No bajemos la guardia

Escrito por: José Jorge Hernández B.

Detrás de nada by Jose Montiel

Vivimos en una época de modernidad, tecnología, triunfos y derrotas, pero también de escándalos y de una violencia inusitada que cada día sacude al país, no hay día en que no nos sorprendamos con un nuevo hecho violento, el sábado fue la balacera en Torreón, ayer el ataque al casino en Monterrey que dejó al menos 53 muertos, eso sin contar los hechos de violencia recientes en Saltillo, Coahuila.

Para variar aparecen personajes con pocos valores que adquieren relevancia y se vuelven mediáticos, son temas en Twitter y por si fuera poco son el pan de cada día, que si Ninel, que si Azalia “La Negra” y hasta el Fuua.

Señores y señoras, México está golpeado y carente de valores, se desangra por la violencia, está agonizando con la clase de políticos que tiene, está en fase terminal y al borde del colapso económico, y por más que digan que la economía está blindada, sabemos que en materia económica dependemos de Estados Unidos y punto.

Un basto ejemplo político es el gobernador de Coahuila con licencia, Humberto Moreira, quien fue entrevistado por la periodista Adela Micha y no reconoce que endeudó al estado, asegura que hizo lo correcto. ¡Por Dios! Todos sabemos cómo están las cosas.

El otro hecho que me provoca tristeza, molestia, impotencia, coraje, angustia y desesperación, es la masacre en el casino Royal en Monterrey, y no es un aviso de la delincuencia, tampoco es el primera ataque de muerte masiva, cosa curiosa, se da a tres años de que el empresario Alejandro Martí lanzó el grito: “¡Si No Pueden Renuncien!”.

¿Y quién renunció? Nadie que yo sepa, y se proyectó un Plan de Seguridad que a la fecha no ha funcionado, bien lo dijo Hugo Sánchez en su colaboración de ayer del periódico El Universal.“En nuestro país planeamos mucho, idealizamos mucho, sugerimos mucho, pero ejecutamos poco” lo dice un futbolista, pero desgraciadamente es cierto.

Lo más triste del caso es que la mayoría de las víctimas en el Casino Royal son madres de familia inocentes que pasaban un rato agradable en el sitio, ¿qué culpa tienen ellas de la guerra entre cárteles? y como dijo el psicólogo Carlos Moreno, con esto México quedará más desmadrado, la desgraciada realidad se avecina para muchos hogares regios, envío mis condolencias para todos los que han perdido un ser querido.

Así que en medio de la crisis, en medio de la depresión, cualquier gesto bonito que el país recibe, sea en triunfos de sus selecciones menores en futbol o en beisbol, o cualquier gente que salga con ocurrencia, es motivo de gracia y sobre todo bienvenido.

No, no digo que hay que vivir formal y sin motivo de alegrías o risas, lo que quiero decir es que cada día el país está peor, y todos celebramos o festejamos los escándalos, y aparte nos burlamos de ellos.

Para muestra pongo el siguiente ejemplo: Está una muchacha que ha sufrido todo tipo de problemas en su familia, no ve la suya, no ve la luz al final del túnel y de repente llega una persona a los que denominan “Ninis”, o con todo respeto porque son personas: un malandro que con un gesto o un detalle va a volver loca de gusto a la muchacha.

Así estamos en México, y no es una alerta, es la realidad y quienes están sacando la cara por ellos, quienes nos dan felicidad y alegrías son los menores. Llámese Sub-17, Sub-22, y ahora los pequeños que el sábado juegan la final de beisbol en Williasport. Qué maravilla que ellos den en este momento la cara por nuestro México, y me refiero a hechos recientes.

Gracias a Dios que en medio de casos polémicos que terminaron en “azo” como “Michoacanazo”, “Hankazo” y “Moreirazo”, de madrizas políticas, fraudes en gobiernos, pánico en estadio, violencia en las calles, de un procurador pidiéndole tregua al crimen organizado, hay alegrías y motivos para vivir en un país que como dice el futbolista mexicano Hugo Sánchez, es de muchas palabras.

Reflexionemos y valoremos qué hacemos al respecto para tener un país mejor, no sólo con criticar y burlarse se cambian las cosas, del dicho al hecho hay mucho trecho. ¿No cree usted?

P.D. Los tiempos duros nunca duran, pero las personas duras si. ¡A seguir luchando!

José Jorge

Saltillo,Coahuila, México


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s