Sin Título (I)

Escrito por: Adolfo Huerta Alemán

 

,

“Un  asesino  es  verdaderamente,  un  ser  enfermo  en  el  que  una  sociedad  viciada  ha  corrompido   todos  los  afectos.  Lo  consume  un  humor  acre  y  ardiente”.
Michel  Foucault  de su libro <<Los  Anormales>>.  Ed.  FCE  2002. 

 .

Introducción. 

Somos  seriales,  nos  repetimos.  Seriales   en  nuestros   hábitos,  en  nuestros   gustos,  en  nuestras  pasiones.   Sufrimos  una  <<compulsión  a  la  repetición>>.  Diría  un  médico  vienés,  y  esto  nos  detenta,  nos  expresa  y  determina  como  seres   humanos.   Nuestra  compulsión  a  las  series  nos  hace  quedarnos  dentro  del  paradigma:  no  cambiar,  temerle  a  lo  desconocido  y  preferir  el  camino  fácil,  porque  nos  da  miedo  incursionar  en  senderos    ignotos   y  preferimos  permanecer  ahí,  en  lo  seguro,  en  lo  cómodo,  en  lo  conocido.   Por  naturaleza,    la  mayoría  mediocre  de  la  humanidad  es  serial  y  se  creen  hechos  en  serie.

¿Qué  hace  funcionar  a  la  mente  humana? ¿Somos,  en  ocasiones, presas  de  nuestros  instintos,  placeres  y  obsesiones?  ¿Son  los  vicios  los  que  convierten  a  una  persona  en  asesina? ¿Qué  motiva  a  alguien   a  asesinar?  ¿Por  qué  le  llamamos  monstruo  a  alguien  que  mata?

No  estábamos  preparados  para  esto,  de  por  sí,  ya  teníamos  con   la   violencia   cotidiana  desatada  por  el  narcotráfico,  ahora   esto,  no  lo   podía  creer,  será  reflejo  de  la  descomposición  social  y  pobreza  que  estamos  viviendo.

I

Estaba  en  Canadá,  llevando   un  curso  de  actualización  sobre   criminología  forense,  cuando  me  llamaron  del  Gobierno  Federal,  una  oficina   especializada  ubicada  en  el  D.F.

Tenía  pensado  que  cuando   terminara  el  curso,  me  quedaría  unos  días  a   vacacionar  y  conocer  Quebec,  no   fue   posible,  la  voz  decía  que  era  urgente  que  viajara  a  México,  y   reportándome   me  darían  los  detalles.

Dormí  algo  en  el  avión  que  me  llevaría  a  mí  país  de  vuelta.  Llegando  no  salió  mí  maleta,  que  llegaría  en  el  próximo  avión.  El   teléfono  móvil  llegando  al  aeropuerto  de   la  ciudad  de  México  no  dejaba  de  sonar,  al  fin  conteste,  la  misma  voz  que  me  dijo  que  era  urgente  presentarme,  me  decía  que  inmediatamente  me  dirigiera  a  las  oficinas.   No  tuve  más  remedio  que  dirigirme  hacia  allá.

Estamos  por  terminar  noviembre,  se  hace  presente  el  frío,  me  encanta  el  invierno,  más  que  el  calor.

Llegando  a  las   oficinas,  me  recibe  una  especialista  antropóloga  forense,  me  extrañó,  con  ella  siempre   tuve   una  sana  competencia;  Patricia  Solorzano   siempre  fue  muy  atinada  en  sus   investigaciones,  por  algo  es  doctora.

Me  saluda,  luego  me  comenta:  tenemos  trabajo  de  verdad,  me  mandaron  hablar  y  pensé  en  ti  también,  no   hay   otro   especialista  sobre  estos  casos,  entramos  a  la  oficina,  había   ya   un  equipo,  que  se  veía  que  tenía  pocos  días  de  haberse   formado,  pero se  veía  desgaste  en  sus  rostros  y  con  esa  preocupación  en  sus  miradas  perdidas,  buscando  la  repuesta  en  algún  rincón  de  un  cielo  inexistente.

Me  presenta  la  doctora,  el  protocolo  lo  hace  rápido  y  sin  tanta  solemnidad,  a  continuación  me  va  diciendo  los  nombres  de  las  personas  y  su  encomienda,  sobre  éste  caso, me  dicen  que  ha  conmocionado  a  las   autoridades,  que  aún  no  se  he  hecho  público,  por  eso   la  urgencia,  antes  de  que  algún  hacker  lo  haga   del   interés   y  dominio   público,  por  medio  de  las   redes  sociales.

Nos   dirigimos  a  una  pantalla   grande,  y  a  un  lado  está  lo  que  funge  una  gran  pizarra  de  vidrio,  donde  han  colocado  las  fotografías  del  asesinato,  fácil  deducir  que  es  un  crimen,  por  lo  que  muestran  las  imágenes,  y  lo  que  llevan  recabado  sobre  el  caso.

Me  informa  la  fecha  del  asesinato:  25  de  noviembre  del  año  en  curso (2012).

En  Saltillo, Coahuila  México.

En  el  fraccionamiento  República  Oriente.

Calle  Monclova;  entre  Blvd.  Coahuila  y  calle

Piedras  Negras;  número  2776.

Frente  a  la  pizarra  llena  de  fotografías,  casi  desde   todos  los  ángulos  sobre  la  víctima,  me  corrige;  víctimas,  son  dos.

Me  va  describiendo  lo  que  el  informe  anotaron  los  peritos,   nos  falta  mucho,  aquí  en  México  respetar  la  escena  del  crimen,   estamos   muy  atrasados,  los  que  se  hacen  llamar  peritos,   son  muy  descuidados   y  les  vale  madre  contaminar  la  escena,  pero  bien,  me  dispongo  a  escuchar  a  Patricia,   la  información  que  le  han  dado.  Estando  el  miércoles  28  de  noviembre  del  2012;  el  asesinato  ocurrió  el  domingo, llevan  dos  días  enfrascados  en  este  caso.

La  descripción  que  escucho,  me  hace  recordar  que  eso  no  lo  habíamos  vivido,  ni  con  los  asesinos  más  estudiados  de  la  Historia  de  México,  como  las  investigaciones  de  Ramón  Mecader – El  asesino  de  Trotsky;  el  caso  de  Gregorio  Cárdenas – El  estrangulador    de  mujeres;  el  de  Higinio  Sobera  de la  Flor – El  matón  impulsivo;  el  de  Donadieu;  el  de  Enrico  Sampietro;  las  Poquianchis;  El  antecedente  de las  Muertas  de  Juárez.  Las  narcofosas.

Se  me  dice  que  a las  7: 17 A. M.  Del  lunes  26  de  noviembre  del  año  en  curso; se  hizo  una  llamada  al  066  Emergencias.

–          Hablo  a  la  policía. . .

–          Si (Solo  escucha  lloriqueos) le  escucho.

–          ¿Qué   hago?

–          Dígame  señor,  le  estoy  escuchando.

–          Mi  esposa. . .

–          Necesito   saber  ¿qué  pasa  señor?  Para  poder  ayudar.

–          Lloriqueos,  maldita  sea  ¡pinche  madres! ¡Nooo!

Tiempo  suficiente  para  rastrear  la  llamada,  y  unos  elementos  se  dirigieron  al  domicilio  donde  se   hizo  la  llamada.

Cuando   fueron  testigos,   de   inmediato   hablaron   a   otras  autoridades,  de  pronto  aquel  domicilio  se  lleno  de  peritos,  y  a  continuación  te  leo  que  describieron,  la  escucho  viendo  cada   foto   que  parecían  sacadas  de  las  pinturas  del    Bosco  de  Jerónimo  Bosch.

II

Lunes  26  de  noviembre  del  2012;  domicilio  del  señor  Armando  Hurtado  Ares;  ubicado  en  República  Oriente;  calle  Monclova   con  número  2776,  entre  el  Blvd.  Coahuila  y  calle  Piedras  Negras.

Hace  una  llamada  al  066  Emergencias;  a  las  7: 17 A. M.  El señor  Armando   llegaba  de  su  trabajo,  salió  al  mismo  el  domingo   25  de noviembre  del  año  en  curso; a  las  8: 17  P.M.

9: 17 A.M. Encontramos  a   una  mujer  de  entre  34  a  36  años;  se  nos  confirma  que  tenía  38  años;  estatura  1.72 cm.  Tez   blanca;  cabello  largo  hasta  los  hombros,  color   castaño.

Completamente  desnuda,  amarrada  de  brazos  y   piernas  a  la  mesa  del  comedor  principal  de  la  casa,   la   muerte  es  por  desangrado,  pues  fue   abierta  del  vientre,  no   hay   indicios  de   violencia  en  su  cuerpo,  tampoco  de  violación  sexual,  cuando  estamos  cerciorándonos  de  ello,  descubrimos  su  vagina  dilatada,  cuando  nos  acercamos  más,  descubrimos  que  le   fue  introducida  una  imagen  de  bulto;  de  la  virgen  maría, de  35  cm.  De  largo,  se  nos  informa  que  es  de  la  advocación  de la  virgen  del  rosario.    Esto  fue  hecho  estando  ella  todavía  con  vida.

El  vientre   se  lo  abrieron,  pues  se  nos  informa  que  estaba  embarazada  con  un  poco  más   de  8  meses.   Para  sacarle  el   miembro,  que  se  nos  dice  era  niño.   A  continuación  lo   buscamos.

El  niño  se  encontró  en  la  taza   del   baño,  muerto  por   haber  sido   sacado  del  vientre  de la  madre,  y  lo  terminaron   ahogándolo  en  el  retrete.

Cuando  estamos  observando  más  detenidamente  las  causas  de  la  muerte,  nos  damos  cuenta  que  su  ano  está  completamente  destrozado,  y  al  ver  su   pequeño  rostro,  nos  damos  cuenta  que  no  tiene  ojos,  se  los  extrajeron.

Conclusiones  del  primer  peritaje:  el  asesinato  se  llevo  a  cabo  el  domingo  25  de  noviembre  del  2012;  entre  las  10: 00 P.M.  y  12:00  A.M.  Del  lunes  26  de  noviembre  del  año  en  curso.

No  hay  indicios  de  que   hayan  violentado  las  puertas  de  la  casa,  se  deduce  que  el  asesino  tenía  llaves  o   era  de  la  confianza  de  la  familia.

Estando   viva  ella,  le   abren  el  vientre  o  se  le  practica  un  cesárea,  sin   anestesia  alguna,  le  extraen  al  bebé,  a  continuación  el  asesino  le  practica  sexo  por  su   pequeñito  ano, hasta  matarlo,  nos  hay  rastros  de  semen  del  victimario,  al  parecer  usó  condón.

Después  de  haber  tenido  sexo  con  el  bebé,  lo   tira  en   la  taza  del  baño  de  la  casa,  y  a  la  mujer  la  termina  matando,  introduciéndole   la  imagen  de  la  virgen   María  en  la   vagina.  Hasta  éste  momento   no  encontramos  nada  que  nos  lleva  al  asesino.

Seguimos  con  la  investigación.

Este  asesinato   era   terrorífico  y  en  demasía  grotesco,  no  habíamos  sido  testigos  de  eso,  aquí  en  México,  y  menos    fuera  de  las  grandes  ciudades.  Ahora  comprendí  la  mirada  de  Patricia  y  su  afirmación,  de  que  ahora  si  teníamos  trabajo de  verdad.

Continuará. . .

.

“Lo   que  entonces  ignoraba  era  el  alcance  del   horror  al  que  deberíamos  enfrentarnos”. 
Kathy  Reichs  en <<Testigos  del  silencio>>.  Ed. PLANETA 1999.

 

@GofoAutor

Gofo_04@hotmail.com

Faceboock  Adolfo  Huerta  Aleman.

Anuncios

2 pensamientos en “Sin Título (I)

  1. .

    Las personas que llegan a cometer estos crímenes, por lo general carecen de consciencia, son personas frías, egoístas, calculadoras, y no se detienen para cometer estos crímenes; son personas con las que convivimos sin darnos cuenta. Que pueden llegar a contagiar como si se tratara de una epidemia, hasta acabar con quien está a su lado tanto emocional, como físicamente de pende del grado de psicópata que sea.

    Cuando descubrimos a estos psicópatas hay que retirarnos de inmediato pues nos pueden llegar hacer daño sin darnos cuenta, Ya que son muy carismáticos, simpáticos, verbalmente son muy hábiles y te envuelven fácilmente como hipnotizándote.

    Este relato me ayuda a estar más alerta de lo que pasa a mi alrededor y conocer a las personas con quien me relaciono socialmente.

    Gracias Adolfo, por lo escrito, estare al pendiente de la continuación.

    • Qué bien que te puso reflexionar Alma, estoy convencido que la Literatura, en éste caso, el género del cuento, nos habre nuevos horizontes y la mente, para aprender y estar más despiertos y pendientes de lo que sucede a nuestro alrededor.
      GRACiAS por darle tiempo a la lectura en tu existencia: )

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s