Los claroscuros de la Democracia en México

Escrito por @CarlosLector

Carlos Arturo Moreno De la Rosa

imagen tomada de textoshereticos.files.wordpress.com

.

La democracia es una superstición muy difundida, un abuso de la estadística.
Jorge Luis Borges

 .

¿Es la democracia el mejor sistema para elegir a los que intentan “gobernarnos”? ¿Por qué tanto interés en saber quién nos va a gobernar? ¿Seguimos creyendo en la Democracia? ¿Por qué seguir esperanzados en que el “cambio verdadero” vendrá de papá-gobierno? ¿Serán reminiscencias de esos 70 años de paternalismo? El voto de Enrique Krauze vale lo mismo que el voto de cualquier enajenado fanático de cualquier televisora.

Sabemos que las elecciones las gana quien tenga más dinero para posicionarse en los medios, sobre todo en la televisión, y ese lugar lo ocupó Enrique Peña Nieto y su pareja La Gaviota. “Te llevé al Poder, ahora me cumples”.

¿Hacia dónde va la tendencia política en Latinoamérica? ¿Le tocaba la Silla Presidencial a Andrés Manuel López Obrador? Hace algunos días veía en CNN una entrevista a José Mujica, Presidente de Uruguay, una entrevista en donde se expresaba de una manera sincera, de una manera franca, sin tapujos, sin concesiones. Mujica se desenvuelve con un marcado discurso socialista, pero no un socialismo trasnochado, nacionalista, cerrado, obtuso, sino un “socialismo autogestionario” como él lo mencionó, un socialismo que se asemejaría al estilo de vida como el que se da en Suecia o Noruega, claro, no quiere decir que en Suecia o en Noruega se practique el socialismo, pero se ha llegado al sueño que planteaba el socialismo: “Una sociedad más inteligente, mas culta y más rica” (Mujica dixit). Han llegado al socialismo sin proponérselo.

¿Qué acontece en México? ¿Por qué le dimos la espalda a la propuesta de Andrés Manuel López Obrador? Se decía que “El Peje” impondría un régimen socialista, ¿Un socialismo como el de Uruguay? ¡Bienvenido! Pero no, el votante se dejó llevar por sus propios fantasmas, no le dio la oportunidad de trabajar en conjunto con el “Gabinetazo” que anunciaba su llegada.

La democracia en México se ha convertido en un circo, en donde el común de los mortales, aquellos que venden tacos, aquellas lideresas, aquellos vendedores de fayuca se vuelven protagonistas del destino de la Nación, y es por eso que salen a las calles y pegan calcomanías en los carros que pasan por las avenidas como si la vida se les fuera en ello; es por eso que se apasionan por su candidato en búsqueda de un mísero hueso;  es por eso que cada seis años Doña Juanita, la que le renta su casa a los estudiantes, se siente contenta, siente que su vida tiene sentido y orgullosamente afirma: “esta vez si ganará mi gallo”. Y su Gallo cantó.

La política está para cuando el amor no alcanza. No hay cosa más desagradable en México que los usos y costumbres de los partidos políticos que han dejado precisamente eso: un “México partido”. Me recuerda al chiste aquel de pepito en donde se cuenta que prefirió decir que su papá era prostituto y que bailaba en un congal, borracho y mariguano, prefirió decir eso para callar que su padre era diputado.

No cabe duda que en una democracia representativa la muchedumbre decide, pero tampoco cabe duda que la masa se equivoca.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s