“Tengo Miedo” Reloaded

Escrito por: Carlos Arturo Moreno De la Rosa

 
 
 
En el pasado la miseria incubaba revoluciones o disturbios sociales.
Hoy la pobreza alimenta las causas y las filas de la delincuencia organizada.
 Jorge Villegas.
.

La vida pende de un hilo, la vida, que es lo único que tenemos, puede verse esfumada por una mala decisión tomada. O simplemente en el México actual que vivimos, estar en el lugar equivocado, en el tiempo equivocado. Eso le pasó a Juan Francisco, el hijo de Javier Sicilia, por querer recuperar un celular que les robaron, decidieron envalentonarse, regresaron a ese antro y allí se toparon con lo que a la postre les iba a truncar su existencia; estoy de acuerdo en que debemos exigir lo justo, pero ahora, en el México podrido en el que vivimos, uno debe pensar las consecuencias de sus actos; hay que andarnos con cuidado, quieren que andemos con miedo, a eso estamos obligados, a eso nos orillaron. Recientemente leía que la única solución es auto-recetarnos un “toque de queda”, se que los sicarios no tienen horarios, pero el mayor índice de atracos, de delincuencia, de violencia ocurre cuando el sol se pone, cuando la noche cobija a los delincuentes, cuando los mismos policías se bravean y si les caíste mal te entregan a aquellos, a lo que no les tiembla la mano. Y todo por no haberles dado los pinches doscientos pesos.

En México no hay libertad, vivimos en un “estado de excepción”, ya nada es igual, salir a divertirse en cualquier antro es tentar a la muerte. Muerte vestida de sicario. Muerte vestida de policía. Lo único que tenemos es la vida. Vida que nos están arrebatando. Como decía el perro Guarumo: “hay que andarse con cuidado”, conseguir la tan preciada clave “244” y podernos irnos en paz, librarla, regresar al hogar y a la otra pensarla mejor.

Los diablos andan sueltos, y no me refiero a esos diablos metafísicos de antaño, esos causan hilaridad, esos diablos que “se meten en el cuerpo de cualquier mortal” y te hacen hacer cosas malas, esos diablos ya no existen, esos diablos se extrañan, ahora los diablos son de carne y hueso y son más malos, son más bestiales, diablos vestidos de truhanes o diablos con macana y charola.

La existencia es otra. Cualquiera en la actualidad nos puede infundir miedo. Los que antes se encargaban de imponer autoridad ahora sirven a otros amos, ya no hay en quien confiar. El miedo corre por nuestras venas, el miedo como situación existencial. El bullying como inicio de lo que hoy vivimos. Alumnos atosigando al otro. Policías extorsionando. El hijo de “Doña Chona”, aquél que nadie quiso, ahora lo vemos engrosando las filas de la delincuencia. Son los juegos que actualmente jugamos. Sociedad perversa. Sociedad amainada. Hemos quedado muy lejos de aquella prefiguración  esbozada en “Humano, demasiado Humano”; Ahora se lee entre líneas “Bestia, demasiado Bestia”. Da miedo vivir. Vivimos una cultura del miedo. Ya lo presagiaba el Papa Karol Wojtyla: “no tengan miedo” lo decía por algo…

No en balde todos fuimos testigos de ese video que nos causó hilaridad “tengo miedo” decía el protagonista del video subido a Youtube, sin saber que al paso de unos cuantos meses nosotros seríamos los protagonistas de ese nuevo video masivo. Los mexicanos vivimos esa realidad, lo que antes nos causaba risa, ese “tengo miedo” se convirtió en realidad, lo que antes nos causaba hilaridad ahora nos causa pavor. El proyecto de la Bruja Blair se queda corto ante la realidad en la que estamos inmersos. “Me duele México” Reloaded.

@CarlosLector

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s