No tiene madre…

"Ruego agónico" by Hermel Orozco

 

Padres, cuiden a sus hijos
Haragán y Cía.

 

Mira que recurrir a artimañas desquiciadas, mira que recurrir a la inocencia de la infancia, mira que recurrir al pensamiento mágico propio de la niñez. No tienes madre Víctor Damián, con un dejo sardónico en tu rostro decías “estoy bien parado, mis amigos los abogados me van a sacar de la cárcel”, no lo dudo, en este País en donde todo sucede y nada se penaliza, en este País en donde mueren niños quemados en una guardería y no hay culpables, en este país en donde mueren adultos asfixiados, calcinados y los medios de comunicación desvían la atención hacia otras cosas, hacia otras pendejadas. En este país de risa, todo es posible.

No se vale. El único pecado que no tiene perdón es precisamente ese, bien lo dice el Nuevo Testamento: “el único pecado que no tiene perdón es el que atenta en contra del espíritu santo” y la infancia es eso, la representación misma del Espíritu, lo noble, lo sublime.

Primero una familia entera en Estancias, ahora esto.

Doscientos policías detenidos en Nuevo León. En San Buenaventura, Coahuila, 10 policías en sospecha de que estén coludidos con el crimen organizado. Siete de cada diez policías están al servicio de “los malos”, dice Carlos Salinas.

Cada día la bestia humana se manifiesta  más obscenamente, tenemos el caso del asesino de Saltillo, que mató a su prima y a su sobrina, o el demente que le quitó la vida a Flor, en Castaños. Diariamente vemos gente ejecutada, destazada. ¿Qué tenemos que hacer? Vivir con mayor precaución, cuidarnos más, “andarnos con cuidado” como dijera el Perro Guarumo. “Allí donde está el Ello debe instalarse el Yo”, dijo Freud, pero no lo estamos logrando, cada vez más el Ello se manifiesta y cada vez con más maldad. El Tánatos se instaura aunque así no lo quiera ver el Dalai Lama. El Eros lo tenemos allí, reprimido, abandonado, como dijera Erich Fromm.

Leer el periódico como lectura obligada de prevención de la salud mental. Leer el periódico para no confiar en la “naturaleza buena” del ser humano. Leer el periódico para darnos cuenta de que el humano es un perverso, de que el humano está enfermo, de que el ser humano ha dejado de serlo para satisfacer sus más atascados placeres. El hombre que mató a su novia, la enterró en el patio de su casa. El homo sapiens ha dejado de serlo, ahora es otro, ha cambiado, se ha transformado en otra cosa, en un monstruo. En un monstruo.

Quizá será que necesito ver más televisión, dicen que por ese medio uno se entera del otro México, del México bonito, del México del turismo, del México y sus bondades, porque acá en el periódico uno se entera de puras cosas feas, entonces habrá que hacerle caso al Sr. @VicenteFoxQue que conminaba a no leer el periódico. Evitar la lectura del periódico para así no amargarse la existencia. Conocer “El maravilloso y mágico país que es México” como dice Armando Fuentes Aguirre, alias “Catón”. Dicen que cada quien ve lo que quiere ver, cada quien ve lo que le conviene ver. Ver el vaso medio lleno o medio vacío. Ser optimista o ser pesimista. Un pesimista es un optimista que se volvió realista. Vivir como cualquier mortal, sin enterarme de nada, ver la vida pasar, feliz, en un “mundo de caramelo”, viendo telenovelas y así.

¿Quo vadis?…

Carlos Arturo

Carlos Arturo

Monclova, Coahuila. Mx.
Psicólogo Social, Psicoterapeuta, Miembro de APPCAC, Catedrático Universitario.http://psicologocarlosmoreno.wordpress.com
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s