¿En verdad somos “buenos”?

Autor: José Jorge Hernandez

 

Máscara by Orlando Valdespino Mont

@piscuintin compadre, es una tristeza lo que está pasando en todo el país, pero somos más los buenos (pero sin pistola) #Saltillo

@nataliagalvanc por favor no digas en donde están los militares, los malitos también tienen twitter, abusado.

Hace unas semanas, Saltillo se vio sacudido por balaceras, en las cuales murieron cinco sicarios, según informes de autoridades; y como el hecho ocurrió a unas cuadras de mi casa, pensé: “Qué bueno que murieron varios de los malos”. Ya en la noche vi las fotos de los caídos y mi pensamiento cambió.

¿Desde cuándo me alegro cuando matan a alguien? ¿Por qué la sociedad se etiqueta como buena y a los delincuentes como malos?

¿La maldad sólo existe del lado de los que matan? ¿La maldad no existe dentro de las autoridades? ¿La maldad tampoco existe en nuestro sistema de Justicia?

Hace años, al leer metafísica supe que el ser es Uno, Verdadero y Bueno; también entendí que el mal es la ausencia de bien y que somos seres humanos finitos y limitados. Por lo tanto, nadie es totalmente bueno, ni totalmente malo. Entonces, ¿por qué etiquetar?

En nuestra vida cotidiana a veces hablamos mal de nuestros compañeros de trabajo, criticamos, descalificamos… En fin, sé que no son iguales los hechos, pero de alguna forma hay ausencia de bien, por lo tanto hay mal.

El tema es complicado, pero entiéndase bien, tampoco defiendo ni justifico a los delincuentes, sólo analizo nuestra conducta para, en lugar de etiquetar, pensar las cosas antes de decirlas.

Bien lo dijo Rosaura Barahona, columnista del periódico El Norte y de donde tomé elementos para reflexionar: “Los mexicanos hemos ido cambiando al perder la tranquilidad disfrutada por años. Hoy tememos por nosotros, por los nuestros, por nuestra colonia, ciudad o país”.

Sé que nuestro país vive el flagelo del narcotráfico, pero también lidia con otro problema de igual o más grande magnitud: la corrupción de algunos funcionarios de alto nivel. ¿Dónde ubicas a los malos y donde a “Los Buenos”?

Volviendo a lo de nosotros: si por las noches hiciéramos un breve análisis de las actividades del día concluiríamos que actuamos de buena manera y que no criticamos a nadie, trabajamos de manera excelente; en pocas palabras, nos calificaríamos como buenos. Suele suceder.

No dudo que hay de delitos a delitos, pero al final el resultado es el mismo: fuiste malo o fuiste bueno.

El mal en las instituciones

Aún no he visto la película “Presunto Culpable”, pero he leído sobre las carencias que tiene nuestro sistema de Justicia y en realidad me aterra; inocentes que son tratados y juzgados como delincuentes y delincuentes que son tratados como inocentes.

Dicen que en segundos te cambia la vida para bien o para mal. ¿A quién no le ha pasado que lo culpan de un ilícito que no cometió? Y muchas veces no tienes ni cómo defenderte.

No niego que uno de mis máximos temores, aparte de morir de repente, es que me fabriquen un delito y me convierta en delincuente; de hecho en México se maneja mucho la frase “eres culpable hasta que se demuestre lo contrario”.

Y si soy inocente y no se demuestra, mi reputación ya se fue a los suelos, eso importa de alguna manera, pero lo que me preocupa es que el mal también se da en las instituciones, en donde a veces los hechos son iguales o más graves que ser narcotraficante o sicario.

Lo afirma la escritora y periodista Anabel Hernández: “Cuando las detenciones son por consigna o por arbitrariedad y no por hacer justicia, el próximo podría ser yo, usted o cualquiera”.

Para no ir tan lejos, veo los casos de Kalimba, de Florence Cassez y hasta el de Juliana Sosa del Toro, la novia de José Jorge BalderasEl JJ”, y quién sabe cuánta gente más, personas quizá inocentes, pero pagando delitos por acusaciones no fundamentadas, pero al final de cuentas acusaciones.

O como lo mencionó Ingrid Betancourt en Montreal: “Peor que la ausencia de justicia y el hecho de no encontrar a culpables, peor que eso es el condenar inocentes”.

No le tengo fobia a las instituciones, ni a las autoridades, sólo me prevengo y reflexiono, pero esa es la realidad que vivimos en el país. Y usted ¿se considera malo o es “bueno”? o ¿qué piensa en realidad?

@jorgeniech

Escrito por: José Jorge Hernández (Saltillo, Coahuila).

Anuncios

2 pensamientos en “¿En verdad somos “buenos”?

  1. Si, es muy triste la realidad que enfrentamos y de alguna manera el Gobierno Federal los enfrenta, pero creo que no hay unión entre políticos para unirse contra la delincuencia. Al contrario, cada partido piensa ya en el 2012 y por lo pronto la cuidadania a sufrir y a tomar precauciones. Ojalá y mejore la situaciony si no es así, pues por lo pronto que no avance y creo que eso ya es ganancia. Gracias por tu comentario.

  2. Es realmente triste lo que está pasando actualmente en el país y esto no pone a pensar y decir “si tengo hijos, que les deparará el destino”, si esto, estamos viviendo actualmente, que pasará despues?. Tienes mucha razon, ¿porque etiquetamos y nos alegramos si alguien muere? ¿Crees que la situación seguirá igual o peor?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s