¡MuJER iNDíGNaTE!

 Escrito por: Adolfo Huerta Alemán

 .


.

“Tengo  una  hija  más,  pensó  Antonio,  nacida  hoy,  28  de  abril  de  1900.  ¡Hija  del   siglo  XX!  La  idea  le  agradó”.
Una  novela  de  Kathryn  S. Blair “A  la  Sombra  del  Ángel” Ed. SUMA  2009.

.

Últimamente  en   estos  días  de  apatía,  que nos  tachan  de  necios,  pero   optamos  por  la necedad  de  la  cual   nos  habla  Silvio  Rodríguez  en  su  canción “El  Necio”.   Donde   buscamos  la  activación  o  cuando  menos   provocar  un  proceso  de  concientización  de  la  participación  ciudadana,  de  la  urgencia  de  asumir  nuestra  responsabilidad  histórica,  donde  tenemos  que  informarnos,  recuperar  la  reflexión  y  por  lo  tanto,  nuestro  actuar   por  ser  protagonistas  de  nuestra  Historia.

Me  extraña   no  ver  alguien  tan  especial  y  tan  amado  por  mí:”La  MuJER”.  ¿Dónde  están  las  mujeres?

Se  habla  de  una   revolución  femenina  y  se  dice  que  es  la  única   revolución   que  hubo  y    triunfo  en  el  convulsivo  siglo  XX:  las   mujeres    pasaron   en  casi   más  de  cien   años  del  anonimato,  de  la   exclusión,  del   encierro  doméstico,  de  estar  en  el   closet,  de  estar  en  el   sótano  a  la  plaza   pública.

Hablando  desde  la   sociología,   constatamos   un  cambio   irreversible   y   titánico,   que  termina   por  fin   con   milenios   de  atavismos  y   prejuicios  históricos    que  han  estigmatizado  a  la  mujer.

Aunque  no  negamos  que  todavía  hay  resabios,  inercias  y  sobre todo  actitudes  que   impiden  la  plena  igualdad  en  nuestra   sociedad.    En   México;  el  machismo   todavía   persiste  en  existir  desde  nuestra   cultura(no  se  diga  en  la  Iglesia  Católica,  todavía   está  pendiente  el Orden  Sacerdotal  de la Mujer,  todavía  hasta  hoy  es  negado  el  sacerdocio  a  nuestras  mujeres,  de  ello  ya  reflexionamos  en <<El  Lado  Femenino  de. . .>>).

El  machismo  no  lo  podemos  negar,  se  va  creando  hacia  una  mentalidad  colectiva   y  comienza  en  la   familia,  más  de  una  ocasión  fomentado  por  la  misma  mujer.   Esta  mentalidad  machista   colectiva  todavía  persiste  y  se  niega  a  morir,  aun  en   las   sociedades  democráticas,    vemos  en  las  condiciones    que  vive  la  mujer   en  nuestras  sociedades,   son   lamentables  todavía.

El   proceso  social  que   hizo  que  la  mujer  se  liberara,   está  en  relación   directa  de  su   visión  propia  de  su  ser  y  del   dominio   propio  de  su  cuerpo.    De  tener  conciencia  de  sí  misma,  de  su   gran  valor  e  igualdad  que   tiene  por  el   hecho  de  haber  nacido  y  ser,  un   ser   humano,   esto  no  se  pone  en  duda,  ni  está  en  debate.  Empero,  ¡mujeres,  hay  que  hacerlo  efectivo! La  iniciativa  habría  que  venir  de  cada  una  de  ustedes ¿no  crees?

¿Cómo  impedir  la  discriminación  de  la   mujer?  ¿Cómo  lograr  efectivamente  los  derechos  en  el  trabajo  de  la  mujer  embarazada? ¿Por  qué  las   mujeres  ocupan    muy  pocos  lugares  en  el   poder? ¿Cómo  lograr  que  se  interesen  más   por  la  filosofía? ¿Cómo  combatir   el  machismo?  ¿Cómo  llegar  a  una   plena  igualdad  entre la  mujer  y  el  hombre  de  una  vez?  ¿Cómo  contrarrestar  la  escasa  participación    de  la  mujer  mexicana  en  la  vida  pública?  ¿Cuál  es  la  causa  de  la  desigualdad  que descubrimos  en   todos  los   ámbitos  de  nuestra  cultura   y  sociedad?  ¿Hay  algo  en   México  que  haga  la  desigualdad  aún  más   difícil   de  superar? ¿Por  qué  las   mujeres,  si  son   más  de  la  mitad  de  los   egresados  de  normales  y  universidades,  no  son  la   mitad  de  los   funcionarios  públicos  también? ¿Cómo  lograr  el  sacerdocio  en  las   mujeres?

Tal  vez,  hay  una  barrera  del  machismo,  que  se   torna  invisible  hasta  nuestra   actualidad,  que   sigue  siendo  muy  eficaz,  que  impide  una   mayor  inclusión  de  la  mujer  en   todos  los    ámbitos  de  la   vida   pública.

No  olvidemos   las   causas   históricas   y  culturales,  pues  se  trata  de  descubrir   y  aceptar,    de  cómo  las   mujeres  han  sido  ubicadas  en  el   ámbito  de  lo  privado,  como  si   fuera   un  espacio  natural  y  absoluto,  el  espacio  “decente”   aquí  las   han  encasillado.    A  lo  largo  de  la  historia   hemos   absolutizado  una  definición    cultural   de  lo  que  es    ser  mujer.   Las   mujeres  tienen  metido  hasta  los  huesos,  esta  definición  y    los   hombres   también.  Esto  significa  que  las  mujeres   son  las   primeras  en  ponerse    a   sí   mismas   obstáculos,  que  estos  después  se  convierten   en  obstáculos   externos   y  culturales  por  consecuencia.

Este  es,  tu   tiempo  mujer,  para  que  te  pruebes  y  darte  cuenta  de  lo que  eres  capaz,   de  luchar  por  esos   espacios   y  te   exijo    que  dejes  atrás  tus  temores,    que  te  han  implantado,  para  que  entremos   en  una  sana  e  igual  competencia  en  nuestra  sociedad.

Si  lucho  por   un  mundo  mejor,  no  lo  haré  sin  ti  mujer,  necesito  de   tu   complementariedad,  de  tu  punto  de  vista  femenino  y  de  tu  actuar,  como   arquitecta  de  tu  propio  papel   y  destino.

Te  llamo  a  que  mandes  a  la  mierda  ese  obstáculo  y  prejuicio  interno,  que  es  solamente  el  miedo  a   asumir   tu  obligación  y  derecho  de  ser  mujer,  de  asumir   el  poder,  el  pudor    ante  la   ambición  de  ser  libre,   no  tengas   miedo  a   tomar  decisiones    en  tu   soledad.

Tira  por  el  excusado  el  miedo  de  la  inútil  timidez  ante  la   posibilidad  de  la  competencia    igualitaria  y  liberadora.     Tú   puedes  manejar   tu  rol  en  la  familia   y   en   otros  muchos  más  campos.    Está  en  ti  mujer,  romper   con  los   prejuicios   y   superar   todos  esos   obstáculos.

No  tengas  terror  de  expresarte   tal  como  eres.     De  dar  a  conocer   tu  ambición,  de  trabajar,  de  manifestarte   y  tomar  poder  de  decisión  de  tu  voluntad,  no  hagas  caso  de  los  estigmas,   de  que  eso  no  es  femenino  para   una  mujer.   Y  eso  sin  contar  que  tú   trabajas  el  doble    que  cualquier  hombre.

Atrévete   al  cambio  y  ser   sujeto  como   ciudadana,  que  eres,  deja  de  no   reconocerte   a  ti  misma  y  de  no   reconocer  a   otras   mujeres  que  se   distinguen    en  la  política,  en  la  cultura,  en  la  sociedad, en  fin  en la  vida   pública.

Lucha  por  la  democratización   e   igualdad  del  trabajo   doméstico  e   igualdad  en  tu  familia – hogar,  en  tu  trabajo.   No  olvides,  de  que  los  hombres  son  quienes   han   diseñado   las   relaciones  humanas,  las  instituciones,  las  estructuras,  así  es  que,   ha   llegado  la   hora  de  tu  participación  y  complementariedad  mujer.

Vive   con  responsabilidad   y  plenitud   tu  sexualidad.   Una  interpretación  torcida   y  mal  llevada  de   herencia  de  la  cultura   judeocristiana,    ha  llevado   absolutizar  el  valor  de  la   virginidad  en  ti,  que  esta,  no  sirve   para  nada,  ni  define  tu  ser.

Es  el  modelo   de  la  Virgen  María;   una  mujer  inmaculada   supuestamente  sin  pecado   original,  que   tiene  un   hijo  sin   tener   sexo   con  un   verdadero  hombre,  aquí   descubrimos   todo  un  mensaje  con  respecto  a  la  sexualidad  de  las   mujeres  que   sigue  siendo   vigente,  no  dudo  que  los  tradicionalistas  la  han,  mal  interpretado  a  esta   gran  mujer   que  es  protagonista  de  la  Historia  de  la  Salvación,  y   la   han  manipulado  a  su  antojo  y  bajo  sus  intereses  nada   liberadores,  pero  si  machistas.  Para   mí,  María  y  Magdalena,  siempre   han  sido   un  ejemplo  de  mujeres  muy,  pero   muy  cabronas.   No  podemos  negar  que  el  machismo  tiene   un  gran – fuerte  ingrediente  católico,  aquí  el  peso  de  lo  católico  es  determinante   en  el  conservadurismo  de  la  sociedad  mexicana  puritana.

No   tengas  miedo   de  que  te  vean   como   un  bicho  raro,  por  intentar   vivir  tu  propia  historia.    Ya    no  descartes   a  otras    muchas   mujeres   que  se  están  revelando  y  destacando  en   otros  muchos  más   ámbitos  de  nuestra  sociedad.    Tienes   la  responsabilidad   histórica  de  recrear  tu  ser,  para   romper   con  las   limitaciones   impuestas   por  otros.

Comienza   por  valorar  la  educación  como   una  herramienta  para   poder  vencer   cualquier   obstáculo,  tus  expectativas   mujer,  deberían   de  ser   tan  grandes   y   válidas   como  la  de  los  varones.

No  pierdas   la   gran  oportunidad   de    sumar  tu  participación   política  ciudadana,   es   muy  importante  y  necesario.  Si  las   mujeres  no  salen  a  la  calle  a  manifestarse  y   gritar  lo  que  quieren,  a  exigir  transparencia   y  justicia,  por  mucho  que  desde  arriba  se  implementen    medidas  y  leyes,  no  va   a  haber   ningún  cambio,  porque  el  cambio  vendrá  de  ti  mujer  y  no de  los  de  arriba.

Esta  en  ti  mujer,  tumbar   y  luchar   con  esa   especie   de   bloqueo   religioso – político    que   tiene   que  ver  con  los   setenta  años  de   gobierno   priista,  que  no   podemos   negar   que  también  ha   marcado   su  historia  como   mujeres.    Eso  sin  olvidar  el  contrato   sexual  arcaico     que   está   avalado    por  la  Iglesia   católica.

Tienes  que  erradicar  la   violencia   intrafamiliar,  crear   y  apoyar  programas  de  una  verdadera  educación  que  te  libere   y  te  comprometa.    Que   todos  los  espacios   esté  más  nivelado  entre  mujeres  y  hombres,    que  haya   más  personas   feministas  en  cuerpo   de  hombre   o  de  mujer.

Gracias  por  existir  mujer.  Eres  más  real  que  Dios.

 

“Una  noche,  le  dijo  a  Julio:  sabes,  soy  muy  afortunada,  tengo  un  concepto  real  del  mundo.  Sólo  tengo  esta  vida  y  quiero  vivirla  comprometida  con  la  causa  de  la  revolución”.

Tinísima  de  Elena  Poniatowska. Ed. Era 1992.

 

“Ahí  va  una  morra  con  güevos – apuntó  Élmer”.

La  Reina  del  Sur; de  Arturo  Pérez – Reverte. Ed. ALFAGUARA  2002.

 

“No  dejes  que  otros  decidan  por  ti  qué  es  lo  que  está  a  tu  alcance  y  qué  es  lo  que  está   fuera  de  él”.

Anita  Nair  en “Las  9  Caras  del  Corazón”. Ed. ALFAGUARA  2005.

 

“por  el  momento,  en  todo  caso,  no  tengo  ganas.  Quiero  vivir  por  fin  un  poco  para  mí”.

Simone  De  Beauvoir  en  “La  Mujer  Rota”. Ed. DEBOLSiLLO  1981.

 

“En  la  última  década  aproximadamente  los  movimientos  fundamentalistas  de  derecha  en  todo  el  mundo  han  insistido  en  retratar  a  las  mujeres  emancipadas  como  signos  de  la  decadencia  occidental  o  del  secularismo  ateo  moderno,  mientras  que  han  representado  el  poder  masculino  como  la  expresión  del  poder  divino”.

Hacia  una  Cristología  Feminista  Crítica  de  Elisabeth  Schüssler  Fiorenza. Ed. TROTTA 2000.

 

“Fidelia:  quiero  invitar  a  las  mujeres  a  que  se  organicen  para  que  juntas  nosotras  podamos  defender  nuestro  derecho  y  también  nosotras  tengamos  igualdad”.

EZLN  20 y 10 el fuego  y  la  palabra  de  Gloria  Muñoz  Ramírez. Ed. Rebeldía  y  La  Jornada  2003.

 

“Esa  imagen  de  luchadora  social  incansable  y  mujer  incorruptible,  que  no  se  deja  comprar  ni  silenciar,  es  la  de  Tita  Radilla”.

PROCESO Ed. Especial N° 35 Heroínas  Anónimas.  Octubre 2011.     

 

 

@GofoAutor

 

gofo_04@hotmail.com

Facebook  Adolfo  Huerta  Alemán.

Anuncios

7 pensamientos en “¡MuJER iNDíGNaTE!

  1. Soy una mujer indignada…Indignada porque los hombres machistas siguen oprimiendo a la mujer, coartando su libertad, y les voy a compartir este suceso que es causa de mi indignación, la semana pasada se impartió en la escuela donde trabajo una conferencia sobre violencia intrafamiliar y el expositor hacía notar cómo existen diferentes tipos de violencia como son la emocional, física, económica y sexual, en los que yo de inmedito puede identificar que en el matrimonio se viven todas y que por las ideas machistas se siguen presentando en cualquier tipo de relación, ya sea aun de amistad, o de pareja. En esta clasificación que se hacía; existe una que pasa inadvertida pero que está latente, y me refiero a la violencia emocional en la cual, la mujer es agredida a causa de gritos, amenazas, manipulaciones, miedos, chantajes, aislamiento, rechazo, abandono o bien la indiferencia y me di cuenta de como las mujeres en pleno siglo XXI seguimos siendo oprimidas por los hombres que nos quitan la libertad para manifestarnos en los diferentes ámbitos tanto como en el religioso, civil, o en el social.

    • Mira Mujer, la reflexión que escribí, es para darnos cuenta, en más de una ocación nosotras mismas nos ponemos las barreras, no son los hombres.
      Te doy un ejemplo que me sucedió en la actual Parroquia estoy sirviendo.
      Me encontré con una mujer, mira que soy un apasionado por las mujeres, lo aprendí de mis hermanas y admiro mucho a las mujeres, he aprendido mucho de todas ustedes. Cuando me encontré con esa mujer, fuí muy claro con ella, lo único que quería era pasarmela bien con ella. Permití que ella jugara conmigo y eso es fue muy cruel de parte ella, yo mismo permití que me hiciera daño, ella no fue la que me hizo daño, ella lo hizo porque deje que me lo hiciera. Al parecer ella no ha cerrado un círculo de su vida, y eso provocó que me fuera carcomiendo mí identidad, aparte tiene muchos prejuicios, que nunca quizo romper con ellos, fue demasiado cerrada.
      Tuve que cortar de tajo y ser determinante, pues con ella, no iba lograr nada, aunque duela mucho, pero tuvo que ser así.
      Me dí cuenta que es una(o) el que permite que esas personas se aprovechen de Ti, y no son los demás. Está en una(o). No niego que haya machismo, lo digo en el artículo, pero en más de una ocación una(o) lo provoca. Y permite que esas personas se aprovechen de uno(a).
      GRACiAS por darte tiempo de LEER y ojalá te haya ayudado la reflexión para actuar.

  2. Adolfo, GRACIAS por despertar nuestra conciencia, para darnos cuenta de la realidad que estamos viviendo y el valor que nos das como seres humanos.
    Este artíulo me recuersa un poema de José María Memet “La Gran Marcha”, que habla de un sueño.
    Este sueño lo podemos realizar si nos atrecviéramos a desnudar los temores y obstáculos que nos impiden realizarnos como personas femeninas.
    MUJERES, demostrémos que somos capaces de gobernar nuestra casa y el mundo entero, pues somos nosotras quienes formamos al macho y le damos el poder, tanto politico como religioso.

    • Así se habla y se actua Alma:”si nos atreviéramos a desnudar los temores y obstáculos que nos impiden realizarnos como personas femeninas” Me encantó ésta frase. GRACiAS por darte el espacio y el tiempo de LEER Otro punto de vista de la realidad.
      “Afortunadamente las ovejas negritas somos menos ingenuas. LLevamos más camino recorrido, ¿ajá?”
      De Xavier Velasco en “Diablo Guardián”.

  3. FELIZ DE SER MUJER. Pero con gran responsabilidad de asumir mi papel historico y dar a conocer lo que pienso y Amo. Aviperas del DIA DE LA MUJER GRACIAS POR ESTE DETALLE QUE ME HA HECHO PENSAR Y ACTUR . Leer ha sido lo mejor que me ha pasado en la vida .SALUDOS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s