¿Por qué Leer?

Autor: Adolfo Huerta Alemán

¿Por  qué  Leer?

Parece  una  pregunta  que  raya  en lo trillado y   su  respuesta  pareciera  una  orden bizarro-divina,  aunque no  dudaría  decirle al  que escribió  los  10 Mandamientos  y  afirmó que eran divinos,  que  el  número  6 y 9  no  me  gustan  para  nada,  y  que  faltó  agregar uno;  el  de  LEER.

Recordando  lo  que  nos  dice  Ricardo  León: “Los   Libros  me  Enseñaron  a  Pensar  y  el  Pensamiento  me  hizo  Libre”.

Y  no  olvido  el  preámbulo  de la  voz  de  Natalie  Portman ganadora  del  Oscar  a  la  mejor  actriz  2011    (lo  admito,  me  encanta  más  en  su  papel  de  Lolita,  en  la  película  El  Asesino  Perfecto,  la  recuerdas);  de  una  gran  película  de  culto  de  los Hermanos   Wachowski   V  de  Vendetta: “, , , nos  dicen  que  recordemos   la  Idea,  no  al  Hombre,  porque  a  veces  el  Hombre  falla, , ,   Lo  pueden  atrapar,  lo  pueden  matar  y  olvidar.   Pero   400  años  después,  una  idea  todavía  puede  cambiar   al  mundo.   Yo  he  visto  a  gente  matar  en  su  nombre  y  morir   defendiéndolas”.

No dudo,  que  pierdes  más  Tú,  al no  leer;  se  empobrece  la  vida  íntima,  sentimental,  amorosa,  social  e  intelectual,  y  sobre todo  la  evolución  de  la  sociedad  en  su  conjunto.

Nos  comparte  Harold  Bloom: “Importa,  para  que  los  individuos  tengan  capacidad de  juzgar  y  opinar  por  sí  mismos,  que  lean  por  su  cuenta”. La  lectura nos  sirve  para  prepararnos   al  cambio,  y  la  lectura  es  una  praxis  personal,  muy  pero  muy  personal,  pero  que  puedes  comunicar  en  cualquier  sobremesa  y  con  quieras;  se  lee  para  reflexionar – para  actuar.  Sin  duda  el  leer  es  un  placer  muy  egoísta,  pero  ese  placer  lo  puedes  compartir,  es  cuando  el  orgasmo  es  entre  dos  y  esto  es  donación,  es  compartir,  es  complementarnos,  es  cuando  dejamos  de  ser  individualistas  y  egoístas.

Si  queda  en  nuestro  país  y  en  nuestra  época  una   función  de  la  crítica, será   la  de  dirigirse  a  esos  lectores  que  leen  por  sí  mismos,  pues  el  leer  nos  lleva  a  romper  con  los  prejuicios  que  vas  amontonando  a  lo  largo  de  tu  existencia  y  no  te  permiten  vivir  en  plenitud.  Sí  leemos  a  Rulfo; CortázarShakespeareDanteZola; a  CervantesCamusFoucaultSavaterNeruda;  a  Dickens; a  la  Wolf y  a muchos  más,  es  porque  son  una  verdadera  bendición  y  una  bendición  en  el  más  puro  sentido   judío  de  “Vida  más   plena  en  un   tiempo  sin  límites”; leemos  porque  no  conocemos  a   toda  la  gente  que  quisiéramos;  porque  necesitamos  conocernos   mejor;  porque  sentimos  necesidad  de  conocer  cómo  somos;  cómo  son  los  demás  y   cómo  son  las  cosas.

Resucita  en mí  memoria  aquella  novela  que  me  regaló  una  gran  amigo;  “El  último  lector” de  David  Toscana: “Si  tan  sólo  una  de  esas  señoras  de  Icamole  se  interesara  en  los  libros  las  cosas  serían  diferentes”. ¡Claro!  el  leer  lo  cambia   todo,  de  ver  sólo  tu  pequeña  nariz,  has  de  la  praxis  de  la  lectura abra  tu  pequeño  microuniverso  y  abre  tu  mente  para  romper  tus  límites  y   tus  prejuicios;  te  da   otra  perspectiva;  te  regala   otro  punto  de  vista, te  ofrece  otros  mundos,  hace  que  se  rompa  tu  pequeña  burbuja  en  la  que  vives  enclaustrado   y   esclavizado.   Te  hace  libre  y   volar  sin  la  necesidad  de   fumar  mariguana,  te   hace  una  o  un  pacheco  intelectual.

Leer,  hace  de  tu  rutina  algo  muy  divertido  y  como  dijo  una  Enamorada: “La  rutina  es  para  los  mediocres”. Leer   es  romper  con  el  conformismo  y  la  mediocridad;  es  viajar  por  el   tiempo;  por  la  Historia,  por   historias;  es  disfrutar  la  compañía  de  miles  de  personajes  inolvidables ¿Quién  no  ha  ido  a lado de  Don  Quijote en  busca  de  su  Dulcinea? ¿Quién  no  sufrió  junto al  Hombre  que  lleva  en  su  regazo  a  Ignacio:  qué  no  oyes  ladrar  a  los  perros? ¿Quién  no ha  sentido  miedo  y  sentido  el  terror  de  Poe?  ¿Qué  aventura  no  has  vivido  al  leer?  ¿Qué  amor  no  has  querido  vivir  al  leer? ¿Qué  país  no  has  visitado? El  leer  supera   toda  forma  de  esclavitud – alienación  como  lo  entendía  Marx,  rompe  los   barrotes  del  costumbrismo  sin  sentido.    Se  lee  simplemente  para  ser   eterno;  se  lee  por que  se   busca;  leer  para  pensar;  para  enfrentarse  a  uno  mismo.

Recordando  a  Gabriel  Zaid en  su  ensayo  “Los  demasiados  libros”;  el  leer   nos   permite  hacer  más   llevadera  nuestra  convivencia  diaria,  nos permite  conversar,  es  estar  en  una  constante  apertura  a, , ,:”¿Y  para  qué  leer?  ¿Y  para  qué  escribir?, , ,  para  dejar  de  ser  simplemente  ignorantes,  para  llegar  a  ser   ignorantes   inteligentes“.   La  esencia  de  leer  y  lo  que  importa  es   cómo  se  anda,   cómo  se  ve,   cómo  se  actúa,  después  de  leer.   La  lectura  es  una  constante  lucha   contra  el  aburrimiento,  pues  el   aburrimiento  es  la  negación  de  la  cultura,  y  la  cultura   es  conversación,  animación,  es  inspiración.

La  lectura  es  el  único   vicio  que  no   hace  daño,  que  no   tiene  castigo  y   como   concluye  Zaid: “La  verdadera  función  de  los  libros,  es   continuar  la   conversación  por   otros  medios, , ,  Leer  para  continuar  el  diálogo”. ¡Eso  es!  déjate  de  masturbaciones   mentales:  que  leer  para  ser  más  culto;  para  ser  seudointelectual;  bla, bla, bla! ! !  Leer  para  no  cerrar  el   diálogo  entre  nosotros,  entre  la   humanidad,  para  prolongar  nuestra  comunicación;  entre  Tú  y  Yo.

Me  despido  con  una  frase  de  un  documental  que  le  hacen  a  chicos  y  chicas  en  escuelas  sobre  ¿Por  qué   leer?.

“Me   gusta  leer  y  leerle  a   mí   hermanita,  porque  ella  se  queda  pensando”

Y  en  BATMAN de  1989 del  genio Tim  Burton; Del  Guazón: “Tanto  qué  hacer,  en  tan  poco  tiempo”

Del  GOFO: “Tanto  que  Amar,  tanto  qué  leer,  en  tan  poco  tiempo”.

Escrito por: Adolfo Huerta Alemán (Saltillo, Coahuila).

Anuncios

9 pensamientos en “¿Por qué Leer?

  1. Excelente aporte, Quien deja de leer, simplemente deja de aprender; quien deja de aprender deja de crecer; quien deja de crecer deja de vivir y quien deja de vivir esta condenado a morir. Leer es vivir…

  2. Hace año y medio comenzó un camino el cual todavía ni siquiera he recorrido el 2% después de leer el olor de la guayabas de Marquez, de ahí siguió poe, Kafka, Kiplin, Hemigway, Benedetti, Voltaire, Dickens, Garcìa Lorca, Carlo Ruiz Safon, etc, todavía queda mucho por leer pero como dicen por ahí “la vida es como un concierto de ska, no dejas de tirar madrazos hasta que el saxofón toca la última nota” (nada que ver pero quería terminar así)

  3. COMPRA UN LIBRO, COMPRA CULTURA; NO DEJES NI INTENTES QUE EL ESTADO LO HAGA POR TI. SI LO HACES TE MUERES.
    Omar Escalante Saravia

  4. Es cierto, es necesario leer, pues el que no es capaz de leer un libro, no leerá la enseñanza cotidiana de la vida

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s