Estado fallido, ¿Tal vez Iglesia fallida? ¿Será la Familia fallida? O mejor dicho Mexicanos y Mexicanas fallidos.

Escrito por: Adolfo Huerta Alemán 

“El poder necesita de muchos imbéciles porque está casi siempre al servicio de la imbecilidad”.
De Xavier  Velasco en <<Puedo  explicarlo  todo>>.


Allí está el  televisor, como un  testigo idiota y mudo, transmitiendo  imágenes  que  parecen  del  Medio  Oriente,  pero  no,  son  nada menos  que  de  nuestro  país.   Ante el atentado más ruín de la  Historia del norte del país; el narcoterrorismo invade nuestra intimidad  y  nuestra  paz.
Era  aquel  jueves  25  de  agosto del año  2011,  un día  común  y  corriente,  no,  pues  quedaría  en  nuestra  memoria  colectiva,  como  un  día  maldito  y  desgraciado.
Maldito  y  maldecido  por  unos  cuantos  que  se  creen  los  amos  y  señores  de  nuestro  país.  El  ataque  al  Casino  Royal,  en  el  centro  de  Monterrey,  terminó  por  crear  el  narcotráfico  en  terrorismo  en  México.

Resuena  el  reclamo: “¡Yá  estamos  hasta  la  madre!”.  Grito que  ya  hizo  famoso  el  poeta  Javier  Sicilia  y  la  Caravana  del  Consuelo

Todavía  se  aferra  a  nuestra  memoria  la  Tragedia  de  Juárez,  que  entre el  1 de  enero de  1993  al  30  de  junio  de 2010 se  contabiliza un  total  de  887  víctimas de  mujeres,  la  mayoría  de  ellos  cométidos  en  el  centro  histórico  de  ciudad  Juárez.

Los  salarios  de  nuestros  obreros que  cada  año  sólo  se  les  aumenta  el 1%,  que  no  se  comparan  con  los  estrámboticos  salarios  y  prestaciones  que  reciben  los  parásitos  de  nuestros  políticos  y  servidores  públicos. 

Eso  sin  contar  con  la  pasividad  y  mediocridad  de  nuestro  magisterio  comandado  por  la  Gordillo.

Los  suicidios  de  soldados,  que  desde  el  inicio  de  la  guerra  de  Felipe  Calderón  contra  el  narcotráfico;  van  82  efectivos  y  14  de la  Marina.  Estudios  especializados  señalan  que  los  factores  que  exponen  a  los   militares  a  quitarse  la  vida  son   las  presiones  de la  violencia  y  la  incertidumbre   que  experimentan  ante  la  supuesta  guerra  contra  el  narco.

Las  víctimas  del   fuego  mediático  de  la  ya  famosa  y  desgastada  guerra  contra  el  narcotráfico.

Más,  los  12  millones  de  mexicanas  y  mexicanos  con  hambre  y  que  viven  en  pobreza  extrema.
La  lista  es  larga  de  las  tareas  que  todas  y   todos  tenemos  ante  nuestro  país  y  de  nuestra  responsabilidad  histórica.

Ante  todos  éstos  hechos  fraudulentos  y  horrendos,  se  habla  de  un  Estado  fallido;  y  de  dos  presidentes  panistas fallidos (¿Dónde  quedaron  los  otros  70  años  priístas  de  gobiernos  fallidos?. Que yá están desesperados por regresar a los  Pinos).  ¿Y  el  PRD  también  será  fallido?.

No podemos  negar  que  estamos  ante  un  país  con  un  panorama  derrotista,  ésto  es lo  que  nos  hace  más  daño  que  tener  un  Estado  fallido  en  todos  sus  niveles: Federal;  Estatal  y  Municipal. 


No  dudo  de la  gran  capacidad  y  voluntad  de  todas  y  todos  nosotros,  no  eximio  de  culpabilidad  al  Estado,  pero  el  problema  más  grave  es  que  casi  todas  las  Instituciones  están  fallidas  hoy  en  día  y  no  quiero  ser  simplón  al   buscar  culpables,  sino  la  reflexión  nos  lleve  a  los  errores  y  poder  enmendarles  de  alguna  forma   creativa;  participativa  e  inclusiva.

Por  que  en  todo  caso,  también  estaría  hablando  de  una  Iglesia  fallida,  pues  ¿La  Iglesia  qué  tipo  de  católicas  y  católicos  está  formando? ¿Católicos  y  católicas  fallidas? ¿Evangelización  fallida? ¿Sacramentalidad  fallida? ¿Vida  de  Fe  fallida? ¿Clericalismo fallido  y  caduco? Digo,  por que  la  Iglesia  no  está  en  Marte,  está  en  el  mundo,  está  aquí  en  la  Tierra,  en  México.  Muchos  de  nuestros  políticos(as)  estudiaron  en  colegios   católicos;  muchos  de  nuestros  maestros(as) también,  y  no  se  diga  de  nuestros  dirigentes  religiosos – nuestros  sacerdotes,  pues  está  demás  decirlo,  estudiaron  en   un  seminario  católico.

¿Qué  nos  corresponde  a  nosotros(as) los  creyentes ante  el  paisaje  que  vive  nuestro  entorno  histórico? Seguir  de  mediocres  y  conformistas,  de  contentarnos  con  la  homilía  del  sacerdote,  que  tal  vez,  en  más  de  una  ocasión  no  prepara,  porque  ingenuamente imagina  que  su  pueblo  no  piensa  y  que  jamás  entenderá  su  teología. Seguir  humillándoles,  que  se  les   siga  tratando  como   niños(as) tarados(as)  y  obtusos(as)  a  nuestros  fieles.  O  la  alternativa,  es  optar  por  confiar  más  en  el  pueblo  y  delegar  más  responsabilidad,  por  lo  tanto   más  poder  de  decisión  y  de  actuar.


¿Hasta  cuándo  nuestros  creyentes  y  católicos  seguirán  conformándose?  Hasta  cuándo  nos  atreveremos  a  formar  verdaderos  y  reales  católicas  y  católicos,  comenzando   con  ellos(as) mismos, se  atrevan  a   pedir  una  verdadera  formación  en  nuestras   comunidades,  y  no  contentarse  con  una  oracioncita  y   tomar  el   chocolate  con  el  pan  dulce de  la  tarde.  Tenemos  que  provocar  reales  procesos  de  formación  y  de  estudio,  mientras  sigamos  sin  leer  y  que  esas  ideas  no  lleguen  al  pueblo,  no  nos  convenceremos  a  nosotros  mismos(as),  que  el  leer  y  propagar  ideas  nos  mueven,  no  podremos  hacer  nada  nuevo,  seguiremos  allí conformándonos  con  la  mierda  que  nos  da  Televisa TV Azteca  y  de  paso  RCG.

¡Basta Ya!  De  seguir  alimentando  la  ignorancia  y  la  pasividad,  dejemos  de  ser  una  Iglesia  fallida,  he  aquí  la  tarea pendiente.  

¿Y,  la  familia,  también  es  fallida?.  Pues,  es  en  la  familia  donde  se  forman  las  personas  libres  y   conscientes  de  su  dignidad  y  de  su  inteligencia. 
No  me  equívoco  al  afirmar,  que  antes  de  hablar  de  un  Estado   fallido,  o   de  una  Iglesia  fallida,  tal  vez,  la  familia  es  la  fallida;  las  de  los   papás  y  mamás,  pues  en  ellos  recae  la  responsabilidad  de  formar  personas.  Antes  de  ser  ciudadanos,  creyentes;  estamos  llamados  por  naturaleza  a  ser  personas. 
Si  hay  corrupción,  violencia,  pasividad  en  nuestras   comunidades,  éstas  no  nacieron  solas,  las  provocaron  y  las alimentan  personas  mal  formadas,  que  no  tienen  sentido  común,  que  no   tienen  valores,  que  no  tuvieron  el  ambiente  adecuado  para  formarse  como  personas  libres;  inteligentes;  y  con   voluntad  de  vivir  en  plenitud.
Por  lo  tanto,  al  hablar  de  un  Estado  fallido,  lo  más  correcto  no  sería  hablar  de  mexicanos  y  mexicanas  fallidas,  antes  de  juzgar  al  Estado  y  de  apuntarle  con  nuestro  dedo,  recuerda  que  hay  otros  cuatro  dedos  señalándonos  a  cada  uno  de  nosotros(as).  
“Dios,  por  principio,  es  un  irresponsable.  Sólo  a  ÉL  se  le  ocurre  poner  una   cabeza  sobre  los  hombros  de  cualquier  pendejo”.
De  Xavier  Velasco  en<<Puedo  explicarlo  todo>>.
Ed. Alfaguara  2010.
Adolfo Huerta Alemán

Saltillo, Coahuila
La Locura sin Mí, , , no tiene Vida! ! !http://youtu.be/N-ymxJDeG8o https://letrasdelnorte.wordpress.com
Facebook  Adolfo  Huerta  Alemán
Anuncios

4 pensamientos en “Estado fallido, ¿Tal vez Iglesia fallida? ¿Será la Familia fallida? O mejor dicho Mexicanos y Mexicanas fallidos.

  1. Muy lamentable lo que esta ocurriendo.
    Mientras existas tu Angelica, tu Gofo y Yo, no se puede pensar en que todo está fallido;porque somos parte de este pais; podemos hacer mucho desde nuestra condición humana y áreas de trabajo, dejando a nuestros hermanos,amigos, hijos, nietos, un legado de valores y creencias basadas en el Amor, en la Esperanza y en la Fe. En lo que a mi respecta, mientras tenga vida contagiaré a donde vaya con lo que Yo Soy, sin desfallecer porque mi fuerza es Dios, y está en cada uno de nosotros y nosotras.

  2. De acuerdo Contigo que hemos provocado un país fallido, no quiero ser juez y parecer que condeno a los adultos, ó/a la generación anterior de Nosotros; no dudo al afirmar que TODAS y Todos Somos RESPONSABLES de la situación que vive nuestro contexto histórico.
    Lo que sí es una verdad es; urgente cambiar nuestra ACTITUD frente al OTRO y con nuestra Historia.
    Sino, lo hacemos ésto se irá a la chingada y lo peor de todo, es que el pueblo está pidiendo a gritos un Dictador, y ésto no servirá de nada, espero equivocarme, y no desfallecer, más que tener Fe en Dios, no perder la FE en la Humanidad; en la Mexicana – Mexicano; en cada Uno de Nosotros.
    GRACiAS por darte tiempo para LEER Angélica.

  3. Un país fallido, sin duda. Todas sus instituciones están en la misma situación. Acudo a esa máxima del pensamiento popular que reza: “perro viejo no aprende truco nuevo”, con el afán de expresar mi particular percepción del tema: me parece que un país en el que todas las instituciones -dígase políticas, sociales, religiosas, culturales, educativas- están viciadas por conductas definitivamente nada cívicas, somos los jóvenes quienes debemos cambiar los paradigmas de conducta ciudadana y reconformar el Estado -el Estado como un todo-. Sin embargo, es también triste pensar que generaciones anteriores hayan relegado esta obligación tan elemental, ¿cuál es, entonces, el papel de estas generaciones en la reformación nacional?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s