Eternidad absurda

 Escrito por: Adolfo Huerta Alemán

imagen tomada de ugr.es

 .

No  supe  cuando  me  enamoré  de  él.   Cuando  traté   de  escapar  de  él.    Ya  estaba  bien  ahogada  por  el  deseo  de  un  amor,  como  el  de   él.

¿Para  qué  me  encontré  con  él?  ¿Por  qué   sigo  enamorada  de  él?  ¿Qué  espero  de  él? ¿La  existencia  nos  llevó  el  uno  con  el  otro?

Fue  cuando  decidí  internarme  en  un  experimento  de  un  hospital  psiquiátrico,  a  fueras  de  la  ciudad.

Tal  experimento,  constaba  en   recibir  descargas  eléctricas  en  el  cerebro,  junto  con  una  nueva  droga,  por  medio  de  una  computadora,  para   borrar   todo  recuerdo  que  no  era  grato,  o   simplemente  ya  no  querías.

Decidí   que   borraran   todo  recuerdo   el   él  y  del  amor  que  me  mataba  de  ansiedad   porque  me  poseyera  y  tomara  todo  mi  cuerpo,  para  saciar  mis  ganas  de  él.

Una  mente  en  blanco,  virgen,  deseosa  de  comenzar  de  nuevo.

Salió  curada,  según  el  pronóstico   médico,  fue  todo  un  éxito.

Lo  que  no  sabe  ella,   sobre   los  encuentros,  de  las  bromas  de  esta  existencia.

Se  encuentra  platicando  en  una  noche   serena,  con   aquella  persona,  que  pensó  había   borrado   todo  recuerdo  y  amor  hacia  él,  tal  vez,  si, empero.

Ahora  se  encuentran  los  dos   cenando,  como  completos  desconocidos  y   conocidos  a  la  vez,  en  la  compañía  de  una  noche  que  se   ríe,  por  ser  testigo,  de  volver  a  empezar  de  nuevo.  Lo  que  alguna  vez,  quiso   ella  terminar,  y  no  se  dio   cuenta,  que  esto,  solo  era  el  principio  de  un   encuentro,  que  la   llevaría  de  nuevo  al   inicio  de  su  eterno  enamoramiento.

“Andábamos  sin  buscarnos  pero  sabiendo  que  andábamos  para  encontrarnos.  Oh  Maga,  en  cada  mujer  parecida  a  vos  se   agolpaba   como  un  silencio   ensordecedor,  una  pausa  filosa  y   cristalina   que  acaba   por  derrumbarse    tristemente,  como   una  paraguas   mojado  que  se  cierra”.    

Del  gran  Julio  Cortázar  de “La  Rayuela”.  Ed. SUDAMERiCANA   Buenos  Aires.  1970.

@GofoAutor

gofo_04@hotmail.com

Facebook  Adolfo  Huerta  Aleman.

Anuncios

4 pensamientos en “Eternidad absurda

    • “El Amor vive en el presente. Todo lo demás son recuerdos y esperanzas”.
      De la emotiva novela india “Las Nueve Caras del Corazón” De Anita Nair. Ed. ALFAGuARA 2005.
      Así es Ajedrez; la ironía del destino. . . GRACiAS: )

  1. Efectivamente cuando haz tenido ENCUENTROS tan UNICOS Y MARAVILLOSOS es dificil OLIVIDAR con quien los compartiste . GRACIAS por lo escrito

    • “Le llegó un olor extraño que venía de la chica.
      ¿Eres Tú la que huele tan raro?
      – Puede ser. . .
      ¿No tienes frío?
      – No.
      ¿Por qué no?. . .
      – Habré olvidado cómo se siente”.
      De la maravillosa novela sueca “Déjame Entrar” De John Ajvide Lindqvist. Ed. ESPASA 2005.
      Así es Juany, los encuentros son únicos é irrepetibles. GRACiAS por leernos! ! !

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s