Ciro y Jacobo

Escrito por: Carlos Arturo Moreno De la Rosa

.

“El periodismo o es libre o es una farsa“.

Rodolfo Walsh

.

A Ciro Gómez Leyva lo recuerdo dando las noticias en el Canal 40. Por esos años yo estudiaba la Licenciatura en Psicología en la Universidad Autónoma de Nuevo León. Recuerdo que veía el noticiero que Ciro hacía en mancuerna con Denise Maerker. Los veía en una televisión de 12 pulgadas, una tele que me había prestado la dueña de la casa en donde rentaba un cuartito en mi paso por la ciudad de Monterrey.

Mientras mis amigos, los otros habitantes de la casa de “Doña Yola” veían el canal de MTV, yo me recluía en mi cuarto a escuchar las noticias que en aquél entonces para mi gusto eran las más imparciales, sin sesgo, sin chayote.

Ciro era un sujeto objetivo, ecuánime, que proporcionaba la nota sin el color que daban en ese entonces sus competidores, los de Televisa y los de Tv Azteca, que se han distinguido por ser los medios al servicio del Poder. A la postre a Ciro lo sedujeron como también lo hicieron en su momento con Víctor Trujillo. Ciro lentamente fue perdiendo credibilidad, era completamente otro, se convirtió en lo que tanto detestaba. Habíamos perdido a Ciro.

De Jacobo Zabludowski se cuentan muchas cosas, que era el pregonero del Sistema en turno, que era el adalid del Partido Revolucionario Institucional, que era el vocero del Presidente, que no había nota que él no supervisara. Dicen que duró muchos años como el principal informador de lo que pasaba en la nación, pero siempre con la consigna de dejar en buen puerto al poderoso. Yo a ese Jacobo no lo conocí, yo apenas si conozco al Jacobo que nos da la información en su programa de radio de una a tres. Conozco a Jacobo el objetivo, conozco a Jacobo el que se ha convertido en líder durante esa búsqueda de la verdad noticiosa. Conozco al Señor Jacobo que investiga, que publica los lunes, que no se queda con la duda y cuestiona al poderoso, ese es el Jacobo que yo conozco, el Zabludowski “trasformado” como dijo Julio Hernández López.

¿Qué le pasó a Ciro Gómez Leyva? ¿Qué le pasó a Jacobo Zabludowski? La respuesta respecto a la incógnita del porqué de la conversión de Jacobo no nos importa tanto, lo bueno es que se convirtió, se trasformó, dejó de ser lo que antes era y se ha convertido en lo que es hoy; pero el que preocupa e impacienta, el que nos ha dejado insatisfechos es Ciro. ¿Por qué? ¿Por qué ese cambio? ¿Por el dinero? ¿O fue por que maduraste y dejaste atrás tus ideas revolucionarias? ¿Por despecho? O será que todo ese rato estabas fingiendo ser una cosa cuando estabas en el Canal 40 y ahora ya todos conocemos tu esencia verdadera.

 ¿Por qué, Ciro? ¿Por qué?

Anuncios

3 pensamientos en “Ciro y Jacobo

  1. Ojalá que todos cambiaran como Jacobo Zabludowsky, aunque a lo mejor no es un cambio, a lo mejor solo le llego la sabiduria de la madurez…

  2. De acuerdo contigo, tienes razón en los que escribes de Ciro. Me pregunté lo mismo porque todos los días pone enfásis en la encuesta de Milenio y a cada momento resalta la ventaja de Peña Nieto. Desgracidamente también en su columna, La Historia en Breve es lo mismo y también hace algun tiempo admiré a Ciro…

  3. A mi juicio, las personas no profesionales dedicadas a informar, no merecen nuestro tiempo, y sí, estoy de acuerdo contigo: Jacobo, El Sr. Licenciado Jacobo Zabludowsky, es hoy por hoy, un Maestro de la noticia. Todos cambiamos y cuando es para mejorar, démos crédito y reconocimiento a quien lo merece….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s