Iglesia ¿Burdel del Poder o Embajadora de Cristo?

 

Escrito por: Adolfo Huerta Alemán (Saltillo, Coahuila)

.

.

“la  furia me invade  y  la  ira entristece mi alma al ver  a  mi  Iglesia  incapaz  de  proclamar  una  fe  que  la  haga  vivir,  impotente  para  ofrecer  a  nuestros  contemporáneos   una palabra  con  un  sentido  válido  y  creíble”.

De la novela VATICANO  2035.

 

“¿qué  es  la  religión  sino  el  arma  de  los  intereses  establecidos,  el  medio  por  el  cual  los  débiles  seguirán  siendo  débiles  y,  como  consecuencia,  explotables? Sacerdotes  cómplices,  que  se  hacen  pasar  como  mensajeros  de  Dios,  pregonan  sofismas   descarados,  y  los  hombres,  colocados   ante  ese  destino  desde  el  despertar  de sus  conciencias,  no  tienen  más  alternativa  que  creer;  y  sin  embargo,  examinemos  esas  creencias  a  la  luz  de  la  razón,  y  no  podremos  dejar  de  ver  a  través  de  ellas”.

Del Marqués  de  Sade  en  JUSTiNA.

 

Un reclamo a la Iglesia surge desde varios frentes.  No se pone en tela  de  juicio a las católicas – católicos; religiosas – religiosos,  algunos  sacerdotes – obispos  y  demás   cristianas – cristianos,  que conscientes  de  su  vocación  cristiana,  se  esfuerzan  día  con  día  a   dar  conocer  a  ese  Dios  vivo  por  medio  de  su  persona  y  hacen  una  verdadera  encarnación   en  la  Historia  que  viven  a  cada  instante.   La  cancamusa  es  para  aquellos  y   aquellas,  que  en  el  nombre  de  una  estructura,  de  una  institución    tan  antigua  como  lo  es  la  Iglesia  cristiana  bajo   todas  sus  denominaciones;  son  mediocres  y  han  optado  por  el  poder  para  ser  zalameros  del  mismo.

Apelamos  una  verdadera  Iglesia  que  se  proponga  ser  embajadora  de  Cristo  en  el  aquí  del  ahora,  no  es  algo  que  esté  muy  de  moda,  pues   vivimos  dominados  por  lo  eficaz,  lo   pragmático, de hecho  no  dejo  de  serlo,  soy  muy  pragmático  en  muchas  celebraciones  de la  liturgia,  en una  cultura  de  lo  verificable.

Empero,  ha  llegado  la  hora  aunque  la  realidad  diga  otra  cosa  y  los  vientos  parecieran  en contra, de invocar  la  utopía  como  un  elemento  inspirador  para  un  proyecto  social,  en  el  nombre  de  un  Jesús  histórico   que  se  encarnó  en  su  cultura  y  que  optó  por  los  menos  desfavorecidos.   Proclamo  el   réquiem   por  las   utopías  y  deslindarlas  de  cualquier  discurso  desgastado  por  los  políticos  y  religiosos  oportunistas – fanáticos.

¿Por qué  no  confiar  en  la  utopía?  ¿Por qué  no  creer  en  ella?  ¿Por qué  se  esconde  la  utopía  tras  el  clóset  de  la  Historia?  Será  que  para  aquellas  y  aquellos   que  se  atrevan    y  tengan  la  valentía   de  ser   cristianas – cristianos  en  ésta  época  ¿No  habremos  sabido  defender  con  convicción  e  insistencia  que  la   utopía  sigue  siendo  necesaria  como  aliento  de  la  humanidad?.

Hoy más que nunca necesitamos de cristianas – cristianos  como  personas  libres  y  con  carácter,  miembros  activos  de  su  comunidad,  que  ahuyenten  a  los  mediocres  y  pasivos  que  se  hacen  pasar  por   cristianos.   El  católico – católica  debe  a  su  vez    optar  por  la  valentía  de  tener  una   actitud  revolucionaria   profética  que  espante  a  los  mercaderes  del   Templo.   Y  que  no  se  nos  olvide   que   entre  esos  mercaderes   del   Templo…  contaba  con  todas  las  autoridades;  civiles,  militares  y  hasta   eclesiásticas   que  adoptaban    medidas  contra   los  más   pobres  y  que   ponían  en marcha  políticas  que  pisoteaban  la   dignidad  del  ser  humano;  leyes  que  incrementaban  aun  más,   los   impuestos   y   de  políticas  tendentes   al  crecimiento   de las  desigualdades  del  malestar  social.

Cristiana – cristiano ¿Qué aporta  tu  fe a la situación que vivimos? ¿Qué  supone  mi  fe  para  la  lucha  por  los  derechos  humanos  y  los  derechos  de  los  más  oprimidos?  ¿Qué  hay  que  exigir  al  militante  cristiano  en  nombre  de  la  fe? No  tengas  miedo  de  cuestionarte  y  cuestionar.  Ya   nos  lo  recuerda   J. I. González  Faus: “De  todos  modos,  es   bueno  que  no  olvidemos  nuestro  pasado  a  la   hora  de   reflexionar  porque  una  de las mayores  fuentes  de  error  de  la  mente  humana  es  creer  que  la  historia  comienza  con  ella,  y  que  ella  no  está  en  absoluto   condicionada   a la hora  de  comenzar   a  pensar”.

De  esa  opción  haremos  una  verdadera   Iglesia    sea  embajadora  de  Cristo  aquí  en  la  Tierra,  en  nuestro   país,  en  nuestra  realidad  que  nos  tocó  vivir.

Es  una  urgencia  recuperar  la   utopía   del  Reino ¿no  surge  en  la  Iglesia  la  tendencia  a  presentarse  como   una  entelequia  etérea, mística  cobertura  del  sistema  de  poder  de  una  jerarquía?.   Nuestra   Iglesia  parece  a  veces  más   preocupada  por  la  solemnidad  y  la   diplomacia,  mientras  nuestra  clase  política  no  ha  tenido   ni  la  más   mínima   vergüenza  en  escupirnos  en  nuestra  propia  cara  para  robarnos   en  cada  sexenio,  nada  más  les  falta   robarnos   lo  que  nos  falta  por  soñar.   Se  divisa  una  Iglesia  que  quiere  mantener  un  poder  mal  entendido  y  una   imagen  de  ser   una  estructura   perfecta  para  adjudicarse  el   título  de  ser  la  maestra  de  la  humanidad.    El  único   poder   que   tiene la  Iglesia  es  la  de  optar  por  el  bien  de  la  Humanidad,  y  no por  el  poder  como  lo  entienden  nuestros  políticos,  para  servirse  de  el,   para  sus  mezquinos   intereses.

Me  niego  a  creer  hermana – hermano  en  la  fe  y  también  para  aquellas – aquellos  que  no  creen  en  una  fe,  en  que  no  exista  la  valentía  de  cada  una – uno  de  nosotros;  me  niego  a  creer  en  una  Iglesia  que  se  ponga  del  lado  del  poder  de  un   gobierno  que  nos  atropella  con   una  deuda;  me  niego  a  creer  en  la  mediocridad  de  los  católicos  y  católicas  ellos  no  forman  parte  de  la  Iglesia  y  no   son  seguidores  de  Cristo;  me   niego  a  creer   que  la   utopía  sea   algo   irrealizable;  me  niego   a  creer   que  ha  llegado  la   hora   de  un  nuevo  despertar   y  actuar  por  parte  de  nosotros.

Opto   por  la   utopía   de  que  podemos   ser   una   Iglesia  que haga  la   diferencia,  que  se  atreva   ser   una   verdadera   embajadora   de  Cristo,  aquí,  en  este  instante  y  no  en  el  mañana.

Escribió  el  <<Ché>> Guevara  aquella  famosa  frase: “los  cristianos  deben  de  optar  por  la  revolución”.

De la  fe  a  la   utopía  social.  Miscelánea  de  Juan N. García-Nieto  París.  Ed.  Sal Terrae. 1996.

@GofoAutor

gofo_04@hotmail.com

Facebook  Adolfo  Huerta  Alemán

 

Anuncios

8 pensamientos en “Iglesia ¿Burdel del Poder o Embajadora de Cristo?

  1. mi hermano Gofo, creo que ya le andas tirando a hacerle al miguel hidalgo y su costilla, y se vale, lo que no creo se vale es que andes enarbolando la bandera de la fe de el cristiano para para instigar lo a que haga lo que es tu deseo y no el de toda la iglesia, digo por que yo soy la iglesia tu eres la iglesia y somos la iglesia de el Sr. y no es que defendamos o estemos de parte de quien esta en el poder pues sabemos que tenemos un gobierno corrupto autoritario y con sueños de imperialista, pero es que me quede con estas palabras, dar a DIOS lo que es de DIOS Y a cesar lo que es de cesar, y si también lo aprendiste, que asi lo creo, pues de una ves bota la sotana y ponte la boina de el che que creo es mas tu religión que la de un verdadero cristiano, pues yo también quiero un despertar de mi gente de mi pueblo de mi iglesia, también quiero y sueño con una revolución pero al estilo de un Ghandi que creo y estoy seguro siguió en tiempo y forma la enseñanza de JESÚS al pie de la letra como no lo han echo muchos sacerdotes y/o disque representantes de CRISTO. no creo que insultando o mofando nos de las autoridades o gobiernos impuestos, y hacerlo por este y otros medios sea la solución pero si creo y sabemos y la historia nos a demostrado que la violencia engendra mas violencia, y tu y yo y la iglesia hemos recibido la enseñanza de no pagar mal por mal, sino de vencer al mal a fuerza de hacer el bien, creo que bien bautizaste a una iglesia convenenciera con lo de el burdel de el poder pues e conocido militantes sacerdotes laicos religiosos religiosas y hermanos de otras doctrinas que no sirven a DIOS pero si se sirven de el y para nada son embajadores de CRISTO.

    • Buen punto el que compartes Garardo García Rosano, lo tendré en cuenta, lo que me compartes, para escribir una reflexión más elocuente, por lo pronto, gracias por darte tiempo para leer y por lo que me compartes, saludos; )

    • ¿Y, Tú qué? Qué quisisté dar a entender con:”criterio o prudencia… ignorancia o pobreza???” Aprovecha éste espacio para intercambiar ideas, pero que sea tu mensaje CLARO. Gracias.

  2. Acertado lo que dices. . . Estarnos tan acostumbrados a oir que somos ignorantes, mediocres, conformista; esto ya lo sabemos por eso no cambiamos. Por que desde niños -niñas se nos nego el conocimiento para estar sometidos. . . AHORA es tiempo de retomar lo que la ley nos mutilo, castro, y amputo, como lo queramos decir: hay que recuperar ese POTENCIAL que tenemos como humanos y esa COMECCION con DIOS.
    Recuerdo algo de Nietzsche, ausculto el alma cristiana, y descubrió que el malestar de nuestro tiempo no estaba en el individuo si no en la civilización occidental enferma y decadente. Y diagnosticó la patología actual de nuestra sociedad: la indiferencia hacia la religión, y exclamó ! Dios ha muerto ¡. . .
    Así fue; Dios murió para aquel que se alejo de Él. . .
    Nos corresponde a todos como IGLESIA recuperar la fe, ¿cómo? renovando las creencias y valores morales y para lograrlo hay que actualizar la teología, la cristología y la liturgia, enmarcadas en la doctrina milenaria de la Iglesia y la teoría de la trascendencia humana.
    Y poniendo en práctica, hacerla vida, en si ser congruentes.
    ! GRACIAS. . . ADOLFO, ES UN PLACER LEER LO QUE NOS COMPARTES ¡

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s