La renuncia de Ratzinger

Escrito por: Carlos Arturo Moreno De la Rosa

.

ratzinger

.

“Después de haber examinado ante Dios reiteradamente mi conciencia,
he llegado a la certeza de que, por la edad avanzada,
ya no tengo fuerzas para ejercer adecuadamente el ministerio petrino”.
Ratzinger

 .

“La renuncia del Papa
habla de un hombre de sólidos valores y de consistencia ética”.
Rubén Aguilar Valenzuela

 .

La renuncia del Papa es un paso lógico dentro de un camino ilógico. La renuncia del Papa se debe de leer como un síntoma más de la sociedad insertada en la era de la posmodernidad en donde los valores del esfuerzo, el coraje, el empeño, el sacrifico han quedado atrás; con esto no quiero decir que Ratzinger sea un desobligado, no, lejos está la interpretación de su acto de juzgarlo como tal, más bien, lo que aquí se intenta expresar es el cómo se instaura y cómo se lee su dimisión al cargo como él así lo afirmó: por cuestiones de salud.

No faltarán los amantes de las hipótesis de conspiración que afirmarán que “un papa no renuncia, lo renuncian”, pero eso sería entrar en el terreno del suponer, más bien mi lectura de la renuncia del Papa tiene una hermenéutica diferente: la renuncia del Papa como metáfora del malestar de la cultura actual.

El hombre que se está construyendo en la actualidad es un hombre hedonista, que busca a toda costa el placer por el placer, que evita el sufrimiento, que prefiere beneficios con el mínimo esfuerzo, la palabra “sacrificio” en la actualidad es una palabra que asusta, que incómoda, lo de hoy es simplemente pasarla bien, gozar, disfrutar, poseer, tener, qué importa el ser.

La renuncia del Papa la leo desde esa óptica, como un síntoma del hombre posmoderno, que se da el lujo de renunciar a un compromiso establecido. El hombre de la posmodernidad valora más su salud, si integridad, su libertad su felicidad por sobre todas las cosas; antes el hombre y la mujer cuando hacían un compromiso llegaban hasta las últimas consecuencias, como muestra de lo que aquí escribo basta analizar las estadísticas de los divorcios, las mujeres vivían bajo el designio de “es la cruz que me tocó cargar” y no renunciaban al compromiso pactado, pero ahora, al mínimo roce, a la mínima frustración, el hombre y la mujer incardinados en la posmodernidad optan por renunciar y buscar un camino diferente, un camino que los lleve al goce.

“Si el Papa renuncia imagínate lo que puede hacer cualquier mortal” alcancé a escuchar. La renuncia al cargo como manifestación de la sociedad en la que estamos viviendo; cultura creadora de sibaritas. Imaginemos en su momento a Jesús bajándose de la cruz: “esto duele mucho, allí se ven”. El Papa como depositario de los valores de la Posmodernidad.

imagen de comandoamelia.blogspot.com

imagen de comandoamelia.blogspot.com

 

Anuncios

2 pensamientos en “La renuncia de Ratzinger

  1. ¿Y tú, estas viviendo la misión y vocación que se te encomendo desde el bautizmo? ¿Tienes la calidad moral suficiente para dar este tipo de opinión.? ¿Oh Eres de los que te gusta que los demás hagan y bien gracias nomas mirando dando ordenes y opiniones?… No se puede dar lo que no se tiene. Nadie sabe lo que tiene hasta que lo vive.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s