Letras del Norte

Blog de Análisis y Reflexión en torno a México y sus síntomas en el contexto de la posmodernidad

No es lo mismo un pedo de Lucerito que un Pedo de Kim Kardashian (Oda al Pedo)

Autor: Carlos Moreno

"De lo simple a lo complejo" by Ramon E. Calzadilla


La verdad, ya me harté de conversar sobre los horrores de la violencia…
Vamos a pensar, en cambio, en hacer algo. Lo que sea. Menos quedarnos quietos.
Jorge Villegas (Nuevo León)

No es políticamente correcto hablar de ello, todos lo hacemos, es un secreto a voces, “Homo-Pedus”. Un pedo, una flatulencia, un gas, viento, ventosidad;  todos nos los echamos, pero todos lo ocultamos, hasta Lucerito. Me gusta fantasear pensando que hasta López Dóriga, Felipe Calderón, el Papa Benedicto XVI, Angelina Jolie, Brad Pitt y demás se avientan un pedo.

El pedo es un gas incómodo, no lo podemos expulsar cuando hay gente, sobre todo gente extraña, ¿se imaginan un sujeto aventarse un pedo en plena reunión sindical? seguramente causaría bochorno, sería motivo de escarnio o ya de perdido causaría cierta hilaridad. La cosa cambia cuando uno está en familia, el pedo sale libre, por eso dicen que la familia apoya, la familia contiene, en la familia uno se sincera y se avienta un pedo.

 La flatulencia adquiere diferentes matices, tonalidades, sonidos y olores, no es correcto aventarse un pedo en una reunión, en una junta, en el trabajo y mucho menos en un restaurante, todos voltearían a ver quién hizo esa asquerosidad no tan graciosa (que todos lo hacen) pero cómo es posible que él se atreve si nosotros respetuosamente hemos reprimido ese gas incómodo.

Y pensar que Kim Kardashian también se avienta sus pedos, sus gases, sus flatulencias. El pedo o la flatulencia no es privativa del ser-mexicano, como lo hicieron creer aquella vez los conductores de “Top Gear”. El pedo, el gas, la flatulencia es común en los seres vivos, recuerdo haber leído que los gases que las vacas expiden están causando graves daños en la capa de ozono.

Un pedo retenido causa daños estomacales, allí es precisamente cuando aplica eso de “preferimos quedar bien con el otro a costa de nuestra felicidad”, retenemos el pedo, como si de ello dependiera el futuro de la Nación, y si el pedo algún día llegara a salir, esa persona cargaría por años el mote de “pedorro”.

Un pedo todos nos lo aventamos, igual que un palito, pero hay que saber en dónde aventárselo, eso por cuestiones culturales, aunque también es sabido que una comunidad tribal prefiere esconderse para comer, porque para ellos el acto de comer es un acto privado, en cambio la relación sexual la llevan a cabo en cualquier lugar público.

¿Quién se puso de acuerdo para censurar al pedo? Un pedo no lo podemos actuar, no lo podemos expulsar por su orificio original, pero si podemos andar por la vida con el pedo en otro orificio corporal, me refiero a la boca, andamos con el “pedo” en la boca: ¿”que onda wey, qué pedo”. “Nombre, ese wey es bien pedote” “no me la hagas de pedo”, “No hay pedo, somos camaradas”. Todas esas frases y las que se acumulen sirven para satisfacer la necesidad de aventarse un pedo, si no se puede por la vía original, pues nos conformamos con hacerlo verbalmente, para evitar aquello de “lo que no se habla se actúa”.

¿Qué por qué escribir sobre la filosofía-teología-psicología-metafísica del pedo? Por el hartazgo que causa el estar al pendiente de los “pedos” en los que nos metió la “lucha” contra el Narco de Felipe Calderón. Considero más relevante hablar sobre el “pedo” que seguir derrochando tinta ante semejante estupidez de un “Pedo”.

Así que cuando un mortal se quiera creer la divina garza o la última coca-cola en el desierto, solo imagínalo aventándose sus pedos al aire. Cosas de la Vida.

@CarlosLector

Escrito por: Carlos Arturo Moreno De la Rosa (Monclova, Coahuila. Mx.)

4 comentarios el “No es lo mismo un pedo de Lucerito que un Pedo de Kim Kardashian (Oda al Pedo)

  1. Angélica Hz Morales
    30 octubre, 2011

    “La divina garza”, y por el tema de acordé de aquello de “se cree la gran caca”… Sin duda, concuerdo; para como están las cosas prefiero leer de pedos que de ese “Pedo”, con mayúsculas para que no nos vayan a censurar por faltarle al respeto.

  2. Mirco V. Tonero.
    22 junio, 2011

    ¿Que “pedo” con esta nota?

    No hay nada mas satisfactorio el escuchar y oler una expulsión de gas de tu propio hijo(a) en los primeros meses de vida, cuando se remolinea por un fuerte dolor en su estomaguito, cuando su llanto no cesa, sus ojitos llenos de lágrimas y un grito desesperado por el fuerte dolor que está padeciendo, su frente con las venas resaltadas y su rostro, un rostro rojo por el esfuerzo.
    Es una desesperación muy fuerte, finalmente la expulsión, GRACIAS A DIOS, ha sido “un pedito atorado” … Bendito Pedo!! y… con el pedo viene la calma (aunque suene paradójico).

  3. Mariano
    20 mayo, 2011

    Jajajajaja, no acabo de reirme, pero es asombrosa la razón que se tiene y la elegancia al expresarlo, saludos y felicidades a todos los Psicologos, y los psicolocos, jajajaja, y sin hacer tanto “viento” jajaja, sigan disfrutando de su profesión, y sirviendo desde ella a formar mejores personas. Ánimo

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 20 mayo, 2011 por en Carlos Moreno De la R. y etiquetada con , , .
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 425 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: