Unidad en la Voluntad

Escrito por: Mariano Medellín 

Hoy ante lo sucedido en nuestra vecina ciudad de Monterrey, y viendo que el sentir es compartido por más de uno, vienen a mi mente dos frases de Ernesto Che Guevara:

“Sean capaces siempre de sentir, en lo más hondo, cualquier injusticia realizada contra cualquiera, en cualquier parte del mundo. Es la cualidad más linda del revolucionario.”

“Si fuéramos capaces de unirnos, qué hermoso y que cercano seria el futuro”

Frases que en si mismo encierran demasiado, la primera de ella habla del sentir del revolucionario, si bien hoy en día no hablamos de revolución como tal, pero creo que el sentir la injusticia es algo que muchos compartimos, y el deseo de algo mejor que nace de ello es algo natural ante lo evidenciado. Quiza todos o al menos una gran mayoria lamentamos y cuestionamos lo sucedido. Quiza más de uno busque culpables y empiece a bociferar pestes contra las autoridades los agresores y lo sucedido; quiza una gran mayoria sienta impotencia ante ello y solo le reste orar y seguir esperando no le toque nada de eso que parece el pan de cada día. Pero claro que podemos hacer mucho por nuestra sociedad, es alli la importancia de la segunda frase.

La segunda frase, me parece al igual interesante, puesto que propone una forma de realizar un cambio en nuestra sociedad. La propuesta es sencilla desde la unidad; una unidad que, creo, va más allá de eventos aislados, marchas, conferencias, étc… eventos a los cuales la asistencia es quiza numerosa pero poco comprometida, u/o escasa y por lo mismo carente de sentido. Y al hablar de la unidad como propuesta quiza sea como vulgarmente dicen, donde la marrana torcio el rabo.

Aqui al hablar de unidad, no se habla de masificaciones, ni de montones de gente, pienso que la unidad a la que se hace referencia el autor, es una unidad en la voluntad, es decir, una unidad que lleva implicito el deseo de un cambio y la construcción del mismo. Ojo, no solo quiere un cambio, grita un cambio, desea un cambio, sino que además lo construye un cambio, se compromete a vivir un cambio y acepta las implicaciones del mismo cambio. Si hablamos de unidad como masificación, caemos en lo que los mitin politicos hacen, un sin fin de gritos y poca o nula acción, se une el deseo más no la voluntad.

Está unidad debe ir marcada por el cambio de mentalidad, un cambio capaz de vencer el miedo y la paralisis, puesto que cuando estos existen no se hace nada, ciertamente ante lo acontecido hasta el más fornido y bigotón puede doblarse, pero ante ese entorno donde la desesperanza parece la única salida, aquellos que logren un cambio en su mentalidad, y alcancen a descubrir que su deseo de cambio no es individual, sino de una gran muchedumbre, serán capaces de salir adelante, quiza con miedo, quiza asustados, pero con el valor de hacer real lo que se desea.

Aqui la importancia del cambio de mentalidad, no basta con soñar un mundo distinto, ya lo vemos en la actualidad, muchos sueñan, muchos gritan, muchos desean, pero pocos hacen, hay que despertar del sueño, y trabajar por realizarlo. Hay que abrir los ojos a la realidad y hacer que los sentidos despierten de tal manera que desde lo más hondo del corazón salga la fuerza que nos hace capaces de producir el cambio. Un cambio que empieza desde nuestra persona, dentro de esta realidad donde vivimos, empezamos a actuar de una manera diferente. Dentro de este mundo, donde ver a un hombre feliz es como querer ver un cuervo blanco, el cambio de mentalidad te hace actuar contracorriente y manifestar que es posible, dentro de este entorno donde el que no tranza no avanza, un cambio de mentalidad te lleva a manifestar que se puede salir adelante sin ello.

Y aqui entra en juego el saber vivir en unidad, dicen que los grandes sueños siempre son compartidos; hay que compartir el sueño, hay que exponer, sacar a la luz, hacer que ese cambio se vaya haciendo notorio, de tal manera que se refleje nuestra voluntad en aquello que vivimos día a día. Es curioso nuestros miedos, dolores y desilusiones siempre las expresamos y reflejamos, porque no sacar a la luz nuestro ideal, porque no compartir nuestra vida de cambio, porque no reflejar lo que soñamos. Mientras más vayamos cambiando la mentalidad y actuando como tales, veremos que poco a poco la sociedad se lograra transformar, por ejemplo si hoy tu no tiras basura y eso inculcas a dos o tres más y ellos a otros tantos, mañana veremos una ciudad limpia. Ciertamente no es como se escribe, ni como se platica, pero es algo que puedes tener la certeza se dará. Simplemente empecemos costruyendo desde nuestra vida, el mundo que soñamos. Ánimo.

Para tener un mañana hay que trabajar el ahora.

Mariano Medellín (Saltillo, Coah. Mx)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s