Bienvenido al Infierno Enrique Peña Nieto.

Escrito por: Adolfo Huerta Alemán


 .

“El <<Gran  Hermano>>,  era  la  metáfora  para  expresar  los  alcances  de  un  poder  invasivo,  capaz  de   controlar  las  mentes  de  los  ciudadanos”.
Jenaro  Villamil  El  Sexenio  de  Televisa – Conjuras  del  poder  mediático.  Ed.  Grijalbo 2010.

.

¿Qué  motiva  a  Enrique  Peña  Nieto  a  ser  presidente  de  nuestro  país?  Me  asalta  la  duda,  con  todo  lo  que  tiene  a  sus  espaldas.

El  gobierno  de  Peña  Nieto  es  un  experimento  político  y  mediático   más  caro  de  la  historia  del  país.  Al  estilo  de  las   telenovelas  se  fue  formando  la  imagen  del  candidato  del  PRI  y  logro  hacer  legítima   la  estupidez   que  reina  en  estos  últimos  años  en  México.

No  me  convence  la  cara  bonita  de  Peña  Nieto  para  lograr  un  proyecto  de  Nación  que  construya   una  verdadera  ciudadanía  adulta  en  nuestro  país.

Representante  de  un  partido  corrupto  y  fraudulento;  Enrique  Peña  Nieto  cínico  como  casi  la  mayoría  de  su  partido (Aquí  tenemos  a  los  Hermanos  Moreira  Valdés);  iletrado  como  casi  la  mayoría  de  las  y  los  mexicanos   y  autoritario  desde  su  nacimiento  de  su  partido   que  lo  procreó.

¿Qué  hereda  Peña  Nieto?  A  parte  de  un  puesto  que  no  merece  y  toda  su  fortuna  millonaria  que  se  va  a  forjar  a  lo  largo  de  su  sexenio,  espero  que  no  lo  permitamos  más.

Magro  crecimiento  y  creación   de   empleos,  pobreza  creciente,   la  explosión  del  crimen  y  la  violencia,  narcotráfico  en  todo  su  esplendor,  la  persistencia  de  la  corrupción  y  la  impunidad,  y  una  mala  estrategia  de  comunicación   han  avivado  los  deseos  de  cambio  en la  sociedad.   Un  crecimiento  mediocre  de  la  economía,  restringido  por  una  infraestructura   inadecuada  y  por  la  necesidad  de  reformar  áreas   como  educación,  energía  y  las   políticas  antimonopólicas;  una  situación  de  seguridad   verdaderamente   desconcertante  y  empeorada   por  la  falta  de  un  consenso    nacional  sobre  cómo  lidiar  con  ella  y   profundas    inequidades,  corrupción  y   impunidad   para  las   élites   que  minan  la  eficacia   económica,   una  falta  de  efectividad  gubernamental   y   un  verdadero  proceso  de  construcción  de  una   ciudadanía  bien  informada  y  más  participativa.

Una  dificultad   para  construir   una  mayoría    legislativa  que  realmente  trabaje  por  el   bien  común  de  nuestra   sociedad.

Una  población  que  ya  no  cree  en  las  instituciones,  menos  en  sus   políticos,  esto  ha  provocado  la  indiferencia  de  la  sociedad  en la  participación  de  nuestra  política.

Las  inaceptables  condiciones  de  hambre  que  viven  más  12  millones  de  mexicanos,  la  crisis  ética  y  social  que  vivimos,  esto  nos  lleva  a  una   emergencia   nacional  provocada  por   décadas  de  estancamiento  económico, desempleo,  desigualdad   e  injusticia  social,  pobreza  y  marginación.

Nuestro  país  tiene  la  tarea  de  construir  un   verdadero  y  eficaz   Estado  de  Derecho  y  que  realmente  se  respeten  los   derechos   humanos.  La  legislación  junto  con  la  instrumentación   de  la  política  social,  deberá  de  armonizarse   con  esta  perspectiva.  La  legislación  y  la  política   social,  deben  de  ajustarse  al  principio  de   goce  de  los  derechos  establecidos  en  la  Constitución  y  de  los  tratados  internacionales  y  garantizar  el  principio  pro  homine   y  bajo   los  postulados  de  universalidad,  interdependencia,  indivisibilidad   y  progresividad.

Si  logramos  que  realmente  haya  una   educación  y  una  cultura  por  vivir  y  respetar  los  derechos   humanos,  habrá:   derecho  a  la  ciencia  y  a  una  verdadera  educación,  aquí  estaremos  velando  por  nuestro  desarrollo  humano;  por  un verdadero   derecho   al   empleo   bien  remunerado,  acabaremos  con  la  fuga  de  muchas  y  muchos  mexicanos   que  se  van  para  Norteamérica;  por  un  verdadero   derecho  al  desarrollo   rural  empezaremos  acabar  con   la  pobreza   imperante  del  campo,  que   sigue  crucificando  a  muchos  de  nuestros  campesinos;  por  una  verdadera   política  económica  para  que  haya  verdadero  respeto  a   los  derechos  sociales    y   garantías  individuales;  para  lograr  las  obligaciones  y  derechos  constitucionales  y  vivir   una  verdadera  seguridad   social.

Por   una  educación  de  nuestras   responsabilidades – obligaciones – derechos   para  lograr   un  verdadero  Estado  de  Derecho – Derechos  Humanos  y  una  real  vivencia  de  la  justicia  social.

¿Todo  eso  le  espera  a  Enrique  Peña  Nieto?  Eso  sin  olvidar,  que  hay   un  sector  de la  población  que  lo   repudio  antes  de que ganará,  esto  fue  histórico,  hubo  en  casi   todas   las  ciudades  manifestaciones  que  estaban  ya  descontentos  con  su  candidatura,  y  siguen  mostrando  hasta  el  día  de  hoy  su  repudio  a  él  y  todo  lo  que  representa  su  partido,  todas  las  fallas  públicas  que  tuvo  antes  de  que   fuera  “legítimo  presidente”.

¿Qué  hará   frente  a  PEMEX? ¿Con  el  sindicato  de  los  profesores  y  Elba  Esther  Gordillo? ¿Con  su  amigo  Humberto  Moreira  Valdés  y  demás   gobernadores  priístas   incómodos  y  fallidos?  ¿Qué  podrá   hacer  Peña  Nieto  con  toda  la  Historia   manchada  de  sangre  y  corrupción  que  lleva  su  partido  cuando  ejerció  el  poder   por  más  de   70  años?


Bienvenido  al  infierno  Enrique  Peña  Nieto  que  tú  y  tu  PRI  ha  creado  y  nos  ha  dejado  para  vivir. 

La  tarea  pendiente  no  sólo  es  de  él,  y  no  es  por   hacerle  un  favor  a  Peña  Nieto,  sino  porque  está  comprobado,  que  los  verdaderos  cambios  no  vienen  de  arriba,  sino  de  abajo  y  de  una  sociedad   bien  informada – organizada  y  más  participativa,   aquí  está   nuestra  tarea  pendiente  y  que  no  hemos  hecho,  que  seamos  todas  y   todos   verdaderos  ciudadanos   comprometidos   con  nuestro  contexto  histórico  y  con   nuestro   hogar,  que  es  México.

“Enrique  Peña  Nieto,  del  PRI,  se  transformó  en  el  modelo  a  seguir  y  en  el  argumento   de  venta  más poderoso  de  Televisa:  si  lograban  transformar  a  un  político  sin  experiencia   ni   trayectoria   en  la   figura   más  popular   de  los   últimos  años,  entonces  demostraban    que  el  control  de  las  elecciones  no  pasaba   por  el  Congreso,  sino   por  la  pantalla”.

Jenaro  Villamil   El  Sexenio  de  Televisa – Conjuras  del   poder  mediático.  Ed. Grijalbo  2010.  

@GofoAutor

gofo_04@hotmail.com

Faceboock  Adolfo  Huerta  Aleman.

Anuncios

2 pensamientos en “Bienvenido al Infierno Enrique Peña Nieto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s