Hacia una radiografía de la y del católico.

Escrito por: Adolfo Huerta Alemán

 

.

“Los  vicios,  son  los  que  nos  mantienen  subdesarrollados,  porque  es  idiosincráticamente  proclive   a  la  esquizofrenia.  A  esa  deformación  cultural  la  ha  llevado  nuestra  Historia”. 
Agustín  Basave  de  su  ingenioso  libro <<Mexicanidad  y  Esquizofrenia:  los  Dos  Rostros  del  Mexicano>>.  Ed.  OCEANO 2011.  

 .

Letras  del  Norte,  ha  sido  un  blog  por  vía  internet,  muy  plural  y  alternativo,  ya  que  su  director  no  nos  pide  escribir  sobre  un  tema  en  específico,  cada  colaborador  lo  hace  desde  su  perspectiva  del  fruto  de  nuestras  lecturas,  de  nuestra  reflexión,  de  nuestras  vivencias  de  esta  existencia,  o  como  él  mismo  dice: “por  el  simple  placer  de  compartir”.  Compartimos   los  temas  que  nos   interesa  comunicar  con  todas  y  todos  ustedes  lectores,  y  esto lo  hace  más   rico,  nos  lleva  a  cultivar  la  lectura  y  una  actitud  crítica  frente  a  nuestra  realidad.

Me  doy   tiempo  para  leer  a  las  demás  colaboradoras  y  colaboradores,  también   para  responder  a  los  comentarios,  pues   esto  abre  nuestros  horizontes.

Es  muy  variado  lo  que  puedes  encontrar  en  Letras  del  Norte,  pero  lo  que  más  me  llena  de  significado  al  tiempo  que  le  dedico  a  la  lectura,  es  encontrar   escritos,  en  los  cuales  nos  preocupa  a  la  mayoría  de  los  colaboradores;  es  sobre  nuestra  identidad,  nuestro  <<Ser   Mexicano>>,  esto  es  muy  bueno,  pues  por  allí  dicen: “Pueblo  que  no  sabe   su   Historia,  está  en  peligro  de  repetirla”  creo  que  México  no   sabe  su  Historia.

Al  leer  las  propuestas  de  los  demás,   me  doy  cuenta  que  estamos  de  acuerdo  en  algunos  puntos  y  coincidimos,  en   varias   coyunturas: la  educación,  nuestra  identidad,  nuestras  obsesiones,  nuestra  idiosincrasia.

¿Por qué  del  título?  Pude  llamarle  simplemente “Hacia  una  radiografía  del  mexicano”.

A  diario  convivo  con  católicas  y  católicos,  a  ellos  está  dirigido  el  escrito,  pero  hoy   en   día,  todas   y  todos  los  mexicanos   estamos  llamados  a  erradicar  los   tumores  que  no  nos  dejan  crecer  y  ser  un  mejor  país,  ya  seamos   ateos,  protestantes,  judíos,  homosexuales,  lesbianas.

Si  me  permiten  decir  católica – católico  en  este  escrito  es  decir  mexicanos,  no  por  uniformar  a  todas  y   todos  los  que  formamos  este  país,  sino  porque  cada  día  me  indigna  las  actitudes  de  los  católicos:  ellas  y  ellos,  se  supone  que  conocen  el  Proyecto  del  Reino,  son  los  que  más  deberían  de  esforzarse  por  encarnar  ese  Reino  de  Justicia  que  nos  propone  Jesucristo,  pero  lo  que  veo,  en  más  de  una  ocasión,  es  que  las   y  los  ateos  nos   ponen   el  ejemplo,  me  constato  en  su  vida,  que  están  más  apasionados  por  crear  un  mundo  mejor,  por  lo  tanto,  un  México  mejor.

Una  radiografía  es  una  herramienta  para  el  médico,  para  detectar  algún  mal,  para  después  darnos   un  diagnóstico  y  atacar  el  problema,  para  lograr  curarnos.

Observemos  a  las  y  los  católicos  mexicanos,  el  tumor  más  grande  que  tienen,  es  el  de  la  cultura  de  la  corrupción.    Más  de  uno  estará convencido  que  los  creadores de la  corrupción  en  nuestro  país,  serán  las   instituciones  y  el  partido  rancio  del  PRI,  que  hoy  ha  regresado  a  los  Pinos.  Pero,  no  podemos  negar  que  muchas  y  muchos  viven  encerrados  en  códigos  absurdos  y  decadentes,  que  alimentan  esa   corrupción  institucional.

¿Qué  nos  mueve? ¿Qué  nos  separa  de  los  corruptos,  de  los  conformistas,  de  los  mediocres? ¿Por qué  nuestra  sociedad  de  herencia  cristiana  son  más   corruptas,  que  la  de  otros  países   de  ética  protestante? ¿Por  qué  los   católicos  mexicanos  echamos  a  perder   todo,  lo  depravamos,  lo  dañamos,  lo  pudrimos,  lo   corrompemos  y  nos  corrompemos  a  nosotros  mismos?

El  problema  de  la  cultura  de  corrupción  en  México  no  es  exclusiva  de  las  y  los  católicos,  pero  no  podemos  negar  que  son  mayoría  y  que  son  los  que  más  la   fomentan  ¿Cuántos  católicos  compran  películas  pirata?  Por  poner  un  ejemplo.  Allí   tienen  al  Hijo  de  Puta  de  Enrique  Peña  Nieto,  según   sus   biógrafos  se  educó  en  una  universidad  de  los  de  la  Opus  Dei,  y  somos   testigos  de  lo  que  hizo  en  el  Estado  de  México.

Este  es  el  problema  que  está  llevando  al   país  al  carajo:  la   corrupción  y  el  de  la  educación.  Ya  hemos   abordado  el  tema  de  la  educación,  ahora nos  toca   al  vicio  de  la  corrupción,  aquí  nacen  los  demás  problemas   que  tenemos  en  México.

Las  y  los  católicos,  más  que  tener  una  fe  encarnada  en la  realidad,  para  que  la  transformen,  viven  en  una  religiosidad – mágica – fideísta – supersticiosa,  no  viven  una   fe  auténtica  y   creíble   para  nuestros   contemporáneos.

Viven  en  un  autoengaño  permanente,  pues  aparentan   ser  sumisos   y  seguir  sin  cuestionar  las  indicaciones  de  su   párroco,  nada  más  le  dan  la  espalda   y  comienzan  a  hacer  burlas – mofas  a  su  pastor,  no  son  capaces  de  enfrentarlo  y   decírselo  en  su  cara  de  frente  a  frente,  viven  en  una  eterna  simulación  frente  a  sus  autoridades.   Las  y  los  católicos  son  los  primeros   en  alimentar  la   hipocresía  y  la  falsedad,  esto  los  lleva  a  sacarle  la  vuelta  a  cumplir  satisfactoriamente  la  ley  en  nuestro  país.

Ven   la   fe  como  un  vestido  de  ocasión  para  el  bautizo,  para  la  boda, etc.   No  son  capaces  de  ver  en la  fe,  como  una  fuerza   transformadora  para  buscar  el  significado  de  nuestra  Historia  y  resolver  creativamente  nuestros  problemas.

Reducen  la  fe  a  algo   individualista  y  la  encierran  a  lo  privado  egoísta,  no  quieren  llevarla  al  ámbito  de  lo  social,  de  lo  cultural.    Parecen   minusválidos  de  la  fe,  al  no  atreverse  a  llevar  esa   fe,  pasar  de  un  simple   ritual  a  algo  más  vivencial,  de  llevarla  a  la  vida  cotidiana.

Las  y  los  católicos,  son  los  más   tacaños  que  he  conocido,  cuando  menos  los  de  aquí  de  Saltillo, Coahuila.  Casi  no  dan  nada,  y  lo  que  dan,  es  lo  que  les   sobra.

Son  los   más   mochos  para   vivir  en  plenitud   su  sexualidad,  todo  es  pecado   para  ellas   y  ellos,  y  más  en  lo  que  se  refiere  para  vivir  su  plena  y  libre  sexualidad.

Son  las   y  los  que  hacen  más   las  víctimas  y  ofendidos,  los  sufridos   y  están  con  la  esperanza   torcida  de  que  supuestamente  un  Dios les  dará   la   fuerza  para  cambiar  o  peor  aún,  que  ese  Dios  cambiará  nuestra  situación  como  país.   Son  quejumbrosos  hasta  los  límites,  se  quejan  de   todo,  pero  no  proponen  nada.   Están  más   arrutinados,  que  una   rutina  de  baile  de  zumba  por la  tarde.

La  mayoría  de las  y  los  católicos  son  iletrados,  desprecian  la  lectura,  no  hay  interés  en  fomentar  el  gusto  por  los  libros  y  en  leer,  no  valoran – no  conocen   la  memoria  histórica,  no  hay  una   inclinación  por  la  Bellas  Artes,  condenan  lo   bello  de las  expresiones   culturales,  siguen  arrastrando  una   visión  fatalista  del  mundo.

Confunden  la  caridad,   la  misericordia,  con  pendejez  y  el  dejarse   pisotear   por las  instituciones,  comenzando  por  las   eclesiales,  ya  no  se  diga  por  las  gubernamentales.

¡Parece  ser  que   las   y  los  católicos  no  valemos  madre  y  nos  vale  madre!

Una  radiografía  a  simple  vista,  que  nos   invita  a  que,  no  nos  tiemble  la  mano,  para  tomar  el  bisturí  y  extirpar   los   tumores   y  los  vicios,  que  nos  enferman  cada   día  más,  que  no  nos  permiten  crecer  en  nuestro  desarrollo  humano  y  nuestra  armonía  como   sociedad  que  debemos  de  ser.

 

“Creía,  como  Samuel  Ramos (El  Perfil  del  Hombre  y  la  Cultura  en  México),  que  el  sentimiento  de  inferioridad   influye  en  nuestra  predilección   por  el  análisis  y  que  la  escasez  de  nuestras  creaciones  se  explica  no  tanto  por  un crecimiento  de  las  facultades  críticas  a  expensas  de  las  creadoras,  como  por  una  instintiva   desconfianza   acerca  de  nuestras  capacidades”. 
Octavio  Paz  en <<El  Laberinto  de  la  Soledad>>. Ed.  FCE 1996.

 .

“En  1934  se  publicó  el  libro  de  Samuel  Ramos  El  Perfil  del  Hombre  y  la  Cultura  en  México.  Con  la  aparición  de  este  libro  habría  de  iniciarse  la  preocupación  del  pensamiento  filosófico  mexicano   por  el  ser  del  Hombre  de  México,  por  la  identidad  del  mexicano”.
Leopoldo  Zea  en <<Conciencia  y  Posibilidad  del  Mexicano>>. Ed. PORRúA  1974.

 .

“Ni  los  siglos  de  cristianismo  y  de  racionalismo,  ni  el  guadalupanismo  político  y  la  religión  que  es  instrumento   del  decoro  y  baluarte   del  capital,  ni  la  secularización  extensa,  han  evitado  que  millones  de  mexicanos  sólo  confíen   en   espíritus   y  curanderos,  conciban  la  llegada  del  Nuevo  Milenio  en  formas  portentosas,  se  entreguen  a  convicciones  remotas  o  insospechadas,  se  adhieran  a  grupos  que  son  familias  ampliadas,  y  adquieran   fervores  proselitistas   en  ambientes  rurales  o  de  marginación  urbana”. 
Carlos  Monsiváis en <<Los  Rituales  del  Caos>>. Ed. ERA  1996. 

 .

“Cuando  ellos (los  españoles) vieron  aquello (las  víctimas) sintieron  mucho  asco,  escupieron,  se  restregaban   las  pestañas;  cerraban  los  ojos,  movían  la  cabeza… Y  la  razón  de  haber  obrado  así  Motecuhzoma  es  que  él  tenía  la  creencia   de  que  ellos  eran  dioses,  por  dioses  los  tenía  y  como   dioses  los  adoraba”. 
Visión  de  los  Vencidos: relaciones  indígenas  de  la  Conquista.  Ed. UNAM  2000. 

 .

“El  mexicano  es  este  ente,  anónimo  y  desarticulado,  que  se  asoma  a  su  circunstancia   con,  a  lo  sumo, miedo  o  curiosidad”. 
Carlos  Fuentes en <<La  región  más  transparente>> Ed. Alfaguara  1994.

 .

“Andamos  como  andamos, porque  somos  como  somos…”
El  Filósofo  de  Güemes.  Ed.  Ramón  Durón  Ruiz,  2002.

 .

“Ser  médicos  en  este  caso,  ser  implacables  en  el  manejo  del  bisturí,  forma  parte  de  nosotros  mismos;  de  esa   manera  amamos  a  los  hombres;  por  eso  somos   filósofos   nosotros  los  hiperbóreos…”.
Friedrich  Nietzsche en <<El  Anticristo>>. Ed. DEBOLSiLLO  1993.

.

“Lo  que  mayor  influjo  ha  ejercido  sobre  Mí  como  prosista – me  precisó- es una  página  de  Nietzsche  en  la  que  cuenta  cómo  se  hizo  escritor.  Dice,  si  mal  no  recuerdo:  Se  ha  de  comenzar  despojándose  de  todo  convencionalismo,  atreviéndose  a  decir  con  desnudez  lo  que  se  piensa”. 
José  Vasconcelos  en <<Ulises  Criollo>>. Ed. Trillas  1998.

 .

@GofoAutor

 

gofo_04@hotmail.com

 

Facebook  Adolfo  Huerta  Aleman.

Anuncios

8 pensamientos en “Hacia una radiografía de la y del católico.

  1. Gofo, tienes mucha razón en lo escrito, es hora de despertar!!!, de que cada ser humano tomé conciencia, del mundo en el que esta viviendo, y dejar a un lado la apatia, hipocresia, y la mediocridad, y porque no, empezar por LEER, LEER, algo tan valioso, y rico. se dice que nunca es tarde para empezar, y yo decidi empezar, Gracias por tus articulos, son de mucha ayuda para mi, me hacen Reflexionar,sobre muchas areás de mi vida que aún me falta por pulir,saludoss =)

    • Pues, gracias Alexandra, pues así como Tú, espero que cada vez seamos más las mexicanas y mexicanos tomemos conciencia de nuestro Ser y asumamos nuestra responsabilidad histórica: )

  2. Así es, me encanta poner con mayúsculas la palabra “LEER”, como muy bien afirmas, ahí está la clave, no es por otra cosa.
    En la filosofía china tienen tres fuentes de conocimiento: viajar mucho, sufrir mucho y leer mucho. Cualquiera de las tres nos van a enseñar algo, de eso no hay duda.
    Y aquí el leer, nos abre los horizontes, nos pone a pensar y sobretodo se busca cultivar y dometar la lectura, para tener una actitud crítica ante nuestra realidad.
    GRACiAS por darte tiempo para LEER y por lo que nos compartes: )

  3. Sí que es fuerte tu opinión y muy acertada. Muchos mexicanos nos decimos católicos y “obedecemos” a las autoridades, pero siempre hablamos y despotricamos contra ellos. En ocasiones atacamos hasta a los párrocos que no nos caen bien, simplemente por lograr que los cambien de parroquia. La doble moral prevalece, por desgracia.

    • GRACiAS por darte el tiempo para LEER! ! ! Y por lo que compartes, la solución, está en que cada Uno – Una de Nosotros, asumamos las riendas de nuestra existencia y seamos responsables en digerir nuestro pasado y superar nuestros traumas históricos, para tener nuestra verdadera identidad.

      • Supongo que “LEER” lo pusiste a propósito con mayúsculas. Precisamente ahí está la clave de todo. Nos limitamos a las antiguas creencias y tenemos miedo de saber demasiado. Me llamó la atención una entrevista que le hicieron a una señora de “La nueva Jerusalén”, cuando dijo: “Nuestro dirigente nos dice que más vale burros en el cielo que sabios en el infierno”. Siempre es grato leer artículos bien escritos. Se puede o no estar de acuerdo con el contenido, pero se agradece una buena redacción. Saludos y buen día.

  4. que pena gofo; pero soy una persona que desde que tengo uso de razon trato de luchar por mis ideales, desde ir en contra del machismo hasta rebelarme a ser del partido de la tradicion familiar, en años en que ser del pri era orgullo y traicion para quien no lo fuera, como en mi caso. Sobre la religion: trate de entender por todos los medios la palabra de Dios, luche por vivirla como segun algunos parrocos debia de ser, vi demaciado… y aun asi segui con la esperanza de encontrar respuesta a mis preguntas y entre mas buscaba mas me confundia, tu hablas de dar sobras y que hay de los que reciben, son realmente los indicados? tienen derecho a decidir si hoy estas dentro de la iglesia y mañana no? por la razon que sea … yo te admiro, por que eres autentico, si todos dieramos nuestra verdadera cara otra seria la historia, no solo los laicos, principalmente los parrocos.

    • Es injusto de mí parte generalizar, de esto no hay duda, pero la reflexión va para aquellas y aquellos que siguen alimentando esos tumores, que no nos permiten crecer y desarrollarnos. Yá sean católicos – mexicanos ó mexicanos – católicos.
      Y, claro que tienen que ver mucho las instituciones y las autoridades, en éste caso los párrocos. Pero, no vamos a esperar a que cambien esos de “arriba” a estos nunca van a cambiar, el verdadero cambio vendrá desde abajo, de cada una – uno de nosotros, como ciudadanos, haciendo uso de nuestra facultad de PENSAR, para después actuar, siendo más participativos, mejor informados para ser una sociedad activa, y ser creadores de Historia y no repetidores de la historia.
      GRACiAS por darte tiempo para leer y por lo compartido: )

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s