¿Hacer teología después de Nietzsche?

 Autor: Adolfo Huerta Alemán

"Diálogos internos No. 8 by Sergio David Silva Arredondo


Un  filósofo  alemán  nacido en 1844  y  murió en 1900;  un  pensador  conocido  por  su   filosofía  del   martillo,  que  a  lo  largo  de  su   vida,  dio  luz  una  obra  extremadamente  personal,  que  comenzó  con  una  novedosa  y  polémica  interpretación   del  mundo  antiguo  y  de  la  cultura  griega  clásica  y  que  lo  condujo  a  la  crítica  radical  del  cristianismo  y  del  humanismo  positivista  de  su   época.    
La  filosofía  del  martillo  nos  propone  nuevas   verdades;  la   crítica  no  afirma  nada  y    para  afirmar  es  necesario   asumir   un  momento   constructivo.   
Hablo  de  mí  filósofo  predilecto  Friedrich  Nietzsche  nos  llama  la  atención  con  un  grito  desgarrador  en  su  libro  <<Así  hablaba   Zaratustra>>: “Cuando  Zaratustra  estaba  de  nuevo  solo,  dijo  para  sus  adentros: ¿Será  posible?  ¡Ese  viejo  santo  en  su  bosque  no  se ha  enterado   aún  de   que  Dios  ha  muerto!”.  

“Dios ha  muerto”
Esto  es  muy  serio,  aunque  cause  hilaridad, me dá risas. ¿Por  qué?  Ante  éste  dilema  dependerá  nuestro  actuar; sí.   Si  existe  Dios  veré  y  actuaré  bajo  ésta  perspectiva,  y  si no  existe  también  actuaré  y  veré  la  vida  bajo  ésta  óptica.   
Aunque,  esto  ya  es  muy  propositivo,  pues  a  creyentes  y   ateos  nos  une  algo  más   que  la  discusión:  Dios ¿estarás  de  acuerdo  conmigo?  
Nos  une  más,  de  lo  que  nos  puede  dividir;  el  hecho  de  hablar  de  Dios  nos  une  más  de  lo  que  nos  puede  desunir;  allí  está  Hypatía  en la  película  de  <<Ágora  La  caída  del  Imperio  Romano>>: “Hay  más  cosas  que  nos  unen,  de  las  que  nos  separan”.  

Y  Jean Paul  Sartre  nos  lo  recuerda  en  uno  de  sus  mejores  libros  después  de   <<La  Naúsea>>  <<El  Existencialismo  es  un  Humanismo>>:”Es  muy  incómodo  que  Dios  no   exista  lo  afirma  un  ateo,  por  eso  me  caen  muy  bien, por que nos ponen  a  pensar  y  a  intentar  a  hacer  filosofía  y   teología desde nuestra  realidad.   
Siempre  lo  he  dicho;  hago  el  amor  por  las  noches  con  tres  mujeres:  con  la  poesía;  la  literatura  y  la  filosofía,  con  la  teología   casi  no  me  acuesto  últimamente,  es  medio  complicada,  pero  debo  admitirlo  cuando  le  escribo,  es  cuando  comienzo  a  entenderle  y  a  descubrirle  más  existencial,  por  lo  tanto  más  vivencial,  dejando  a  un  lado  lo  frío  de  los  dogmas  y  las  moralinas  santurronas.  

¿Qué  tan válido  es  hacer   teología  después  de  Nietzsche?  Mucho  y  vale  la  pena no crees,  pues  la  fe:  esa  fuerza  más  grande  que pueda  existir  en  el  mundo  y  en  la  mujer – hombre (en  algo  crees, ò no),  nadie  te  la  puede  quitar.   
Nietzsche  con  su  protesta:  Dios  ha  muerto”  no  hace  otra  cosa  que  invitarnos  a  asumir  un  momento  constructivo  y   ¡vaya  que  lo  necesitamos!  en  todos  los  ambitos:  en lo social,  en lo educativo,  en la  cultura;  en  lo  eclesial  y  no  se  diga  en  lo   político,  hoy   más  que  nunca.    

Tal  vez,  afirmaría: “La  religión  ha  muerto”.  ¡Sí!  Ha  muerto  toda  aquella  religión  que  pisotea  la  dignidad  de  todo  ser  humano;  su  creatividad;  su  libertad,  y  sobretodo  su  capacidad  de   amar  sin  prejuicios.  No  estoy  diciendo  que  las  instituciones;  las  estructuras;  y  las   religiones  no  sean  necesarias,  no  podemos  negar  que  ellas  nos  han  dado  parte  de  nuestra  identidad,  pero  como  Nietzsche  nos  lo  recuerda  a  asumir  el  momento  constructivo,  es   importante   hacer  una   purga,  una  limpia  a  nuestras   religiones   para  que  sean  más   humanas  y  lleguen  a  la   mujer – hombre  contemporáneo  de  nuestros  días.  

Una   religión  ò   una  iglesia   que  siga  pisoteando  la   creatividad  y  la  capacidad de  libertad  de  todo  ser  humano,  nada  más  fijándose  en  lo  negativo  y  lo  supuestamente   pecaminoso  del  ser  humano,  no  responde  a  nuestra  época.   
Una  iglesia  “panoptista”  que  consiste  en  tener  un  control  panorámico  total,  simultáneo  y   constante  de  la   persona   en  todas  sus  dimensiones (corporal,  moral,  intelectual  y  capacidad  creativa) como  lo  recuerda   Michel  Foucault  filósofo  fránces;  una  figura  muy  nueva  en la  filosofía  y  otra  manera  de  ser  pensador,  como  lo  afirma  Savater.  

No  dudo  que  para  todo  aquel  que  se  atreva  a  ser  creyente  en  nuestros  días,  tenga  como   motivo  el  de  asumir  un  momento  constructivo  y   también  para  los  que  no  creen,  de  hecho   ellos  y  ellas   son  los  que  mejor  nos  podrían  ayudar,  así  como  lo   entendía  Nietzsche.    

Es  el  momento  de  construir  una  mejor  manera  de  llevar  y  de   vivir  nuestra  fe,  sin  los   tópicos  mágicos  y   supersticiosos  que  siguen  arrastrando  desde  hace   siglos  atrás.   Y  que  sólo   buscan  manipular  las  mentes  ingenuas  y  que  siguen  cultivando  una  institución  mágica  que  vende  milagros  a  por  mayor  y  cielos  cómodos,  con  sus  discursos  que  más  que  despertar  les  siguen  dando  una   realidad   virtual  espiritualóide  falsa,  que  te  llevará  al  vacío  y  la  nada  existencial.  

No tengamos  miedo  de  romper  con  todo  aquello  que  no  nos  está  ayudando  a  dar  lo  mejor  de  cada  una – uno  de  nosotros,  y  sobretodo  a  nuestra  realización   y  plenitud  humana – personal.  

El  grito   rebelde  de  hoy  es:”Asumamos  nuestro  momento  histórico  y  constructivo“.  

Así  es,  mis  queridas  y  queridos lectores:  mí  Dios  es  aquel  que  está  conmigo  en  mis  metidas  de  patas,  pero  también  está  en  las  carnes  asadas  con  una  buena  y  bien  fría  cerveza  oscura,   rodeado  de  gente   que  me  ama  y  como  dice  Nietzsche:”Yo  sólo  creería  en  un  Dios   que  supiera  bailar“.  

Escrito por: Adolfo Huerta Alemán (Saltillo, Coahuila)
Anuncios

5 pensamientos en “¿Hacer teología después de Nietzsche?

    • ¡Enhorabuena, que se enriquezca tu pensamiento, por darte tiempo para leer y por compartirnos, tu punto de vista, buena semana!; )
      (Entre más leas, mejoras tu memoria).

  1. Muy completo tu comentario Rodolfo. Gracias de antemano por dedicarnos un rato de lectura. Lo más grandioso es que podamos intercambiar diferentes puntos de vista, ésto es lo que nos hace crecer como Seres Humanos.
    Me encantó:”JAQUE MATE A LA DOCTRINA JUDAIZANTE DE LA IGLESIA”.
    Totalmente de acuerdo Rodolfo.
    Me hubiera gustado terminar mí comentario citando a Vattimo en su libro “Creer que se cree” que de paso te lo recomiendo. Pero, resulta que no lo encuentro; lo habré prestado, ó algún Hij@ de su. . . Me lo pediría, que hasta hoy es fecha, que no me lo han devuelto.
    ¡Qué pinche es esa gente que pide libros y no los devuelve! Lo peor de todo, es que tal vez, ni siquiera lo ha leído, me lo pediría nada más para quedar bien y dar una imagen de que le interesaba, en fin, yá me desahogé, aquí ¡Chingáo! ! !.
    Aunque, yá me vino la Musa y me inspiró, tal vez, les dedique algún cuento ó ensayo a esos y esas hij@s de su pin. . . Que no devuelven los libros.
    GRACiAS Rodolfo.

  2. JAQUE MATE A LA DOCTRINA JUDAIZANTE DE LA IGLESIA. El análisis racional de los elementos que integran la triada pre-teológica judeo cristiana (la descripción neutra del fenómeno espiritual, su explicación y su aplicación), nos permite criticar objetivamente el profetismo judío y la cristología de San Pablo que estructuran la doctrina judaizante de la Iglesia; y visualizar: 1) que las directrices de los ancestros de Israel (patriarcas, profetas, reyes y jueces) contenidas en el Antiguo Testamento, son opuestas a las enseñanzas de Cristo, porque promueven el racismo, el despojo, el sometimiento y/o exterminio de los pueblos no judíos; 2) la omisión capital que cometió Pablo en sus epístolas al mutilar al cristianismo de la doctrina de la trascendencia humana (instruida e ilustrada por Cristo) que se alcanza practicando las virtudes opuestas a nuestros defectos hasta adquirir el perfil de humanidad perfecta (cero defectos), dándonos acceso a las potencialidades del espíritu a medida que nos vamos desarrollando espiritualmente; 3) la urgente necesidad de formular un cristianismo laico enmarcado en la doctrina y la teoría de la trascendencia humana (sustentada por filósofos y místicos, y su veracidad comprobada por la trascendencia humana de Cristo); a fin de afrontar con éxito: “el ateismo, el islamismo, el judaísmo, el nihilismo, la nueva Era y la modernidad”, que amenazan con sofocar al cristianismo. http://es.scribd.com/doc/73946749/Jaque-Mate-a-La-Doctrina-Judaizante-de-La-Iglesia

  3. FELICIDADES creo que nos has propuesto PENSAR y bien tenemos derecho ha ser feliz como es posible que el dia de tu boda te prohiben bailar cuando es uno de los dias mas felices de tu vida SI DIOS QUIERE VERNOS FELICES Gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s