desolada  y  fatalmente  sin  esperanza.  Recurre  al  surrealismo  que  nos  diluye  los  límites   entre  la  realidad  y  la   irrealidad,  que  nos  proyecta  un  confuso  ámbito,  en  el  que  el  tiempo  no  transcurre  y  las  almas  de  los  muertos  regresan  a  revivir  sus  recuerdos  entre  rumores  y  murmullos.

La  obra  rulfiana  es  la  viva  imagen    del  desconsuelo   que  se  vive  en  el  México   triturado  por  las  falsas  esperanzas   y   fantasmas  que  seguimos  arrastrando  de  un  pasado,  que  no  hemos  sabido  digerir.

La  recreación  literaria  de   Rulfo,  en  su  lenguaje  rústico,  con  su  intensidad   expresiva,  nos  llevan  a  la  sabiduría  y  a  su  sentido  estético,  que  este  gran  escritor  ha  sabido  usar  y  compartir   con  nosotros  sus  lectores.

Juan  Nepomuceno  Carlos  Pérez  Rulfo  Vizcaíno.  Nace  en  Sayula,  Jalisco  un  16 de mayo de 1917  y  muere  en  México, D.F.  Un  7  de  enero del  año  1986.

“papá  con  muchos  trabajos  había conseguido  a  la  Serpentina,  desde  que  era  una  vaquilla,  para  dársela  a  mi  hermana,  con  el  fin  de  que  ella  tuviera   un  capitalito  y  no  se  fuera  a  ir  de  piruja   como  lo  hicieron  mis  otras  dos  hermanas   las  más  grandes”. 

Juan  Rulfo,  del  cuento <<Es  que  somos  muy  pobres>> El  llano  en  llamas Ed. Narrativa  Actual 1993.   

 

@GofoAutor

gofo_04@hotmail.com

Facebook  Adolfo Huerta Aleman.            

Anuncios

6 pensamientos en “Una tarde con Juan Rulfo

  1. Me Encanto justo lo que esperaba , aun te sigo agradeciendo este regalo que para mi fue muy sigificativo EL LLANO EN LLAMAS de Juan Rulfo fue el encuentro de dos que hasta ahora son grandes amigos.

    • ¡GRACiAS Juany! Por guardar eso pequeños, pero grandes detalles de ésta existencia, que nos recuerdan que somos mortales, pero que esos encuentros son los que nos hacen eternos: )

  2. Gofo, muy buen escrito con esto nos has dado un buen ejemplo de que para leer no se empiezan con libros grandes sino con uno pequeño y de aqui todo lo que puedes sacar de provecho de la lectura, buscare estos libros por que los leimos en prepa para leerlos y en el ultimo parrafo que esta con negritas ese viene en otro libro por que me llamo la atencion de lo que hace el padre por su hija

    • Claro, Frank el hábito de la lectura, se comienza con grandes obras de arte, eso no significa que sean extensas, ya vez, esta <> De Kafka, es muy pequeña, pero son grandes, gracias por darte tiempo para leer: )

  3. Muy padre este relato… A mi en lo especial no me gusta mucho la lectura pero al leer este escrito me llama la atencion las obras y quisiera leerlas. Dicen que nunca es tarde para hacer cosas nuevas. Y yo quiero hacer algo nuevo en mi vida hacer de un habito la lectura…

    • Esa es la intención Isaac Cortes, despertar la curiosidad, claro que nunca es tarde para comenzar, y te deseo voluntad y perseverancia, para que logres el hábito de lectura, pero creo que yá haz empezado, pues te das tiempo para leer Letras del Norte, ésto yá es un buen comienzo: )

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s