San Francisco de Asís

Escrito por: Juan Gerardo H. Briones

San Francisco de Asís es uno de los santos más conocidos en la Iglesia.

Aquel joven italiano rebelde que regresó de la cruzada a su pueblo, Asís, que cambió la diversión, los lujos y los placeres por la pobreza y el amor de Dios.

La Iglesia ha pasado por diferentes etapas. Al joven Francisco de Asís le tocó vivir en un momento en que los privilegios y el poder temporal de la Iglesia era demasiado. Tiempo en el que muchos clérigos llevaban títulos nobiliarios y eran poseedores de muchos bienes materiales.

Así, el llamado de Dios a Francisco es a predicar, no con tesis doctorales o argumentos de alta escuela; no buscando adeptos o ni con actitudes hirientes, sino con la pobreza de su vida, con su hábito que lo acompañó hasta la muerte, con la paciencia, el silencio y las palabras sencillas que salían de un corazón lleno de amor; con el buen trato a los enfermos y a los que no lo apreciaban; con el amor con el que trataba a los animales, a las plantas, a la Luna y al Sol.

El modo en el que Francisco de Asís pedía a la Iglesia una conversión fue así, con su ejemplo desde dentro de la Iglesia, porque los verdaderos cambios se logran desde dentro. Como un medicamento, que necesita haber entrado al cuerpo para ayudarlo a sanar.

La vida de San Francisco de Asís ha inspirado películas, poesías y cantos; no sólo para los católicos, sino para personas de todas las culturas. Sé de creyentes y no creyentes que lo toman como una referencia para hablar del amor a la naturaleza o de predicación con el ejemplo.

Su testimonio debe inspirar esperanza a quienes anhelan cambios en la sociedad, recordando que los cambios comienzan en el corazón propio, en el trabajo honesto, en la paciencia con el otro, en la sinceridad, en abstenerse de juzgar al prójimo.

En un tiempo en el que anhelamos la paz, no olvidemos que la paz comienza en el corazón propio y la construimos cada uno. La madre Teresa de Calcuta decía: “quizá parece poco lo que haces en medio del mundo, en medio de tanta necesidad, como una gota que se pierde en el mar, pero sin ella, al mar le faltaría una gota”. Trabaja por la paz, en el buen trato, en el perdón, en la palabra noble. Como san Francisco de Asís tú también dile a Dios: “Hazme un instrumento de tu paz, donde haya odio, lleve yo amor…”

Juan Gerardo Hdz B

Juan Gerardo Hdz B

Coahuila
Sacerdote desde 1999. Felíz y orgulloso de mi Iglesia
Anuncios

Un pensamiento en “San Francisco de Asís

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s