No nos vencerán

Escrito por: Luis A. Zavala Díaz

Acercándonos a Un año de Indignación Manifiesta en Coahuila

 ,

imagen tomada de elmanana.com

La historia de la humanidad ha manifestado claramente que al organizarse una sociedad sus miembros tienden a elegir de alguna forma quien los represente y gobierne con el objetivo de mantener el orden, administrar la justicia, y proveer el bienestar general de la comunidad. A su vez, la misma historia nos da innumerables experiencias de tiranos, dictadores, oligarcas y demás perversiones del poder que “indignan” y activan a grupos de “ciudadanos” a luchar contra ese gran mal que aqueja a una comunidad. Las perversiones del Poder no solo se manifiestan en la retención del poder de un o individuo grupo gobernante, sino se manifiesta en las cargas impuestas a los ciudadanos ocasionando descontento colectivo. Esto tarde o temprano activa a un grupo de esos ciudadanos que “lideren” una campaña para liberarse del opresor y buscar de otra forma distinta el bienestar de la comunidad, es cuando el dicho de Margaret se hace realidad, un grupo de individuos realmente comprometidos cambiando su mundo.

En 2011 estos movimientos sociales y acciones civiles por liberarse de los opresores ha sido bastión y motivación de miles en todo el mundo, México no fue, no ha sido la excepción, y parece que permaneceremos un tiempo más…

En noviembre de 2011 surge una invitación por las redes sociales sobre una marcha en contra del Gobierno del Estado de Coahuila, por las presuntas irregularidades del Gobernador con licencia y del Gobernador interino respecto a la adquisición de una deuda de manera ilegal sin que se conociera públicamente el destino. Muchos ciudadanos de diferentes estratos, ideologías, actividades nos sentimos unidos pues ya estábamos siendo afectados por el incremento en tenencias, derechos y otras contribuciones; una marcha en la que estuvimos alrededor de doscientas personas exigiendo cuentas claras y preparando estrategias para contrarrestar el daño que el Gobierno en turno y el futuro gobernador nos seguirían ocasionando. A partir de ese momento se forma un movimiento, formado por varios grupos de personas de distintos orígenes y convergimos en Indignados Coahuila. Inmediatamente surgieron una variedad de liderazgos importantes, juntas, reuniones, pláticas constantes a través de las redes, cafecitos, hasta botana y cervezas para establecer alianzas en los diferentes grupos y tener sinergia sobre un tema que no solo nos afectaba a todos, sino que nos vinculó ese 20 de noviembre de 2011.

La naturaleza de este tipo de movimientos exige una depuración entre los actores, espontáneamente van surgiendo todo tipo de líderes, quienes quieren encontrar soluciones y quienes quieren sacar provecho, particularmente político. En una sociedad tan dividida como la mexicana es más fácil desprestigiar y posteriormente reventar un movimiento así. Sin embargo, en Coahuila, a pesar que sobraron estos personajes, sobraron infiltrados, sobraron burlas, un grupo de ciudadanos hemos estado persistentes en el tema; la clave es perseverar. La perseverancia de un movimiento da credibilidad, da resultados y da el mensaje que no negociaremos. Esto por supuesto incomoda a los opresores delincuentes, de manera que buscan la posibilidad de reprimir.

Las reacciones de los Gobiernos normalmente son en tres etapas, mismas que se cumplieron cabalmente en Coahuila. Como primer etapa: el Gobierno Ignora a los manifestantes, su clamor y sus acciones. Una vez que siguen constantes y van perseverando, se vislumbra la segunda etapa que consiste en la Burla y el escarnio, minimizando todo lo posible a los manifestantes al grado de “ningunearlos” y pensar que son nadie. Hasta esta etapa la gente en general observa, mas no toma postura. La tercera etapa es cuando la constancia de esos grupos es tanta que empiezan a obtener simpatía entre la ciudadanía, descubriendo las mentiras de bondades de los opresores, es cuando éstos Reprimen e intentan bloquear a cualquier costo las acciones de protesta, reprimiendo, pagando a medios para que no cubran los eventos, haciendo campañas que contrarresten el desprestigio de las instituciones, etcétera.

Indignados Coahuila nos topamos con un evento muy peculiar: Elecciones presidenciales. Este evento aceleró el proceso de separación en diversas fracciones del movimiento, particularmente por quienes formaban parte de algún partido político o existía ya el plan de trabajar en una campaña presidencial. Algunos intentando capitalizar para su candidato otros simplemente se separaron y cambiaron de tema. Uno de los pocos grupos que se ha mantenido ajeno a cualquier campaña electoral en este proceso es definitivamente es Ciudadanos Por Coahuila; hemos sido etiquetados de panistas, perredistas indistintamente, sin embargo ha quedado claro nuestro apartidismo y nuestra lucha contra la ilegalidad, la corrupción y el crimen. Como grupo nos hemos declarado Anti PRI; y eso no nos quita nuestra cualidad de apartidistas como argumentan quienes intentan desprestigiarnos, al contrario, enfatiza nuestro compromiso contra la ilegalidad pues el PRI ha demostrado que no maduró al perder la presidencia en el 2000 y los niveles de corrupción y crimen están en su máximo esplendor, particularmente en estas campañas presidenciales. Un candidato a la presidencia con más nexos con delincuentes de diferentes niveles que con la ciudadanía, candidatos homicidas, corruptos totalmente confirmados por sus comunidades postulándose a Diputados y Senadores, uso de recursos públicos, compra de votos, coacción, amenazas a los empleados de gobiernos priistas, todo con total descaro e impunidad. Nuestra postura es a favor de la ciudadanía, de la transparencia, de la libertad y representación de los ciudadanos. No nos interesan puestos de poder político, ni puestos de servicio o función pública, simplemente estamos hartos que los gobiernos como los de los Moreira, actúen contra la ciudadanía y queden impunes y hasta premiados.

Nuestras acciones han variado en formas y circunstancias, inicialmente contra el moreirazo, juicios políticos, amparos, solicitudes de transparencia, en nuestro eje jurídico; en nuestro eje de acciones públicas, las manifestaciones en el Congreso del Estado, el Ojo Ciudadano, el Peso por la Deuda, el Cortejo Fúnebre de la Transparencia y las Marchas Anti EPN, éstas después de las agresiones contra nosotros por elementos de seguridad pública y trabajadores del Estado y el Municipio, obviamente enviados por quienes encabezan estos gobiernos. También tenemos un Eje de Sinergia, y participamos en las Asambleas Ciudadanas, buscando estrategias de acción en conjunto con otros grupos como el Consejo Ciudadano Permanente y el Foro de Abogados, a su vez con otros grupos como Claridad y Participación Ciudadana. Un eje no menos importante, es el de producción de contenidos, fundamentalmente en las Redes Sociales, videos, artículos, investigaciones, fotos, etc. Documentando la historia de la Indignación en Coahuila.

No somos expertos, mas tenemos el compromiso y la consciencia del lado ciudadano, seguiremos luchando y esforzándonos en mantener viva la esperanza de los ciudadanos de a pie, para cambiar nuestro destino democrático como sociedad organizada y buscaremos que se haga justicia y los criminales sean castigados. Sabemos que será difícil, que será duro y que costará mucho, pero también sabemos que vale la pena, que el cambio que originaría nuestra lucha, junto con la lucha de miles más, transformaría nuestra sociedad y nuestro futuro no sería tan incierto como hasta hoy pareciera.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s