Letras del Norte

Blog de Análisis y Reflexión en torno a México y sus síntomas en el contexto de la posmodernidad

La Escultora de XLII

Escrito por: Adolfo Huerta Alemán  

 @GofoAutor

.

.

“Estoy  muy  identificada  con  el  olor  de  la  muerte”.
Kathy  Reichs  su  novela  Testigos  del  Silencio. Ed. PLANETA 1997.

 .

I

Creía  en  la  felicidad,  en  más   de  una  de  ocasión  me  siento  preñada,  tengo  un  empleo  trivial  que  me  mata  cada  día.  Tengo   heridas  que  no  me  he  atrevido  a  sanar.   He  tardado,  más  de  cuarenta  años  en  aceptar  que  soy  infeliz,  soy  una  ordinaria,  mis  prejuicios  rigen  mí  vida,  soy  una  obtusa.

La  existencia  me  asfixia,  poco  a  poco,  como  si  estuviera  en  una  pecera,  de  esas  para   pececillos  antisociales,  me  llega  el  agua  hasta  los  ojos,  casi  me  ahoga,  es  la  vivencia  diaria,  la  vida  es  una  asesina,  por qué,  no  habría  de  ser  así.

Todos  nos  han  engañado,  comenzando   por  mis  padres,  el  gobierno  no  nos  representa,  que  se  vaya  a la  mierda  el  nuevo  PRI,  no  le  creo.

La  iglesia  también,  ha  sido  una  trapacera, es  una  institución  muy  rígida  y  autoritaria,  se  nos  ha   hecho  creer  en  una  fe  administrada  desde  arriba,  y   las   estructuras  psíquicas   de  ese  grupo  de  individuos,  que  por  autodefinición  pretende  representar  de  modo  especial    una  supuesta  Iglesia  de  Cristo,  es  decir  la  jerarquía,  los  que  se  autonombran  administradores  de la  fe,  son  más   bien  funcionarios,  que  determinan  una  realidad  oculta   tras  la  fachada,  las   Iglesias  y  las   religiones,  no  son,  sino,   un  sistema   patógeno  que   requiere  y  genera   estructuras  neuróticas  en  las  personas,  torciendo  el  verdadero  mensaje  humanitario  y  liberador  de  sus  fundadores.

II

¿Habría  que  elegir   una   vida   tranquila,  ordinaria  y  feliz?

III

Lo  único   que  me  ha  permitido  vivir  y   hacer  de  mi  mediocre   existencia,  algo   fuera  de  lo  común,  es  hacer   esculturas  de  plastilina.  Desde  los   cinco   años,  me  ha  fascinado   jugar  con  la  plastilina,  nunca  me  gustaba  ser  la  mamá  en  los  juegos  tontos  con  mis  primas,  y   terminé  siendo  una  de  ellas.

Porque   ni  siquiera,  mi  matrimonio   fallido,  le  dio  un  significado  a  mi  existencia  simple  y  aburrida.  De  ese  matrimonio,  tuve  tres  hijos,   ya   ninguno  vive  conmigo,  todos  se  han  ido  de  mi  casa,  han  desaparecido  a  continuar  su  felicidad.

Me  encuentro  sola,  viviendo  pensando  en  el  pasado  siempre  fue  mejor,  sin  atreverme  a  cerrar   círculos  de  mi  pedigüeña  existencia  y  no  ser  yo  misma,  vivo  con  la  imagen  que  creen  que  soy  para  los   demás.   Ahora  me  la  paso  horas  y  horas  en  el  Facebook.

IV

De  vez  en  cuando,  ella  se   burla,  de  alguien  que  le  manda  mensajes  a  su  teléfono  móvil,  mensajes  bonitos  y  llenos  de  amor;  ella  diría:  mensajes  cursis  y  falaces.   En  su  soberbia,  ella  cree,  que   todas  las  mujeres   tienen  quien  les  mande  mensajes  a  sus  celulares.

Había  transcurrido  buen  tiempo  que  la  inspiración  no  le  sorprendía.

V

Cuando  le  vi  por  primera  vez,  me  gustó,  tenía  mucho  tiempo,  desde  mi  divorcio  que  nadie  despertaba  mis  sentimientos  y  pasión,  tal  vez,  cautericé  mi  sensibilidad,  me  habrían  hecho  creer  que  el  matrimonio  era  para  toda  la  vida,  tal  vez  sí,  pero  cuando  eliges  a la  persona  correcta,  en  mi caso  no  fue  así,  nada  más  me  casé  para  que  sacara   tres  hijos  el  donador,  porque  ni  siquiera  me  animo  a  llamarle  ex marido.

No  recuerdo  cuando  fue  la  última  escultura  de  plastilina  que  hice, pero   cuando  le  vi  a  él,  me  llegaron  las  ganas,  cual  si  fuera  un    orgasmo,   que  últimamente  no  sé  cómo  se  siente  uno  de  ellos.    Me   volvió  la  imaginación  para  crear  otra  escultura.   Son  muy  especiales  para  mí.  Mis  creaciones,  no  a   cualquiera  le  regalo  una  de  mis  esculturas,  no  sé  si  sea  mí  ego,  o  porque  las  considero  únicas,  es  mí  arte,  y  no  son  como  esas  copias   baratas  de   origen  chino.   Aunque  no  sea  reconocida  como  una   artista  plástica,  valoro  mucho  mis   creaciones,  pues  me  hacen  sentir  viva  y   única.

Cuando  rompí  el  hielo  con  él,  al  otro  día  le  invité a  almorzar,  fue  allí   donde  le  di  mi  escultura.  Le  sorprendió, pero  fui  la  más  asombrada,  pues  tenía  más  prejuicios  moralinos   que  mi   abuela   tradicionalista  católica  y  romana.

Lo   primero  que  me  dijo  es, que  mi  escultura  era  pornográfica,  se  me  esfumó  hasta  la  sangre  de  mi  menstruación  en  ese  momento,  casi  se  la  aviento  en  su  cara.   Me  calmé,  y   traté  de  ser   inteligente  como  mujer  que  soy,  le  expliqué  el  significado  de  dicha  escultura,  no  tendrías  que  ser  muy  hábil  mentalmente,   para  captar  la  imagen.

La  escultura  es  un  desnudo,  la  plastilina  el  color  que  elegí,  fue    blanca.  Representa  a  un   hombre  de  pie,  como  si  estuviera  alejándose  y  una  mujer  en  posición  casi de  rodillas,  pero  no  en  forma  de  súplica,  sino  como  entregándose  a  él,  eso  era   todo.   A  eso,  él  le  llamo  vulgarmente  pornográfico,  y  pensé  que  tenía  prejuicios,  pero   él,  si  que  tiene  más  prejuicios  que  mi  tía,  la  que  me  amarraba  las  manos  en  misa,  para   no  estar  haciendo  monitos   de  plastilina, en  el  sermón  aburrido  del  cura  de  la  parroquia.

Empero,   terminó  aceptando  mi  escultura,  pensé  ingenuamente  que  le  tomaría  cariño  y  que  la  tendría  en  su  cuarto.

VI

No  sé,  si  estaba  ya  escrito  o  es  el  destino  maldito,  terminé  en  una  ocasión  almorzando  en  la  casa  de  sus   papás.  Fue  cuando  el  papá  de  él,  me  llevo  a  su   lugar   predilecto,  que  es  su  bodega  donde  guarda  sus  secretos  y   cosas  inservibles.

VII

Una   piensa  que  ha  vivido  lo  peor  de  su  vida  cuando  la  abandonan  por  una  más  joven  que  una,  pero  no,   hay  cosas  peores.

VIII

¡No  podía  creer  lo  que   había  allí  en  esa   bodega!

IX

Era  mí  escultura  que  había  creado  con  tanto  amor  y  pasión,  que  ya  no  creía  en  esos  sentimientos,  habían  resucitado  con  él,  y  se  lo  traté de  dar  en  una  de  mis esculturas.  Estaba  allí  en  el  suelo,  llena  de   polvo,  tirada  sin  ningún  valor.   Me  llené  de  rabia,  haría  una  escena  ¡No!  Mejor  lo  voy  a  invitar  a  cenar  a  mi  casa.

X

Ella,   una  vez  más,  en  su  medianía  existencia,  se  había  atrevido  a  creer  en  el  amor  por  él  y  le  hizo  una  escultura.   En  su  ingenuidad  no  sabía  ella,  que  esa  escultura,  la  haría  tal  vez,  inmortal,  o  la  empujaría  a   romper  con  sus  prejuicios  por  primera  vez.

XI

Cenando  con  él,  le  pregunte  por  la  escultura  que  le  regalé,  casi  se  le  atora  el  pedazo  de  carne  asada  a  la  plancha  en  su  garganta.   Sus   ojos  me  evitaron   como  si  estuviera  el  mismo  Hijo  de  Puta  de  Dios  frente  a  él.    Ya  estaba  muy  enojada,  eso  se  nota  verdad,  ya  había   tomado  la  decisión,  pero  algo  en  mi  interior  me  decía  que  escuchara  su  versión,  tal  vez,  le  perdonaría.

No  daba  crédito  a  lo  que  oía,  era  el  argumento  más  estúpido  que  había  escuchado  en  mi  existencia,  ni  siquiera  un  niño  daría  eso  como  una  verdad.

Tranquila  me  puse  atrás  de  él,  como  conciliadora,  para  darle  confianza  de  haber  creído  en  su  mentira.  Ya  cargaba  con  un  bisturí  de  mi  ex esposo,  pues,  es  médico  de  profesión.  Fue  cuestión  de  segundos,  para  enterrárselo   en  el  cuello  y  abrir  su  garganta,  para  dar  con  su  vena  yugular,  dejar  escapar  su  alma  con  toda  su  sangre.   La  sangre  lleno  todó  el  plato  donde  estaba  la  cena, parecía  parte  del  menú.   Poco  a  poco,  se  fue  desinflando  su   gran  cuerpo.

La  carne  se  la  di  al  perro,  comió   casi  por  dos  semanas,  eso  le  va  bien,  pues  el  pobre  se  aburría  de  comer  alimento  para  animales  caninos.  Aunque,  después  de  eso,  se  murió  el  perro,  no sé,  si  fue la  carne  del  maldito  mal  parido,  o  porque  no  estaba  acostumbrado  a  comer  carne  tan  seguido.

Los  huesos  se  los  di  a  mi  ex pareja,  para  que  los  donara  a  la   facultad  de  medicina. Con  sus  cabellos  largos,  los  regalé  a  una  Iglesia,  y  se  los  pusieron  a  una  imagen  de  la  virgen  María  Patrona  de  las  Dejadas.

XII

Lo  que  utilicé,  fue  la  grasa  de  su  cuerpo   y  la  sangre,  para  crear  mi   nueva  obra.

XIII

Mira,  que   la  existencia,  en  más  de  una  ocasión  te  juega  bromas,  lo  que  nació  de  esa  rabia  y  de  ese  asesinato,  si  lo  pueden  llamar  así,  pues  para  mi,  fue  hacer  justicia   y  un  favor  a  la  sociedad,  para  borrar  de  la  faz  de  la  tierra,  alguien  que  no  sabe  valorar  el  verdadero  arte.

Mi  nueva  creación   está  de  gira,  en  una  serie  de  museos  de  arte  contemporáneo  del  país,  y  próximamente  estará  en  el  extranjero.  Ahora  soy  una  artista  plástica  reconocida  y  famosa,  después  de  todo,  tendré  una  casa  preciosa,  con  una  gran  sala  para  trabajar  mis  nuevas  esculturas,  con  una  amplia  biblioteca  que albergue  mis  numerosos  libros, con  un  jardín  precioso.

“parecía  la  momia  de  una jovencita.  Interiormente,  hacía  mucho  tiempo  que  estaba  muerta”.

Patrick  Süskind  su  novela  El  Perfume Historia  de  un  Asesino. Ed. Seix Barral 1985.

@GofoAutor

gofo_04@hotmail.com

Facebook  Adolfo  Huerta  Aleman.

About these ads

4 comentarios el “La Escultora de XLII

  1. Alma
    24 julio, 2012

    Tiene toda la razón, Louise Bourgeois.
    El arte surge de la vida. El arte surge de las dificultades, ” ESTE ES EL ARTE”.
    En Mí vida he tenido tres Grandes escultores, el primero le fue dando forma a mi alma y espíritu, el segundo, a mi conocimiento y el tercero a Mí cuerpo lo fue esculpiendo poco a poco hasta formar y encontrar la esencia de la Mujer que soy, en Mí feminidad.
    Hoy me encuentro en mi nueva casa sola disfrutando de las satisfacciones de mis más grandes obras de arte, que son reconocidos por las personas que los conocen dentro y fuera del país y estas bellas obras son mis hijos…

    Hace poco tiempo pinte un cuadro en acrilico dando honor al cuerpo del tercer escultor en el cual me deleito, desde el momento que sus manos me tocaron para moldearme, El se fundio con Mi cuerpo formando una misma esencia que permanece en mí, formando esa bella pintura, que me transporta al extasis del orgasmo aunque para El ya no existo.

    Doy Gracias a los tres Escultores pues era una piedra en bruto, e hicieron de Mí un Gran Ser Humano, pleno y feliz con la vida.

    ” Porque logro juntar todo en uno logrando una Metamorfosis “.

  2. Juanita Banda
    24 julio, 2012

    MUCHAS GRACIAS trasmitirme tu gran AMOR a la vida GRACIAS.

  3. Gofo
    24 julio, 2012

    “Para Mí, la escultura es el cuerpo. Mí cuerpo es la escultura” DE Louise Bourgeois.
    GRACiAS por darte siempre tiempo para LEER y por compartir, el conocer otro punto de vista, nos invita a liberarnos de nuestros prejuicios, para ViViR en plenitud. GRACiAS! ! !

  4. Juanita Banda
    23 julio, 2012

    Aun Recuerdo cuando recibi como detalle una ESCULTURA fue una tarde de domingo de ramos del 2002. Era Hermosa y lo sigue siendo apesar de que en mi ciudad hay una temperatura de casi 48 grados.Mi caso es diferente , La mia esta en el lugar mas alto de mi pequeño librero a un lado algunos de mis libros y tambien la acompaña el septimo arte . y la admiro antes de dormir y conservo con mucho cariño entonces puedo decir que recibido detalles ,pero ninguno como la ESCULTURA y puedo decir que es el mejor detalle de mi vida y tambien que EL AMOR hace maravilloso el existir. MUCHAS GRACIAS a su creador .GRACIAS por lo escrito.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 21 julio, 2012 por en Adolfo Huerta Alemán y etiquetada con , , , , , .
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 383 seguidores

%d personas les gusta esto: