Los deseos del Candidato

Escrito por: Carlos Arturo Moreno De la Rosa

Sólo hay un principio motriz: el deseo.
Aristóteles
.

Se avecinan las elecciones del 2012, los analistas, “pitonisas posmodernos” avizoran el escenario, nos gusta entretenernos en esos vericuetos. Dicen que la política está allí, para cuando el amor ya no da para más. Nos gusta solazarnos en la política y vemos la vida pasar.

¿Qué es lo que motiva/mueve a un ser humano a querer ser Presidente de una Nación? A como están las cosas actualmente en México no encuentro otro Motivante más que la existencia de una jugosa recompensa monetaria, algunos terrenos paradisíacos en alguna playa semidesértica, algunos condominios en algún lugar del país del Norte, o aspirar a una pensión vitalicia, o simplemente por ese testarudo deseo de Poder.

No creo que un sujeto, sea Cordero, sea Josefina, sea Peña Nieto, sea López Obrador, sea quien sea quiera hacer el bien al prójimo, ni que fueran ángeles, ni que fueran Santos, ni que fueran consagrados. Tiene que haber un gran estímulo (sobre todo económico) para querer hacer el bien al prójimo las veinticuatro horas del día. “Buscamos el bien común” “primero los pobres” “bienestar para tu familia”, clichés, demagogia y más demagogia, palabras vacías, lugares comunes; si en verdad quisieran hacer el bien al prójimo no necesitarían de una palestra, desde algún lugar terrenal podrían hacer el bien que tanto aspiran.

Seguimos ese juego perverso de “ellos mienten y nosotros les seguimos creyendo” esa dialéctica que no nos lleva a ningún lado. Millones y millones de pesos están en juego, no hay otra cosa más que eso, si no es eso, no encuentro una razón humana de querer estar allí para que todos los días esté listo para recibir recuerdo maternos, como le ocurrió últimamente al Sr. Vicente Fox y como le ocurre actualmente al Sr. Felipe Calderón. Imagino que por cada mentada, por cada grosería, por cada aspaviento, diatriba e improperio, el Sr. Calderón hace un cheque a su favor, por eso cada día se le ve más contento, eso lo mantiene vivo, lo mantiene despierto, cada día, al amanecer, piensa en ello, por eso cada día incita a las masas, ya sea con sus declaraciones, ya sea con sus actos.

Caras vemos, intenciones desconocemos. Muchos creyeron ver en Vicente Fox la encarnación del cambio, se dejaron vislumbrar por su maquinaria proselitista. Después, con Calderón, ese eterno desconocido, también el elector cayó en su juego perverso, “lo que no has de ver en tu vecino lo has de tener”, con el dedo índice señalaba a Andrés Manuel como un “peligro para México”, mientras los otros cuatro dedos lo señalaban a él. Y el elector también se fue con la finta.

Ahora, en las elecciones del 2012 ¿cuál será la jugada maquiavélica? ¿Con qué zancadilla/propuesta vendrán los candidatos? Todo sigue igual. México, el país que aguanta todo, hasta los deseos más perversos de sus Presidentes. Presidentes van, Presidentes vienen, y nosotros, deslumbrados cada domingo con los partidos de futbol. Bendita vida. Bendita existencia la nuestra. Vida baladí.  No hay nada nuevo bajo el sol. Eterno Repetir.

Escrito por:

Carlos Arturo

Monclova
Psicólogo y Psicoterapeuta. Miembro de APPCAC. Catedrático Universitario.http://psicologocarlosmoreno.wordpress.com
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s